Issuu on Google+

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO ________________________________________ OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

____________________________________________________ ÍNDICE # 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

Tema Terminología de construcción Control de la erosión Paisajismo Control de las termitas Mantenimiento del sistema séptico Reparaciones de plomería Reparaciones de albañilería Reparaciones de pisos de concreto Cuidado de las baldosas Reparaciones de pintura Reparaciones del techo exterior Reparaciones de cielos rasos Reparación de puertas Reparación de cerraduras Cuidado del mobiliario Sistema de sonido Reparaciones eléctricas Generadores de energía eléctrica

Mes/Año 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09 12/09

2

12/09

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

TERMINOLOGÍA DE CONSTRUCCIÓN Introducción En el área de la construcción y reparación se utiliza un vocabulario técnico específico relacionado con los diferentes oficios y la zona geográfica. El objetivo de estos consejos es cubrir la mayoría de los términos que se utilizan comúnmente en la construcción de Salones del Reino. Glosario Accesorios. Elementos de la instalación eléctrica o de plomería. Aguas freáticas. Véase nivel freático. Agujeros de drenaje. Agujeros que se dejan en las paredes que permiten que drene la humedad. Alero. Borde de un techo que sobresale de las paredes. Angular. Conectores de madera, de madera contrachapada o de láminas de acero. A plomo. Estado en que algo está exactamente vertical. Argamasa. Mezcla de agua, arena y cemento. Asentamiento. Desplazamiento del terreno. Bajante. Tubo que transporta el agua de lluvia en sentido descendente desde las canaletas horizontales del tejado. Barras de anclaje. Barras sujetadoras empotradas en las paredes. Barrera contra el vapor. Material impermeable (plástico) que impide el paso de la humedad a las paredes. Base. La primera capa de pintura. Bisagra. Conjunto de dos piezas articuladas por un eje que permite el giro de apertura y cierre de las puertas. Bisel. Corte oblicuo en el borde de una superficie. Boca de limpieza. Abertura que permite el acceso a una tubería de drenaje. Canal del tejado. Canal que transporta el agua de lluvia del tejado. Cielo raso. Techo que se apoya en una estructura colgante. Cimientos. Base de concreto para las paredes. Circuito. Recorrido que hace la corriente eléctrica partiendo de la fuente de energía a través de una toma y volviendo a tierra. Codo. Accesorio eléctrico o de plomería que permite cambiar la dirección de desplazamiento de un tubo o conducto. Conducto. Tubo (de PVC) por donde pasa el cableado eléctrico.

Contramarcos de ventana. Guarnición alrededor del marco de una ventana. Contravientos. Riostra diagonal diseñada para resistir las cargas eólicas laterales. Cordón inferior. Viga inferior horizontal de una cercha. Cordones internos. Piezas de soporte cruzadas en un entramado, que van desde los cordones inferiores hasta los superiores. Cumbrera. El punto más alto de un techo exterior. Dintel. Parte horizontal que soporta la carga sobre una abertura como una puerta o ventana. Enmasillado. Sellado de una junta en una edificación. Entramado del techo exterior (tejado). Estructura que sostiene el techo a todo lo ancho del espacio que este cubre. Fondo. Pintura o tinte que se aplica como base o acabado final a la madera desnuda. Fusible. Dispositivo que protege las líneas eléctricas de las sobrecargas. Véase también interruptores de circuito. Goterón. Moldura interna del alero que se instala en el borde inferior de las cerchas. Hastial. La entera fachada de una edificación. Herrajes. Todos los accesorios metálicos que se utilizan en los acabados. Impermeable. Que no puede ser penetrado por el vapor de agua. Inclinación del techo (tejado). Ángulo de inclinación de las aguas de un tejado. Junta de construcción. Junta en una estructura hecha entre lotes o paños separados de concreto. Junta de control. Ranuras poco profundas moldeadas, labradas o cortadas en una losa de concreto para controlar el agrietamiento. Lechada. Mezcla semilíquida de cemento, arena y agua. Línea de aguas residuales. Tubo que recolecta y drena las aguas negras. Listón. Tira de madera que cubre las juntas en el techo interior. 3

Losa. Área plana de concreto. Losa rasante. Piso de concreto colocado en el suelo. Machihembrado. Juntura de madera que se conecta insertando los bordes de una lengüeta en una ranura. Masilla. Tipo de pasta que se utiliza para rellenar huecos pequeños y grietas en la madera, y para usos similares. Membrana aislante (D.P.C.). Material que se coloca por encima del nivel del suelo en una pared para impedir que la humedad del terreno se filtre a través de la estructura. Muro de contención. Pared que retiene la tierra e impide la erosión. Nivel freático. Ubicación del agua subterránea. Reductor. Aditamento con abertura de diferentes tamaños que se usa para pasar de un tubo grande a uno de menor tamaño. Refuerzo. Colocación de acero en el concreto para aumentar su resistencia. Relleno. Tierra excavada previamente que se coloca en una nueva zanja o alrededor o contiguo a una pared de fundamento. Respiradero. Tubo que permite el flujo de gases hacia el exterior. Sellador. Sustancia de acabado que se aplica directamente a la madera desnuda para sellar su superficie.

Surco de goteo. Surco en la parte inferior del borde de una cornisa que impide que el agua chorree por la pared. T. Aditamento de plomería en forma de “T”. Techo exterior (tejado). Parte superior de una construcción que lo cubre para protegerlo del agua. Tierra eléctrica. Corriente eléctrica que procura seguir la ruta más corta de regreso a tierra. En todos los circuitos los cables de aterramiento (que no son los neutros) se encargan de transportarla. Toldo. Elemento instalado sobre una ventana para resguardar del sol el lugar. Tomacorriente. Enchufe donde se conecta un aparato a la corriente eléctrica. Unión. Aditamento de plomería para unir tubos por sus extremos, de manera que la tubería pueda desmantelarse. Válvula de cierre. Dispositivo que se instala en una línea de suministro de agua para interrumpir el flujo hacia un accesorio. Viguetas. Soportes horizontales que conectan vigas o entramados en ángulos rectos. Zapata. Porción de soporte por debajo del nivel del suelo (incluyendo los cimientos) que transfiere las cargas al terreno.

4

Vigas del entramado del techo Cordones internos Viguetas

Angular metálico Cordón inferior Relleno de ladrillos entre montantes de madera

Canaleta Goterón

Plancha del cielo raso Listón

Dintel en un bloque en U

Marco de puerta

Repisa de ventana Pared de bloque (CMU) Membrana aislante (DPC)

Baldosas Nivelador de piso Losa

Espacio para rellenar

Zanja

Engravillado

Muro de fundamento Zapata

Figura 1: Terminología que se usa comúnmente en la construcción de Salones del Reino 12/09

5

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

CONTROL DE LA EROSIÓN Introducción La erosión es el desprendimiento o arrastre de sólidos (tierra, lodo, rocas y otras partículas) ocasionado por la acción del viento, el agua o el hielo que se mueven en dirección descendente por la gravedad. La erosión es un proceso natural que puede resultar beneficioso para el ecosistema, por ejemplo, cuando la grava se desplaza corriente abajo en los cursos de agua. No obstante, en la mayoría de los casos resulta destructiva debido a la intervención dañina del ser humano en el medio ambiente. La principal fuerza responsable de la erosión es la gravedad, que hala todo lo que se encuentre en la superficie hacia el centro de la tierra. En una superficie plana, la gravedad actúa en sentido descendente. Mientras el material permanezca sobre la superficie no se desplazará por la acción de la gravedad. Sin embargo, en una pendiente, la fuerza de gravedad, que actúa en sentido vertical descendente, puede tener dos componentes. El que actúa a lo largo de la pendiente aumenta en función de la inclinación, y a la larga supera al otro componente que mantiene a la partícula sobre el suelo, lo cual resulta en movimiento (figura 1). Efecto del agua Cuando el agua satura un material, las partículas tienden a fluir como un líquido. Esto se debe a que el agua penetra entre los granos y disminuye la fricción entre ellos. El efecto es mayor cuando las partículas se encuentran en un terreno inclinado que es arenoso o sedimentario, y por ende, tiene poca fuerza aglutinante. En tal caso, la escorrentía es mayor que la filtración, lo cual produce erosión. El agua provoca diferentes tipos de erosión: • La erosión laminar se produce por el impacto de una lluvia fuerte sobre el terreno desnudo. El agua fluye cuesta abajo como una lámina, arrastrando partículas del suelo. Por lo común esto sucede cuando el índice de precipitación excede el índice de absorción del suelo. • La erosión de torrentera ocurre cuando el agua corre a lo largo de una depresión formando una zanja o torrentera. Esto es particularmente visible en la formación de barrancas (figura 2). • La erosión de valles o cuencas fluviales se produce por el flujo continuo de agua a lo largo de una formación lineal. La erosión actúa tanto en sentido descendente, haciendo más profundo el valle, como hacia adelante, extendiéndose por el valle en dirección a las laderas (figura 2). El corte transversal del valle adopta la típica forma de una V, y la pendiente del curso de agua se hace relativamente aguda. Cuando el proceso llega al nivel de la base del terreno, se convierte en erosión lateral. Factores que contribuyen a la erosión del suelo El aumento de las precipitaciones conduce a la erosión. Si se comparan dos terrenos con vegetación similar, es más probable que el suelo limoso y arenoso con pendiente escarpada se erosione más que el suelo arcilloso que recibe precipitaciones menos intensas y cuya pendiente es menos pronunciada. Las carreteras, en particular, tienen una mayor probabilidad de ocasionar más erosión porque cambian de manera notable los patrones de drenaje, además de que para construirlas se quita la superficie del suelo. La capa de residuos orgánicos de un bosque virgen protege el suelo mineral porque absorbe el impacto de las gotas de lluvia. Esta capa y el suelo subyacente del bosque son porosos y altamente permeables a la lluvia. Por lo tanto, su presencia contribuye a prevenir la erosión. Cuando se remueve o compacta dicha capa para urbanizar o construir carreteras, aumenta en gran manera la susceptibilidad del suelo a la erosión. A continuación se resumen los factores que contribuyen a la erosión de los suelos: • La cantidad e intensidad de las lluvias o del viento. • Prácticas inadecuadas en el uso del suelo; esto incluye la deforestación, sobrepastoreo y las actividades de construcción indiscriminadas. • La textura del suelo, la inclinación de la pendiente y la capa vegetal del suelo.

6

Cómo se controla la erosión Cuando no se puede dejar de construir en sitios con mayor propensión a la erosión, pueden tomarse medidas preventivas y correctivas para controlar y manejar la situación de forma apropiada. A tal efecto, pudieran combinarse los siguientes pasos: • La siembra de césped, acolchados vegetales y arbustos controlan la erosión en las formas indicadas en las figuras 3 y 4. • El césped reduce la fuerza con que corre el agua por el terreno (escorrentía), lo que permite que el suelo absorba el agua. • Las raíces de las plantas mantienen el suelo en su lugar e impiden que sea arrastrado. • Las hojas y tallos amortiguan el impacto de las gotas de lluvia y contribuyen al control de la erosión en las laderas. • Las plantas en tierras pantanosas y en las riberas de los ríos son de particular importancia, pues reducen la corriente de agua y el suelo se aglutina alrededor de sus raíces, previniendo así la erosión. • Los sitios en pendientes pueden nivelarse para reducir la inclinación al ángulo natural en reposo (es decir, el ángulo dentro del cual un suelo en particular permanece estable), haciendo posible que la hierba crezca eficazmente. • El uso de métodos de barreras deflectoras como enterrar parcialmente grandes troncos de madera o sacos de arena en una ladera para reducir la corriente de agua (figura 5). • La formación de terrazas mediante la fabricación de paredes de troncos de madera, piedra o concreto a manera de muros de contención (figura 5). • El uso de escolleras (revestimiento con piedras) con rocas parcialmente enterradas y comprimidas en forma apretada con tierra y plantas en su derredor (figura 5). • La recolección y canalización del exceso de agua fuera del sitio o hacia cuencas de captación o pozos secos (sumideros ciegos) mediante el uso de hondonadas o canalones.

7

ILUSTRACIONES

Figura 1: Partícula en una superficie plana y en una pendiente

Figura 2: Erosión de torrentera y de cuenca fluvial Arbustos o Bambú o Crotos o Jasminum o Betibel o Grama fuerte

Figura 3: La grama controla la erosión Travesaños o maderos grandes

Las barreras deflectoras, parcialmente enterradas, desvían el agua. Utilice tantos travesaños o maderos como sea necesario para controlar la erosión.

Cubiertas para el suelo o Maní forrajero o Wedelia o Gramas o Cucaracha o Lantana montevidensis (cariaquito)

Figura 4: Estas plantas se utilizan para controlar la erosión Relleno

Nivel original del suelo

Las terrazas a lo largo de la pendiente reducen la velocidad o detienen la corriente de agua. Construya la terraza partiendo de la parte inferior de la pendiente hacia arriba utilizando relleno detrás de cada muro.

Piedras a medio enterrar en el suelo

Las escolleras (piedras rotas) parcialmente enterradas en el suelo contribuyen a detener la erosión. Las piedras deben tener un diámetro mínimo de 6 pulgadas.

Figura 5: Control de la erosión con barreras deflectoras, terrazas y escolleras 12/09

8

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

PAISAJISMO Introducción Se define paisajismo como la ornamentación o mejora del contorno del paisaje mediante el sembrado de flores, arbustos o árboles. Sin embargo, además de mejorar la estética y minimizar el efecto del ruido y del viento, el paisajismo previene la erosión, promueve la vida salvaje autóctona, permite que el agua superficial se filtre por el suelo, contribuye a prestar atención a la descarga de las aguas pluviales y suministra sombra. Para lograr un buen paisajismo hace falta un buen diseño y drenaje del paisaje, una selección práctica de las plantas, un sembrado correcto y el mantenimiento adecuado. Diseño del paisaje Lo mejor es diseñar un paisaje de fácil mantenimiento y que sea funcional para el entorno. • Si es posible, siga el patrón natural de drenaje para reducir la formación de pozos en los alrededores de la estructura (figura 1). • Intente reducir la velocidad de la escorrentía mediante nivelar las superficies para que tengan pendientes cóncavas (hacia adentro) en lugar de convexas (hacia fuera). • Coloque arbustos y árboles en forma tal que sea fácil podar o cortar el césped (figura 2). • Deje suficiente espacio para que cada planta crezca hasta alcanzar su altura máxima sin tener que podarla constantemente. • No plante arbustos o árboles en áreas cercanas a los edificios para que no entren termitas, roedores, sucio, etc. • Plantar arbustos de baja estatura en su etapa madura en áreas cercanas a los edificios ayuda a mantenerlos iluminados y contribuye a darles un aspecto prolijo. • No plante árboles en las áreas más cercanas a las edificaciones o al sistema séptico, ya que las raíces pudieran ocasionar daños subterráneos. • Coloque una capa de material orgánico (cubierta del suelo) de césped cortado o cortezas de madera de unos 5 a 10 centímetros alrededor de las plantas para que retengan la humedad, sirva como fertilizante y minimice el crecimiento de la maleza. Selección de las plantas Las plantas que seleccione deben ser compatibles, de lo contrario, aunque el diseño cuente con un drenaje viable, pudiera terminar siendo ineficaz. Los siguientes son algunos indicadores para la selección de los tipos apropiados de plantas ornamentales: • Siembre una selección de plantas, árboles y arbustos autóctonos, ya que están adaptados al clima local, y suelen ser resistentes a los problemas relacionados con plagas regionales y requieren menos mantenimiento. • Agrupe las plantas que tengan necesidades ambientales similares (necesidades de riego). • Seleccione plantas con raíces profundas que puedan mejorar la absorción del agua. • Utilice variedades que tengan un follaje extenso que contribuya a minimizar el impacto de las gotas de lluvia para que reduzca la erosión del suelo. Siembra Después que haya seleccionado las plantas adaptables que hagan falta, es indispensable que use buenas prácticas de sembrado para garantizar su supervivencia. Si el suelo es pobre, añada buena tierra o acondicione la tierra esparciendo una capa de materia orgánica (compost), abono y hasta de aserrín. Luego trabaje el suelo. El método a utilizar es el de laboreo con escardilla o el método “tilling” (laboreo con escarificador). Utilizando una escardilla de borde cuadrado, cave hacia abajo volteando la tierra. Rompa los terrones en pedazos más pequeños. Las siguientes son directrices para sembrar plantas con raíz desnuda o plantas con raíz cubierta por un recipiente: • Plantas con raíz desnuda (figura 3). Elimine las raíces muertas o dañadas y manténgalas húmedas y cubiertas hasta el momento de trasplantarlas. El hoyo debe ser suficientemente profundo como 9

para que las raíces permanezcan en posición recta y debe mantenerse la profundidad de crecimiento previo. Además, riegue la planta y colóquele una cubierta que retenga de humedad, pero separada del tronco. • Plantas con raíces cubiertas por un recipiente (figura 4). Proteja las plantas del viento durante su traslado al sitio. Antes de sembrarlas elimine las ramas muertas o rotas. Cave un hoyo que sea dos o tres veces más grande que el recipiente y rompa los terrones grandes. Tenga cuidado de no dañar las raíces cuando saque la planta del recipiente; si las raíces se tuercen, libérelas y/o pódelas ligeramente según sea necesario. A continuación, coloque la planta en el hoyo a la altura de su crecimiento en el campo y rellene con tierra, asegurándose de que el tronco esté en posición recta y que la tierra esté apisonada para eliminar las bolsas de aire. Riegue la planta y colóquele una cubierta que retenga de humedad, pero separada del tronco. Tome en cuenta que en los lugares donde hay mucho viento deberá apuntalar los árboles grandes con estacas por más de un año. En suelos con drenaje insuficiente, es preferible plantar varias pulgadas por encima del contorno, o en casos extremos, en un pequeño montículo elevado. Riegue las nuevas plantas hasta que estén firmes. Pudiera tomar una o dos estaciones de crecimiento para que las raíces se desarrollen por completo y se extiendan. Mantenimiento Cuando las plantas estén firmes, se pueden minimizar las tareas de mantenimiento de segar, podar, riego, y fertilización con materia orgánica si sigue de forma puntual los siguientes procedimientos: • Mantenimiento preventivo. Esto significa observar las plantas, vigilar si hay brotes de enfermedades e insectos (plagas). Si se detectan en sus etapas tempranas, podrán controlarse. • Uso de las herramientas adecuadas. Las que son mecánicas o manuales pueden acortar muchas de las tareas de mantenimiento si se emplean las apropiadas para la labor en cuestión, por ejemplo, para la poda, una tijera de hojas largas o una podadora de mano tipo tijera hacen cortes más limpios que las podadoras de cuchillas. • Poda al momento preciso. Esto implica esperar hasta que la planta esté firme para llevar a cabo una poda completa, cortando solo los brotes y raíces dañados, y retirando las ramas cruzadas o que compiten entre sí mientras su diámetro es aún pequeño. Asimismo, se recomienda evitar la poda de plantas leñosas en el momento de plantarlas. Sin embargo, en otros casos puede efectuarse la poda para controlar o dirigir el crecimiento de la planta, para aumentar la circulación de aire y cuando las ramas suponen algún tipo de riesgo. • Uso de fertilizantes naturales. Recicle tantos nutrientes como sea posible en el sitio dejando sobre el césped hierba cortada, aplicando compost de hojas a los lechos y capas de sustancias orgánicas. • Sustitución y reparación. Esto incluye sustituir las plantas muertas o en proceso de morir por plantas locales, adaptables y resistentes a las plagas, lo que contribuirá a mantener el paisaje. Asimismo, lleve a cabo reparaciones con regularidad en las áreas erosionadas o superficies dañadas para verificar si el suelo está erosionado.

10

ILUSTRACIONES

Arbustos que dan flores

Arbustos de hoja perenne

Cobertizo para guardar herramientas

Árboles que dan flores o árboles frutales enanos

Puerta

Seto vivo

Arbustos de hoja perenne

Lecho de flores Arbustos floreados

Arbustos perennes

Puerta delantera

Arbustos perennes

Borde de madera

Escalones CÉSPED Arbustos de hoja perenne Arbustos de sombra

Bajío

Pendiente

Calle

Arbustos que dan flores

CÉSPED

Arbustos de sombra

Pasadera de grava

Arbustos de sombra

Árbol de sombra

Figura 1: Diagrama del drenaje del patio en los alrededores de la estructura

Figura 2: Plano del paisajismo

11

ILUSTRACIONES

Figura 3: Siembra de plantas con raĂ­ces desnudas

Figura 4: Siembra de plantas con raĂ­ces en recipientes o plantas en bola 12/09

12

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

CONTROL DE LAS TERMITAS Introducción Las termitas viven en nidos dentro de la madera o debajo del suelo (figura 1). Estos nidos están sellados al aire exterior para mantener alta la humedad. La mayoría de las 1.900 especies de termitas se distribuyen en los trópicos. Solo el 10 por ciento de las especies conocidas tienen hábitos destructivos que ocasionen grandes daños. Aunque se les llama hormigas blancas no están relacionadas con las hormigas (figura 5). Tipos Las termitas subterráneas necesitan estar en contacto con la humedad del suelo por eso penetran estructuras de madera a través de la tierra, no obstante, son relativamente fáciles de controlar. Lo más común es colocar insecticida en una zanja alrededor de la estructura y cubrirla con tierra. Los insecticidas resultan útiles alrededor de grietas y fisuras en las bases y en madera infestada. Por otro lado, las termitas de madera seca fabrican sus nidos dentro de la madera, de la cual se alimentan, y son mucho más difíciles de controlar. La fumigación es el método más eficaz para exterminarlas. Otro método consiste en verter insecticida en pequeños agujeros perforados dentro de sus galerías en la madera infestada. El objetivo principal del control de termitas es eliminar el contacto entre la colonia de termitas en el suelo y el enmaderado de la edificación. Esto se logra retirando todos los soportes de madera, tablas de encofrado, desechos, etc., alrededor y por debajo de la edificación, y efectuando todos los cambios necesarios para bloquear el paso de las termitas del suelo a la madera. Medidas de control previas a la construcción Se puede colocar insecticida en zanjas alrededor de la estructura a proteger. Las termitas no pueden penetrar en materiales como madera tratada a presión, bloques de cimentación tratados con Dieldrin y concreto reforzado por lo que su uso garantiza la seguridad de los cimientos si están, como mínimo a 150mm (6”) por encima del suelo. Es más fácil y económico controlar la infestación por termitas tratando primero el sitio en donde se hará la edificación con Demon TC. En el área donde se vayan a colocar los cimientos cave una zanja de 150mm-200mm (6”-8”) de ancho y de aproximadamente 100mm (4”) de profundidad y trate el suelo con una solución de 1 litro de Demon TC en 99 litros de agua por metro cúbico de tierra. Si el terreno es inclinado utilice un travesaño para impedir la filtración irregular del químico. Vierta algo de la solución en el fondo de la zanja y cubra con una capa de arena. Vierta o rocíe más del químico en la parte superior de la capa de arena. Mezcle por completo el químico con esta capa de arena y pisonee bien. Continúe agregando capas de arena, mezclando cada capa con el químico y pisonee cada vez hasta llenar la zanja. No aplique químicos a la arena si está empapada de agua. Medidas de control posteriores a la construcción Si ya existe una edificación o se trata de un edificio viejo propenso a la infestación por termitas, inspeccione con cuidado los alrededores para detectar la presencia de termitas. Estas pueden presentarse en la forma de un termitero (un montículo de tierra como el que forman las hormigas) o en la forma de rutas de termitas/canal de barro (galerías térreas que les permite atravesar las áreas expuestas). Debe asimismo revisar a conciencia el interior de la edificación para detectar la presencia de termitas, normalmente en la forma de rutas de termitas/canal de barro (figuras. 3, 4). Derribe cualquier termitero o ruta de termitas o canal de barro desboronándolo y aplicando un tratamiento químico. Puede utilizar Demon TC (pero no en un sitio cercano a la fuente de suministro de agua o cerca de plantas que se utilizan para consumo humano). Transfiera esta medida al suelo (horizontal). Utilice esta medición horizontal para saber dónde debe efectuarse la contención y cave un hoyo alrededor del área. A continuación vierta la solución química en el suelo para limitar la diseminación de las termitas mientras que remueve el termitero o ruta de termitas/canal de barro. De ser posible, retire la reina (figura 6). 13

Empape el hoyo formado luego de remover por completo el termitero o ruta de termitas/canal de barro, tritúrelo pedazo por pedazo y remójelo con el químico. Continúe con este proceso hasta finalizar el tratamiento del termitero o ruta de termitas/canal de barro. Luego cubra el hoyo con tierra mezclada con la solución química y pisonee muy bien hasta rellenar el hoyo. Para eliminar el contacto entre la colonia de termitas en el suelo y el enmaderado de la edificación, forme una barrera mediante un tratamiento químico residual. Puede utilizar la misma mezcla de Demon TC, que para el tratamiento de los cimientos de una nueva edificación. Cave una zanja alrededor de la vieja edificación de no menos de 300mm (12”) de profundidad y 150mm-200mm (6”-8”) de ancho. Observe que la profundidad depende de la profundidad del pavimento, o aproximadamente la mitad de la profundidad de los cimientos. El procedimiento de verter la solución química y cubrir pisoneando es el mismo, excepto que se utilizará la tierra como cobertura en este caso. Medidas de precaución Las concentraciones de químicos que recomendamos y las del fabricante permiten un margen de seguridad y proveen protección durante varios años. No obstante, debe tomar las siguientes medidas de precaución al manipular los químicos y la solución que prepare con estos: • No permita que los químicos entren en contacto con la piel. Utilice guantes de goma, protector plástico para el rostro o gafas de seguridad, y no ingiera alimentos mientras manipula los químicos. • Si la piel entra en contacto con los químicos, enjuague de inmediato con abundante agua. • Nunca aplique estos químicos en lugares donde puedan percolarse hacia cualquier fuente de agua potable. • Mantenga a los niños y las mascotas alejados de las áreas donde se preparan y usan los químicos. • Siga estrictamente las instrucciones de seguridad del fabricante que aparecen en la etiqueta. Propagación de las termitas Es al comienzo del período de lluvias cuando se debe estar más alerta para evitar la formación de nuevas colonias. Durante ese tiempo, las termitas alcanzan la madurez reproductiva; que se reconoce por la formación de alas. Con las primeras lluvias del invierno, salen de sus nidos para copular y formar nuevas colonias. En esta condición se les conoce con el nombre de “abuelitas”, y se ven en grandes cantidades. Es en esta etapa que se debe hacer lo posible para que no entren en las edificaciones y muebles. De modo que es recomendable cerrar ventanas y puertas y cualquier abertura por donde pudieran tener acceso, pues las atrae la luz blanca. Luego de esto, hay que hacer inspecciones periódicas para erradicar cualquier nueva colonia.

14

ILUSTRACIONES

Figura 1: Galer铆a con termitas

Figura 2: Pesticida para eliminar las termitas Antena recta

Figura 3: Canal de barro formado por termitas

Figura 4: Ruta de termitas en la pared

Antena doblada

Longitud uniforme de las alas

Longitud desigual de las alas

Abdomen delgado Abdomen recto Termita

Hormiga

Figura 6: 1Con alas, 2Rey, 3Reina, 4Soldado, 5 Obrera, 6Larva

Figura 5: C贸mo diferenciar una termita de una hormiga

12/09

15

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

MANTENIMIENTO DEL SISTEMA SÉPTICO Introducción Un sistema séptico es un sistema de tratamiento de aguas negras en el sitio que consta de tres componentes principales: el tanque séptico, un dispositivo de distribución y un medio para la descarga del líquido al terreno. Si se diseña, instala y mantiene en forma apropiada no constituye ninguna amenaza para las aguas subterráneas, si, por el contrario, funciona de forma inadecuada o tiene fallas contribuiría a la contaminación de estas. Las aguas residuales de los sistemas sépticos pudieran incluir muchos tipos de contaminantes, entre ellos, nitratos, bacterias y virus peligrosos. Funcionamiento Las aguas negras sin depurar provenientes de los desagües caen en el tanque donde se separan los sólidos y se inicia el proceso de descomposición. Las bacterias anaerobias (que no necesitan el oxígeno) están presentes por naturaza, y comienzan a descomponer los sólidos (materia orgánica), transformando hasta un 50 por ciento de ellos en líquidos y gases. Los sólidos no descompuestos flotan hacia la parte superior para formar una capa flotante (escoria o espuma) o se depositan en el fondo del tanque en la forma de lodo (figura 1). El material flotante queda retenido por tubos en forma de “T” que funcionan como desviadores. Cuando los líquidos dentro del tanque se elevan al nivel del tubo de desagüe, penetran el sistema de drenaje. Este desagüe o efluente es conducido a un campo de percolación o de drenaje (sumidero) desde donde es descargado al suelo. El tratamiento final de los efluentes se produce a medida que el terreno absorbe y filtra el líquido. La acción de filtración del terreno, en combinación con la actividad aerobia de las bacterias del suelo, remueven los organismos patógenos y cambia la condición del material del efluente de dañina a no dañina, completando así el proceso de tratamiento. El sistema séptico pudiera presentar fallas si no se usa correctamente. Como medida de prevención, debe llevarse a cabo dos tipos de mantenimiento: el preventivo y el periódico. Mantenimiento preventivo El objetivo del mantenimiento preventivo es evitar daños al sistema tomando medidas de precaución durante su uso. Esto es responsabilidad de todos los que usen el sistema. A continuación, presentamos algunos consejos para contribuir a prolongar la vida de los sistemas sépticos: • Utilice el agua con moderación. Las aguas negras que entran al tanque requieren de tiempo para permitir que los sólidos se asienten en el fondo. Mientras mayor sea el volumen de agua que se introduce al sistema, menor será la probabilidad de que estas aguas negras se asienten en el tanque de sedimentación y menor la oportunidad que tendrán las bacterias para descomponer los sólidos. Asimismo, deben repararse con prontitud los grifos que gotean. • Nunca vierta químicos tóxicos o peligrosos en el sumidero, ya que los microorganismos responsables del tratamiento de los efluentes que salen del tanque séptico son en extremo sensibles a estos. • Nunca arroje materiales plásticos, basura o materiales no degradables en el sistema, ya que pueden obstruir las tuberías y drenar al terreno adyacente al tanque, acelerando incluso la acumulación de sólidos en el tanque de sedimentación. • Para que un tanque funcione en manera apropiada, debe mantenerse en su interior un volumen de líquido adecuado que permita un “intervalo de tiempo de asentamiento” suficiente para que los sólidos se asienten en el fondo en la forma de lodo o se unan a la capa de escoria que flota en la parte superior del tanque. Por este motivo, siempre hay que eliminar los desechos con agua. Mantenimiento periódico El mantenimiento periódico incluye hacer inspecciones anuales, llevar un registro de estas y de cualquier otro trabajo que se le efectúe al sistema, incluso del bombeo. Nunca entre a un tanque séptico, pues los gases pueden ser fatales. La inspección del sistema incluye lo siguiente: • Revise los alrededores en busca de olores desagradables (p.ej., hedor persistente a huevos podridos), tierra saturada, flujo de desechos líquidos, o crecimiento excesivo del césped alrededor 16

del área de absorción del terreno. A menudo, estos son indicios de que el sistema está fallando y de que el área de absorción necesita reparación, que se le expanda o reponga. • Verifique los niveles de lodo y escoria dentro del tanque séptico para asegurarse de que las capas de sólidos no se encuentren dentro de los “niveles de advertencia temprana” (figura 2). • Verifique que el sumidero drene el agua. En el caso del campo de percolación, revise los tubos de acceso para inspección a fin de determinar si el nivel de líquido se encuentra continuamente sobre las 6 pulgadas. Si un tanque séptico lleva funcionando muchos años, los tubos sanitarios/desviadores en forma de T tal vez se desintegren o colapsen, trayendo como consecuencia que las aguas negras se desvíen por la parte superior, en vez de irse hacia abajo para ser represadas. O la escoria y el lodo pudieran rebozarse y obstruir la salida o la línea que va hacia el campo de percolación. Por consiguiente, sustituya los tubos o desviadores en forma de “T” defectuosos. Factores como la temperatura y el número de usuarios afectan la rapidez con que se llena el tanque séptico. Por ejemplo, las altas temperaturas del trópico contribuyen de manera considerable al proceso de descomposición. Y si el sistema recibe conjuntamente un abundante suministro de agua, por supuesto, sin que se use en exceso, se puede esperar que transcurran muchos años antes de que sea necesario vaciarlo. Por otra parte, si la acumulación es excesiva, todo el sistema fallará. Por lo tanto, la masa de lodo dentro del tanque no debe ocupar más del 50% de su capacidad, ni debe formarse la capa flotante en sentido descendente a más de 300mm (12 pulgadas) del fondo del separador de escoria. Con frecuencia se usan dos métodos para medir la capa de lodo y la de escoria dentro del tanque. Uno es empujar un tubo plástico transparente limpio con una válvula de retención en el extremo a través de las diferentes capas hasta el fondo del tanque. Al extraerlo, este retiene una muestra de corte transversal del contenido del tanque. Con el otro método, pueden medirse también las capas utilizando una vara larga de madera de la siguiente manera: 1) Fije una pieza de madera de unos 80mm (3 pulgadas) de largo a uno de los extremos de la vara para formar un “pie” (figura 3). 2) Para medir la profundidad de la escoria, introduzca la vara a través de la boca de revisión hasta que el “pie” repose sobre la capa de escoria, a continuación marque la vara por la parte superior de la boca del tanque (figura 4a). 3) Empuje la vara a través de la capa de escoria y cuando perciba la resistencia del fondo de la capa extráigala de nuevo y haga otra marca en la vara; la distancia entre la dos marcas constituye la profundidad de la escoria (figura 4b). 4) Localice el extremo inferior de la “T” de drenaje que está sumergida en el tanque. 5) Para medir la profundidad del lodo, deje caer la vara a través del agujero que hizo antes en la capa de escoria hasta que sienta resistencia, luego haga una marca en la vara por la parte superior de la boca del tanque (figura 4c). 6) Empuje en forma forzada la vara a través del lodo hasta el fondo del tanque y haga otra marca en la vara; la distancia entre estas dos marcas constituye la profundidad del lodo (figura 4d).

17

ILUSTRACIONES Nivel del líquido

Vara de madera de 2” x 2” Fije el “pie” con tornillos CAPA DE ESCORIA “T” de salida

Profundidad de la escoria 300mm

Profundidad del lodo 1000mm

Lodo Figura 2: Niveles de escoria y lodo

Figura 1: Tanque séptico

Marcas con lápiz

Profundidad del líquido

Figura 4a: Parte superior de la capa de escoria

Marcas con lápiz

Marcas con lápiz

Figura 3: Vara de medir Marcas con lápiz

Profundidad del lodo

Profundidad de la escoria

Figura 4b: Fondo de la capa de escoria

Figura 4c: Parte superior del lodo

Figura 4d: Fondo del lodo 12/09

18

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES DE PLOMERÍA Introducción Un típico sistema de cañerías del agua fría lo conforman tubos de plástico (PVC) para suministro y drenaje, ajustes (codos, tubos conectores en forma de T, reductores) unidos con pegamento, y accesorios (tomas, sumideros, inodoros). Antes de hacer cualquier reparación de plomería, es necesario identificar primero el problema para saber cómo corregirlo. Este pudiera relacionarse con el suministro de agua, accesorios de plomería o con el sistema de cañerías. Un buen plomero investiga la causa del problema antes de decidir qué hacer, y procede como sigue: 1) Identifica los síntomas observando lo que sucede con el agua. 2) Cuando más de un problema pudiera ocasionar el síntoma, lleva a cabo pruebas para determinar cuál es. 3) Cuando descubre la causa, utiliza los procedimientos apropiados para efectuar las reparaciones. Se producen muchas fugas cuando no se usa de forma apropiada el sistema o simplemente por el uso y desgaste normal. Para prevenir las fugas de agua haga lo siguiente: • Cierre bien los grifos, sin apretar demasiado. • Sustituya los grifos desgastados. • Sustituya o repare las válvulas de control del agua de los inodoros o pocetas (que se encuentran dentro del tanque) a medida que fallen o se desgasten. • Sustituya el sello que une la taza del inodoro con el drenaje cuando existan fugas alrededor de la base. • Nunca se pare sobre la taza del inodoro ni se meza cuando esté sentado sobre ella. • Tire solo papel higiénico en el inodoro. • Cuando se produzca una fuga, cierre la llave principal; colocar un balde debajo de una gotera no es reparar la fuga. Suministro de agua Los problemas que posiblemente se presenten con la tubería de suministro de agua son fugas que se producen en los aditamentos, las roturas de los tubos, el flujo restringido del agua a través de ellos y la presión del agua. Esto pudiera ocurrir como resultado de los trabajos que se le efectúen al sistema, torcedura de tubos o por la antigüedad de la tubería o por impacto. Una vez identificado el aditamento donde exista la fuga, se le debe reajustar o sustituir. Los tubos de PVC se unen químicamente con pegamento (denominado soldadura disolvente), como sigue: 1) Corte el tubo roto y uno nuevo de la misma longitud; limpie los bordes del corte con papel de lija (figura 1). 2) Aplique solvente (pegamento) en los extremos, empalme y conecte de inmediato (figura 1). Aunque es preferible usar empalmes, también es posible dar forma al extremo del tubo con un soplador de aire caliente para formar un extremo matriz. 3) Deje secar por 24 horas (figura 1). Siga los siguientes pasos para solucionar los botes de agua continuos en el tanque del inodoro: 1) Verifique si el brazo del flotador está mal alineado y, de ser así, doble el brazo de manera que la bola del flotador pueda moverse con libertad (figura 2). 2) Retire la bola del flotador para determinar si tiene agua en su interior y, de ser así, agítela para eliminar el agua y colóquela otra vez. 3) Doble con suavidad la varilla del flotante hacia abajo para reducir el nivel que debe alcanzar la bola del flotador para detener el flujo de agua. 4) Inspeccione la bola del tanque y el asiento de la válvula baldeadora y retire los residuos que se hayan formado utilizando una estopa de acero o un cuchillo (figura 2). 5) Verifique si el alambre de elevación que levanta la bola del tanque está ubicado directamente sobre la válvula baldeadora; dóblela hacia atrás de ser necesario (figura 2). 19

Una arandela rota o un cierre incorrecto entre la arandela y el asiento pudiera hacer que gotee un grifo; las ranuras defectuosas pudieran ocasionar que no gire la manija del grifo. Aunque reparar un grifo no suele ser difícil, no siempre resulta económico. Lo más sencillo es cambiar la tapa rota, como sigue: 1) Cierre el suministro de agua y afloje el grifo con una llave inglesa. 2) Aplique masilla de plomero y estopa sintética para calafateo (cinta de teflón para roscas) alrededor de la base siguiendo la dirección de las roscas para que el sellado quede mejor. 3) Atornille la nueva manilla y apriete con una llave inglesa. Cómo se destapan los drenajes La causa más común de las obstrucciones del sistema de cañerías es el atascamiento de objetos extraños en lugares en los que hay dos tubos unidos por un dispositivo de cambio de dirección. Las herramientas a utilizar para la limpieza de drenajes son un desatascador de cañerías y una barrena en espiral, también llamada “guaya”. (También podría servir un cable plano de acero, una manguera de jardinería o una “vara”.) Cuando vaya a destapar la cañería del fregadero, proceda como sigue: • Eche un poco de agua al fregadero, cubra el agujero de drenaje con un chupón y bombee con fuerza (figura 3a). • Desatornille el sifón en P del fregadero y retire los desechos. • Retire el brazo del sifón y deslice la guaya por la cañería hasta llegar a la obstrucción (figura 3b). Usando una guaya con manivela, introdúzcala haciéndola girar a la misma vez, y con una manguera de jardín, deje correr bastante agua para abrir el paso. Los baños —inodoros (WC) y letrinas— tienen incorporado un sifón que crea un sello de agua, previo al drenaje. Si se obstruye un inodoro, use el chupón y la guaya de la misma forma que en el fregador (figura 3c, d). Si fallan estos métodos, remueva la taza del inodoro para retirar la obstrucción, como sigue: • Desconecte el suministro de agua, afloje los tornillos que unen la taza al piso y levántela (si el inodoro o poceta se fija con tornillos). • Tras remover la obstrucción, introduzca varias veces agua y papel higiénico para asegurarse de que se haya liberado por completo la obstrucción. • Coloque nuevamente la taza, reinstale los pernos (coloque empacaduras de goma debajo de los pernos), arandelas y restituya el suministro de agua (si el inodoro o poceta se fija con tornillos). Para drenajes de piso, drenajes de casa y tuberías de desagüe, es común utilizar una guaya (figura 5). También se puede utilizar una “copa de fuerza” de fabricación casera (similar a un chupón) para destapar drenajes en el piso (figura 6). Esta consiste en un tubo con un disco de madera fijado en un extremo con un acople para tubos, un niple corto y un casquete. Para destapar un drenaje, llénelo con agua y empuje la herramienta con rapidez hacia abajo hasta donde llegue. Un movimiento repetido ascendente y descendente forzará el agua empujando la obstrucción y liberándola. En el caso de atascamientos en el drenaje, utilice una barrena en espiral (vara o manguera de jardín) según lo arriba descrito introduciendo la línea desde el punto despejado más cercano (abertura que permite el acceso a una tubería de drenaje, cerrada con un tapón de rosca), cámara de inspección o a través de la T de entrada del tanque séptico.

20

ILUSTRACIONES Paso 1 (corte el tubo roto)

corte

Paso 2 (aplique pegamento)

Paso 3 (extienda el tubo)

Figura 1: Corte y una el tubo PVC

Brazo de flotante Bola flotante

Alambre elevador GuĂ­a

Bola del tanque Asiento vĂĄlvula baldeadora

Figura 2: Mecanismo de baldeo del tanque del inodoro

21

A) Sink: fregadero suction cup: copa de succión water: agua flat suction cup: chupón de copa plana trap: sifón stoppage: obstrucción waste: desechos

B) spring cable: cable de resorte Stoppage: obstrucción Waste: desechos

C) force cup for water closet: copa de fuerza para inodoro

Figura 3: Destapando (a) fregadero con chupón, (b) drenaje con barrena en espiral, (c) inodoro con chupón, (d) inodoro con barrena en espiral drenaje de piso

tubo ¾· acople del tubo

bajante tapón de madera

1ra limpieza de la abertura niple tubo ¾· casquete del tubo

Barrena en espiral o “culebra”

obstrucción

DRENAJE DE LA VIVIENDA

Figura 5: Destapando drenaje con barrena en espiral o “culebra”

Figura 6: “Copa de fuerza” para destapar drenajes de piso 12/09

22

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES DE ALBAÑILERÍA Introducción Las grietas son una falla común en las paredes de bloques y en el friso de las paredes. Las causas pudieran ser varias: 1) Contracción: La ocasionan los cambios de humedad y, suele producirse cuando el cemento se cura. 2) Sobrecarga: Las grietas por sobrecarga se originan a menudo en los puntos de carga (p.ej., vigas de la armadura). 3) Asentamiento: Las grietas aparecen si las bases se asientan en forma desnivelada, emergiendo de debajo del nivel del suelo. 4) Impacto: Por ejemplo, el constante batir de puertas puede ocasionar la aparición de grietas. Las grietas pueden clasificarse en dos tipos: estructurales y superficiales. • Grietas superficiales: Estas penetran solo la capa exterior de la mezcla o friso, y son muy delgadas. El curado o secado del friso a menudo produce estas grietas. Si se dejan por largo tiempo, en especial durante la estación lluviosa, pudieran ensancharse. • Grietas estructurales: Estas son profundas y pueden penetrar la totalidad o una gran parte de la pared de bloques, y varían en anchura y longitud. El asentamiento o la sobrecarga ocasionan a menudo este tipo de grietas. Qué ocasiona la formación de grietas Antes de reparar una grieta, busque primero la causa. Hágale seguimiento al ancho de la grieta haciendo una marca en algún punto de ella y mídala con precisión con una regla. Si comienza a ensancharse en la parte superior o inferior, pudiera tratarse de una grieta estructural seria. Las grietas en una pared de bloques no son necesariamente señales de problemas graves. Por ejemplo, en vista de que los materiales se contraen a medida que se secan, a menudo aparecen grietas en esquinas de 90 grados en la edificación y, con frecuencia, se trata de juntas de dilatación de la edificación (figuras 1 y 2). Por otra parte, las grietas escalonadas en una pared de bloques de concreto son señales de algún tipo de asentamiento de las fundaciones (figura 3). Las grietas verticales en las paredes indican que uno o ambos cimientos está cediendo por el asentamiento del terreno. Si la grieta es más ancha en la parte superior, las fundaciones están cediendo en uno o ambos lados, mientras que si es ancha en la parte inferior, las fundaciones están cediendo en la parte media (por ejemplo, en el centro de la viga de riostra) (figura 4). Las grietas de las juntas horizontales de asiento en paredes de las fundaciones son una señal de que la pared se encuentra en una etapa temprana de falla debido a la presión en su parte posterior (figuras 5, 6). En los casos en que se producen grietas estructuras serias, podría ser necesario que un ingeniero indique la solución para subsanar la causa. Cómo se reparan las grietas superficiales Estas se reparan con facilidad. Las grietas muy finas pueden cerrarse con mezclilla (para exteriores) o pasta profesional (para interiores). El producto se aplica con una espátula y cuando se seca, se lija y se pinta. Cuando la grieta superficial es de mayor tamaño o se ha desprendido una sección del friso, se repara de la siguiente manera: 1) Limpie y retire el material suelto con un cincel y un cepillo de alambre (figuras 7a, b). 2) Humedezca la grieta con bastante agua (figura 7c). 3) Haga una mezcla de 2 ó 3 partes de arena con 1 parte de cemento y agua. 4) Rellene la grieta con la mezcla utilizando una llana metálica para que penetre a profundidad (figura 7d).

23

5) Una vez rellenada la grieta, déle el acabado a la superficie (figuras 7e, f). 6) Deje secar la grieta por una semana; mientras tanto, salpíquela con agua varias veces al día. Cómo se reparan las grietas mayores Cuando la grieta es muy ancha y profunda, hay que rellenarla con un mortero de cemento. Después de limpiar la grieta con un cincel, un cepillo de acero y lavarla con agua, proceda como sigue: 1) Cierre el tercio inferior de la grieta con una tabla de acuñamiento (figura 8). 2) Prepare la mezcla que se menciona arriba, pero agréguele el agua poco a poco hasta formar un mortero de cemento delgado y fluido. 3) Con un embudo y una manguera de goma, vierta la lechada poco a poco en la parte inferior de la grieta (figura 8). 4) Deje asentar la grieta parcialmente llena durante un día, luego retire la tabla. 5) Repita el proceso de relleno a diario, sección por sección, hasta rellenar toda la grieta. A veces es preciso retirar una porción mayor de la pared para reparar una grieta. En tal caso, la abertura se rellena con bloques, o mejor aún, con pequeños pedazos de cabillas o con un reticulado de alambre siguiendo el procedimiento ya mencionado (figura 9). Si la pared que rodea la grieta está inclinándose, pudiera ser necesaria la reconstrucción de partes de la pared. Acabado Hay que darle un acabado a las grietas que se rellenan con mezclilla, con pasta profesional o con mortero de cemento para nivelarlas con el resto de la pared. En paredes pintadas, trate de emparejar el color. Para acabados con pintura, pudiera ser necesario aplicar varias capas para cubrir el área.

ILUSTRACIONES Ventana Grieta en esquina Grietas capilares Bases de concreto

Pared interior

Figura 1: Grietas capilares

Figura 2: Grietas de esquina

Figura 3: Grieta escalonadas

Figura 4: Grieta vertical, ancha en parte inferior/superior

Figura 5: Grieta en junta horizontal

Figura 6: Grieta horizontal ocasionada por presión

24

Figura 7: Pasos para reparar una grieta superficial

Figura 8: Relleno de grieta con lechada de cemento

Figura 9: Relleno de grietas con cabillas y/o reticulado de alambre 12/09

25

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES DE PISOS DE CONCRETO Introducción El concreto es un material resistente y durable fabricado a partir de cemento y agregados. Por consiguiente, se utiliza a menudo para construir escalones, pasarelas, aceras y para pisos de áreas con mucho tránsito. A pesar de su resistencia y durabilidad, el piso de concreto tiene, como mínimo, dos debilidades: es poroso y débil para soportar tensiones. Por desgracia, algunos creen que el piso de concreto no necesita mantenimiento ni limpieza, pero la verdad es que no existe ningún piso de concreto que no requiera mantenimiento. Cuando el piso de concreto está bien hecho, es suficiente con una limpieza normal. Bárralo con una escoba y pase una mopa con agua y jabón o un detergente suave (p.ej., Multiuso). Limpie de inmediato cualquier derrame. Como el concreto es poroso, absorbe rápido los líquidos, y si deja que el líquido se asiente en el piso la mancha pudiera ser permanente. Cómo se solucionan los problemas comunes Rayones: Las marcas en la superficie desfiguran el aspecto del piso (figura 1). Causas: La fricción sobre el piso, como cuando se mueven objetos (mobiliario) o se empujan objetos pesados sobre el piso, o si se camina con zapatos que tengan en la suela granos de arena, piedritas o de tacón muy fino. Solución: No recomendamos pintar el piso porque la pintura se pela con rapidez. Los tapetes de vinilo no solo se desgastan pronto sino que la humedad que se desprende de debajo de la superficie pudiera ocasionar daños a la edificación. Sin embargo, sugerimos lo siguiente: • Levante los objetos pesados para moverlos, en lugar de empujarlos por el piso. • Coloque un tapete o felpudo en la entrada para que las personas se limpien los zapatos antes de caminar por el piso de concreto. Limpie el tapete o felpudo con frecuencia. • Si el problema es muy pronunciado, pique la superficie del piso de concreto y aplique una capa delgada de concreto nuevo (véase “Formación de polvo de cemento”). Agujeros: Desde el vaciado del piso se formaron agujeros poco profundos (figura 2). Causas: Es posible que el concreto contuviera pedazos muy pequeños de partículas expansivas. Los materiales perecederos como hojas, raíces, etc. se degradan y forman agujeros. Solución: Limpie los agujeros en forma debida para remover arena suelta o cualquier otro material presente. Mezcle cemento y arena en una proporción de 1:4; agregue agua para formar una pasta firme. La pasta ha de ser resistente de manera que se mantenga aglutinada al apretarla sin que deje escurrir el agua. Frote la pasta de cemento en los agujeros. Este tratamiento resulta más eficaz si el concreto está aún en proceso de secarse, por eso se prefiere el día siguiente a su colocación. Manchas: Decoloración o manchas en la superficie del piso. Causas: Las manchas las puede causar el crecimiento de hongos, derrames de aceite, alimentos, etc. Solución: Sellar el piso puede reducir las manchas, pero la solución depende del tipo de manchas: • Las manchas de alimentos pueden removerse restregando el piso con agua caliente y jabón. • Las manchas de aceite se pueden quitar cubriéndolas con arena por toda una noche y después restregarlo con un limpiador fuerte como lejía o cloro. También se puede esparcir cemento seco sobre la mancha hasta que absorba todo el aceite. Luego, aplique cloro reforzado durante 15 minutos y enjuague con agua. Grietas: En la mayoría de los pisos de concreto es común que se produzca cierto grado de agrietamiento, por lo que pudiera ignorarse. Sin embargo, algunas grietas pueden ser estructuralmente profundas e invisibles. En particular, preocupa los pisos que se colocan a nivel del suelo (denominados ‘losas de piso’); no las losas de techo o de pisos elevados (figura 3). Causas: En vista de que el concreto no ofrece mayor resistencia a la tensión, no resiste cuando su base cede, por lo que aparecen grietas. Si la causa es el asentamiento del suelo, pueden producirse una o varias 26

grietas con el transcurrir del tiempo, por lo que sería mejor dejar que el suelo se asiente antes de iniciar las reparaciones. Otras causas pudieran ser movimientos de tierra o cargas impuestas. Solución: Dependerá de la extensión de la grieta, su ubicación y la causa. Las grietas de mayor tamaño pueden abrirse y rellenarse con concreto de la siguiente manera: 1) Rompa el concreto suelto con un cincel, y haga un corte en V (figura 4). 2) Retire todas las partículas sueltas (figura 5). 3) Humedezca el área con agua y aplique una capa delgada de mortero de cemento en toda el área a reparar (figura 6). 4) Rellene la grieta con un agregado de concreto mezclado en una proporción de 1:2:3 y de un grosor de 12mm. Deje asentar el concreto por 45 minutos hasta que no se observe una película de agua en la superficie (figura 7). 5) Suavice el parche con una llana de madera hasta que vuelva a resurgir la película de agua (figura 8). 6) Si el piso de concreto corresponde a una caminería o acera, elabore el acabado superior con una escoba para producir una superficie rugosa. En concreto recién vaciado, incorpore juntas para control de agrietamiento cada seis metros en cada dirección. Estos son cortes de ¼ del grosor del piso. Si se produce una contracción, esta línea de corte será el punto de agrietamiento. Hay que sacar las losas que se hunden o asientan, cortando la parte hundida con un cortador de concreto o con cincel. Retire el material del suelo que ocasionó el hundimiento y rellene con material nuevo en capas de no más de 100mm y compacte en forma uniforme, luego vacíe concreto nuevo. Si el área es extensa, pudiera ser recomendable perforar agujeros en el perímetro de la losa circundante y utilizar trozos pequeños de acero de refuerzo como anclajes que conecten el concreto viejo con el nuevo. Polvo de cemento: Se eleva del piso de concreto al barrer debido al desgaste de la superficie. Causas: Al darle el acabado al concreto, se le incorporó otra vez a la parte superior de la losa el agua que esta drenó hacia la superficie, resultando en una superficie débil. Algunos trabajadores rocían muchísima agua sobre el concreto, a menudo porque el concreto se ha secado excesivamente y les dificulta el trabajo de acabado. Otra posible causa pudiera ser un curado deficiente. Solución: Recomendamos las siguientes opciones: • Aplique un endurecedor y sellador químico para pisos como por ejemplo: Sikafloor 363 CO, para acabado semimate y Sikafloor líquido 3S (siempre siga las instrucciones del fabricante). • Puede revestir el piso de concreto con un revestimiento químico para darle un acabado brillante (figura 9). • Si fuese necesario re-emparejar el piso, pique la superficie y coloque una nueva capa delgada de mezcla de concreto y agregados en una proporción de 1:2:3 y de un grosor de 12mm, con un grosor de 30mm.

27

ILUSTRACIONES

Figura 1: Rayones

Figura 2: Agujeros

Figura 3: Grietas

Figura 4: Haga un corte en V

Figura 5: Limpie las partĂ­culas sueltas

Figura 6: AĂąada agua y haga una lechada de cemento

Figura 7: Rellene con concreto

Figura 8: Suavice con concreto

Figura 9: Piso de concreto sellado 12/09

28

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

CUIDADO DE LAS BALDOSAS Introducción Aunque existen muchos tipos de baldosas, aquí nos referiremos solo a las de cerámica que están hechas de arcilla u otros minerales. Se da forma al material extrudido y luego se hornea. Las baldosas pueden ser: • Vidriadas: Se añade color a la baldosa después de horneada y se le adhiere una superficie con aspecto de vidrio. El vidriado permite usar colores más brillantes y es resistente a las manchas. Por su superficie lisa y brillante, se utilizan principalmente en paredes y topes. Hay más colores para escoger en las baldosas vidriadas que en las no vidriadas (figura 1). • No vidriadas (llamadas también baldosas sin vitrificar): El pigmento o color natural está presente durante el horneado y forma parte de la baldosa. Por lo general, las baldosas no vidriadas son menos resbalosas y no se nota tanto el desgaste por su coloración. Se las suele utilizar para exteriores de edificaciones porque no ofrecen mucha protección contra manchas en comparación con las baldosas vidriadas (figura 2). Como la superficie de las baldosas es tan durable y fácil de mantener se usan en paredes, pisos, topes, etc. Con un cuidado apropiado y poco mantenimiento, conservan su belleza y lustre original durante muchos años. Vienen en muchos tamaños, pero los más comunes son 150mm x 150mm y 200mm x 200mm. Es común que sean de 6-10mm de grosor. La variedad en grosor y tamaño puede crear problemas al combinar baldosas de diferentes fabricantes. Las baldosas son resistentes y fáciles de limpiar y, por tanto, se utilizan en baños y regaderas y, en otros lugares donde se requiere de una buena higiene. Cuidados de rutina para sus baldosas Primero y principal, el mantenimiento está relacionado con la limpieza debido a razones higiénicas y éticas. El mantenimiento incluye reemplazar el pego y cerrar cualquier agujero perforado con la intención de fijar un objeto en la pared. También deberá reparar las baldosas agrietadas o sueltas. El pego que esté suelto se reemplazará con uno nuevo. Es preferible abrir los agujeros para los tornillos en la ranura entre baldosas, pero si hay agujeros en la baldosa, rellénelos con cemento de un color que se asemeje al de la baldosa o sustituya la baldosa. Para mantener las paredes de la regadera libres de moho, séquelas con una toalla después de cada uso y deje la cortina de baño o la puerta de la regadera abierta. Limpieza y mantenimiento En general, lo único que se precisa para que las baldosas se mantengan como nuevas es limpiarlas con un paño o una mopa húmedos. Si las baldosas han perdido el brillo o no se las ha limpiado por mucho tiempo, sería necesaria una limpieza profunda con más frecuencia, pero no hace falta ningún tratamiento especial o inusual, tampoco use ceras o pulimentos. La limpieza regular con jabón es suficiente para la mayoría de las superficies. Basta con un cuidado de rutina para que las baldosas vidriadas en la pared mantengan su aspecto hermoso. Paredes con baldosas vidriadas: Las siguientes instrucciones también aplican a paredes y pisos con baldosas no vidriadas: 1) Mezcle un detergente suave con agua. 2) Limpie las baldosas con un paño humedecido en la mezcla de agua y detergente (figura 3). 3) Remueva el detergente con otro paño humedecido en agua limpia. 4) Seque las baldosas con un paño seco. Pisos con baldosas vidriadas: Barra el piso con regularidad para quitar el sucio y las partículas arenosas y luego pase una mopa. Los baños con baldosas requieren de una rutina de limpieza profunda debido a la acumulación de sarro, aceites corporales o manchas de agua. Limpie las

29

acumulaciones de las baldosas con un paño humedecido en agua y un detergente suave. Empape las baldosas, y espere cinco minutos antes de enjuagarlas y secarlas. Se pueden hacer otras cosas para mantener la belleza de las baldosas del piso: • Evite limpiadores a base de amoníaco; pueden decolorar algunos tipos de arcillas de color. • Después de limpiar el piso con un detergente suave, enjuáguelo bien con agua tibia limpia. • Limpie inmediatamente cualquier líquido derramado. En ocasiones pudiera tener que usar ácido cítrico, vinagre o bicarbonato de sodio, que no dañan el ambiente. Por lo general no será necesario que utilice productos más fuertes. Para remover residuos y sedimentos haga lo siguiente: • Limpie con jabón los sedimentos de jabón. • Para eliminar los depósitos de calcio empape las baldosas con ácido cítrico o vinagre, y deje pasar una hora, luego enjuagarlas con agua fría. • Para remover óxido de las baldosas utilice bicarbonato de sodio o ácido cítrico. Mantenimiento de las juntas de la cerámica El sellador de juntas de cerámica es un tipo de cemento que se usa para rellenar el espacio y proveer soporte en las juntas de las baldosas. El sellado entre baldosas es el área más débil. Las juntas absorben el agua (algo que también pueden hacer las baldosas) y son difíciles de limpiar. Para limpiar las juntas de la cerámica, siga este método: 1) Utilice un detergente, p.ej., multiuso o blanqueador. 2) Moje un cepillo de dientes y páselo por el detergente. 3) Cepille la junta con el cepillo de dientes, es decir, las uniones de las baldosas. 4) Limpie inmediatamente para evitar que se manchen las baldosas. NOTA: Si la junta está muy manchada, puede limpiar los espacios de la junta con lejía (¡no las baldosas!). Cómo se reemplazan las baldosas Cuando se rompe una o más baldosas, repare el área dañada de la siguiente manera: 1) Mida la(s) baldosa(s) vieja(s) para que pueda comprar la(s) nueva(s) que ajuste(n) bien. 2) Cubra las superficies adyacentes para que no sufran daños en el proceso de remoción. 3) Proteja la baldosa con un trapo mientras golpea con mucho cuidado la baldosa con un martillo para romperla en pedazos (figura 4) 4) Asegúrese de retirar el pego existente o el sellador alrededor de la baldosa para evitar que se rompan las baldosas adyacentes (figura 5). 5) Retire los pedazos rotos de las baldosas utilizando un cincel pequeño (figura 6). 6) Raspe el área debajo de la baldosa y con un cepillo retire el polvo (figura 7). 7) Mezcle una pequeña cantidad de pego y aplíquelo en la parte posterior de la baldosa. Luego “estríe” el pego —o forme surcos delgados en él— en el espacio donde se colocará la baldosa para que se asegure de que se pegue bien. 8) Coloque la baldosa en posición y alinéela para que cubra el agujero original con la mayor precisión posible. 9) Seque por completo la baldosa y sosténgala en su lugar con tiras de cinta de canalización hasta que se seque el pego. 10) Aplique sellador de juntas de cerámica en la junta del perímetro utilizando una llana de goma (figura 8). Utilice la punta de los dedos o la punta de un cepillo de dientes para esparcir las líneas de sellador y así obtener un acabado suave (figura 9). Para finalizar, retire el exceso de sellador con un paño limpio y húmedo. A este proceso también se le conoce como “carateo”.

30

ILUSTRACIONES

Figura 1: Baldosa vidriada

Figura 2: Baldosa no vidriada

Figura 3: Limpieza de baldosas

Figura 4: Cubra la baldosa con un paĂąo

Figura 5: Retire el sellador de la junta

Figura 6: Retire los pedazos

Figura 7: Retire elpego viejo

Figura 8: Aplique sellador en las juntas

Figura 9: Extendiendo hacia abajo las lĂ­neas de sellador 12/09

31

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES DE PINTURA Introducción La pintura es un preparado a base de cola, pigmentos y solvente que puede aplicarse a superficies como madera, paredes de yeso, metal, etc. Cuando la pintura es mala, puede crear un problema mayor que el que se buscaba cubrir. Preparación Se obtienen mejores resultados si antes de pintar se hace la preparación adecuada. Por eso, no la tome a la ligera ni piense que es innecesaria o hasta una pérdida de tiempo. La buena preparación implica cubrir los pisos con telas o papeles, rellenar o tapar los agujeros de las paredes con sellador antes de pintar y emparejar las superficies con papel de lija (figura 1). Pintura Pinte de arriba hacia abajo. Pinte el techo primero hasta donde se une con las paredes. Luego, delimite las áreas del borde donde la pared se une con el techo, por encima del rodapié, y alrededor de los marcos de las puertas y ventanas. Sostenga la brocha como un lápiz, sumérjala un tercio de su longitud en la pintura, quite el exceso de pintura presionando con suavidad la brocha contra un lado del envase de pintura y aplique la pintura con brochazos suaves y superpuestos. Por último, pinte las paredes con rodillo y pinte los marcos y molduras (figura 2). Para que el color sea uniforme, vierta en un recipiente o cubeta grande toda la pintura que planea usar y mézclela. Cuando vaya a pintar, vierta la pintura de nuevo en recipientes más pequeños o en bandejas para rodillos. Siempre tape bien la pintura para que no se seque, acumule polvo o se produzca algún derrame. Cómo solucionar problemas comunes Abombado: Se forman ampollas por la pérdida de adhesión y por el levantamiento de la película de pintura de la superficie subyacente (figura 3). Causas: 1) Por pintar con la superficie expuesta directamente a la luz solar o sobre una superficie caliente; 2) por aplicar pintura a base de aceite sobre una superficie húmeda o mojada; 3) por exceso de humedad u otro tipo de filtración en las paredes exteriores (lo que es menos probable que suceda con pinturas de emulsión, que dejan escapar el vapor de agua sin afectar la película de pintura); 4) por la exposición de la película de la pintura de emulsión a excesiva humedad en la forma de rocío, humedad excesiva o por lluvia poco después de que se ha secado la pintura. Solución: Si el problema se debe a una filtración, primero tome las medidas para eliminarla. Si el problema no tiene que ver con la humedad, es probable que las ampollas se hayan producido por pintar una superficie caliente expuesta a la luz directa del sol o por exposición de la película de pintura a humedad excesiva. En cualquiera de los casos, lije, raspe y luego aplique una pintura base a las superficies expuestas y vuelva a pintarlas con una pintura de buena calidad. Pulverización: Formación de un polvo fino en la superficie de la película de pintura por la acción de los elementos, lo que hace que vaya perdiéndose el color (figura 4). Causas: Cuando el aglutinante de la pintura comienza a descomponerse, se libera el pigmento que empieza a descascarse mientras el color se va desvaneciendo. Esto puede ser por diluir demasiado la pintura, usar un tipo de pintura inapropiada o por degradación del color debido a la exposición al sol, siendo esta una de las causas más comunes. Solución: La única solución es pintar de nuevo. Para prevenir la pulverización prematura, asegúrese de utilizar el tipo correcto de pintura, p.ej., si pinta una pared exterior con una pintura para interiores no resistirá la acción del viento, de los elementos y de la luz solar. Cubrimiento deficiente: La capa de pintura nueva deja ver las manchas o la pintura anterior.

32

Causas: Existe el cubrimiento deficiente de manchas y el cubrimiento deficiente de pintura. El cubrimiento deficiente de manchas se debe al uso de una pintura base de mala calidad o por no haber usado una pintura base. Y el cubrimiento deficiente de pintura es el resultado de intentar cubrir un color más oscuro, o emplear una pintura de color mucho más claro que el anterior. Las dos razones principales por las que se produce un cubrimiento deficiente son la presencia de mucha humedad debajo de la pintura recién aplicada, lo que ocasiona que los pigmentos solubles en agua se filtren hacia la superficie, o el color anterior era muy brillante o demasiado oscuro como para cubrirlo con pintura convencional. Solución: Para el cubrimiento deficiente de manchas, utilice una pintura base o un sellador de alta calidad antes de aplicar el color deseado. Asegúrese de que la pared esté limpia. Utilice el mejor sellador o pintura base disponible. Para el cubrimiento deficiente de pintura, si el problema es la humedad, localice la fuente y elimínela antes de proseguir. Una vez eliminado el problema, aplique una pintura base anti-humedad para garantizar que el problema no resurja. Si la humedad no es el problema, inicie el proceso de pintar aplicando a la superficie una pintura base de alta calidad para obtener un máximo cubrimiento del color anterior. Cuando la pintura esté seca, pinte con el color deseado como normalmente lo haría. Moho: Áreas negras, grises o café en la superficie de la pintura (figura 5). Causas: Estas incluyen 1) humedad excesiva constante del área; 2) temperatura promedio alta; 3) ventilación escasa; 4) suciedad en las superficies. El moho se desarrolla en cualquier superficie que le aporte nutrientes, hasta el polvo; 5) colores de pintura claros porque no absorben el calor de la luz solar, en tanto que los colores oscuros absorben el calor lo que frena el crecimiento del moho; y 6) productos a base de cemento, los cuales tienen la tendencia a estimular el crecimiento de algas. Solución: Combata el problema de inmediato limpiando la superficie con una solución clorada o con un agente eliminador de moho que sea apropiado. Detecte y repare cualquier filtración que encuentre. Utilice una pintura base de alta calidad con añadidos de insecticidas anti-moho para pintar el área afectada. Para madera en exteriores, utilice una pintura base y una pintura para exteriores de alta calidad con añadido de insecticida anti-moho. Descascarado/Agrietamiento: El descascarado es cuando se levanta la pintura de la superficie subyacente en la forma de cascarilla. También puede describirse como el desprendimiento de una película de pintura seca a través de, por lo menos, una capa, lo que conlleva a una falla total de la pintura. En sus primeras etapas, aparecen grietas muy finas; más tarde, pedazos de pintura se descascaran. Finalmente, el proceso de resquebrajamiento aparece en algunas o todas las capas de pintura (figura 6). Causas: El descascarado va precedido, por lo general, de agrietamiento y se produce sobre diferentes superficies. Cuando ocurre en la madera, suele producirse en tablas de madera que tienen un patrón de grano duro “plano”. También puede producirse un agrietamiento excesivo debido a una preparación deficiente de la superficie y/o por la aplicación de la pintura en capas muy delgadas. Solución: Para corregir el problema remueva la pintura con una espátula o con un cepillo de alambre, lije, aplique una pintura base a las áreas que hayan quedado al desnudo y pinte otra vez con pintura de calidad. Asegúrese de que la superficie esté completamente seca antes de volverla a pintar. Limpie bien la superficie y prepárela antes de aplicarle la pintura. Esto incluye quitar todo el polvo y sucio visible.

33

ILUSTRACIONES

1. Cubra el piso con telas. 2. Mueva los objetos de mayor tamaño al centro de la habitación y cúbralos con telas o nailon. Retire todos los objetos removibles, ganchos y colgadores. 3. Quite todas las tapas de los interruptores y enchufes. Retire, cubra con cinta de enmascarar o cubra los accesorios de lámparas o ventiladores. 4. Tape los agujeros del techo y las paredes, lije con papel de lija. Aplique pintura base a todas las áreas reparadas. 5. Selle las brechas entre la pared y los marcos.

1. Pinte el techo. 2. Delimite las áreas del borde donde la pared se une al techo, por encima del rodapié, y alrededor de los marcos de las puertas y ventanas. 3. Pinte las paredes, comenzando en el techo y trabajando en sentido descendente. 4. Pinte los marcos y rodapié.

Figura 1. Preparación antes de pintar

Figura 2. Orden en que se debe pintar

Figura 3: Abombado

Figura 4: Pulverización

Figura 5: Moho

Figura 6: Descascarado/ Agrietamiento 12/09

34

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES DEL TECHO EXTERIOR Introducción A los techos hay que hacerles reparaciones de vez en cuando y, a veces, cambiarlos. No obstante, el mantenimiento regular puede contribuir a prolongar la vida del techo, de allí que las inspecciones periódicas ayuden a detectar los problemas antes de que se conviertan en daños costosos. La magnitud del problema y los años que lleve puesto el techo son determinantes a la hora de tomar la decisión de repararlo o reemplazarlo. Estos consejos se centran en la reparación de filtraciones en techos inclinados con láminas corrugadas (metálicas o de fibrocemento) colocadas directamente sobre las viguetas. Causas de filtraciones en los techos Las filtraciones las pueden causar agujeros o daños en las láminas; la fuerza del viento que empuja el agua por debajo de los lomos, bordes o traslapes entre las láminas; no utilizar suficientes elementos de fijación (p.ej., clavos); la corrosión (p.ej. el óxido); y agujeros de clavos ensanchados o sellos secos en los elementos de fijación. Las señales visibles de filtraciones incluyen humedad en las paredes, techos interiores o en las vigas de la armadura del techo. Cómo localizar las filtraciones en los techos El agua se puede desplazar por debajo de las vigas y meterse entre las capas cercanas de los elementos de fijación o entre el material del techo, de manera que las manchas de humedad o los escurrimientos de agua no siempre aparecen debajo de la filtración. Descarte todas las posibles causas, una por una, en lugar de sacar conclusiones. Realice la inspección de esta manera: 1) Inspeccione: Suba al techo después de una lluvia fuerte y busque indicios de filtraciones; si no tiene cielo raso, puede hacer la inspección desde el interior de la edificación. Medida de precaución: Si existe un cielo raso, camine con cuidado por el techo. Coloque pasaderas, asegurándose de que los extremos de las tablas reposen sobre los elementos horizontales del techo. 2) Localice la filtración: Examine la parte de abajo del techo; siga cualquier rastro de agua hasta su punto más elevado. 3) Observe la filtración: Marque el punto con un marcador y, de ser necesario, tome algunas medidas desde ciertos puntos, como la cumbrera (parte más elevada del techo) o pared lateral que le ayude a localizar la filtración desde el exterior. 4) Identifique la causa: Haga un esfuerzo por descubrir la vía de entrada del agua: un agujero, traslape, clavo, etc., desde el exterior. Si existen áreas selladas con cinta adherente reflectante, examínelas con atención para ver si hay perforaciones o grietas en la cinta. Medida de precaución: Para evitar daños al techo, no se suba en él a menos que sea imprescindible. Más bien, haga sus observaciones iniciales desde una escalera, con el uso de binoculares. Nunca camine sobre un techo mojado. Si tiene que caminar sobre el techo, utilice tramos de tablas colocadas entre las viguetas (figura 1). Selladores de techo Existen en el mercado productos fáciles de usar para reparar filtraciones. Cintas adherentes reflectantes y cintas para el sellado de traslapes de varias marcas; selladores, y pinturas como la negra bituminosa, y otros productos afines (figura 2). Estos se pueden utilizar en combinación con otros materiales, según las instrucciones del fabricante. Cómo reparar filtraciones en aberturas del techo En ocasiones, el agua pudiera penetrar a través de aberturas en el techo, como, por ejemplo, en la parte superior del techo (es decir, en la cumbrera), bordes alrededor del techo y traslapes entre láminas. En estos casos se procede como sigue: 35

• •

Si la filtración proviene de la cumbrera, determine si hay daños en cualquier pieza de remate. Si el viento empuja el agua debajo de la pieza de remate, doble la lámina de aluminio o coloque un perfil de relleno debajo de la cumbrera (figura 3). Se pudieran producir filtraciones si no se instalan las láminas con un traslapo lateral mínimo entre juntas en cursos adyacentes. Puede cerrarse un traslapo lateral deficiente con cinta para traslapos, extendiéndola a lo largo de la cumbrera donde se efectúa el traslapo entre láminas, para luego unir y reacomodar otra vez las dos láminas (figura 4). Inspeccione los bordes para determinar si estos tienen suficientes elementos de fijación, o si algunos de estos están sueltos; o si deben reponerse o agregarse, según sea necesario.

Cómo se reparan los elementos de fijación rotos Los elementos de fijación —clavos o tornillos que sostienen las láminas en su lugar— pueden ocasionar filtraciones (figura 5), si han producido una abolladura o rotura en la lámina, si el casquete o la arandela selladora están viejos o rotos, o si el elemento de fijación se ha “desatornillado” debido al tiempo y al clima. Pudiera ser suficiente martillar ligeramente el elemento de fijación y/o sustituir el casquete y el sello. En otros casos, podría ser necesario retirar el elemento de fijación, reparar el daño ocasionado a la lámina y colocar uno nuevo. Para retirar los elementos de fijación, utilice alicates y extráigalos desatornillándolos. Cómo se reparan las láminas rotas A menudo, las roturas en las láminas de techo se pueden reparar utilizando cinta reflectante, cinta protectora de aluminio, con revestimiento de bitumen auto-adherente. Cuando el techo se calienta por el efecto del sol, el bitumen se derrite y se adhiere a la lámina, sea esta metálica o de fibrocemento. La cinta viene con un papel tratado con silicio, el cual hay que desprender. Cuando vaya a emplear este tipo de cinta, siga estas instrucciones: • La superficie a cubrir debe estar limpia, seca y libre de materias extrañas (figura 6a). • Nota: En superficies ásperas como cemento, ladrillo y concreto, pudiera usar una base de cinta reflectante. • Si fuera necesario recubra cualquier área dañada, como abolladuras en las láminas de aluminio (figura 6b). • Desenrolle la cinta, corte el largo que necesite y retire el papel desprendible (figura 6c). • Ubique y presione la tira con firmeza sobre la superficie y alise en la parte central aplicando presión uniforme a todo lo largo de la cinta (figura 6d). • Para un aspecto suave y uniforme utilice un rodillo de mano o un pedazo de madera lisa; en estructuras angulares, asegúrese de ejercer presión firme en el área del ángulo. • De ser necesario, deje superposiciones en las uniones de 12mm como mínimo. Los selladores como el formado por dos componentes que crean un material parecido al fibrocemento también pueden solucionar problemas de roturas en láminas de fibrocemento. En este caso, proceda como sigue: 1) Corte un pedazo del componente marrón que corresponda con el tamaño del agujero a reparar, retire el papel y tritúrelo. 2) Corte un pedazo del componente blanco del mismo tamaño del marrón, retire el papel y tritúrelo con el componente marrón, agregue un poco de agua hasta formar una mezcla. 3) Sin demora, aplique la mezcla en el agujero y déjela secar. Puede obtenerse el mismo efecto haciendo una mezcla de materiales disponibles en la localidad como masillas (para trabajos de latonería de vehículos), cemento y goma blanca. El procedimiento es el siguiente: 1) Tome porciones iguales de masilla y cemento. 2) Mézclelas con un poco de agua para formar una mezcla gruesa. 3) Agregue goma blanca, esto le dará a la mezcla el color de la lámina. 4) Aplique de inmediato la mezcla en el agujero y déjela secar.

36

ILUSTRACIONES

Figura 1: Camine sobre tablas

Figura 2: Cintas reflectantes y para cubrir traslapos

Figura 3: Rellenos o dobleces de la canaleta del techo Tornillo para techo

Lead cupped washer: Arandela de plomo acopada Felt washer: Arandela de fieltro Roofing screw: Tornillos para techo Purlin: Vigueta

Figura 4: La cinta para traslapos se usa para unir traslapos muy estrechos

Arandela y casquete de PVC tropicalizado

Figura 5: Elementos de fijaci贸n y sellado para techos

Figura 6: Aplicaci贸n de la cinta reflectante 12/09

37

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES DE CIELOS RASOS Introducción El término cielo raso se refiere a una superficie que disimula la parte inferior de la estructura del techo o de un piso en un nivel superior, tuberías, conductos de cables, cableado eléctrico, instalación y otros. Por lo general, no se trata de un elemento estructural, sino, más bien de un acabado. El cielo raso pudiera o no contribuir a la belleza de la edificación. Estos consejos se centran en los cielos rasos suspendidos con un armazón de madera y láminas cuadradas planas (p.ej. de cartón, tablas de fibrocemento, de madera contrachapada, etc.), y fabricados en yeso sobre armazones metálicos. Mantenimiento Se deben quitar las telarañas que se forman en los techos con una escoba periódicamente. Aparte de esto, los cielos rasos no requieren de mucha atención. Si se les limpia a menudo, no hará falta lavarlos. Los cielos rasos son difíciles de pintar, y debido a que experimentan menos desgaste que las paredes, en general, no hay que pintarlos con la misma frecuencia. Inspección Reparar un cielo raso supone un reto y es necesario los servicios de un carpintero experimentado. Inspeccione el cielo raso una vez al año y observe si presenta grietas, pandeos y combas. Las grietas menores e imperfecciones (clavos salidos) son normales en los cielos rasos y pueden repararse en el momento en que se efectúen reparaciones de remozamiento de la edificación. Las grietas de mayor tamaño exigen más atención, ya que un techo pandeado o con combas es indicativo de que el material del techo pudiera estar desprendiéndose de su soporte estructural y, por tanto, debe inspeccionarlo un carpintero calificado. El techo interior, con o sin cielo raso, debe inspeccionarse con regularidad. Aún las pequeñas filtraciones pueden ocasionar manchas de agua permanentes o daños al maderaje. Problemas comunes y soluciones Pandeo: Cuando un techo se comba o pierde su firmeza, se suelta (figura 1a). Antes de corregir problemas de este tipo, identifique la causa, la cual pudiera ser que los clavos se han salido de posición, una infestación de termitas en la madera o goteras. 1) Si el problema lo ocasionan las goteras, identifique el punto de filtración y elimínelo. Revise hasta qué grado está dañada la madera, pues de eso dependerá si hay que cambiar la totalidad del paral o cortar las áreas dañadas y unirlas con madera nueva. 2) Si el daño lo causaron las termitas u otros insectos, determine el alcance del daño. Es preferible cambiar la madera infectada y tratar toda la estructura de madera. 3) Si el problema lo ocasionaron clavos fuera de posición, clávelos otra vez en un área diferente o instale soportes diagonales de refuerzo. Rotura: Este problema pudiera causarlo el envejecimiento o la humedad (figura 1b). Las roturas menores se repararían aplicando con cuidado cemento blanco o masilla en el área afectada y se pinta. Cuando la grieta es grande, hay que sustituir el techo por completo según se explica: 1) Golpee la cabeza del clavo para liberarlo. Si está enterrado, utilice un punzón u otro clavo para aflojarlo. 2) Con un destornillador de punta plana o una espátula retire el empalme corto. 3) Con un destornillador de punta plana, doble el empalme de soporte largo si el panel a remover no está próximo al extremo del empalme de soporte. Si lo está, retire el empalme del extremo. 4) Retire la lámina dañada y sustitúyala con una nueva y clávela a los empalmes de soporte (figura 2).

38

Manchas: Las manchas de mal aspecto que aparecen en el techo son, a menudo, indicativas de filtraciones que proceden del techo exterior (figura 1c). Los pasos a seguir para el mantenimiento o manejo de este tipo de problemas son los siguientes: 1) Asegúrese de haber reparado todas las filtraciones, y deje que se seque el cielo raso. 2) Aplique una pintura de aceite como base, luego dos capas de pintura emulsionada, pasando los bordes de la mancha. 3) Deje secar por 24 horas y, de ser necesario, repita el proceso. Si la cabeza de los clavos produce una mancha de óxido, utilice un embutidor o punzón para clavos a fin de empujar el clavo hacia adentro. Rellene con cuidado el área con cemento blanco o masilla y, luego, aplique pintura emulsionada del mismo color del techo. Como alternativa, pudiera quitar el óxido con papel de lija. Después de limpiar la cabeza del clavo, aplique un toque de pintura de aceite y, cubra la pintura con un toque de pintura emulsionada del mismo color del techo. Rotura de techos de yeso instalados sobre armaduras de malla: Para reparar agujeros grandes, tramos o viguetas, proceda de la siguiente manera: 1) Retire el yeso suelto y localice las dos vigas o parales más cercanos al borde del yeso dañado. 2) Con un martillo o cincel haga una hendidura en el yeso en sentido descendente hasta el armazón metálico. 3) Clave el listón metálico en su lugar con clavos largos que penetren el armazón metálico y el soporte de madera. 4) Antes de aplicar la mezcla, cepille y humedezca los bordes del yeso viejo con agua y luego con lechada de cemento. 5) Aplique la mezcla al armazón metálico: • Comience a trabajar con la llana en el borde inferior de la sección dañada, haciendo un barrido en sentido ascendente con movimientos suaves. • Aplique la mezcla con un grosor de no más de media pulgada. • Deje que se asiente la primera capa durante varios minutos antes de aplicar cualquier mezcla adicional. • Suavice el yeso comenzando en una esquina, hacia arriba y hacia abajo. Repita el proceso en transversal. 6) Retire el exceso de mezcla de las esquinas interiores con la punta de la llana. 7) Deje que se asiente la capa base por unos pocos minutos, pique la superficie y deje que se asiente por 24 horas. 8) Aplique el acabado de yeso: • Comience por la parte superior del área de yeso dañada, extendiendo una capa delgada sobre la capa base, tal y como extendió la capa base. Espere hasta que asiente la primera capa del acabado antes de aplicar una segunda capa para nivelar la sección con la superficie circundante. 9) Humedezca y suavice la superficie recién escayolada de la primera sección utilizando un cepillo grande mojado. • A medida que añada cada nueva sección, utilice el cepillo mojado para unir las secciones, creando una superficie limpia y suave.

39

ILUSTRACIONES

Figura 1: Los problemas mรกs comunes en techos rasos son pandeo (A), rotura (B) y manchas (C)

Figura 2: Reemplazo de lรกminas rotas en el techo

Figura 3: Rotura de la malla metรกlica del techo 12/09

40

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIÓN DE PUERTAS Introducción Estos consejos se relacionan con puertas de paneles de madera, puertas de romanilla y ventanas de madera del mismo estilo. Las puertas de paneles están fabricadas de tablas delgadas con los bordes insertados en una ranura del marco circundante. Las de romanilla están hechas de tiras estrechas de madera. El marco y las bisagras forman también parte de la puerta. Mantenimiento preventivo El uso, los insectos y los elementos desgastan las puertas, por lo tanto, es importante hacer inspecciones con regularidad y hacer un mantenimiento preventivo a las puertas y ventanas así: 1) Dos veces al año, revise los tornillos de cada bisagra para evitar que se desgasten antes de tiempo. 2) Aceite las bisagras con frecuencia, ya que si están rígidas afectan los tornillos y ocasionan más problemas. 3) Revise a menudo la parte superior e inferior de las puertas para que se asegure de que no sobresalen astillas de madera; pinte o barnice los extremos de las puertas, de ser necesario. Dado que el agua es el principal causante de daños a las puertas exteriores, cerciórese de que el piso terminado debajo de la puerta tenga una pendiente hacia el exterior, y de que la puerta no toque el piso terminado. En ocasiones, se hace necesario rebajar la parte inferior de la puerta. De igual importancia es que la puerta esté pintada con esmero con pintura de aceite. Cómo se aprietan las bisagras sueltas El uso continuo hace que los tornillos de las bisagras se suelten y que estas se aflojen. Cuando esto ocurre, la puerta no gira con suavidad y hay que levantarla o empujarla para que cierre. Examine la puerta para detectar dónde hay brechas y dónde se traba, si se traba en la parte superior (inclinada contra el marco del lado del tirador de la puerta y tocando el piso debajo), debe apretar los tornillos de la parte superior. Si es difícil ver dónde se traba, pásele una tiza a todos los bordes de la puerta y ábrala y ciérrela lentamente. Donde se borre la tiza, allí es el punto de roce de la puerta, repárela según se indica a continuación: 1) Apuntale la puerta con una cuña por debajo del lado del tirador. 2) Retire los tornillos, levante la placa de la bisagra y atorníllela otra vez en ángulo (figura 1a). 3) Si los tornillos están sueltos dentro de sus agujeros, retire la bisagra (figura 1b). 4) Rellene los agujeros de los tornillos con clavijas (palillos de dientes) revestidos con pegamento para madera; empújelos bien hacia adentro (figura 1c). 5) Espere hasta que la goma seque, recorte las clavijas que sobresalen para que queden al ras del marco (figura 1d). 6) Encuentre la nueva posición de la bisagra, pre-perfore o con una punzonadora abra orificios de guía para los nuevos agujeros de los tornillos. 7) Atornille la bisagra en su lugar, y apriete bien cada tornillo. Cómo ajustar la placa del cerrojo Una puerta bien ajustada debe pegar contra el tope (la pieza de madera sobre la que descansa la puerta en posición cerrada) y contra la placa del cerrojo a la vez. Si esto no sucede, será necesario reposicionar la placa del cerrojo. Esto se logra agrandando el agujero de la placa del cerrojo con una lima (figura 2). Cómo se ajusta el largo de la puerta Si la sección inferior de la puerta está dañada, habría que cortar esa sección y reemplazarla con madera nueva:

41

1) Retire la puerta del marco. 2) Utilice una formaleta para marcar el área a cortar. 3) Con una sierra de hoja afilada, preferiblemente una circular con guía, haga un corte recto (figura 3). 4) Agregue un pedazo de madera del mismo grosor de la puerta. 5) Aplique pegamento para madera y sujete la pieza con mordazas (figura 3b). 6) Pre-perfore agujeros guías antes de atornillar la pieza nueva a la puerta (figura 3b). Cómo se reparan las puertas atascadas Si la puerta se atasca y es difícil abrirla, inspeccione el espacio alrededor de la puerta para ver si es muy estrecho (figura 4a). Para destrabarla, intente con uno de los siguientes métodos: • Si la puerta está levemente trabada, sería adecuado lijarla un poco. • Ajuste las bisagras superiores o inferiores, dependiendo de la dirección en que debe ajustarse la puerta. Puede colocar una lámina de cartón detrás de la bisagra para ajustarla y que calce mejor (figura 4b). • Marque el borde de la puerta en donde roza con el marco y rebaje el borde, creando un ligero bisel en reverso (figuras 4c, d). Cómo se reparan las repisas y los marcos Cuando es difícil reemplazar las repisas de las ventanas y las jambas de las puertas (marcos), puede usarse epoxi en las áreas carcomidas. Estas reparaciones deben efectuarse con dos partes de un epoxi tipo masilla (o tapaporos para carrocerías) para reparar el área dañada, como se indica a continuación: 1) Raspe toda la madera esponjada y dañada (figura 6a). 2) Inserte tornillos para reforzar las reparaciones en esquinas (figura 6b). 3) Reconstruya un pedazo de madera a la vez utilizando el compuesto de epoxi (figura 6b). 4) Antes de que se endurezca, suavice alisando el compuesto de epoxi con una cuchilla para masilla (figura 6c). 5) Lije el epoxi hasta que la superficie esté lisa y pinte (figura 6d).

42

ILUSTRACIONES Palillos y pegamento

Atornillar en ángulo

Figura 1: Rellene los agujeros en los que hay tornillos rotos

Pegamento para madera

Ranura

Lima metálica

Figura 2: Lime la placa del cerrojo

Figura 3: Retire y reemplace la madera dañada Puerta

Lámina de cartón debajo Lámina de cartón debajo del borde interno del borde externo

Cepillo de contrafibra en reverso

Ligero bisel

Figura 4: Reparación de una puerta atascada: busque el punto de atascamiento, ajuste las bisagras con cartón, marcando y rebajando la puerta

Carcomido

Cincel

Área suave Agujeros pequeños

Tornillos

Cuchilla plástica para masilla

Diluente de laca

Figura 5: Repare la madera carcomida con el compuesto de epoxi 12/09

43

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIÓN DE CERRADURAS Introducción Existen diferentes tipos de cerraduras disponibles en varias formas. La cerradura de pestillo dormido que funciona girando directamente una llave o perilla y no mediante un mecanismo de resorte (por lo que se le denomina “dormida”). La cerradura de sobreponer (cerradura de caja) tiene una forma cuadrada y se instala sobre la superficie de la puerta interior, y el pasador se desliza en un montante (contra) instalado sobre la superficie (figura 1a). La cerradura embutida consiste en una caja rectangular que calza por un extremo en una cavidad ubicada en el perfil de la puerta (figura 1b). Para operar una cerradura embutida, se requiere del uso de un tirador (figura 1c). Existen otros mecanismos como pasadores y candados. El pasador se instala sobre la superficie de la puerta y consiste en una barra movible que calza en un agujero o muesca (figura 1d). Un candado es una cerradura portátil operada con una llave y con un gancho curvado de acero que calza en el cuerpo del candado. Cuando se inserta la llave en el candado, los dientes de la llave elevan unos pines con resortes de tamaños correspondientes (figura 2). Esto permite que la llave haga girar el cilindro y abra la cerradura. Solo una llave con dientes que se correspondan exactamente con el tamaño de los pines permitirá que el tapón rote en el tambor de la cerradura. El mantenimiento de las cerraduras implica observar si hay tornillos flojos, desgaste en los agujeros de los tornillos y oxidación de los pestillos y rigidez de los cerrojos y vástago del pestillo dormido. En cualquier caso, puede utilizarse cualquier procedimiento sencillo de “hágalo usted mismo” para el mantenimiento de cerraduras con un gasto mínimo y con buenos resultados. Estos consejos contemplan algunos de los problemas más comunes que presentan las cerraduras y sus soluciones mediante el uso de herramientas sencillas para la mayoría de las reparaciones. Mantenimiento de cerraduras Hágale mantenimiento a los pasadores como sigue: • Verifique si la barra se mueve con libertad y si calza directamente en el cerradero; de no ser así, ajuste la altura. • Si observa óxido, quítelo con papel de lija y lubríquela. • Cerciórese de que no haya tornillos sueltos; si los hay, apriételos con un destornillador. Hágale mantenimiento a las cerraduras embutidas de esta manera: • Aplique una gota de aceite lubricante ligero, como WD40 en spray, entre la manija de la puerta y el pestillo. • No aceite la cerradura porque se llena de polvo y se obstruye; utilice grafito micronizado, puede rociarlo o ponerlo en la llave e insertarla en la cerradura. • Para cerraduras de puertas exteriores, aplique suficiente grasa de óxido de zinc en el interior de la manija para proteger las partes movibles. • Revise todos los tornillos y apriételos si es necesario. • Revise los tornillos que mantienen fija la chapa de la cerradura —la pieza metálica que aloja el pestillo de la cerradura— y apriételos de ser necesario. Repare los tornillos sueltos y desgastados como sigue: • Retire el tornillo y sustitúyalo con uno de mayor longitud y del mismo grosor, u opte por lo siguiente: • Retire el tornillo, rellene el agujero con fósforos de madera o palitos y corte el sobrante (figura 3). Comience a agujerear el centro del material con un clavo para luego reinstalar el tornillo. • Revise el espacio libre entre la puerta y la chapa de la cerradura (lo recomendado es 4mm); si la brecha es mayor, efectúe ajustes en la puerta.

44

Cómo se cambian las cerraduras En ocasiones es necesario cambiar las cerraduras de las puertas porque, simplemente, se gastan o se dañan, o se pierde la llave. Si la llave gira pero no hace operar el pasador de la cerradura, el mecanismo está roto. Retírelo y repárelo o cambie la cerradura (figura 4). Si instala el mismo tipo de cerradura, el trabajo será sencillo. Pero si instala un juego de cerradura de tipo o tamaño diferente, tendrá que hacer algunas maniobras para que calce de forma adecuada. Cuando vaya a instalar una cerradura embutida, haga lo siguiente: 1) Retire los tornillos que sostienen la chapa y el tirador, para que pueda quitar la chapa y la manija (figuras 5a, b). 2) Retire los tornillos que sostienen el juego de la cerradura embutida y extraiga la cerradura (figura 5c). 3) Coloque la nueva cerradura embutida y fíjela con tornillos. Si utiliza una cerradura diferente, tendrá que ajustar el agujero, perforar nuevos orificios para los tornillos, manija, etc. • Si la cerradura es más grande que la anterior, deberá agrandar el agujero existente. • Si la cerradura es más pequeña que la anterior, rellene los espacios con masilla para madera, luego lije y renueve el acabado de la puerta antes de instalar la cerradura. 4) Si no puede volver a utilizar la antigua chapa, desatorníllela y coloque una nueva que se ajuste a la cajuela (cavidad). • Si la caja de la cerradura es muy grande, instale la chapa de manera temporal y rellene el espacio remanente con masilla para madera, y cuando esta se endurezca, retire la chapa y lije con suavidad. • Si la caja es muy pequeña, trace el perímetro de la chapa y utilice un cincel afiliado para extender el espacio. Para un mejor acabado use esmeril con disco de corte fino. Solución de problemas Alistamos algunos de los problemas que se presentan con las cerraduras, y sus soluciones: • Si la llave gira forzadamente, lubrique el mecanismo de cierre con grafito micronizado o silicio rociado inyectando el lubricante en el ojo de la llave. Mueva la llave hacia delante y hacia atrás para distribuir el lubricante. • Si después de la lubricación la cerradura no funciona, los pestillos en el cilindro pudieran estar dañados. Retire el cilindro y hágalo reparar por un cerrajero. • Si el pestillo de la cerradura no se extiende en su totalidad, la cavidad que lo aloja pudiera requerir de mayor profundidad. Retire la chapa y perfore hasta darle mayor profundidad. • Si debe empujarse la puerta para que cierre, es posible que la chapa no deje que el pestillo entre por completo. Retire y reposicione la chapa, o lime la porción que impide el cierre apropiado, y reinstale. • Si un pestillo pega contra el borde inferior del agujero en la chapa, apriete las bisagras de la puerta. Si esto no soluciona el problema, ajuste o lime la chapa según lo antes descrito.

45

ILUSTRACIONES montante fijado al marco

chapa fijada al marco

pestillo caja

placa de soporte

manija cerradero fijado al marco

pestillo

eje

caja

barril perno placa

cerrojo

pasador de bloqueo

frontal

B

placa de soporte

placa fijada a la puerta

Figura 1: Cerradura de pestillo dormido montada sobre la superficie (a), cerradura embutida (de cavidad) (b), accesorio tirador de palanca (c), y cerradura de pasador (d) brazo que opera el perno (el cual no se muestra)

Cilindro

Jamba de la puerta cilindro

Chapa RetĂŠn de la puerta

Cerrojo Pestillo Chapa pestillos de los vĂĄstagos

Figura 2: Llave haciendo funcionar una cerradura

Placa delantera

Figura 3: Rellenando el agujero de la chapa

Manija de puerta

Figura 4: Cerradura embutida

Figura 5: RemociĂłn de una cerradura embutida 12/09

46

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

CUIDADO DEL MOBILIARIO Introducción El término “mobiliario” hace pensar en madera. No obstante, el mobiliario pudiera tener componentes de cualquier material concebible: metal, caña, plástico, concha, cuero y textiles, así como pinturas y resinas naturales o sintéticas. En general, mobiliario son los elementos movibles en una habitación, sala de reuniones u oficina. También puede tratarse de sillas, mesas, escritorios, gabinetes o estanterías. Es común que el mobiliario de madera sea barnizado o pintado. Estos consejos van dirigidos principalmente al cuidado de muebles de madera. Lo que daña el mobiliario y las soluciones Efectos del ambiente: La luz, en particular la visible y la ultravioleta (UV), es muy dañina para los materiales orgánicos como la madera. Y el daño que la luz produce es acumulativo e irreversible. El tope de una mesa expuesto a una luz difusa durante varios años sufre los mismos efectos que un tope expuesto a la luz solar directa durante un período más corto de tiempo. La luz aporta la energía y la temperatura necesaria para degradar químicamente los acabados y los colorantes de la madera, y en casos más severos, hace que se descomponga la estructura celular de la madera. Para restringir su efecto, no deje el mobiliario expuesto a la luz solar directa, utilice persianas o cortinas para bloquear la intensidad de los rayos del Sol, más bien, permita que estos se difundan de manera uniforme en la habitación, y apague las luces cuando no esté en ella. Actividad de los insectos: Cuando las condiciones ambientales son favorables, los materiales orgánicos, incluyendo la madera y el cuero son vulnerables a infestación por una variedad de insectos. Una peste común que ataca los muebles de madera es el escarabajo que mide menos de un cuarto de pulgada de largo y que pone sus huevos en pequeñas grietas. Las larvas del insecto escarban la madera creando una red de túneles o galerías a medida que se abren paso alimentándose de la madera a lo largo de la veta. Si observa orificios en los muebles, es importante determinar si la infestación está activa. Los bordes de los agujeros activos son de color claro y contienen un polvillo fino parecido al aserrín denominado “deyección de insectos”. Cualquier material parecido al aserrín que aparezca en el piso debajo de un mueble pudiera constituir una señal de una posible infestación y si está activa, debe aislarse el mueble de inmediato para su fumigación. Existen una variedad de métodos para este fin. Puede valerse de una jeringa para inyectar el producto en los agujeros. Manejo: Los movimientos descuidados y frecuentes del mobiliario debilitan sus ensamblajes, y raspan el barniz o la pintura. Antes de mover un mueble, cerciórese de que su ensamblaje no esté flojo o dañado. Cuando esté seguro, quite los elementos del mueble, como tramos o entrepaños, puertas y gavetas. Si no puede retirar las puertas, asegúrelas con sus respectivas cerraduras o pase alrededor del mueble tiras de algodón suave. Las mesas deben levantarse siempre por la base o por las patas en lugar de por el tope, pues este pudiera desprenderse. Las sillas deben levantarse por la base del asiento y no por los brazos o por las piezas del espaldar. Cuando deba mover un mueble grande, levántelo no lo arrastre por el piso, pues la presión lateral excesiva sobre las patas puede hacer que se rompan o se debiliten las uniones. Si tiene que transportar un mueble en un vehículo, colóquelo sobre su respaldo o parte superior, pero no sobre las patas. Lo que debe y no debe hacer No coloque muebles cerca a una rejilla de calor o expuestos a la luz directa del Sol. No use pulimento a base de silicón ni productos de uso doméstico que pudieran dañar la madera como, barniz para uñas. Todas las semanas quite el polvo de los muebles con un paño de algodón suave (figura 1). Pula el mobiliario cada mes con un pulimento de buena calidad (figura 2) y la parte

47

inferior una vez al año. Aspire la tapicería de los muebles, como mínimo, una vez al mes, con el accesorio de cepillo suave. Los cojines y almohadones sueltos deben voltearse, rotarse y esponjarse con regular para mantener uniformes los materiales de relleno y para que el desgaste sea parejo. Cómo se eliminan las manchas Ya no se acostumbra “cepillar” o lijar un mueble y volverlo a pintar con el fin de remover manchas. El aspecto de acabado viejo puede, a menudo, mejorarse sin tener que retirarlo por completo mediante el uso de productos de limpieza fabricados para condiciones específicas como, por ejemplo, el cloro. Sin embargo, es preferible que el procedimiento que se describe a continuación lo realice una persona con experiencia, como un carpintero. Comience por aplicar cloro en la parte superior del mueble. Esto removerá tanto el acabado como la mayor parte de las manchas. Las marcas blancas de agua, causadas por la humedad atrapada en el acabado, desaparecerán fácilmente. Las manchas negras con moho debido a la humedad atrapada, pudieran ser más difíciles de remover. Fije con cinta adhesiva un plástico alrededor de las áreas en donde no desea que caiga cloro (figura 3). Si quiere obtener resultados más rápidos, aplique el cloro en los días cálidos bajo la luz directa del Sol. Si no le es posible sacar el mobiliario al exterior, válgase de una lámpara de calor para calentar la madera durante unos 10 minutos antes de iniciar el procedimiento con cloro (figura 4). Utilice cloro de alto poder, y asegúrese de utilizar gafas protectoras y guantes de látex. Deje que la madera absorba el cloro durante unos 15 minutos, y fíjese si la mancha ha desaparecido. Si aún está, aplique más técnicas con cloro. Cuando la mancha desaparezca, deje que el cloro se seque. A continuación, haga una solución con partes iguales de agua y vinagre blanco y enjuague el cloro de la madera. Si no lo retira y lo neutraliza de forma apropiada, el nuevo acabado no se fijará debidamente. Deje que el mueble se seque, líjelo y luego aplique el nuevo acabado.

ILUSTRACIONES

Figura 1: Desempolve cada semana con un material suave

Figura 2: Aplique el pulimento con un paño suave Lámpara de calor

Tope de mesa Plástico protector adherido con cinta pegante

Tope de mesa limpio

Figura 3: Utilice plástico y cinta pegante para proteger las áreas que no deben tocarse

Figura 4: Utilice la lámpara para calentar el mueble si no está en exteriores 12/09

48

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

SISTEMA DE SONIDO Introducción Hay que usar los sistemas de sonido con cuidado y precisión. Con demasiada frecuencia, personas no calificadas han manejado mal un buen sistema de sonido. Por consiguiente, todo el que maneje un sistema de sonido —operadores, siervos de plataforma y los que pasan micrófonos— deben recibir entrenamiento sobre el uso correcto del sistema. Un problema común es la retroalimentación acústica (“chillido”) por lo que es importante comprender por qué ocurre. La retroalimentación es el resultado de exceder los límites prácticos del sistema debido a que los micrófonos captan el sonido directo de los altavoces (figura1). Esto pudiera producirse cuando hay demasiados micrófonos encendidos a la vez, por un micrófono que funciona muy cerca de un altavoz o de otro micrófono, o porque el orador está muy alejado del micrófono de manera que se hace necesario subir demasiado el volumen. Uso Lo que los operadores deben y no deben hacer: • Probar el equipo antes de iniciar el programa. • Tener una buena vista de la plataforma y de los micrófonos. • Bajar el volumen tan pronto este comienza a “chillar” (retroalimentación). • Bajar el volumen mientras se ajusta la posición del micrófono en el pedestal. • Bajar el volumen de todos los micrófonos durante los cánticos. • Bajar el volumen de los micrófonos que no se estén utilizando. • Apagar el sistema antes de encender o apagar el generador o la fuente de suministro del servicio de energía. Lo que debe y no debe hacerse al operar los micrófonos: • Ajuste el micrófono solo cuando sea necesario. • Evite estirar los cables de los micrófonos. • Nunca hale el cable para desconectarlo; hágalo por el conector (figura 2). • Para los conectores hembras, siempre presione el botón de liberación antes de halar. • Pruebe el micrófono hablando o chasqueando los dedos, nunca lo golpee. • Cuide que el micrófono no se caiga o se golpee. • Proteja el micrófono del polvo con un protector de micrófono (filtro de goma espuma). • Cuando no se estén usando los micrófonos, guárdelos junto con los cables en un lugar seco. Solución de problemas Cuando el sonido no es regular o se interrumpe, en la mayoría de los casos la falla suele ser menor. A menudo, se debe a que los cables, clavijas y micrófonos han estado expuestos a abusos, y esto es lo primero que debe revisarse. Mantenga la calma y trate de localizar la falla en un orden lógico: • Cerciórese de que los micrófonos tengan el botón de encendido/apagado y, en caso afirmativo, verifique que esté encendido. • Cerciórese de que los micrófonos tengan baterías y, en caso afirmativo, cámbielas. • Busque si hay un cable, un enchufe o una conexión dañado o con soldaduras dañadas. • Verifique si le llega energía eléctrica al sistema (p.ej., la luz de encendido). • Cerciórese de que el enchufe eléctrico del amplificador esté conectado. • Asegúrese de que el fusible esté en buenas condiciones.

49

• • •

Revise todos los micrófonos desconectándolos uno por uno hasta que el problema desaparezca. Si hay un cortocircuito en un micrófono, esto afectará al amplificador. Igual ocurrirá si está dañado un canal de salida del amplificador. Verifique si se ha producido alguna interferencia proveniente de un radio, teléfono móvil o de un generador con una mala conexión a tierra. Cerciórese de que no pasen cables en las áreas cercanas a las líneas de energía, accesorios fluorescentes u otras fuentes de interferencia.

Mantenimiento La mejor instalación de los amplificadores y reproductores de CD se logra con una solución “turnkey” (dispositivo integral para encendido inmediato), sin tener que conectar y desconectar, sacarlo o meterlo en el gabinete para cada uso. Cuando no se esté utilizando el equipo de sonido, debe guardarse en un lugar seco. Las áreas húmedas pueden ocasionar contacto eléctrico. El calor causa fallas electrónicas. Por esta razón, el amplificador debe estar libre de polvo. Quizá sería necesario un ventilador para mejorar la ventilación. Limpie con regularidad (una vez cada dos años o menos, dependiendo de las condiciones ambientales) los cabezales del deck para cintas de audio y de los reproductores de CD, mediante limpiadores comerciales de cintas o de discos. Utilice CD limpios. Conectores: Los conectores de los micrófonos sufren si se pisan los cables o enchufes, o simplemente por efecto del polvo. Utilice una aspiradora (o soplador) para eliminar el polvo de los enchufes de pared o de piso. Inspeccione los conectores y observe si están desgastados y verifique si ajustan bien. Si los conectores se deslizan hacia adentro o hacia fuera de las tomas con mayor facilidad que cuando eran nuevos, esto es indicativo de que están desgastados y hay que cambiarlos. Al abrir un conector para verificar las conexiones, no jalonee ni tire de los cables, pues esto pudiera desconectarlos. Para conectores hembras, afloje el tornillo lateral y con cuidado retire el centro de la envoltura hasta su límite. Para conectores machos, desatornille la envoltura y extraiga lentamente (figura 4). Verifique que los cables están firmes en su lugar y que no haya alambres sueltos, sucios o con exceso de soldadura. Haga nuevas soldaduras de ser necesario. Cables: Debido a la constante flexión y doblado, los cables sufren desgaste dentro de su envoltura aislante. Puede doblarse un cable un cierto número de veces, de manera que hay que enrollarlo sin formar ángulos. Recoja los cables en forma apropiada después de cada uso, sin enredos ni ondas, de manera que queden planos al colocarlos sobre cualquier superficie. Cada cierto tiempo, límpielos con un paño húmedo, y revise si la envoltura aislante presenta daños. Para verificar el funcionamiento de los cables y clavijas, hable al micrófono mientras mueve un poco cada clavija dentro de la toma y flexione cada cable a todo lo largo a la vez que determina si existen problemas de estática o señales de interrupción. Micrófonos: Revise con frecuencia el filtro de goma espuma y límpielo o cámbielo cuando sea necesario. Si un micrófono “produce salto” o “crepitación”, o sencillamente no funciona, vale la pena ver su interior para determinar cuál es el problema. Una reparación provisional para una clavija suelta es enrollar cinta adhesiva alrededor del cable y de la base del micrófono para impedir el movimiento de la clavija (figura 5). Todos los cables del micrófono deben estar en fase, es decir, que los pines de los conectores 1, 2 y 3 en un extremo se correspondan con el extremo opuesto. Altavoces (cornetas): Las conexiones flojas o incorrectas puedan causar crepitación o ausencia de audio en uno o varios altavoces. Reparaciones No intente reparar equipos electrónicos a menos que tenga experiencia. Lleve los equipos defectuosos a un especialista. Por supuesto, cualquier persona puede cambiar un fusible o las baterías. Cuando tenga que cambiar los fusibles, use del mismo tipo y amperaje. La experiencia ha demostrado que los problemas de cableado más frecuentes tienen que ver con los cables y conectores de los micrófonos. Muchos de estos problemas se producen simplemente

50

por soldaduras deficientes. Asimismo, debido al desgaste normal, con el tiempo las conexiones deben rehacerse cortando parte del cable del micrófono y haciendo una nueva soldadura. Las siguientes son buenas técnicas de soldadura: • Uso de plomo de calidad 60/40 (60% de estaño y 40% de plomo). • Deben rasparse o limpiarse con cepillo los metales negros o corroídos (p.ej., utilice raspador). • Utilice el hierro de soldar para aumentar la temperatura tanto del material base como de la soldadura. • Evite mover la unión hasta tanto la soldadura no solidifique, formando uniones de soldadura en frío. • La unión tiene forma de “volcán”, y es suave y brillante (figura 6).

ILUSTRACIONES

CORRECTO

Figura 1: Retroalimentación de sonidos que llegan al micrófono

INCORRECTO

Figura 2: Desconexión correcta e incorrecta del cable

Correcto Incorrecto Figura 3: Conexión de cable correcta e incorrecta

Figura 4: Clavija hembra (o XLR) y conector macho (mono) UNIÓN CORRECTA (tipo volcán)

soldadura brillante

Figura 5: Reparación provisional de cable suelto de micrófono

UNIÓN INCORRECTA (soldadura seca)

soldadura opaca

Figura 6: Soldadura correcta e incorrecta de la unión 12/09

51

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

REPARACIONES ELÉCTRICAS Introducción En cualquier aparato o mecanismo de hechura humana puede producirse en ocasiones una falla, bien sea mientras se instala o durante su vida útil. No obstante, a fin de mantener los aparatos o mecanismos funcionando en buenas condiciones operativas, se requiere de mantenimiento o reparaciones adecuadas, ya que cualquier negligencia en este campo podría resultar en que el equipo se dañe o se queme. La causa de la mayoría de las fallas en los dispositivos eléctricos es la sobrecarga de un circuito, un falso contacto o el uso de piezas de inferior calidad o piezas adaptadas. Estos consejos están relacionados con medidas preventivas y ayudas para solucionar problemas con luces/accesorios eléctricos, ventiladores/reguladores de velocidad, tomacorrientes/enchufes, cables, interruptores de circuitos y interruptores de mecanismos/equipos de conmutación. Accesorios de iluminación Bombillos incandescentes y accesorios: • Revise los bombillos incandescentes para ver si hay alguno quemado y cámbielo con la electricidad desconectada (retire el bombillo solo cuando esté frío). • Los vatios del bombillo nuevo deben ser iguales al del accesorio. No intente aumentar la intensidad de la luz utilizando bombillos con más vatios del que estaba instalado (p.ej. de 60 vatios a uno de 200 vatios). Esto representa un riesgo de incendio porque estaría aumentando la potencial nominal en los cables y fusibles y puede, además, ocasionar que el interruptor de circuito o “breaker” se dispare con frecuencia. Lámparas fluorescentes: • Limpie con regularidad el interior de las cubiertas de los accesorios con un cepillo suave, removiendo los insectos muertos y el polvo (figura 1). • Cambie los tubos si hay señales de sobrecalentamiento: observe si están decolorados, carbonizados o deformados (figura 2). • Si la luz del tubo es débil, parpadea, la luz en la parte media del tubo es muy tenue, o si aparecen anillos oscuros en los extremos:  La causa pudiera ser un tubo quemado, un balasto defectuoso o cableado incorrecto.  La solución pudiera ser cambiar el tubo y el balasto y, si el problema persiste, cambie el balasto (si hay olor a material aislante quemado) o revise el cableado, el interruptor o el asiento de los casquillos. La pieza que vaya a cambiar debe ser del tamaño y los vatios correctos. Accesorios Ventilador de pared o de techo y regulador de velocidad del ventilador: • Limpie con regularidad los ventiladores y las aspas con un paño suave y húmedo, teniendo cuidado de no alterar o doblar las aspas, ya que esto pudiera afectar el centro de gravedad del ventilador y lo haga bambolearse cuando esté funcionando. • Abra con frecuencia la tapa del regulador y limpie el interior con un cepillo suave, inspeccionando las soldaduras para cerciorarse de que haya buen contacto, suelde nuevamente cualquier terminal roto del transformador del regulador. • Para ventiladores de pared o de pie, retire los protectores de aspas, limpie las aspas con un paño suave y húmedo y retire el polvo con un soplador de aire o con un cepillo suave. • Revise con regularidad los enchufes y cables; si alguno está dañado cámbielo.

52

Tomacorrientes y enchufes: • Que todos los artefactos eléctricos tengan un enchufe de tres pines de contacto ya que la mayoría de las tomas están fabricadas para enchufes de tres pines con puesta a tierra. • Inspeccione con regularidad los enchufes o tomas en busca de alguno dañado. Cambie cualquiera de los elementos que tenga grietas, señales de sobrecalentamiento (p.ej. decoloración, carbonización o deformación) o que tenga piezas sueltas. • Cuando cambie un enchufe o una toma, los cables deben quedar firmes en las respectivas posiciones del conductor de fase, de la línea neutra y del cable de puesta a tierra (figura 3). • Evite sobrecargar los enchufes (p.ej. utilizar un aparato de 15 amperios en un enchufe de 13 amperios) o los contactos parciales y use los enchufes que correspondan con las tomas (figura 4). • No se recomienda usar muchos adaptadores de enchufes porque, a menudo, son de baja calidad y pudieran sobrecargar el circuito, creando un riesgo de incendio. Cables: • Examine con regularidad todo el cableado; si encuentra uno con material de aislamiento precario, elimínelo y cámbielo por uno nuevo que tenga un buen aislamiento. • Descarte cables pelados o rotos y nunca conecte con cinta adhesiva dos cables o algún material similar (figura 5). Utilice, más bien, conectores para todas las conexiones de cables. Interruptores de circuitos: • Al efectuar una instalación, deben apretarse bien todos los tornillos y pernos de terminales para ambos interruptores de circuitos y el tomacorriente de falla a tierra (GCFI). • Todos los meses, hay que probar el GCFI oprimiendo el botón de prueba. Si el interruptor de circuito funciona bien, se producirá un corte automático; en caso contrario, deberá revisarlo un electricista calificado. Si no se corrige cualquier falla, podrían dañarse otros equipos eléctricos o el interruptor de circuito (figura 6). Interruptores de mecanismos: • Todos los años revise e inspeccione los interruptores de mecanismos o de conmutación y ajuste los pernos y tornillos de conexión. Limpie y reengrase los puntos de contacto y conexiones, y limpie también el interior del cajetín de los interruptores.

53

ILUSTRACIONES

Figura 1: Limpie con regularidad el interior de las cubiertas con un cepillo suave

Figura 2: Tubos fluorescentes con señales de sobrecalentamiento

Cable de tierra

Fusible

Línea neutra

Alambre cargado

Figura 3: Posiciones correctas del conductor de fase, línea neutra y cables de puesta a tierra

Figura 4: Conexiones de enchufe peligrosas

UNIÓN CORRECTA UNIÓN INCORRECTA Figura 5: Conexión de cable correcta e incorrecta

Figura 6: ICR quemado por contacto parcial 12/09

54

CONSEJOS PRÁCTICOS DE MANTENIMIENTO OFICINA DE CONSTRUCCIÓN DE SALONES DEL REINO

GENERADORES DE ENERGÍA ELÉCTRICA Introducción Los generadores de energía eléctrica de reserva pueden tener motores portátiles/montados que funcionan con gasolina o diesel. Ahora bien, estos consejos se centran en los generadores portátiles con motores de gasolina, los cuales son los que, por lo general, se utilizan en los Salones del Reino (figura 1). Se recomienda que expertos calificados le hagan el mantenimiento a los generadores con motores diesel. Para calcular la capacidad de carga de un generador (en kva) que pueda utilizarse en un Salón del Reino, haga lo siguiente: • Multiplique el número de ventiladores de techo instalados en el salón por 100. • Multiplique el número de ventiladores de pared por 80. • Multiplique el número de bombillos por 60; cada fluorescente de 2 pies por 91; y cada fluorescente de 4 pies por 100. • Multiplique el número de reproductores (de cinta/CD/DVD) por 40. • Multiplique el número de amplificadores por 80. • La suma de lo anterior, la cual corresponde a todos los aparatos en el Salón del Reino, se multiplica por 1,25. De esa forma obtiene la capacidad de carga del generador que necesita. En los salones que no fueron construidos bajo el programa, utilice el cálculo ya indicado para determinar la capacidad del generador que debe comprar. Valiéndose del cálculo de arriba, bastarán las siguientes capacidades mínimas en los Salones del Reino estándares: Diseño estándar Generador 1. S-01 (capacidad para 75 asientos) Capacidad de 1,5kva 2. M-01 (capacidad para 115 asientos) Capacidad de 2,5kva 3. L-01 (capacidad para 150 asientos) Capacidad de 3,5kva 4. XL-01 (capacidad para 200 asientos) y salones expandibles Capacidad de 5,0kva* 5. SB-01 (capacidad para 300 asientos) Capacidad de 7,5kva *

NOTA: En los Salones del Reino expandibles debe haber, además, otro generador pequeño (con capacidad aproximada de 1,0kva) que sea para el uso exclusivo del equipo de sonido durante las asambleas. Asimismo, el cálculo de la capacidad de los generadores que se presenta arriba no incluye la bomba mecánica (superficial o sumergible). Por eso, si poseen una, el generador debe tener una capacidad que cubra la bomba. También es recomendable asegurarse de que no esté encendida ninguna otra carga (luces, sonido, etc.) cuando se utilice el generador para suministrar energía a la bomba. Uso Para que los generadores funcionen con eficiencia y duren mucho tiempo, hay algunas recomendaciones que deben seguir las personas que los operan, las cuales presentamos: • Opere los generadores en áreas bien ventiladas. • Deben apagarse todos los aparatos después de las reuniones o antes de encender el generador. • Cuando el generador arranque, déjelo funcionar por 1 minuto antes de incorporar la carga gradualmente. • Retire la carga antes de apagar el generador, y déjelo funcionando durante 1-2 minutos. • Realice el mantenimiento en la fecha que corresponda según se explica más abajo.

Servicio y mantenimiento Es necesario un mantenimiento periódico para mantener en buenas condiciones un generador con motor que funciona a gasolina, según se explica a continuación:

55

Cambio de aceite del motor: Para que esté seguro de que hizo un drenaje rápido y completo, drene el aceite mientras el motor aún está tibio. Luego, reponga el aceite de la clase recomendada y cerciórese de que alcance el nivel superior de la varilla medidora (figura 2). • Servicio al filtro de aire: Un filtro de aire sucio restringe el flujo de aire hacia el carburador. Para evitar que el carburador funcione mal, hágale un servicio regular al filtro de aire, en especial cuando se utiliza el generador en áreas polvorientas. • Limpieza del separador de sedimentos del combustible: El separador de sedimentos impide que el sucio o el agua, que pudieran estar presentes en el tanque de combustible, penetren en el carburador. Si no va a utilizar el generador por un mes o más, drene primero el fluido del tanque y luego también del separador de sedimentos (figura 3). • Servicio a bujías de encendido: Utilice las bujías recomendadas. Descarte la bujía de encendido si el aislante se agrieta o se rompe. Para garantizar un funcionamiento apropiado del motor, la bujía debe tener la distancia disruptiva correcta y debe estar libre de depósitos. Límpiela con un cepillo de alambre o con papel de lija. Mida la distancia disruptiva de la bujía con un calibrador. Haga las correcciones necesarias doblando con cuidado el electrodo lateral. La distancia debe ser de 0,70-0,80mm (figura 4). NOTA: Apriete con firmeza la bujía de encendido. Si no está ajustada como es debido podría calentarse y ocasionar daños al motor. Nunca utilice bujías cuyo rango de calor sea inapropiado. Utilice solo las bujías de encendido recomendadas o sus equivalentes. Solución de problemas Si el motor no arranca, efectúe las siguientes verificaciones: • ¿Hay combustible en el tanque? En caso negativo, llénelo. • ¿Tiene suficiente aceite el motor? En caso negativo, añada el aceite recomendado. • ¿Produce chispas la bujía de encendido? En caso negativo, cámbiela. • ¿Le llega gasolina al carburador? En caso negativo, limpie el separador de sedimentos. PERÍODO DE SERVICIO REGULAR Efectuarlo cada mes o cada intervalo de horas de operación indicado, lo que ocurra primero ÍTEM Aceite del motor Revise el nivel Cambie Filtro de aire Revise Cambie Separador de sedimentos Limpie Bujías de encendido Revise y cambie Separación de la válvula Revise y ajuste Tanque de combustible y Limpie tamizador Línea de combustible Revise (cámbiela si es necesario)

Antes de cada uso

Primer mes o 20 horas

Cada 3 meses o 50 horas

Cada 6 meses o 100 horas

Cada año o 300 horas

 



      Cada 2 años

56

ILUSTRACIONES Agujero para llenado de aceite Nivel superior

Volt meter: medidor de voltaje AC receptacles: receptáculos de AC AC circuit breaker: interruptor de corriente alterna Pilot lamp: luz piloto Choke rod: varilla del cebador Fuel valve: válvula de combustible Air cleaner: filtro de aire Recoil starter grip: manija de arranque del inducido Engine switch: interruptor del motor

DC circuit protector: protector circuito DC Ground Terminal: terminal puesta a tierra DC output Terminal: terminal salida de corriente directa Oil filler cap: tapa de depósito aceite Oil drain plug: tapón de drenaje aceite Engine Serial Lumber: número serial del motor

Tapa agujero para llenado de aceite

de de de de de

Figura 2: Cómo revisar el nivel de aceite

de

Figura 1: Partes de un generador típico (varía según el modelo) válvula de combustible

depósito de sedimentos

terminal de bujía de encendido ranuras electrodo central

Apagado

aislante tuerca hexagonal funda de bujía cuerpo de la bujía distancia disruptiva de la bujía

Figura 3: Cómo retirar el depósito de sedimentos

electrodo de puesta a tierra

Figura 4: Bujía de encendido 12/09

57


Consejos Practicos para Mantenimiento