Issuu on Google+

CUERPO C [ ZONALIBRE@ELINFORMADOR.COM.VE ] BARQUISIMETO SÁBADO 9 DE MARZO DE 2013 Nº 15.554

3C ACTUALIDAD 3

ZONALIBRE

C Chávez se une a Lenín ccomo líder embalsamado

8C ROSTROS 8

M Michel Gaymard ttrae mensaje de amor a Barquisimeto

ENTRETENIMIENTO + CALIDAD DE VIDA + SOCIALES

Uniéndose al luto nacional por la muerte del Presidente Chávez, el Programa Permanente de Creatividad Infantil Contemos Bajo La Ceiba anuncia la suspensión de su actividad cultural este domingo 10 de marzo en la Plaza La Ceiba de Cabudare. De acuerdo con el cronograma, mañana debía presentarse el espectáculo de canta y cuento Palabra, música y mujer, a cargo de la narradora oral

Así es

Suspendida ‘La Ceiba’ mañana

Mary Tony Bustamante y la docente de música Ana Hilda Castellón, quienes rendirían un homenaje a la conocida escritora venezolana Rosario Anzola, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Palabra, música y mujer, es un espectáculo que obedece a la condensación de varios textos que aunados a algunas canciones interactivas compuestas por Rosario, da forma

a un espacio cargado de entretenimiento y pedagogía. El anuncio de la suspensión de la actividad lo hizo Ana Magaly Bracho, directora de Desarrollo Infantil del Ateneo de Cabudare, al agregar que la próxima semana la institución cultural estará abierta para asuntos administrativos; pero mientras las clases sigan aplazadas en las escuelas, también lo estarán los cursos de dibujo, pintura y música.

VIDA VERDE> ESCUELA DE ESTUDIOS AMBIENTALES DE LA UNY EJECUTA UN PROYECTO DE MEJORAMIENTO GENÉTICO DEL SEMERUCO

FERNANDO GALLARDO

• Es el árbol emblema de Lara, aunque nuestro gentilicio presenta un considerable desconocimiento de su existencia. En algunos casos hay personas que han oído hablar de él, aunque al verlo podrían no reconocerlo. Se trata del semeruco, cuyo fruto (de forma redonda y de uno a dos centímetros de diámetro) se ha convertido en el estandarte de la Escuela de Estudios Ambientales de la Universidad Yacambú (UNY), para emprender un proyecto con espectro de acción en ámbitos productivos y educativos.

E

Para el proyecto de ‘El Semerucal’ se han sembrado 25 plantas, de las cuales algunas se dejan crecer naturalmente y otras tienen manejo agronómico. (Foto: Marcos Suárez)

El fruto del semeruco es rojo y de uno a dos centímetros de diámetro.

Estas son semillas secas de semeruco, aptas para ser cultivadas.

(Foto: Agencias)

(Foto: Marcos Suárez)

FRUTO EN VÍAS DE EXPANSIÓN >> LOS ESTUDIOS DE ‘EL SEMERUCAL’ SE DESARROLLAN CON UNA MUESTRA DE 25 PLANTAS

l semeruco es un cultivo que crece de manera natural en zonas semiáridas y aunque un 45% del territorio larense cumple con esta característica, el árbol muy pocas veces ha sido visto desde una perspectiva comercial. De esto nos habla Omar Vásquez, coordinador de Estudios Ambientales de la Facultad de Humanidades de la UNY, quien está a cargo de un proyecto que lleva por título ‘El Semerucal’. Con una línea de tiempo de seis años para su culminación, hoy avanzada en un 30%, su idea es lograr una mejora genética del cultivo y obtener una certificación internacional para proporcionar plántulas (plantas jóvenes) de excelente calidad; a fin de que sean empleadas en la producción del Semeruco. Actualmente muy pocas personas se dedican a esta actividad comercial, algunos empleando el fruto para la elaboración de pulpas de jugo y otros para vinos. Vásquez detalla que el árbol del semeruco puede crecer con facilidad en los municipios de Iribarren y Palavecino; aunque el desarrollo urbano de estos lugares ha jugado en contra de su notoria permanencia. “Hacia Carora, en el municipio Torres, sí se mantiene todavía una buena cantidad de plantas”. Luego de dos años de trabajo, ‘El Semerucal’ plantea el estudio de 25 plantas que están sembradas en la Escuela de Estudios Ambientales, entre las cuales algunas se dejan crecer de manera natural y otras son sometidas al manejo agronómico (fertilización, poda y tutoreado). El coordinador de Estudios

100 PLANTAS SE ASPIRAN A TENER EN ‘EL SEMERUCAL’, de las cuales hoy hay 25. Entre éstas se sacarán las plántulas para ofrecerlas a personas que quieran sembrar semeruco o que estén interesadas en la actividad de la producción.

Ambientales complementa que la razón de ser de estas plantas no es la productividad (para sacar provecho de su fruto); sino que sean aptas y sirvan de insumo para desarrollar una clonación vegetal. “Con esa clonación queremos garantizar una planta que tenga alta resistencia ante plagas, enfermedades y que dé un fruto de buena calidad. En este proyecto no aplicamos tratamiento químico, puesto que todas las mejoras son a nivel genético y agronómico”. Mejoramiento y expansión

Entre las 25 plantas de ‘El Semerucal’ hay dos variedades autóctonas de Venezuela (Malphigia glabra y Malphigia emarginata). “Buscamos hacer un mejoramiento genético en ellas, a través de cruces con otras variedades de plantas, de otras latitudes, como por ejemplo de República Dominicana”. El semeruco requiere para crecer, en condiciones adecuadas, una temperatura que oscile entre los 24 y 32 grados centígrados; en zonas que cuenten con precipitaciones marcadas en dos épocas del año y donde haya una incidencia solar de 12 horas por día. Respecto a la altura, lo ideal es que se cultive en lugares que estén entre los 0 y 500 metros sobre el nivel del mar (msnm), ubicándose Lara en los 450. A la par del mejoramiento genético, la UNY también trabaja (por medio de su coordinación de extensión) en el fomento de la siembra del semeruco (sin restricciones de perspectivas comerciales)en comunidades con las cuales mantienen convenios. En estos casos, la universidad proporcionaría las semillas o plántulas necesarias, a la par de la asesoría en los procesos de producción. PASA A 2C CULTURA


El Informador 2013.03.09