Issuu on Google+

UNIVERSIDAD DE IBAGUÉ

Revista de Trastornos Psicológicos de la Adolescencia _____________________

Volumen 1 No. 1 - 2013

NOVIEMBRE

DE

2013

UNIVERSIDAD DE IBAGUÉ

Revista de Trastornos Psicológicos de la Adolescencia

DIRECTOR IVONNE RODRIGUEZ

Volumen 1 No. 1 – 2013

NOVIEMBRE DE 2013

COMITÉ EDITORIAL: COMITÉ CIENTÍFICO: IVONNE MARITZA RODRIGUEZ LINA MARÍA HERNÁNDEZ OSCAR OVALLE PEÑA

DIRECTOR: IVONNE MARITZA RODRIGUEZ DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN: NADIA KATALINA SUÁREZ MOSQUERA IMPRESIÓN: PRISMA PRINT AUTORES: KATHERINE PRADO GUZMÁN LEIDY YOHANNA MORENO TORRES LEIDY ALEXANDRA RIVERA MADRIGAL DANIELA SERRATO ALVAREZ NADIA KATALINA SUÁREZ MOSQUERA

UNIVERSIDAD DE IBAGUÉ-FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Carrera 22 Calle 67 Barrio Ambalá Pagina web: http://www.unibague.edu.co Centro de Contacto: +57 ( 8 ) 270 9444 Línea Gratuita Nacional: 018000 91 0277 - Ibagué - Colombia.

Edición No. 1, Noviembre de 2013 ISSN 0120-0534 Se autoriza la reproducción de los textos citando la fuente.

CONTENIDO INTRODUCCIÓN ..................................................................................................................... 1 TRASTORNOS PSICOLÓGICOS DE LA ADOLESCENCIA

TRASTORNO NEGATIVISTA/OPOSICIONISTA DESAFIANTE EN ADOLESCENTES: UN ACERCAMIENTO A LA ETIOLOGÍA, CARACTERÍSTICAS, EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO..................................................................................................................... 2 Evaluación .......................................................................................................................................5 Tratamiento.................................................................................................................................... 6

TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR EN ADOLESCENTES ............................................... 8 Etiología.......................................................................................................................................... 9 Consecuencias ............................................................................................................................... 10 Evaluación ...................................................................................................................................... 11 Diagnóstico .................................................................................................................................... 11 Tratamiento................................................................................................................................... 12

TRASTRONOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA ANOREXIA Y BULIMIA .............. 15 Etiología......................................................................................................................................... 15 Prevalencia .................................................................................................................................... 15 Anorexia Nerviosa ......................................................................................................................... 16 Bulimia Nerviosa ........................................................................................................................... 17 Tratamiento................................................................................................................................... 18

PREVALENCIA, EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO DEL TRASTORNO DE FOBIA SOCIAL EN LA ADOLESCENCIA ..................................................................................... 20 Etiología......................................................................................................................................... 22 Evaluación ..................................................................................................................................... 22 Tratamiento................................................................................................................................... 23

SINDROME DE ASPERGER EN ADOLESCENTES ........................................................... 25 Evaluación .................................................................................................................................... 26 Diagnóstico ................................................................................................................................... 27 Consecuencias .............................................................................................................................. 28 Intervención ................................................................................................................................. 28

INTRODUCCIÓN La adolescencia corresponde a un período de la vida comprendido entre los 10 y 20 años en el que se presentan transiciones complejas (Papalia, Olds, Feldman, 2009), y si bien en esta etapa se ponen en práctica valores aprendidos en la primera infancia , es una etapa en la que el crecimiento y el cambio se reflejan en una necesidad imperante del desarrollo de capacidades sociales y racionales que permitan mediar con el entorno de una manera cada vez más independiente (UNICEF, 2002; Papalia et al., 2009). Si bien la adolescencia comprende cambios corporales, también implica cambios a nivel emocional, cognitivo, conductual, social, familiar, los cuales no son manejados con facilidad por parte de algunos jóvenes, lo cual afecta de modo significativo su funcionamiento a nivel general. La revista trastornos psicológicos de la adolescencia tiene como objetivo presentar las generalidades del Trastorno Negativista Desafiante, Trastorno Depresivo mayor, Trastorno de la Conducta Alimentaria y Fobia Social, los cuales son algunos de los trastornos que presentan mayor prevalencia en esta etapa de la vida, por tanto se expondrán de modo general las principales características de estos trastornos, tales como su etiología, evaluación, diagnóstico y tratamiento, con el fin de que la comunidad logre identificar la manifestación de éstos para facilitar la intervención

oportuna

por

parte

de

los

profesionales

de

la

salud

psicológica.

1

Trastorno Negativista/Oposicionista Desafiante en Adolescentes

TRASTORNO NEGATIVISTA/OPOSICIONISTA DESAFIANTE EN ADOLESCENTES: UN ACERCAMIENTO A LA ETIOLOGÍA, CARACTERÍSTICAS, EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO Katherine Prado Guzmán Universidad de Ibagué RESUMEN En la adolescencia debido a los cambios físicos, psicológicos, cognitivos, sociales y a que se adquieren nuevas ideas, valores y se está en el proceso de construcción de identidad de sí mismo, los jóvenes son más vulnerables a desarrollar trastornos psicológicos, uno de ellos es el trastorno negativista/oposicionista desafiante (TND), el cual se caracteriza por ser un patrón de comportamiento negativista, hostil y desafiante dirigido a los padres y a las figuras de autoridad. El objetivo del presente artículo es ofrecer un acercamiento a la etiología características, evaluación y tratamiento del TND, ya que se ha encontrado que esta problemática en ocasiones tiene un efecto negativo en toda la dinámica familiar, así mismo es relevante indagar y describir este trastorno con el fin de conocer cuál es la mejor estrategia de intervención y así evitar que se desarrollen otros problemáticas que afecten más al adolecente y su entorno.

Introducción En

la

generalidades, avances en el diagnóstico,

adolescencia

se

presentan

determinados comportamientos que son típicos de esta etapa de la vida, como

formas de evaluación y tratamiento de este trastorno. Los adolescentes que presentan un

discusiones con los padres acerca de los

trastorno

amigos, permisos, forma de vestir, entre

generalmente son agresivos, tienen

otras cosas; sin embargo, algunos de estas

actitud desafiante, discuten con frecuencia

conductas pueden constituir un trastorno

las ordenes que se les dan, hacen muchas

psicológico, un ejemplo de ellos es

veces lo contrario a lo que se les indica, se

trastorno

oposicional

o

el

negativista

comportan

negativista

de

forma

desafiante

obstinada

una

y

desafiante (TND- TOD), el cual ocurre en la

provocativa, pero

sin llegar a realizar

infancia y adolescencia temprana (Soutullo,

violaciones graves de los derechos de las

2007), a continuación se presentan las

2

Trastorno Negativista/Oposicionista Desafiante en Adolescentes

personas y de las normas sociales (Soutullo,

significativo de la

2007).

académica o laboral. No se establece el diagnóstico

si

actividad

el

social,

trastorno

del

Para dar mayor claridad y especifidad

comportamiento aparece exclusivamente

frente a la sintomatología del TND, a

en el transcurso de un trastorno psicótico

continuación se presentan los criterios

o de un trastorno del estado de ánimo, o

diagnósticos propuestos en el DSM- IV

si se cumplen criterios de trastorno

(APA, 1994):

disocial o de trastorno antisocial de la

“Consiste en

un patrón recurrente de

comportamiento negativista, desafiante,

personalidad (en un sujeto mayor de 18 años)” (p 98-99).

desobediente y hostil, dirigido a las figuras de autoridad, que persiste por lo

Con relación a la etiología del TND,

menos durante 6 meses y se caracteriza

existen varias hipótesis y factores que

por la frecuente aparición de por lo

intervienen en su estructuración.

menos

factores

4

de

los

siguientes

genéticos

y

ambientales

Los se

comportamientos: accesos de cólera,

comportan como protectores o amenazantes

discusiones

para el desarrollo del TND (Ortiz, Giraldo y

con

adultos,

desafiar

activamente o negarse a cumplir las

Palacio, 2008).

demandas o normas de los adultos, llevar a

cabo

deliberadamente

que

Desde una postura conductista la mala

molestarán a otras personas, acusar a

conducta es la consecuencia de prácticas

otros de sus propios errores o problemas

parentales inadecuadas (inconsistentes, no

de comportamiento, ser quisquilloso o

contingentes), por tanto el adolescente ha

sentirse fácilmente molestado por otros,

aprendido

mostrarse iracundo y resentido o ser

oposicionista/negativista resulta eficaz para

rencoroso o vengativo. Para calificar el

manipular a los adultos con el fin de que

trastorno

cumplan sus deseos (Rigau, García, Artigas,

negativista

actos

desafiante,

los

comportamientos deben aparecer con más

que

la

conducta

2006).

frecuencia de la típicamente observada en sujetos de edad y nivel de desarrollo

Por otra parte, los adolescentes que

comparables, y deben producir deterioro

buscan el placer en actividades que implican

3 2

Trastorno Negativista/Oposicionista Desafiante en Adolescentes

estímulos de alta intensidad o novedad, que

en el hogar (Cardo et al., 2009), además el

presentan

ausencia

humor

desinhibición

social,

de

miedo

de

un

adolescente

con

esta

mayor

problemática mejora cuando logra salirse

conducta antisocial y desafiante (Viñas,

con la suya o cuando se encuentran con sus

González, García, Claustre & Casas, 2011),

amigos (Soutullo, 2007).

además

los

cuentan

y

adolescentes

con

mayor

sentimiento de frustración presentan mayor sintomatología, lo cual puede ser causado por la dificultad para controlar las respuestas emocionales cuando se presenta una elevada predisposición para que se den (Frick & Morris, 2004 citados en Viñas et al. 2011).

Se ha encontrado que el TND es entre 2 y 3 veces más frecuente en niños que en niñas (Soutullo, 2007), es decir que se observa mayor conducta desafiante en chicos, lo cual puede ser atribuido a que las chicas muestran una menor agresividad expresada en actos externos y la conducta es más encubierta, más relacional y menos

El TND se mantiene en el tiempo, éste

disruptiva en clase, con manifestaciones

alcanza su máxima expresión en edades

tales como insultos, extender rumores y

entre 13-15 años (Emberley y

aislamientos sociales,

Pelegrina,

los cuales son

2011; Viñas et al., 2011), lo anterior es

comportamientos más sutiles y difíciles de

consistente

características

detectar (Cardo et al. 2009; Trepat y

emocionales y afectivas típicas de la

Ezpeleta, 2011). En este sentido cabe señalar

adolescencia como son el incremento del

que las diferencias pueden deberse a las

enfado, pérdida de la paciencia con facilidad

formas de socialización que reciben las

y la discusión con los adultos, así mismo,

niñas

características

la

Williams y Anderson, 1992 citados en

manipulación y generación de problemas de

Emberley y Pelegrina, 2011), ya que es

desorganización familiar son típicas en los

más común y aceptable en los varones

adolescentes

las

observar la tendencia a presentar conductas

conductas características de este trastorno

oposicionistas y emociones perturbadoras

son más frecuentemente dirigidas a niño(as)

como la ira y burla (Bird, 2006; Chaplin,

y adultos que el sujeto conoce bien y con los

Cole y Zahn-Waxler, 2005 citados en Trepat

que comparte mayor tiempo, por tanto la

y Ezpeleta, 2011).

con

las

como

que

tendencia

presentan

a

TND,

y

los

niños

(McGee,

Feeham,

presentación de estas conducta son mayores

4 2

Trastorno Negativista/Oposicionista Desafiante en Adolescentes

Finalmente, ciertos estudios han tratado

observan diferencias según el grupo de edad

de identificar los déficits cognitivos que

(Viñas et al. 2011) por tanto los métodos y

subyacen en el TND, haciendo énfasis en las

estrategias de evaluación deben adaptarse a

funciones

la edad del evaluado.

ejecutivas

implicadas

en

el

desarrollo de las conductas disruptivas, dentro de estas se incluye la memoria de trabajo, la autorregulación, la flexibilidad cognitiva o capacidad de cambio y la habilidad para resolver problemas mediante la planificación y la organización (Ortiz, et al. 2008).

Para la evaluación clínica del TND, es importante que

el psicólogo realice un

enfoque comprensivo del comportamiento del sujeto, para así identificar el desorden y distinguirlo de otros, además éste deberá evaluar los riesgos individuales, familiares y comunitarios (Ortiz et al. 2008).

Evaluación

Se debe entrevistar al adolescente

y

De acuerdo con Rigau et al. (2006),

observar la actitud de éste con los padres,

lo primero que se debe hacer al inicio de

desde el momento en el que ingresan al

cualquier

es

consultorio, si presenta mayor ansiedad al

diferenciar si la conducta del adolescente se

separarse de ellos, si obedece las órdenes

encuadra en una variante de la normalidad o

que éstos le dan en la consulta y si obedece

si se debe considerar patológica, esto

a las indicaciones del evaluador, por tanto

teniendo

de

para que se realice una buena evaluación, el

persistencia, frecuencia e intensidad. Así

psicólogo debe emplear más de un método

mismo, es de gran importancia tener en

de observación, como entrevistas, escalas de

cuenta que los trastornos comportamentales

valoración, evaluación neuropsicológica y

como en el caso del TND provocan

reportes escolares (Ortiz et al. 2008).

intervención

en

cuenta

conductual

los

medidas

desajustes familiares y problemas escolares de gran importancia (Emberley y Pelegrina,

Para la evaluación de este trastorno se

2011), por tanto es indispensable que dentro

puede hacer uso de instrumentos como: el

de la evaluación se integre la información

Youth’s Inventory-4 (Gadow y Sprafkin,

que los padres y maestros brinden. De igual

1999), el cual es un cuestionario tipo

forma, se debe tener claro que en la

autoinfome

sintomatología negativista desafiante, se

trastornos emocionales y de conducta en

que

permite

identificar

5 2

Trastorno Negativista/Oposicionista Desafiante en Adolescentes

adolescentes de 12 a 18 años (Viñas et al.,

la intervención de los padres a través de

2011); la Diagnostic Interview for Children

unas

and

sistematizadas,

Adolescents-IV

(DICA-IV)

(Reich,

pautas

muy

estructuradas

y

las estrategias que se

Shayka & Taibleson, 1991), que es una

emplean están dirigidas

a

reducir

la

entrevista diagnostica semi estructurada

terquedad, el comportamiento oposicionista

basada en los criterios del DSM-IV, la cual

y aumentar las conductas de colaboración

está disponible en tres versiones: para niños

(Rigau et al., 2006).

(8-12 años), para adolescentes (13-17 años)

Las intervenciones conductuales y

y para padres; el Child Behavior Checklist

cognitivos-conductuales resultan eficaces

(CBCL) para padres y el Youth Self-Report

para el tratamiento de TND, sin embargo,

(YSR) para jóvenes entre 11 y 18 años

para

(Achenbach & Rescorla, 2001) (Trepat y

importante una buena relación terapéutica,

Ezpeleta, 2011).

pero

el éxito

los

de

la

intervención es

manuales

no

abordan

adecuadamente cómo un terapeuta debe contratar a un adolescente y su / su familia

Tratamiento Desde un enfoque conductista, los

en el tratamiento (Karver

programas de intervención para el trastorno

2010).

negativista desafiante

abarcan todos los

recomendado es multimodal y extensivo, en

contextos: familiar, escolar y del propio

donde se tengan en cuenta enfoques

sujeto,

psicoterapéuticos individuales y familiares,

generalmente

los

modelos

de

Finalmente,

& Caporino,

intervención conductual parten del análisis

medicación

de

Remsing, 2007).

la

conducta

mediante

el

enfoque

denominado ABC (antecedents, behaviour, consequences); desde un enfoque cognitivo, se ha utilizado el

Collaborative Problem

Solving (CPS), desarrollado por

Greene

(1998) (Rigau, García, Artigas, 2006).

Uno

de

los

programas

más

utilizados es el Defiant Children, adaptado por Barkley (1999), en donde se contempla

y

el

socioterapia

tratamiento

(Steiner

&

REFERENCIAS Asociación Americana de Psiquiatría (1994). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. 4th ed. Washington, D.C Asociación América de Psiquiatría. Cardo, E., Meisel, V., García, G., Palmer, C., Riutort, L., Bernad, M. y Servera, M. (2009). Trastorno negativista desafiante: aspectos

6 2

Trastorno Negativista/Oposicionista Desafiante en Adolescentes

relacionados con el sexo y el evaluador. Revista de Neurología, 48 (2), 17-21.

Trepat, E. y Ezpeleta, L. (2011). Sex differences in oppositional defiant disorder. Psicothema, 23(4),666-671.

Emberley, E. y Pelegrina, M. (2011). Prevalencia, sintomatología y distribución del trastorno negativista desafiante. Psicothema, 23(2), 215220.

Viñas,F., González, M, García, Y., Claustre M. y Casas F. (2011). Comportamiento perturbador en la adolescencia y su relación con el temperamento y los estilos de afrontamiento. Psicothema, 24( 4), 567-572.

Karver, M. & Caporino, N. (2010). The Use of Empirically Supported Strategies for Building a Therapeutic Relationship With an Adolescent With Oppositional-Defiant Disorder. Cognitive and Behavioral Practice, 17(2), 222–232. Ortiz, B., Giraldo, C. y Palacio, J. (2008). Trastorno oposicional desafiante: enfoques diagnóstico y terapéutico y trastornos asociados. Iatreia, 21(1), 54-62. Rigau-Ratera, E., García, C. y Artigas, J. (2006). Tratamiento del trastorno de oposición desafiante . Revista de Neorologia, 42 (2), 83-88. Soutullo, C. (2007). Manual de diagnostico y tratamiento del TDAH. Madrid: Medica Panamericana. Steiner, H. & Remsing, L. (2007). Practice parameter for the assessment and treatment of children and adolescents with oppositional defiant disorder. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, 46(1), 126–141.

7 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR EN ADOLESCENTES Nadia Katalina Suárez Mosquera Universidad de Ibagué RESUMEN El Trastorno depresivo mayor (TDM), es uno de los trastornos que presenta mayor prevalencia en la población adolescente, el cual se caracteriza por ser una enfermedad que afecta de forma negativa el estado de ánimo de quien la presenta. Según Puello (2010), la depresión en los adolescentes puede iniciar con un estado de indiferencia ante las actividades que antes eran de interés, seguido por sentimientos de tristeza no persuasibles y persistentes en el tiempo, de inseguridad que abarcan falta de confianza, problemas en la toma de decisiones, y pesimismo el cual conduce a pensamientos de devaluación como inutilidad. En el siguiente artículo se expondrán las principales generalidades del TDM en adolescentes, tales como etiología, consecuencias, evaluación, diagnóstico y tratamiento.

Palabras clave: Depresión mayor, adolescencia, tratamiento. y Villaseñor, 2005), temor inexplicable e irritabilidad (Puello, 2010). Sumado a lo

Introducción La depresión Mayor o Trastorno

anterior se ha encontrado que problemas

depresivo mayor (TDM), ha sido definido

económicos, cambios en las formas de vida,

como una enfermedad que afecta el estado

falta

de ánimo de la persona de forma negativa,

(soledad) y dificultades para establecer

puesto que la funcionalidad de ésta se ve

relaciones sociales y afectivas son algunas

altamente afectada, producto de la perdida

de las causas de este trastorno (Puello,

de autoestima y del interés por la realización

2010).

de

actividades

de

padres

En los últimos años, este trastorno ha

tristeza,

sido catalogado como uno de los trastornos

inutilidad, desanimo (Baena, Urbina, Juárez

con mayor prevalencia en los adolescentes

de

placenteras

acompañamiento

y

sentimientos

antes

de

desesperanza,

8 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

(Puello, 2010), puesto que se ha encontrado

jóvenes

que los jóvenes componen la población más

acompañada de otros trastornos como el de

vulnerable a la depresión entre el 27 y 40%

ansiedad tienen un funcionamiento más

de la población clínica (American Academy

disfuncional, aun más en el ámbito afectivo

of Childand Adolescent Psychiatry, 2007; en

que las familias de los jóvenes que solo

Beltrán, Freyre y Guzmán, 2012).

presentan uno de estos trastornos.

La adolescencia se caracteriza por ser un periodo de transición en el cual el joven empieza a tener una serie de cambios (físicos, psicológicos, cognitivos y sociales), razón por la cual requiere de la adquisición de estrategias de afrontamiento para asumir estos cambios de la mejor forma posible (Puello, 2010). El problema radica en que los

adolescentes

tienden

a

tener

un

pensamiento inflexible, y en gran parte esto influye notoriamente en el desarrollo de la depresión, ya que los adolescentes tienden a dar mucha importancia y a tener reacciones

Los

que

presentan

síntomas

más

depresión

graves

que

predominan en el TDM comorbido son el estado de ánimo negativo, irritabilidad (Urrila et al., 2012), aumento de riesgo de consumo de sustancias (Gabbay et al., 2009) ineficacia, anhedonia y comportamiento suicida (March et al., 2007). Con respecto a este último Essau (2007), plantea que la posibilidad de suicidio en jóvenes con TDM es de cuatro a cinco veces mayor que en jóvenes que no presentan algún trastorno del estado de ánimo.

consideradas dramáticas y desmedidas ante

Finalmente se ha encontrado que el

hechos o situaciones del ambiente que en

género femenino en la adolescencia presenta

realidad son triviales (Puello, 2010).

el doble de probabilidad de desarrollar un

Por

otra

parte

O’Neil,

Podell,

TDM (Baena et al., 2007; Essau, 2007) y el

Benjamin y Kendall (2010) plantean que los

doble de prevalencia en jóvenes en estado de

trastornos de ansiedad y la depresión suelen

gestación (Bonilla, 2010), en comparación

manifestarse en conjunto en la adolescencia,

al género masculino.

por lo que los jóvenes con trastornos de

Etiología

ansiedad y depresión comorbida presentan una sintomatología más severa que los

Se ha encontrado que en la etiología

jóvenes con TDM. O’Neil, et al. (2010)

de este trastorno están implicados factores

exponen además que las familias de los

biológicos,

ambientales

y psicosociales

9 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

(Baena et al. (2005), al igual que el

González, López, Andrade, y Oudhof,

temprano inicio de este trastorno (en la

2012),

infancia) incide en el curso de éste en la

vulnerabilidad biológica intervienen en el

adolescencia y adultez (Essau, 2007)

desarrollo

Respecto a los factores biológicos se

desregulación

este

junto

trastorno

a

la

(modelo

Entre

los

factores

psicosociales

asociados al desarrollo de la depresión se

inmune (Gabbay et al., 2009) y problemas

encuentra la perdida de algún ser querido,

asociados al funcionamiento fisiológico del

factores de personalidad premorbidos al

sistema nervioso central (SNC) y hormonal

TDM (Baena et al., 2005), malas relaciones

implicados

familiares

la

el

de

factores

sistema

en

en

estos

diátesis-estrés) (Baena et al., 2005).

encuentra la predisposición genética o herencia,

y

producción

de

o

carencia

de

relaciones

neurotransmisores y de la hormona cortisol

familiares seguras (Reinherz et al., 1999;

(Adam et al. (2010) respectivamente

citado en Essau, 2007). Sumado a los

De acuerdo a la evaluación del trastorno

depresivo

neuroimagen

se

ha

con

técnicas

encontrado

de que

alteraciones en la corteza orbitofrontal medial (COFM), la amígdala, el hipocampo, y áreas de los ganglios basales, están asociados con este trastorno (Drevets y Furey, 2009). Alteraciones en la COFM puede inhibir la función del sistema límbico el cual está implicado en la organización de la expresión emocional cuya alteración puede inducir a síntomas depresivos o trastornos del humor.

anterior,

los

adolescentes

que

tienen

autoestima baja suelen ser autocríticos y consideran que no tienen control sobre sucesos negativos, por lo cual presentan mayor vulnerabilidad a deprimirse si se enfrentan a situaciones estresantes (Puello, 2010). Consecuencias Según Beltran et al. (2012), el TDM trae consigo consecuencias tanto a mediano plazo tales como la conducta antisocial, y consumo de drogas, como a largo plazo como la ideación suicida o el suicidio

En cuanto a los factores ambientales

consumado en un porcentaje del 15% a 20%

implicados, se encuentran los eventos

de la población adolescente con TDM

estresantes o las situaciones difíciles a los

(OMS, 2001; en Beltraán et al., 2012).

que la persona puede estar expuesta (López,

10 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

De acuerdo a Puello (2010), la depresión también genera consecuencias a nivel intelectual, conductual y

somático,

que impiden el funcionamiento adecuado de la persona y el ajuste a las diferentes situaciones del medio.

Los criterios diagnósticos para el TDM según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSMIV) son los siguientes:  Duración superior a 2 semanas

Evaluación Con

Diagnóstico

 Cambios frecuencia

son

empleados

de

apetito

 Estado de ánimo irritable

proceso

 Problemas de sueño

evaluación

del

TDM

en

o

disminución)

diferentes cuestionarios para llevar a cabo el de

(aumento

adolescentes, dentro de los instrumentos más

 Perdida de actividad y energía

empleados en la evaluación y detección

 Disminución de la capacidad para pensar

oportuna

del

adolescente

TDM se

en

encuentra

la

población la

Escala

y tomar decisiones  Sentimientos de inutilidad o de culpa

Autoaplicada de Depresión de Zung (Zung,

excesivos o inapropiados

1965; en Arrvillaga, cortes y lozano, 2004),

 Ideas recurrentes de suicidio

el Inventario de Depresión de Beck-II en Adolescentes (Melipillán, Cova, Rincón, y

Se plantea además

que

en el

Valdivia, 2008) y el CES-D-R (González,

diagnostico del TDM los síntomas no deben

Jiménez, Ramos, y Wagner, 2008; López et

ser producto de efectos de drogas o

al., 2012).

fármacos, ni de una enfermedad medica como lo es el hipotiroidismo (American

Si bien la aplicación de estos instrumentos aporta información valiosa para el diagnostico del TDM, es importante resaltar que la evaluación no debe centrarse exclusivamente en lo resultados obtenidos a través de estas herramientas, es fundamental aplicar entrevistas semiestructuradas y llevar a cabo procesos de observación para realizar

Psychiatric Association, 1994). Es importante mencionar que la probabilidad de presentar nuevos episodios depresivos en el futuro es mayor si se presentan más de dos episodios de TDM en personas con TDM único el porcentaje de probabilidad oscila entre el 50% y 90%. Por otra parte cabe resaltar que la tristeza y el

un proceso de evaluación completo.

11 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

llanto no son el determinante exclusivo del

que la combinación de la psicoterapia con

TDM en la adolescencia, es el conjunto de

tratamiento farmacológico antidepresivo es

sentimientos

culpa,

la mejor forma de tratamiento para la

inutilidad, irritabilidad e inclusive ideas

depresión. March et al. (2007) proponen que

suicidas (Puello, 2010).

la aplicación de la Terapia Cognitivo

de

inferioridad,

Conductual

(TCC)

acompañada

de

la

medicación apropiada (Fluoxetina), permite

Tratamiento En el tratamiento para el TDM se

que el tratamiento para la depresión tenga

han empleado tratamientos farmacológicos,

mayor efectividad a largo plazo en los

psicoterapéuticos, o la combinación de

adolescentes. Por otra parte la terapia de

ambos.

farmacológico

familia tiene un alto grado de efectividad en

empleando

aquellos casos en que los problemas

El

tratamiento

generalmente

se

realiza

antidepresivos como lo es la Fluoxetina, este

familiares

fármaco actúa inhibiendo la recaptación de

depresión en el joven (Puello, 2010), puesto

serotonina en el sistema nervioso central

que al emplear este tipo de terapia se podría

(SNC), este tratamiento requiere constancia

actuar directamente en el desencadenante

por parte del paciente (Baena et al., 2005).

del trastorno.

Respecto al tratamiento psicológico Baena

et

al.

exponen

son

desencadenantes

de

la

Finalmente es conveniente resaltar

que

que para tratar la depresión es fundamental

independientemente del enfoque que se

elegir el procedimiento que más se ajuste a

maneje

conductual,

la gravedad de los síntomas que presenta el

psicodinámico o humanista) resulta ser muy

joven, y que la familia especialmente los

efectivo puesto que los efectos tienden a

padres del joven estén implicados en el

mantenerse a largo plazo, aunque los

proceso de tratamiento (Puello, 2010),

investigadores actualmente sugieren que es

puesto

la terapia Cognitivo-conductual (TCC) la

positivamente

que

tratamiento, aun mas en la prevención de

(cognitivo,

produce

mejores

efectos

en

el

tratamiento del TDM (2005). Spijker,

van

Straten,

que

la

red en

la

de

apoyo

efectividad

incide del

recaídas. Bockting,

Meeuwissen, y van Balkom (2013) plantean

12 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

REFERENCIAS Adam, E. K., Doane, L. D., Zinbarg, R. E., Mineka, S., Craske, M. G. & Griffith, J.W. (2010). Prospective prediction of major depressive disorder from cortisol awakening responses in adolescence. Psychoneuroendocrinology, 35, 921-931. http://www.sciencedirect.com/scie nce/article/pii/S030645300900369 2 American Psychiatric Association. (1994). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (4a. ed.). Barcelona: Masson. Arrivillaga, M., Cortés, C., Goicochea, V. & Lozano, T. (2004). Caracterización de la depresión en jóvenes universitarios. Universitas Psychologica, 3 (1), 17-26.

Baena, A., Sandoval, M.A., Urbina, C.C., Jurez, N. H. & Villaseñor, S. J. (2005). Los trastornos del estado de ánimo. Revista digital universitaria, 6 (11), 1-14. Beltrán, M. C., Freyre, M. A. & Guzmán, L. (2012) .El Inventario de Depresión de Beck: Su validez en población adolescente. Terapia psicológica, 30 (1), 5-13. Bonilla, O. A. (2010). Depresión y factores asociados en mujeres adolescentes embarazadas y no embarazadas en medellín (colombia) 2009. Estudio de corte transversal. Revista

Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 61 (3), 207-213. Drevets, W.C. & Furey, M.L. (2009). Depression and the Brain. En Squire, L.R. (Ed.), Encyclopedia of Neuroscience. Oxford: Academic Press. http://www.sciencedirect.com/scienc e/article/pii/B9780080450469008469 Essau, C. A. (2007). Course and outcome of major depressive disorder in nonreferred adolescents. Journal of Affective Disorders, 99, 191-201. http://www.sciencedirect.com/scie nce/article/pii/S016503270600395 8 Gabbay, V., Klein, R. G., Alonso,C. M., Babb, J. S. Nishawala, M., Georgette De Jesus, Hirsch,G. S., Pauline M.Z. Hottinger-Blanc, Gonzalez, C. J. (2009). Immune system dysregulation in adolescent major depressive disorder, Journal of Affective Disorders, 115, 177-182. http://www.sciencedirect.com/scienc e/article/pii/S0165032708003224 González, C., Jiménez, J. A. Ramos, L. & Wagner, F. (2008). Aplicación de la Escala de Depresión del Center of Epidemiological Studies en adolescentes de la Ciudad de México. Salud pública de México, 50 (4), 292-299. López, M., González, N., López, A., Andrade, P. y Oudhof, H. (2012). Depresión en adolescentes: El papel de los sucesos vitales estresantes. Salud Mental, 35, 37-43

13 2

Trastorno Depresivo Mayor en Adolescentes

March J.S., Silva, S., Petrycki, S., Curry, J., Wells, K., Fairbank, J., Burns, B., Domino, M., McNulty, S., Vitiello, B., & Severe, J.(2007). The Treatment for Adolescents with Depression Study (TADS): longterm effectiveness and safety outcomes. Arch Gen Psychiatry. 2007;64(10):1132-1144 http://europepmc.org/abstract/MED/ 17909125/reload=0;jsessionid=3FjlIf j4q5WlMfTiz9n6.26 Melipillán, R., Cova, F., Rincón, P. & Valdivia, M. (2008). Propiedades Psicométricas del Inventario de Depresión de Beck-II en Adolescentes Chilenos. Terapia psicológica, 26 (1), 59-69. Tomado de la base de datos Scielo http://www.scielo.cl/scielo.php?pid= S071848082008000100005&script=sci_artt ext O’Neil, K. A., Podell, J. L., Benjamin, C. L. & Kendall, P. C. (2010). Comorbid Depressive Disorders in Anxietydisordered Youth: Demographic, Clinical, and Family Characteristics. Child Psychiatry & Human Development, 41 , 330-341.

http://ehis.ebscohost.com.ezproxy.un isabana.edu.co/ehost/pdfviewer/pdfvi ewer?sid=7651b2f6-515c-4c24-aeaffe4f4b480d83%40sessionmgr113&vi d=2&hid=102 Puello, D.S. (2010). La depresión como el trastorno psicológico más frecuente en los adolescentes. Revista Pensando Psicología, 6 (11), 133141. Spijker, J., van Straten, A., Bockting, C. L. Meeuwissen, J. & van Balkom, A. (2013). Psychotherapy, Antidepressants, and Their Combination for Chronic Major Depressive Disorder: A Systematic Review. Canadian Journal of Psychiatry, 58, 386-392. Urrila, A. S., Karlsson, L., Kiviruusu, O., Pelkonen, M., Strandholm, T. & Marttunen, M. (2012). Sleep complaints among adolescent outpatients with major depressive disorder. Sleep Medicine, 13, 816823. http://www.sciencedirect.com/scie nce/article/pii/S138994571200194 3

14 2

Trastornos de la Conducta Alimentaria

TRASTRONOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA: ANOREXIA Y BULIMIA Leidy Alexandra Rivera Madrigal Universidad de Ibagué RESUMEN En este apartado nos ocuparemos de los Trastornos de la Conducta Alimentaria presente en los adolescentes, especialmente de la Anorexia y Bulimia Nerviosa, de sus causas, prevalencia, diagnóstico y tratamiento; teniendo cuenta que lo anterior afectan tanto el organismo como el estilo de vida de la persona, alterando su comportamiento en sociedad Crow (2013) y su entorno familiar, es por eso importante indagar sobre el tema. Por último la preocupación de la comunidad científica por la alta mortalidad de suicidios y muertes causadas por estos Trastornos, han aumentado las investigaciones sobre el mismo (Crow, 2013). Introducción

sociales son desencadenantes de problemas

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria,

afectan

tanto

los

comportamientos internos como los externos del adolecente, esto se debe a que algunos órganos del cuerpo y conductas inadecuadas perjudican el desempeño académico y laboral del mismo. Aunque los trastornos alimenticios se presentan en el individuo especialmente en las jóvenes, muchas veces los más afectados son sus familiares. (Kreipe, 2006)

emocional de la persona, del mismo modo asociadas entre sí pueden convertirse en un trastorno psicológico. Los adolescentes que se encuentren emocionalmente afectados, presentan

baja

autoestima

y

poca

aprobación social, son los más vulnerables a desarrollar el TCA ya que buscan refugiarse en este, enmascarando su trastorno en la apariencia

física.

(Unikel,

Saucedo,

Ortiz 2009).

A continuación se presentan algunas este

estas aumentan, afectan el nivel cognitivo y

Villatoro y Fleiz 2002 citado en Moreno &

Etiología

causas

mentales, hay que tener en cuenta que si

trastorno,

entre

la

más

importantes encontradas por Kreipe (2006), están las sociales y emocionales. Las

Prevalencia Se ha encontrado que este trastorno suele aparecer en niños de 7 años y personas

15 2

Trastornos de la Conducta Alimentaria

de más de 80 años. Sin embargo se sigue

alimentaria compulsiva y el exceso de

comprobando que los adolescentes de 17

ejercicio. (Moreno y Ortiz 2009)

años son los más afectados junto a los de 14

TIPOS DE TRASTORNOS DE LA

y 18 años los más vulnerables a presentar esta alteración. Según

CONDUCTA ALIMENTARIA

La Facts of life,

(2002); Taylor, (2007) citados en Moreno &

ANOREXIA NERVIOSA

Ortiz 2009 confirma que las más afectadas son las mujeres en un edad promedio de 20 años.

Por otro lado, entre los trastornos alimenticios más comunes y riesgosos que se presentan en los adolescentes son, La

estudio

Bulimia y La Anorexia; esta última se

realizado en Francia, por el Centro de

considera una enfermedad transitoria que

Investigación de la Información Nutricional

por

(CIN) citado en Maggi (2011) se encontró

digestivas.

que un 30% de las mujeres entre los 11 y 18

dentro de la sintomatología que presenta La

años manifestaron

verse gordas y poco

Anorexia esta: la Hiperactividad física, el

atractivas, al igual que un 11% de hombres,

Hiperinterés en lo intelectual y el desinterés

obsesionados con el deporte para mantener

sexual y afectivo.

Seguidamente

en

un

un cuerpo delgado e ideal. Lo que se interpreta como una mayor proporción de mujeres propensas a desarrollar el TCA. Sin embargo

según un estudio

lo

general

trae

complicaciones

Maggi (2011). Manifiesta que

Debido a lo anterior se puede desencadenar

una

definida

Maggi

por

Anorexia (2011)

Nerviosa, como

enfermedad de las tres A: Anorexia,

realizado en México por Cruz, Ávila,

Adelgazamiento,

Cortés, Vásquez y Mancilla (2008) encontró

mínimo

que los adolescentes universitarios hombres

Amenorrea, perdida de la menstruación.

tienen la misma sintomatología de una mujer e incluso mayor, cuando presenta el TCA, esto se debe a que los hombres desean tener cuerpos corpulentos y estar en forma. De esta manera se aficionan con una conducta

la

peso

caracterizado de

17.5

por

Kilogramos

un y

Maggi (2011) y Camarillo, Cabada, Gómez y Munguía, (2013) consideran la Anorexia Nervios un problema de salud grave, ya que esta produce las siguientes manifestaciones

físicas:

Desnutrición

crónica, caída de los dientes, pelo seco y

16 2

Trastornos de la Conducta Alimentaria

quebradizo, osteopenia, traducida como la

uso frecuente de laxantes, diuréticos u

disminución de la masa ósea es decir menos

hormonas tiroideas.

huesos, intolerancia al frío y la disminución

presentan Bulimia la manifiestan a la edad

de las expectativas de vida, entre otras.

de los 18 a 20 años, las mujeres son las más

Camarillo,

Cabada,

Gómez

y

Munguía, (2013) Caracterizan la Anorexia Nervioso

Según

la

Clasificación

Internacional de las Enfermedades (CIE 10) como la pérdida deliberada de peso inducida y mantenida por el mismo enfermo.

depresión y aislamiento. Estos anteriores sentimientos mencionados son acompañados del consumo constante y exagerado de alimentos sin control, hasta alcanzar el malestar físico y llegar a provocar el vómito.

Al igual que La Anorexia, La

Para realizar el diagnóstico de la Nerviosa

en momentos de soledad,

(Maggi, 2011)

Diagnóstico

Anorexia

vulnerables

Las personas que

se

puede

complicar

y

Cabada,

convirtiéndose en Bulimia Nerviosa; esta se

Gómez y Munguía, (2013) tomaron como

presenta en las personas con: trastornos

referencia La Asociación Americana de

emocionales y de la personalidad, presiones

Psiquiatría,

familiares, posible sensibilidad genética y

(APA)

Camarillo,

Bulimia

que

proponen

los

siguientes criterios: 

vivir en una sociedad obsesionada por un

El peso y la talla, no es la más acorde a su edad y apariencia física.

Mala percepción de la

su mayoría adolescentes, pueden presentar características

Existe un miedo a engordar, a pesar de mantener un bajo peso.

cuerpo perfecto. Además estas personas en

psicológicas

como:

frustración, impulsividad, depresión mayor, abuso de sustancias, Adicción etc. (Cabada,

imagen

Gómez y Munguía, 2013).

corporal. Maggi (2011), manifiesta que en la BULIMIA NERVIOSA

Actualidad la Anorexia y la Bulimia son

Otro de los trastornos alimenticios

entendidas como “toxicomanías sin droga”,

importantes a mencionar es La Bulimia

estos comportamientos son adictivos que

caracterizado según Maggi (2011) por el

mantienen

un

a

auto

reforzamiento

control del peso provocado por vómitos, el

17 2

Trastornos de la Conducta Alimentaria

reorganizado el funcionamiento psíquico del

consulta con

sujeto, adquiriendo una conducta propia.

endocrinológica,

ginecología, psiquiátrica, y

especializados pueden

Diagnóstico

nutricionistas ayudar a que el

paciente logre superar su problema con Algunos de los criterios diagnósticos

mayor facilidad. Camarillo, Cabada, Gómez

de Bulimia Nerviosa establecido por el

y Munguía, (2013).

DSM-IV son:

necesario

A. Presencia de comida excesiva

del

tratamiento

se

establezcan las siguientes características: 

permanentemente caracteriza por:

dentro

Además se considera

Se debe dar solución a los trastornos del comportamiento alimentario y

(1) sensación de pérdida de control sobre la ingesta del alimento, es decir no

sus consecuencias orgánicas. 

poder para de comer sin restricción.

El terapeuta debe reconocer la personalidad

que

establece

el

compensatorias

paciente ya que este puede tener

inapropiadas, de manera repetida, con el fin

distintas personalidades desde el

de no ganar peso, como son provocación del

punto de vista psicopatológico.

B.

Conductas

vómito; uso excesivo de laxantes, diuréticos,

Es importante el acompañamiento

enemas u otros fármacos; ayuno, y ejercicio

familiar ya que estos motivan y

excesivo.

apoyan al paciente en una buena recuperación.

C.

La

autoevaluación

está

(Kreipe.

2006

y

Maggi, 2013).

exageradamente influida por el peso y la Por otro lado en el tratamiento para

silueta corporales.

pacientes que presenta Bulimia nerviosa es similar a la de la Anorexia sin embargo se

Tratamiento

debe Para el tratamiento de estos dos tipos de TCA, la Anorexia Nerviosa y La Bulimia Nerviosas es importante que se lleve a cabo una

intervención

interdisciplinaria

especialmente para la Anorexia, ya que la atención médica,

psicoterapéutica,

normalizar los hábitos alimentarios

con porciones de comida durante el día; además a diferencia de los pacientes con Anorexia

Nerviosa,

los

pacientes

que

presentan Bulimia se avergüenzan de sus síntomas, lo que ayuda a su compromiso con

la

18 2

Trastornos de la Conducta Alimentaria

el tratamiento

sea

mayor.

(Camarillo,

Cabada, Gómez y Munguía, 2013)

Revista

Especializada

Medicina

Quir; 18:51-55.

Importante

Crow, S. (2013). Eating Disorders and Risk

Lo anterior deja claro que este tipo de trastornos generan distorsiones que

of Death. Editorial. AMJ Psiquiatria. 170:8

pueden evidenciar un elevado riesgo de

Kreipe, R. (2006). Eating Disorders and

mortalidad. Según un estudio realizado por

Adolescents. Research Facts and

Morton, (2011) citado Crow, (2013), el

Findings. ACT YOUTH. Cornell

trastorno

University. University of Rochester.

de

Anorexia

Nerviosa

ha

ocasionado la muerte a varios pacientes al igual que la Bulimia aunque en una menor proporción, esto se debe a la desnutrición severa y los suicidios en los pacientes. Asimismo también se manifiesta que poco son los estudios que confirman estas causas. Es importante que la Salud pública se interese por este tipo de trastornos e intervenga inmediatamente, ya que en los

New York. Maggi, G. (2013). Trastornos Alimentarios en

la

Garrido,

Adolescencia. &

Viola.

Lorenzo, Sociedad

Uruguaya de Psiquiatría de

la

Infancia y La Adolescencia. Pp. 102-118. Cuadernos de SUPIA. Uruguay: Montevideo.

últimos estudios se ha encontrado que la tasa

Moreno, M & Ortiz, G. (2009). Trastorno

de mortalidad se puede evitar desde los

Alimentario y su Relación con la

inicios de la enfermedad, por lo que se

Imagen Corporal y la Autoestima

recomienda la supervisión exhaustiva de las

en

tendencias suicidas en el curso de la misma.

Psicológica. Vol. 27 No. 2: PP. 181-

(Crow, 2013)

190.

Adolescentes.

Terapia

REFERENCIAS Camarillo, Cabada, Gómez &

Munguía,

(2013). Prevalencia de Trastornos de la Alimentación en Adolescentes.

19 2

Trastornos de Fobia Social en la Adolescencia

PREVALENCIA, EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO DEL TRASTORNO DE FOBIA SOCIAL EN LA ADOLESCENCIA Daniela Serrato Álvarez Universidad de Ibagué RESUMEN La fobia social es un trastorno de ansiedad caracterizado por miedo persistente a relacionarse con otros o actuar en público por temor a mostrar respuestas de ansiedad o a actuar de un modo que resulte humillante o embarazoso (DSM-IV-TR; American Psychiatric Asociation, 2000,

citados en Sánchez, Olivares), causando un deterioro

significativo en las diferentes áreas que componen al individuo y afectando un porcentaje grande de la población adolescente, por esta razón en uno de los trastornos psicológicos que presenta mayor tasa prevalencia presenta. Por lo anterior, el presenta artículo, expone la etiología, evaluación, diagnóstico y tratamiento, evidenciando de esta forma, la importancia de seguir realizando investigaciones acerca de los factores relacionados con el trastorno y con los procesos de intervención.

Introducción La Fobia Social (FS) según el DSM-

2009), de esta manera, se proponen

IV se define como un trastorno de la

algunos criterios que se deben tener en

ansiedad

cuenta para el diagnóstico, entre ellos se

caracterizado

por

el

miedo

persistente y acusado a relacionarse con

encuentra

otros o actuar en público por temor a

enfrentarse a una o más situaciones sociales,

mostrar respuestas de ansiedad o a actuar de

la exposición a estas situaciones genera una

un

o

respuesta inmediata de ansiedad que puede

(DSM-IV-TR;

American

tomar la forma de angustia situacional,

Psychiatric Asociation, 2000,

citados en

modo

embarazoso

que

Sánchez, Olivares,

resulte

humillante

provocando

el

temor

que

el

persistente

individuo

por

evite

enfrentarse a estos eventos y que no reconozca este temor como excesivo o irracional.

20 2

Trastorno de Fobia Social en la Adolescencia

Estas conductas interfieren en las actividades

académicas,

sociales

y

sustancias (Stein et al, 2001;.. Zimmermann et al, 2003, citado en Ranta., et al, 2007).

familiares de los adolescentes, lo cual evidencia el riesgo de desarrollar

otros

trastornos de ansiedad, del estado del ánimo y del consumo de sustancias tóxicas (DeWit, McDonald y Oxford, 1999; Morris, Steward y Ham, 2005, citados en Sánchez, Olivares, 2009).

Dicha

información

tiene

una

relevancia importante en la comunidad científica, ya que demuestra la importancia de realizar estudios empíricos que permitan diseñar estrategias de intervención temprana para reducir el desarrollo de la Fobia Social en

los

niños,

prevenir

interferencias

Los estudios realizados sobre la

clínicamente significativas en el desarrollo

prevalencia han demostrado que la FS se

del adolescente y los desajustes en las

sitúa en el tercer trastorno psicológico con

diferentes áreas de los adultos (Sánchez,

mayores tasas de prevalencia

Olivares, 2009).

(Olivares,

A demás se

Por otro lado, autores como Turnes,

identificó que la edad media de aparición

Townsley, Heimberg y Holt, han expuesto

del trastorno es de 10 a 16 años de edad, y

de acuerdo al DSM IV tres subtipos del

presenta un aumento significativo de los

trastorno:

síntomas entre edades de 12-13 y 14-15

caracterizada por presentar la ansiedad ante

(Wittchen y FEHM, 2001, citado en Ranta,

situaciones muy concretas (no más de dos y

Heino,

Pelkonen,

relacionadas con situaciones de actuación,

Marttunen, 2007), lo cual indica que la

tales como hablar, comer, escribir en

población más vulnerable a presentar dicho

público,

trastorno se encuentra en la adolescencia.

generalizada, la cual está determinada por

De igual forma, los estudios longitudinales

evitar y presentar temor ante distintas

que se han realizado evidencian que la FS en

situaciones

los adolescentes puede ser

conservando

Piqueras, Rosa, 2006).

Koivisto,

Tuomisto,

un factor

la

etc.),

Fobia

la

Social

Fobia

específica,

Social

y contextos sociales, aún

el

no

pero

funcionamiento

precipitante para los trastornos afectivos o

adecuado de algunas de las áreas y

de ansiedad en la edad adulta y eleva el

finalmente la Fobia social generalizada,

riego del desarrollo del consumo

determinada por el temor y la evitación de

de

todas o casi todas las situaciones sociales (Olivares, Piqueras, Rosa, 2006).

21 2

Trastorno de Fobia Social en la Adolescencia

negativos para reducir la oportunidad para el desarrollo

Etiología Existen diversos factores que están implicados

en

el

desarrollo

y

el

mantenimiento del trastorno, uno de ellos

psicosocial

y

perpetuar

el

supuesto de que los eventos sociales darán lugar a resultados negativos (Banerjee y Henderson, 2001).

son los factores genéticos, pues en estudios realizados identificaron elevadas tasas de

Además, Fobia Social focalizan su

Fobia Social en individuos que cuentan con

atención a estímulos internos que incluyen

familiares que presentan el trastorno o tienen

las emociones y percepciones negativas y a

características relacionadas con timidez e

estímulos externos en el transcurso de una

introversión (Fy , 1993 ; . Fyer et al, 1995,

situación social (Shultz, Heimberg 2008,

citado en Rapee, Spence, 2004).

citado en Bolx, Rosa, Olivares, 2011)

De

igual

forma,

los

factores

cognitivos representan un papel esencial en

Finalmente, los factores ambientales,

la explicación de la FS, ya que éste trastorno

las experiencias sociales durante la niñez, la

se

y

relación en el entorno familiar, tienen un

de

gran peso en el desarrollo de la Fobia Social

caracteriza

distorsiones

en

por el

generar

sesgos

procesamiento

información social y pensamientos, actitudes

(Rapee, Spence, 2004).

y creencias que desencadenan y mantienen dicho trastorno

(Clark & Wells , 1995 ;

Evaluación

Rapee y Heimberg , 1997 ; Schlenker y

Para evaluar el trastorno de Fobia

Leary , 1982, citado en Rapee, Spence, 2004

Social en adolescentes, se utilizan diversos

) . Clark y McManus ( 2002 ) Estos autores

instrumentos, entre ellos se encuentra la

describen pruebas que sugieren que la fobia

Entrevista diagnostica, la cual permite

social se mantiene gracias a un ciclo vicioso

determinar la edad de inicio de la FS y

en el que las personas se involucran en una

realizar el diagnóstico diferencial con otros

serie de parciales pre - y post- interacción de

trastorno relacionados descritos en el DSM-

los procesos cognitivos que actúan para

IV, del mismo modo permite evaluar el

generar emoción ansiosa y puede afectar el

grado de temor y evitación de situaciones

desempeño social. Se proponen evitación

sociales (Olivares, Piqueras, Rosa, 2006), El

social posterior y los resultados sociales

inventario

de

ansiedad

social

para

22 2

Trastorno de Fobia Social en la Adolescencia

adolescentes, que presenta cuatro subescalas

que se le informa a la persona sobre el

para medir la ansiedad y evitación social

propósito y los contenidos del tratamiento,

ante extraños y ante situaciones generales y

además se presenta un modelo explicativo

el miedo a la evaluación negativa, La escala

del trastorno y la persona evalúa

de habilidades sociales para adolescentes,

expectativas que tiene con la intervención.

Escala de asertividad, Escala de autoestima

También se trabaja el componente de las

(Bolx,

habilidades sociales, en el que se entrena al

Rosa,

Olivares,

2011; Sánchez

Olivares, 2009, Camilli, Rodriguez,2008).

individuo

en

iniciar

y

las

mantener

De igual forma se encuentra el

conversaciones, en hablar en público, en la

inventario de FS (SPIN), el cual evalúa

asertividad y en mantener amistades, el

diversas conductas de evitación, síntomas

componente de exposición, el cual se centra

físicos relacionados con el evento fóbico y

en exponer al individuo de manera guiada,

los miedos sociales, además es capaz de

tanto

discriminar entre los individuos con y sin el

entrenamiento como en el ámbito clínico, a

trastorno y la medición de las respuestas del

contextos naturales y situaciones similares

tratamiento ( Connor et al. , 2000, citado en

que le generan malestar y el último

Ranta., et al, 2007).

componente es el de la reestructuración

en

cognitiva,

el

en

contexto

el

que

del

se

grupo

emplea

de

el

videofeedback y se utiliza una versión de la

Tratamiento

terapia racional emotiva de Ellis (Sánchez, Para el de tratamiento de la Fobia

Olivares, 2009).

Social, se han realizado diversas propuestas de

intervención

que

demuestran

su

efectividad, uno de estos programas es la intervención

en

adolescentes

con

FS

(IAFS), la cual está dirigida a personas que se encuentran en un rango de edad entre 10

REFERENCIAS Sanchez, R., & Olivares,J. (2009). Intervención temprana en niños y adolescentes con fobia social. Anuario de psicología. 40. (1) 75-88.

y 14 años. Su objetivo principal se centra en

Bolx,M., Rosa,A., & Olivarez,J. (2011).

exponer a las personas a las situaciones

Papel de la focalización de la

sociales que les generan malestar, utilizando

atención en el tratamiento de la fobia

para ello un componente educativo, en el

23 2

Trastorno de Fobia Social en la Adolescencia

social generalizada en adolescentes.

and

an

initial

model.

Clinical

Anales de psicología. 27. (3).

Psychology Review. 24, 737–767.

Olivares,J., Piqueras, J., Rosa, A. (2006).

Olivares, J., Rosa, A.I. y Piqueras, J. (2005).

Características sociodemográficas y

Detección temprana y tratamiento de

psicológicas de la fobia social en

adolescentes

adolescentes, Psicothema, 18 (2).

Psicothema, 17 (1), 1-8.

207-212.

C.,

fobia

social.

Camilli, C., Rodriguez, A., (2008). Fobia social

Rey,

con

Aldana,

D.,

Hernandez,

S.

(2006).Estado del Arte sobre el Tratamiento de la Fobia Social. Terapia Psicológica. 24 (2) 191-200. Candido, J., Poqueras, J., Garcia, J., Garcia,

y

terapia

cognitivo-

conductual: definición, evaluación y tratamiento. Anales. 8 (1), 115-137. Rosa, A., Olivares, P., Olivares, J. (2009). Papel de los efectos inespecíficos en el

tratamiento

adolescentes

AND

Anuario de Psicología. 40 (1), 43-

DIFFERENCES

IN

COGNITIVE,

fobia

de

L., Delgado, B. (2001). GENDER AGE

con

psicológico

social.

61.

PSYCHOPHYSIOLOGICAL AND BERHAVIOURAL OF

SOCIAL

RESPONSES ANXIETY

ADOLESCENCE.

IN

Psychology

in

Koivisto,

A.,

Spain. 15 (1) 80-86. Ranta,

K.,

Heino,

Tuomisto,

R.,

M.,

Pelkonen,

M.,

Marttunen, M. (2007). Age and gender differences in social anxiety symptoms during adolescence: The Social Phobia Inventory (SPIN) as a measure. Elsevier. 1 (53), 261-270. Rapee, R., Spence, S. (2004). The etiology of social phobia: Empirical evidence

24 2

Síndrome de Asperger en Adolescentes

SINDROME DE ASPERGER EN ADOLESCENTES Leidy Yohanna Moreno Torres Universidad de Ibagué RESUMEN El Síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del desarrollo en el que los jóvenes que lo padecen presentan un aspecto e inteligencia normal o en ocasiones superior, manifiestan dificultades particulares, pero todos comparten la dificultad para la interacción social, por ello se dificulta su identificación, teniendo en cuenta además que se puede asociar con que alguno de sus padres también tenga características similares, como la ansiedad o ser poco sociables. El presente artículo presenta las generalidades de este síndrome abarcando para su comprensión la evaluación, diagnostico, consecuencias e intervención del mismo. Palabras clave: Síndrome de asperger, adolescente. Introducción

posteriormente en el año 1991 la psiquiatra

En el año 1944 el pediatra Hans Asperger publicó un artículo en el que describía

las

habilidades

sociales,

lingüísticas y cognitivas de cuatro niños,

Británica de origen Alemán Uta Frith realizó la traducción del documento original al idioma Inglés (Filomeno, 2011). Actualmente

el

síndrome

de

habilidades muy peculiares que no eran

Asperger (SA) hace parte del apartado de

prominentes en el retraso mental, para ese

Trastornos Generalizados del Desarrollo en

entonces Hans Asperger llamo al trastorno

el DSM-IV y se diferencia del trastorno

“psicopatía autista” (Calle, y Utria, 2004).

autista por la ausencia de retraso del

La falta de difusión de este articulo se atribuye a que fue escrito en Alemán y publicado

durante

la

segunda

guerra

mundial, sin embargo la psiquiatra Británica Lorna Wing en 1981 descubrió el articulo y acuñó el término Síndrome de Asperger,

desarrollo del lenguaje. Existen tres teorías psicológicas las cuales intentan comprender a las personas con SA, estas son: La teoría de la mente: la cual hace referencia a “la capacidad que tienen las

25 2

Síndrome de Asperger en Adolescentes

personas atribuir estados mentales a uno

presentan problemas

mismo y a los demás y para predecir el

ejecutivas

comportamiento de los demás” (Premack y

mantener

Woodruff, 1978; citados en

problemas,

Sepúlveda, 2011 p. 875).

Darretxe y Pues estudios

como el de Baron-Cohen (2000 citado en Darretxe y Sepúlveda 2011) que

las

personas

con

comprueban

SA

presentan

pues

de

las

tienen

funciones

dificultad

para

una adecuada resolución de planificación,

flexibilidad

y

búsqueda organizada de elementos (Darretxe y Sepúlveda 2011). Evaluación El diagnostico del SA solo puede

dificultades en la teoría de la mente por ejemplo tiene problemas para leer las

hacerse

intenciones y predecir el comportamiento de

psicológica completa y exacta y no de los

los demás.

síntomas observados por sí solos, como es a

La coherencia central: entendida como la “tendencia a reunir diferentes datos con el fin de obtener la mayor información posible del contexto, es decir, tendencia a dar sentido a las situaciones y eventos según la realidad” (Frith, 1989; citado en Darretxe y Sepúlveda, 2011 p. 876), por lo tanto a los sujetos con SA se les dificulta elegir y

a

través

de

una

evaluación

menudo el caso con ansiedad y fobias sociales

para

los

adolescentes

(Elkis-

Abuhoff, 2008). Y como en muchas ocasiones este problema no es reconocido en el hogar teniendo en cuenta que alguno de sus

padres

puede

tener

características

similares, se hace necesario realizar el cuestionario de Gillberg adaptado a maestros (Filomeno, 2011).

priorizar, ver las conexiones y generalizar el conocimiento (Cumine, Leach y Stevenson,

Además

se

2000; citados en Darretxe y Sepúlveda,

instrumentos

2011).

difficulties questionnire (SDQ) Las funciones ejecutivas: se refiere a

la capacidad que tienen los seres humanos para resolver problemas y alcanzar una meta a futuro, lo cual implica una serie de operaciones cognitivas. Debido a esto las personas

con

Síndrome

de

como

pueden el

utilizar

Strenghths

and

Goodman

1997, que cuenta con cinco subescalas: síntomas

emocionales,

conducta,

hiperactividad,

problemas problemas

de de

relacion con los iguales y prosocialidad (Granizo, Naylor, y Del Barrio, 2006).

Asperger

26 2

Síndrome de Asperger en Adolescentes

Diagnóstico

(Farrugia y Hudson 2006, citados en Elkis-

Diagnosticar

el

Síndrome

de

Abuhoff, 2008).

Asperger no es tan simple como diagnosticar

Actualmente

se

diagnostica

el

trastornos como el síndrome de Tourette o el

Síndrome de Asperger a niños, adolescentes

Trastorno por Déficit de Atención con

y adultos que tienen una inteligencia normal,

Hiperactividad (TDAH), los cuales cuentan

no tienen retraso mental significativo en el

con

confiables

desarrollo del lenguaje, pero presentan

(Filomeno, 2011). Pues aunque todas las

problemas en la flexibilidad e interacción

personas

social,

criterios

con

diagnósticos

Síndrome

de

Asperger

tienen

intereses

y

actividades

comparten ciertas características comunes,

restringidas

y

tienen características individuales que las

actividades

rutinarias

hacen únicas y explican la variedad de casos

(Filomeno, 2011; Elkis-Abuhoff, 2008).

que existen (Darretxe, y Sepúlveda, 2011).

predilección

por

o

las

repetitivas

Según Myles et al (2005 citado en

De ahí que en muchas ocasiones este

Darretxe

y Sepúlveda, 2011) algunas

problema no sea reconocido en el hogar,

características de las personas con Síndrome

teniendo en cuenta además que alguno de

de Asperger son: dificultad con los cambios

sus

de

padres

similares,

puede

tener

(Filomeno,

características

2011)

como

la

ansiedad o ser poco sociables.

adolescente llega a consulta porque tiene dificultades en el rendimiento escolar ya sea por los intereses tan restringidos que los cursos escolares no son de su interés o porque lo notan “raro” es decir porque los sociables,

por

un episodio

depresivo, un trastorno obsesivo compulsivo (Filomeno, 2011) y especialmente por los

intereses

limitados,

pobres

habilidades de resolución de problemas, vocabulario

Por consiguiente, generalmente un

ven poco

rutina,

por

lo

general

amplio,

vulnerabilidad emocional, baja tolerancia a la

frustración,

incapacidad

para

hacer

amigos, torpeza motora, dificultad para seguir instrucciones completas, para leer las intenciones

y

motivos

de

los

comportamientos de otras personas, explicar la propia conducta, engañar o entender el engaño, pobre concentración y falta de empatía.

altos niveles de ansiedad que presentan

27 2

Síndrome de Asperger en Adolescentes

Consecuencias

Intervención

Debido a esto, el sujeto se puede ver

Por otra parte, si las transiciones en

enfrentado a dificultades en las diferentes

la vida de un adolescente sin dificultades

áreas de funcionamiento. (Granizo, Naylor,

suelen ser difíciles, para un adolescente con

y Del Barrio, 2006).

SA es un reto, por esto es necesario usar

Pues por su dificultad para adaptarse a

situaciones

sociales,

dificultades

no

verbales e inflexibilidad cognitiva, estos sujetos

pueden

reaccionar

con

comportamientos disruptivos y antisociales

estrategias para ayudarlos a trabajar de forma independiente por metas alcanzables como la educación profesional, el empleo y la vida independiente (Giarelle, y Fisher, 2013).

(Tongue, Brereton, Gray y Einfel, 1999;

Teniendo

en

cuenta

que

la

citados en Granizo, Naylor y Del Barrio,

medicación no ha demostrado tener un

2006). Por ello son vulnerables al maltrato

efecto significativo para los adolescentes

por abuso de poder o bullying, el cual se da

con AS (Bellini, 2004; citado

por parte de una persona n una posición de

Abuhoff, 2008). Y que por el contrario

poder (agresor), hacia otra persona (victima)

propuestas como la de Higgins y colleagues

quien se percibe en desventaja, y a quien el

(citados en Giarelle, y Fisher, 2013) en las

agresor degrada o humilla (Del Barrio,

cuales utilizan simulacros de entrevistas,

Gutiérrez, Barrios, Va der Meulen y

juegos de rol, empleo con apoyo, e inserción

Granizo, 2005; citados en Granizo, Naylor y

laboral con un entrenador de trabajo para

Del Barrio, 2006). Ya que la característica

proporcionar capacitación en el lugar, han

que más dificultades les traer entre sus

tenido éxito pues aproximadamente la mitad

iguales es su forma de comunicarse y

de los adolescentes en este estudio, tuvo

relacionarse con ellos, teniendo en cuenta

acceso

que su falta de reciprocidad, poder compartir

experiencia en la escuela secundaria.

intereses y empatizar puede ser percibida como frialdad (Frith, 2004; citado en Granizo, Naylor, y Del Barrio, 2006).

a

estos

servicios

Elkis-

durante

su

Otra propuesta es el arteterapia, una intervención sensorial

que

completa

crea

una

con

inmersión modalidades

verbales, visuales y táctiles, con el uso de actividades creativas que permiten a las

28 2

Síndrome de Asperger en Adolescentes

personas con SA recibir información y

simplifiquen el lenguaje, den instrucciones

aprender de una manera no convencional, no

paso a

verbal, integral y expresiva (Elkis-Abuhoff,

fomentar

2008), ya que estas estrategias se pueden

Sepúlveda, 2011).

utilizar para enseñar

paso, enseñarles a pedir ayuda,

las características

la

colaboración

(Darretxe,

REFERENCIAS

visuales de las emociones como sonrisas, ceños fruncidos, y la emoción (Losh y

Calle, J. & Utria, O. (2004). Trastorno de

Capps, 2006 citados en Elkis-Abuhoff,

asperger en adolescentes: revisión

2008). Y muestra resultados en tanto que el

del concepto y estrategias para la

sujeto es cada vez más comunicativo, capaz

integración

de hacer planes a futuro,

latinoamericana de psicología. 36

desarrollar

estrategias de afrontamiento y participar cada vez más con sus compañeros.

escolar.

Revista

(3) p. 517-530 Darretxe, L. & Sepúlveda, L. (2011).

De forma general para ayudar a las

Estrategias educativas para orientar

personas con SA es necesario que su entorno

las necesidades educativas de los

físico

estudiantes con síndrome de asperger

este

organizado

y

estructurado,

eliminar distracciones de áreas de trabajo y

en

separar entornos visualmente, pues un

Journal Of Research In Educational

entorno impredecible e improvisado los

Psychology. 9 (24) p. 869-892.

confunde. Tener agendas y horarios para las actividades que debe llevar a cabo y resaltar la información más importante para que comprenda lo que debe hacer.

no obligarlos a juagar, pero enseñarles de

cómo

pueden

hacerlo.

Finalmente en su entorno escolar es necesario

que

los

maestros

con

ayudas

Electronic

Elkis-Abuhoff, D. (2008). Art therapy applied

to

an

adolescent

with

Asperger’s syndrome .The arts in

Filomeno, A. (2011). El síndrome de asperger ¿o de sujareva-asperger? Rev Nueropsiquiatr. 74 (3), p. 270273

estén

informados, sean tolerantes, empáticos, den explicaciones

ordinarias.

psychotherapy. 35 p. 262-270.

En su entorno social es importante

estrategias

aulas

visuales,

Giarelle, E., & Fisher, K. (2013). Transition to community by adolescents with

29 2

Síndrome de Asperger en Adolescentes

Asperger syndrome: Staying afloat in a sea change. Disability and Health Journal. 6, p. 227-235 Granizo, L., Naylor, P., & Del Barrio, C. (2006). Análisis de las relaciones de los

alumnos

con

síndrome

de

asperger en escuelas integradas de secundaria: un estudio de casos. Revista de Psicodidáctica. 11 (2) p. 281-292

30 2

UNIVERSIDAD DE IBAGUÉ

KATHERINE PRADO GUZMÁN LEIDY YOHANNA MORENO TORRES LEIDY ALEXANDRA RIVERA MADRIGAL DANIELA SERRATO ALVAREZ NADIA KATALINA SUÁREZ MOSQUERA

_____________________ Volumen 1 No. 1 - 2013

NOVIEMBRE

DE

2013

31 2


Revista trastornos psicológicos de la adolescencia