Issuu on Google+

Interacción Regional

tentan y fortalecen el prestigio de cada identidad (principios de complementariedad y reciprocidad).

Una de las características más notables de la cultura Mayo Chinchipe-Marañón fue la red de interac-

Evidencias de esto son, por ejemplo, las conchas

ciones que supo implantar a lo largo de un amplio

marinas sagradas que aparecen en distintos pun-

territorio que incluyó, no sólo la alta Amazonía,

tos del callejón interandino, pero que también se

sino que además trasmontó el callejón interandino

encuentran en la vertiente oriental de los Andes

para bajar a la costa del Pacífico. Evidencias de esta

y en la Amazonía baja. Desde muy temprano apa-

actividad están presentes en cada una de estas re-

rece en contextos rituales de las tres regiones la

giones y comienzan recién a ser identificadas. La

díada sagrada, compuesta por el caracol marino

interacción temprana fue quizás el rasgo de mayor

Strombus (Pututo) y la bivalva espinosa Spondylus

trascendencia en la historia antigua de las prime-

(mullu). En la cultura Valdivia, el culto y el tráfico

ras sociedades establecidas en esta parte de Améri-

de estos elementos sagrados comienzan desde las

ca. En la civilización andina, la comunicación entre

fases 2-3 y parece ser una de las fuerzas motrices

Costa, Sierra y Amazonía fue constante y funda-

en el desarrollo de esta sociedad (Marcos 1986;

mental para la estructuración de un pensamiento

2006:31). Casi simultáneamente estas conchas lle-

cosmológico pan andino. Los principios de comple-

gan a la alta amazonía y se integran como elemen-

mentariedad y reciprocidad encuentran en la inte-

tos sagrados (de prestigio) entre los pueblos de la

racción el instrumento para materializarse.

cuenca del Chinchipe. Los fragmentos de Strombus encontrados en dos tumbas de elite del sitio SALF

Por inverosímil que parezca que desde hace más

atestiguan la importancia que le era asignada. De

de 5500 años los pueblos de las tres regiones estu-

igual manera, la apropiación del símbolo del poder

vieron unidos por la necesidad vital de socializar

mágico, encarnado por el Spondylus en el recipien-

e intercambiar los recursos y las ideas presentes

te efigie subraya el poder esotérico trasmitido por

en cada medio específico. La movilidad heredada

este mensaje. Chaquiras de mullu y otras conchas

de los primeros pueblos que poblaron el continente

tiene una buena distribución a lo largo de la cuen-

perduró a lo largo de toda la historia precolombi-

ca, y varias bivalvas enteras de este molusco han

na. La evidencia encontrada a lo largo de la cuenca

sido encontradas en los sitios que bordean el Ma-

del Mayo Chinchipe - Marañón refleja una realidad

rañón, a proximidad de la actual ciudad de Bagua.

que trasciende la simple voluntad de intercambiar

John Murra en su clásico estudio sobre el tráfico

productos para complementar la subsistencia o que

del mullu en la costa del Pacífico cita a los cronis-

son atractivos por su rareza. Desde el inicio, la na-

tas Bernabé Cobo y Pedro Pizarro que relatan la

turaleza de muchos de los bienes foráneos, que se

importancia que tenía el Spondylus en la época de

encuentran en tierras lejanas, corresponde a obje-

los Incas. Narran cómo se hacían sacrificios con las

tos cargados de un valor ideológico poderoso y ne-

conchas encarnadas para propiciar las lluvias y ase-

cesario para la buena marcha de la sociedad y del

gurarse así de tener buenas cosechas (Murra 1975).

cosmos. La interacción encuentra su camino en la

En el pensamiento andino, el caracol Strombus era

necesidad que tienen los pueblos de compartir y

el elemento masculino, mientras que el Spondylus

enriquecerse mutuamente con las ideas que sus-

era el elemento femenino que propiciaba la fertili-

68 | Primeras Sociedades de la Alta Amazonía


PRIMERAS SOCIEDADES DE LA ALTA AMAZONíA