Issuu on Google+

CIENCIA

Trilobites Unaexcelenteópticahace 300millonesdeaños A LO LARGO DE LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA EN LA TIERRA EL OJO HA APARECIDO VARIAS VECES Y LO HA HECHO DE FORMAS MUY DIVERSAS. TODOS LOS OJOS ACTUALES PADECEN LO QUE SE LLAMA ‘ABERRACIÓN ESFÉRICA’, QUE HACE QUE EN CIERTAS CIRCUNSTANCIAS SE VEA BORROSO. SIN EMBARGO, HACE 300 MILLONES DE AÑOS UN ANIMAL MARINO, EL TRILOBITES, TENÍA OJOS SIN DICHA ‘ABERRACIÓN’. [TEXTO: EQUIPO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DE EUREKA! ZIENTZIA MUSEOA] uando se construyeron los primeros telescopios y microscopios se descubrió que era muy difícil conseguir una imagen nítida. Una lente muy grande aumentaba la cantidad de luz que entraba y por lo tanto la luminosidad, pero a la vez producía una imagen borrosa. La razón es lo que se llama aberración esférica. Una lente hace converger todos los rayos de luz que le llegan en un punto al que se llama foco.

C

Todos hemos usado alguna vez una lupa para quemar un papel. Para ello colocábamos la lente de modo que el foco coincidiera con el papel. Toda la luz que entraba por la lente se concentraba en un solo punto, que alcazaba grandes temperaturas y quemaba el papel. Si la lente es perfecta, todos los rayos que le entran por cualquier lado confluyen en el mismo punto (Figura 1a), pero la realidad es que con las lentes normales que se podían fabricar en aquellos momentos los rayos que entraban por la parte central de la lente y los que entraban por los lados no confluían en el mismo sitio y eso pro-

ducía la borrosidad. Las lentes normales eran plano-convexas –una cara era plana y la otra convexa–, o biconvexas –las dos caras convexas–. René Descartes y Chistiaan Huygens encontraron sendas soluciones teóricas a este problema diseñando lentes con formas un tanto peculiares (Ver figura 1b). Esas extrañas formas hacían que todos los rayos que entrasen por cualquier lugar de la lente confluyeran en un mismo punto. Pero se trata de lentes difíciles de fabricar. De hecho, las soluciones de Descartes y Huygens nunca se aplicaron pues muy pronto se descubrió que había otra solución de fabricación más fácil con dos lentes de distinto tipo. Los trilobites son unos animales artrópodos, cuyo nombre deriva de que su cuerpo tiene tres lóbulos que podríamos llamar cabeza, tórax y cola, aunque los nombres científicos son un poco más complicados: a la cabeza le llaman cefalón, al tórax se le conserva el nombre y a la cola o parte posterior se le llama pigidio. Aparecieron hace 540 millones de años, en el periodo llamado Cámbrico, y se extinguieron al final del Pérmico, hace 250 millones de años. Sus ojos son compuestos, similares a los de los modernos insectos y cada ojo tiene cientos de elementos separados. Pero no todos los ojos de los trilobites tienen las mismas características; los hay que no tienen lente en cada elemento visual pues se trata de un simple tubo; los hay con una lente; otros, como por ejemplo el Crozonaspis, en cada

EL DATO LA MONTAÑA DE LAS GOLONDRINAS DE PIEDRA

 Cabezas de trilobite fosilizadas.

38 ❘ CIENCIAON

En China, en la provincia costera de Shandong, hay una montaña cuyo nombre es Tai, aunque también se conoce como la montaña de las golondrinas de piedra. En dicha montaña hay varios templos taoístas y en la parte baja hay tiendas que venden recuerdos. Uno de los más interesantes son unos cuadros hechos de piedras fósiles, extraídos de la propia montaña, en los que se ven golondrinas petrificadas, captadas en pleno vuelo. O al menos esa es la sensación

que dan. Parece que cientos de golondrinas han sido captadas en pleno vuelo por una cámara que en vez de fotografías produce fósiles. En la montaña hay una mina de donde se extraen estas maravillosas fotos de piedra. Las piedras son de hace unos 500 millones de años. Ya sabemos que los trilobites tienen cabeza, cuerpo y cola. La parte más dura, la que fosiliza más fácilmente, es la cabeza, por eso, en la montaña Tai hay millones de cabezas de trilobites, cabezas que parecen golondrinas en pleno vuelo.


ON190212