Issuu on Google+

Novena de Navidad en Familia “¡Bienaventurada tú que has creído!” (Lc 1,45)

2012

Novena de Navidad en Familia • Edita Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) Av. América N24-59 y La Gasca Telf. 222 3139 al 3144 Quito - Ecuador

2

Diseño, ilustración e impresión Imprenta Don Bosco Telf. (02) 2405 657, ext.: 261 Quito - Ecuador

Distribuye Librería de la CEE Telf. (02) 223 6042 Fax (02) 255 1763 E-mail: libreria@iglesiacatolica.ec Quito - Ecuador

Novena de Navidad

Presentación En el Año de la Fe, convocado por Su Santidad el Papa Benedicto XVI, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana tiene la alegría de presentar la Novena de Navidad en Familia, cuyo lema inspirado en el texto bíblico de Lucas 1,45, bienaventurada tú porque has creído, nos invita a sentirnos amados por Dios en el camino de la fe. Es un medio con el que queremos llegar a todas las familias, valorar sus tradiciones y rescatar los aspectos culturales de nuestro pueblo. Jesús, el Hijo de Dios, nacido en el seno de una familia, presente en nuestra historia y en nuestra vida de fe, nos lleva al encuentro con el Padre. María es la madre en la fe porque ha creído, y es la mujer que con su “Sí” dio a luz al mundo al autor de la vida y la salvación. Los diferentes temas que se presentan en la Novena tocan realidades de la familia que palpamos a diario y que van en contra de los valores con los que Dios ha querido revestirla y que como cristianos nos toca defenderla y protegerla para que la familia siga siendo la transmisora de la fe y la constructora de una sociedad arraigada en los valores cristianos. La Novena de Navidad no consiste solamente en recitar el texto preparado para cada día, sino que ha de suscitar una reflexión con el fin de captar el mensaje y ponerlo en práctica en la vida personal, familiar y social. La Novena no se reduce a un simple rezo piadoso sino que busca iluminar la vida cotidiana con los pasajes del Nacimiento y la vida de Jesús. Que las familias se reúnan para orar y comprometerse a fomentar los vínculos de unidad y de paz, de cercanía y de apoyo entre sí, contagiando a los demás el verdadero espíritu cristiano, reviviendo el acontecimiento del Nacimiento a la luz de la fe, con el entusiasmo de los pastores y de los sabios de oriente que llegan a conocer y a adorar al recién nacido.

¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor!

Novena de Navidad

3

Oración Inicial Dios nuestro, que te has dignado revelar al mundo el esplendor de tu gloria por medio del nacimiento de Jesús, concédenos venerar con fe íntegra y celebrar el gran misterio de la Encarnación de tu Hijo preparándonos con esa misma fe a renovar el misterio de la Navidad. Amén.

4

Novena de Navidad

Primer DĂ­a

La Puerta de la Fe Juan prepara el camino

Novena de Navidad

5

Monición Inicial Hemos iniciado el Año de la Fe convocado por el Sumo Pontífice, Benedicto XVI; es en este marco, donde celebraremos la Novena de Navidad en familia como expresión de la fe que profesamos. En este primer día, nuestro tema tiene que ver con el anuncio de la Buena Nueva: inicio del camino de la fe. Empecemos preguntándonos: ¿qué hemos hecho o qué hacemos para anunciar la esperanza de Jesús en situaciones de abandono, de sufrimiento, de maltrato, de injusticia que alguna persona cercana a nosotros está viviendo en estos momentos? Podría ser que, en algunos casos hemos permanecido indiferentes, quietos, en silencio como que no conocemos al Dios de la esperanza, de la vida.

Villancico Oración para todos los días Palabra de Dios: Mc 1,1-4 Este es el principio del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. En el libro del profeta Isaías está escrito: He aquí que yo envío a mi mensajero delante de ti, a preparar tu camino. Voz del que clama en el desierto: “Preparen el camino del Señor, enderecen sus senderos”. En cumplimiento de esto, apareció en el desierto Juan el Bautista predicando un bautismo de arrepentimiento, para el perdón de los pecados.

6

Novena de Navidad

Reflexión

Monseñor Luis Cabrera,OFM. Arzobispo de Cuenca.

San Juan Bautista nos invita a preparar el camino para la llegada del Hijo de Dios: Jesucristo. Se trata de quitar de nuestra mente y corazón toda clase de impedimentos que puedan hacer difícil y hasta imposible la presencia de Jesús en nuestras existencias. Entre estos obstáculos, pueden estar los prejuicios y dudas acerca de su naturaleza humana o divina, como también los miedos a encontrarnos con Él. Pero el Dios que viene hacia nosotros en Jesucristo no está revestido de poder político, económico, militar ni religioso. No es un Dios que se acerca para imponerse por la fuerza o para amenazarnos. El Dios que viene en la navidad es humilde y sencillo, un Dios frágil y necesitado de alimento, de calor y de afecto. Un Dios que desea compartir nuestra existencia en todas sus dimensiones personales, familiares, sociales y culturales. Un Dios que quiere responder a nuestros grandes interrogantes y colmar de plenitud las más hondas aspiraciones de amor, de verdad, de libertad, de justicia, de Solidaridad y de Paz. La mejor manera de preparar el camino será, por lo tanto, despojarnos de toda actitud de prepotencia y soberbia, de todo sentimiento de tristeza y temor y de todo prejuicio que distorsiona la imagen de un Dios que se encarna en la pobreza y en la humildad de Jesús de Nazaret.

e los par Reflexión d

ticipantes

tuaciones Jesús en si a ar ci n u podemos an - ¿Cómo hacer para difíciles? milia, ¿qué fa e d s re ada en adres y mad a anunciada y escuch - Como p se a Nueva que la Buen ? ar nuestro hog

Porta Fidei, 1: “La puerta de la fe” (Cf. Hch 14,27), está siempre abierta para nosotros. Atravesar esta puerta supone emprender un camino que dura toda la vida.

Novena de Navidad

7

Compromiso Demos de nuestro tiempo y acerquémonos con amor a la persona que sufre, que está sola, aislada y espera la Buena Nueva; acompañemos su camino de fe.

Peticiones A cada petición respondamos: Niño Jesús, despierta nuestra fe. • Para que estemos atentos a las situaciones difíciles de nuestros hermanos más cercanos, oremos. Niño Jesús, despierta nuestra fe. • Para que seamos portadores de buenas noticias a las personas que están con nosotros, oremos. Niño Jesús, despierta nuestra fe. • Para que tengamos disponibilidad y generosidad con los miembros de nuestra familia, oremos. Niño Jesús, despierta nuestra fe. • Por el Papa, los Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, agentes de pastoral, catequistas, todos los bautizados para que llevemos la Buena Nueva a nuestros lugares de acción pastoral, oremos. Niño Jesús, despierta nuestra fe. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Llenos del Espíritu que da fuerza para el anuncio, vayamos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final

8

Novena de Navidad

Segundo DĂ­a

Preparen el camino La voz que grita en el desierto

Novena de Navidad

9

Monición Inicial Cada día escuchamos muchas voces, unas agradables, otras no tanto; aquellas que traen buenas noticias, estas otras que no son portadoras de nada bueno; en fin, voces y más voces. Podemos iniciar nuestro segundo día de novena preguntándonos: mi voz, nuestra voz, ¿qué mensaje lleva a los más cercanos, a los compañeros de trabajo, a los miembros de mi familia?

Villancico Oración para todos los días

Palabra de Dios: Mt 3,1.7-12 En aquel tiempo, comenzó Juan el Bautista a predicar en el desierto de Judea. Al ver que muchos fariseos y saduceos iban a que los bautizara, les dijo: “Raza de víboras, ¿quién les ha dicho que podrán escapar al castigo que les aguarda ? Hagan ver con obras su arrepentimiento y no se hagan ilusiones pensando que tienen por padre a Abraham, porque yo les aseguro que hasta de estas piedras puede Dios sacar hijos de Abraham. Ya el hacha está puesta a la raíz de los árboles, y todo árbol que no dé fruto, será cortado y arrojado al fuego. Yo los bautizo con agua, en señal de que ustedes se han arrepentido; pero el que viene después de mí, es más fuerte que yo, y yo ni siquiera soy digno de quitarle las sandalias. Él los bautizará en el Espíritu Santo y su fuego. Él tiene el bieldo en su mano para separar el trigo de la paja. Guardará el trigo en su granero, y quemará la paja en un fuego que no se extingue”.

10

Novena de Navidad

Reflexión

Monseñor Celmo Lazzari, CSJ. Vicario Apostólico de Napo.

Todos los años en tiempos de Navidad somos llamados a cuidar de modo especial de los Caminos por los cuales Dios quiere llegar hasta nosotros que somos sus hijos, con quienes quiere estar; en verdad, en cualquier tiempo litúrgico Dios busca un camino para llegar hasta nosotros. Dios es siempre el Dios que viene y tan solo necesita no encontrar barreras resistentes en nuestra vida para realizar lo que había anunciado por el profeta Isaías: ser Emmanuel, que quiere decir: Dios con nosotros. Jesús, Hijo de Dios, nuestro salvador es el Emmanuel. Él vino para estar siempre con nosotros hasta el fin de los tiempos. En nuestra vida hay preocupaciones, mucho trabajo, sufrimientos, ansiedades, vida complicada, y pecados… Dios no tiene miedo de pasar en medio de todo esto para poder llegar a nuestro corazón. Él sólo necesita que no escondamos nuestro corazón detrás de esta realidad. En medio de nuestra vida desordenada abramos un caminito para que Dios pueda llegar a lo más profundo de nuestro ser. Al pasar por nuestra vida, Dios quema toda nuestra basura y el camino se queda limpio, bonito. Él mismo va poniendo orden en nuestra confusión, paz en nuestras angustias, confianza en nuestra desesperación, pone Su Gracia en lugar de nuestros pecados. En este año de la Fe, preparemos con alegría el camino para que Dios pueda llegar y pueda encontrarse con nosotros: Él mismo va a preparar la fiesta para celebrar este encuentro. Vivir la fe es vivir este encuentro permanente con el Señor. Vivir la fe es dar a Dios la oportunidad de llenar nuestro corazón con su Presencia para que nuestro ser desborde de su infinito amor.

articipantes Reflexión de losospcreciendo no olvidemos que la

y recorrer ida de que vayam les para madurar Señor, que a med ib nd ci es pr im n rnura so rariedades de rarte en las cont confianza y la te nt co en a os an los demás, r, ayúd rnos al servicio de tus caminos. Seño ne po e qu er nd te e, madre; mos en so (a) hijos, padr la vida. Que poda po es : os an rc ce e, siendo Tú los más s trajo. Señor, qu empezando por no s sú Je e qu s Tu amor, criterio os, como signo de coincide con los m da po , da vi la esclaviza. ón para or que crece y no nuestra inspiraci am en os ic óm on edios ec transformar los m

Porta Fidei, 2:

La Iglesia en su conjunto, y en ella sus pastores, como Cristo han de ponerse en camino para rescatar a los hombres del desierto y conducirlos al lugar de la vida, hacia la amistad con el Hijo de Dios, hacia Aquel que nos da la vida, y la vida en plenitud.

Novena de Navidad

11

Compromiso - Dar muestras concretas de conversión, en la vida diaria. - Acompañar a otros en su camino de conversión para el encuentro con Jesús.

Peticiones A cada petición respondamos: Niño Jesús, que seamos signo de tu presencia. • Para que a ejemplo de Juan el Bautista, tengamos voz para anunciarte en nuestra familia y fuera de ella, oremos. Niño Jesús, que seamos signo de tu presencia. • Para que tengamos la capacidad de acoger las voces que llaman a la construcción de la mujer y hombre nuevos, oremos. Niño Jesús, que seamos signo de tu presencia. • Para que respondamos a nuestro bautismo siendo discípulos misioneros en los ambientes de nuestro servicio, oremos. Niño Jesús, que seamos signo de tu presencia. • Te confiamos las situaciones de vida en que se mueven los niños, jóvenes, adultos, ancianos, enfermos, migrantes, oremos. Niño Jesús, que seamos signo de tu presencia. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Con la certeza que tu Espíritu que nos llena de fortaleza y sabiduría para caminar en permanente conversión, vayamos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final

12

Novena de Navidad

Tercer Dテュa

La Fe de Marテュa Anuncio del テ]gel Gabriel

Novena de Navidad

13

Monición Inicial Al hablar de María es necesario prestar atención en la respuesta que Ella da al Señor: “Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mi lo que me has dicho”. Constatamos que María modelo de nuestra fe está en el corazón mismo del misterio de la Encarnación de Dios en la historia de la humanidad.

Villancico Oración para todos los días Palabra de Dios: Lc 1,26-38 En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La virgen se llamaba María. Entró el ángel a donde ella estaba y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” .Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba qué querría decir semejante saludo. El ángel le dijo: “No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo; el señor Dios le dará el trono de David, su padre, y Él reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reinado no tendrá fin.” María le dijo entonces al ángel: “¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?” El ángel le contestó: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo, que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios. Ahí tienes a tu parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo y ya va en el sexto mes la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios”. María contestó: “Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mi lo que me has dicho”. Y el ángel se retiró de su presencia.

14

Novena de Navidad

Reflexión

Monseñor Germán Pavón, Obispo de Ambato.

En el contexto del Año de la Fe, celebramos hoy el tercer día de la Novena de Navidad. Hemos escogido el pasaje de San Lucas (1,26-38) que nos narra el anuncio del ángel Gabriel a María, elegida por Dios para ser madre de Jesús. Como la Virgen creyó y obedeció la voluntad de Dios nos permite reflexionar sobre su ejemplo de fe. Benedicto XVI dice en su documento “Porta Fidei” “Puerta de la Fe”: “Por la fe María acogió la Palabra del ángel Gabriel y creyó en el anuncio” (Porta Fidei 13). Este episodio de la vida de la Virgen, nos proporciona algunas enseñanzas: 1. Como a María, Dios escoge a la mujer para que sea mamá. Es una vocación sagrada porque le está confiando la vida de un hijo, por eso es un don del Creador. Si es un don, tiene que recibirlo con cariño y agradecimiento, cuidarlo, amarlo y respetar su vida, tal como María procedió con su Hijo Jesús. 2. María acompañó a su Hijo en sus alegrías y tristezas hasta su muerte en la Cruz. Lo mismo las mamás deben acompañar a sus hijos con amor y abnegación. Un hijo siempre necesita de la compañía y del amor de su madre. Feliz Navidad.

Reflexión de los partic

ipantes

ra opción por los más todos y tomaste una cla en e ast r; ns pe e qu tú , - María soy la esclava del Seño y canta con nosotros Yo z vo tu s no sta pré s, pobre me has dicho”. cúmplase en mi lo que s la vida con la alegría disponibilidad, recibamo tu en do yen cre e, qu , - María es. y la decisión de ser padr e luchan por sobread, a tantas personas qu rid ida sol n co s no rca acé dignificar al hombre. - María, el trabajo ha dejado de e qu el en o nd mu un vivir en s fecunda esa acogiCristo en la fe y hagamo a os jam aco e qu , ría - Virgen Ma a los demás. da al comunicar Cristo

Porta Fidei, 13: Por la fe María acogió la Palabra del Ángel y creyó en el anuncio de que sería la Madre de Dios en la obediencia de su entrega.

Novena de Navidad

15

Compromiso - Orar en las comidas. Bendecir a los hijos. - Acompañar a los niños y adolescentes en su preparación sacramental. - Agradecer a Dios por el don de la vida de cada uno y de nuestra familia.

Peticiones A cada petición respondamos: Como María, confiamos en tu Palabra. • Para que sintamos tu presencia en el día a día de nuestros caminar por el mundo, oremos. Como María, confiamos en tu Palabra. • Para que seas nuestra fuente de amor, fraternidad y unidad familiar, oremos. Como María, confiamos en tu Palabra. • Para que el nacimiento de un nuevo ser nos ayude a sentir tu presencia, oremos. Como María, confiamos en tu Palabra. • Para que seamos portadores de Dios, con nuestras actitudes en las relaciones con los demás, oremos. Como María, confiamos en tu Palabra. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Con el ánimo de encontrar a Dios desde la mirada de la fe, vayamos con la seguridad de que el Emmanuel está en nuestra familia por los siglos de los siglos. Amén.

Villancico Oración final

16

Novena de Navidad

Cuarto DĂ­a

Paternidad de JosĂŠ Un acto de fe

Novena de Navidad

17

Monición Inicial ¡Qué alegría experimentan las familias con la llegada de un hijo! ¡Cómo celebramos la vida en nuestra familia! ¡Cuántos hombres y mujeres han tenido la experiencia de ser padres! ¡Cuántos hombres han temido o dudado de ser padres! Asistimos a una realidad preocupante: - ¿Cuántos hombres no han aceptado su paternidad? - ¿Cuántas mujeres han rechazado su maternidad? - ¿Qué piensan los jóvenes de hoy sobre la paternidad? - ¿Qué se dice sobre este tema desde los medios de comunicación?

Villancico Oración para todos los días Palabra de Dios: Mt 1,18-21 Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto. Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados”.

18

Novena de Navidad

Reflexión

Monseñor Manuel Valarezo, OFM. Obispo Vicario Apostólico de Galápagos.

Dios escoge a las personas para una misión. Al escogerlas les confiere las cualidades necesarias para que puedan realizarla. La misión de José era el ser esposo casto de María y padre adoptivo de Jesús. En primer lugar, aceptó a María como esposa, estando ella en cinta. Como esposo casto debía respetar el deseo de María de permanecer virgen y de vivir sólo para su único Jesús. O sea, debía cuidar de María, protegerla como legítimo esposo, pero no podía tener una vida íntima con ella. Por eso es que María no tuvo otros hijos. Jesús fue su primogénito, su único. Como el padre Dios quien llama a Jesús, su Primogénito, su Único. Además, José, como verdadero padre adoptivo, dedicó toda su vida a cuidar de Jesús. Le confirió el ser descendiente del rey David, pues de él consta que era de la familia davídica, le libró de la persecución de Herodes, migrando a Egipto, donde permaneció hasta la muerte del rey. La misión de José no fue fácil. Era consciente del misterio que se ocultaba en Jesús y María y se dedicó con toda su alma a cuidarlos. Es un ejemplo para nosotros que debemos, en primer lugar, conocer la misión que Dios nos ha encomendado y realizarla durante nuestra vida terrena.

s articipanentela formación p s lo e d n ó s ijo Reflexi a nuestros h

amos era acompañ an m é u q e - ¿D a? sión patern de su dimen , hoy? la paternidad s o andonadas? em d en ef y esposas ab as er lt - ¿Cómo d so s s madre ciaciones de ogemos a la ideas y apre s su r - ¿Cómo ac ra o ej ones, m eben los var - ¿Cómo d ? la paternidad

Porta Fidei, 13: Por la fe, hombres y mujeres de toda edad, cuyos nombres están escritos en el libro de la vida han confesado a lo largo de los siglos la belleza de seguir al Señor.

Novena de Navidad

19

Compromiso Asumir con dignidad y valentía la paternidad y defenderla ante corrientes que la desvalorizan.

Peticiones A cada petición respondamos: Creo Señor, pero aumenta mi fe. • Por los padres y madres de familia, para que podamos descubrir las necesidades de los miembros de nuestro hogar y actuemos según el proyecto de Dios, oremos. Creo Señor, pero aumenta mi fe. • Por las madres de familia, para que superando situaciones difíciles, acojan agradecidas el don de la vida y su vientre sea una cuna hermosa para el nuevo ser, oremos. Creo Señor, pero aumenta mi fe. • Para que hombres y mujeres valoremos el don de la maternidad y de la paternidad, oremos. Creo Señor, pero aumenta mi fe. • Por las familias que están atravesando momentos difíciles para que las celebraciones navideñas les ayuden a reavivar la fe y la unidad, oremos. Creo Señor, pero aumenta mi fe. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Que el amor de Dios Padre acogido con generosidad en la paternidad de José llene nuestros corazones para acoger al Emmanuel, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final

20

Novena de Navidad

Quinto Día

La alegría de la Fe María visita a Isabel

Novena de Navidad

21

Monición Inicial Una vez más la sensibilidad femenina ha sido capaz de descubrir la necesidad oculta en Isabel. Y María, con humildad y sencillez, reconoce la acción del Señor en su vida y en la de su pariente Isabel. Ambas, libres de prejuicios y dispuestas a amar, se fían de la mano de Dios.

Villancico Oración para todos los días Palabra de Dios: Lc 1,39-45 En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea y, entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno. Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que la Madre de mi Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor.”

Reflexión

Monseñor Victoriano Naranjo, Obispo de Latacunga.

María, por intermedio del ángel Gabriel, ha recibido el testimonio del amor de Dios para con ella: “llena de gracia el Señor está contigo” (Lc 1,28); y, además, recibe una buena noticia: la de ser “Madre del Salvador”. Por estas dos noticias,

22

Novena de Navidad

seguramente su corazón estaría rebosante de alegría y, por eso, “se levantó y se dirigió apresuradamente” (Lc 1,39) a visitar y compartir su gozo con su prima Isabel que también estaba embarazada. Cómo estaría reflejada la alegría en el rostro de María que, después de un corto saludo, Isabel exclama: “Dichosa tú que creíste!” (Lc 1, 45), dichosa tú que confiaste en el Señor, que dejaste todo en manos de Él, dichosa tú has tenido fe, por eso “se cumplirá lo que el Señor te anunció” Lc 1,45). El tiempo de Navidad no cabe duda, es un tiempo de mucha alegría, y de alegría universal. No es por demás que nosotros los católicos nos preguntemos si esta nuestra alegría perdurará todo el tiempo, o si se acabará con el fin del tiempo navideño. Para muchos su navidad consistirá en fiestas, caramelos, luces y demás distracciones y, pasado el 25 de diciembre, se esfumará su alegría. María nos da ejemplo de una alegre fe, fundada en aceptar que Dios nos ama o en otras palabras dejar que Dios nos ame y en la convicción de que el Señor está con nosotros, por eso se llama Emmanuel: Dios con nosotros. Esta alegría nadie podrá quitárnosla. Feliz Navidad para todos.

e los partic Reflexión d

ipantes

unciar rgente de an u o is m ro p igos y om almente el c , vecinos, am o re aj s b o a tr im e m d - ¿Asu añeros estros comp a Jesús a nu ? hermanos res? ¿Cómo n nuestros otros familia o c s le ia ic serv isitarlos o esidades, v c solidarios y e n s o s m su o r ¿S - nde imiento? s, para ate isteza o sufr tr e y hermana d s to n e en mom consolarlos

Porta Fidei, 13: En la visita a Isabel entonó su canto de alabanza al Omnipotente por las maravillas que hace en quienes se encomiendan a Él.

Novena de Navidad

23

Compromiso Como María, anunciar con nuestro testimonio, caridad y servicio a los demás, el nacimiento de Jesús.

Peticiones A cada petición respondamos: Dichosa tú que has creído. • Por todas las personas que ahora mismo, necesitan de consuelo, para que a través de nosotros puedan sentir el rostro solidario de Cristo. Oremos. Dichosa tú que has creído. • Por todos nuestros hermanos que no conocen a Jesús y que no han experimentado la alegría de su nacimiento, para que podamos, como María, anunciar la encarnación de Dios en nuestro corazón. Oremos. Dichosa tú que has creído. • Por nuestros familiares que están lejos, para que nuestra oración constante sea un signo de consuelo y esperanza en su corazón. Oremos. Dichosa tú que has creído. • Por todos nosotros, para que la celebración del nacimiento de Cristo, nos haga ser más solidarios con quienes más nos necesitan. Oremos. Dichosa tú que has creído. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Que por la intercesión de María, la paz de Dios reine en nuestro hogar y podamos ser valientes discípulos del Señor; en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final

24

Novena de Navidad

Sexto DĂ­a

La Estrella de Oriente Un signo de fe

Novena de Navidad

25

Monición Inicial ¡Cuántas veces hemos estado desorientados, sin rumbo, confundidos! ¡Qué necesidad de tener a alguien que nos guíe, nos dé una señal para seguir el camino de la vida! Cuando el miedo nos llena el alma de oscuridad, buscamos una luz, una palabra. ¿Qué signos han alimentado nuestra fe a lo largo de estos años de vida? Estar atentos a los signos de los tiempos, es vivir una relación profunda con Dios y nuestros hermanos. Meditemos la lectura de estos signos en nuestras vidas y recordemos como aquella gran estrella que anunció el nacimiento de Jesús.

Villancico Oración para todos los días Palabra de Dios: Mateo 2,1-12 Jesús nació en Belén de Judá, en tiempos del rey Herodes. Unos magos de Oriente llegaron entonces a Jerusalén y preguntaron: “¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos surgir su estrella y hemos venido a adorarlo”. Al enterarse de esto, el rey Herodes se sobresaltó y toda Jerusalén con él. Convocó entonces a los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: “En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres en manera alguna la menor entre las ciudades ilustres de Judá, pues de ti saldrá un jefe, que será el pastor de mi pueblo, Israel”.

26

Novena de Navidad

Entonces Herodes llamó en secreto a los magos, para que le precisaran el tiempo en que se les había aparecido la estrella y los mandó a Belén, diciéndoles: “Vayan a averiguar cuidadosamente qué hay de ese niño, y cuando lo encuentren, avísenme para que yo también vaya a adorarlo”. Después de oír al rey, los magos se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto surgir, comenzó a guiarlos, hasta que se detuvo encima de donde estaba el niño. Al ver de nuevo la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre, y postrándose, lo adoraron. Después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Advertidos durante el sueño de que no volvieran a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Reflexión

Monseñor Hermenegildo Torres, Obispo Administrador Apostólico de Machala.

El nacimiento de Jesús o su venida hasta nosotros es un acontecimiento universal. Nació en Belén no sólo para un grupo, una cultura o una región en particular. Al respecto, recordemos lo que el mismo Jesús nos dice en el evangelio de San Juan 3,16: “Tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna”. De este modo comprendemos que la noticia del nacimiento de Jesús llegue también a los de Oriente, a unos magos que vienen de lejos. Sorprende que las primicias de su nacimiento escapen al círculo de los judíos. Pues, su venida es para todos. El propósito que Dios tiene es salvar a toda la humanidad. Otro lado, es importante notar, que Dios se da a conocer a las personas que viven en sus circunstancias concretas. Con expresiones de nuestro tiempo diríamos que la Buena Nueva, que es Jesús, se incultura, se encarna en la realidad de cada persona. Por eso, a los paganos, que consultan a los astros, Dios los llama por medio de una estrella. Todos debemos acoger a Jesús que viene a nuestro encuentro; y si bien, Dios tiene sus maneras para llegar a cada quien, no estaría mal que hagamos de “estrella” para que todos conozcan, amen y vivan en comunión con Dios.

Novena de Navidad

27

e los parti Reflexión d

cipantes

r que s, el Salvado sú Je ta as h n ue nos guía los signos q a s to en at s tremos - Estemo Dios, encon o er ad . rd o ve s. ha nacid ue buscan al para llegar pronto a Jesú o con ojos q r d ia n b u m m ca el s o s am como - Miremo vidas que deb ás nos vean as em tr d es s u lo n e e u d q detalles alegría para iantes de su d ra s o n g si l. vela a - Seamos uían hasta É ue se nos re g q e n u q ió s ac la lv el sa esas estr istoria de la ores de la h d ra o b la co - Seamos te. cada instan

Porta Fidei, 5: Con el Concilio se nos ha ofrecido una brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza.

Compromiso Ser luz, guía para el camino de otros semejantes, de manera especial para nuestros seres queridos: esposos, hijos, familiares, amigos, compañeros de trabajo.

Peticiones • Para que la estrella de Belén llene de luz la fe de las familias ecuatorianas, oremos. Jesús, que compartamos el regalo de nuestra fe. • Para que en nuestras familias aportemos a la construcción de la paz hogareña, oremos. Jesús, que compartamos el regalo de nuestra fe.

28

Novena de Navidad

• Para que nuestras familias se constituyan en la primera escuela de la fe de niños, adolescentes y jóvenes, oremos. Jesús, que compartamos el regalo de nuestra fe. • Por las familias que están desorientadas, para que como los magos, guiados por la luz de tu Palabra, encuentren a Jesús, oremos. Jesús, que compartamos el regalo de nuestra fe. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Que la estrella de Belén guíe nuestro camino de Fe. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Villancico Oración final

Novena de Navidad

29

SĂŠptimo DĂ­a

Unidos en la Fe Migrantes y peregrinos

30

Novena de Navidad

Monición Inicial Cuántos hermanos nuestros han migrado a otros países en busca de una mejor economía para su familia, incluso alguno de nuestros familiares está ahora lejos de los suyos viviendo, en su propia piel, la migración; y detrás de ellos, también hemos sido testigos de la realidad de tristeza y sensación de abandono de quienes se quedan atrás. Reflexionemos hoy, frente a la familia de Nazaret, sobre esta profunda herida que vuelve a abrirse cada vez que un hermano se marcha lejos de su familia. Sin embargo, tanto el que se marcha como el que se queda debe mantener su fe en Dios.

Villancico Oración para todos los días

Palabra de Dios: Lucas 2,1-5 Por aquellos días, se promulgó un edicto de César Augusto, que ordenaba un censo de todo el imperio. Este primer censo se hizo cuando Quirino era gobernador de Siria. Todos iban a empadronarse, cada uno en su propia ciudad; así es que también José, perteneciente a la casa y familia de David, se dirigió desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, llamada Belén, para empadronarse, juntamente con María, su esposa, que estaba encinta.

Novena de Navidad

31

Reflexión

Monseñor Ángel Polivio Sánchez, Obispo de Guaranda.

Este breve texto del evangelio de San Lucas pone de manifiesto algunos elementos que nos ubican en la historia de la salvación de la humanidad. En primer lugar, cabe destacar los personajes que ejercen la autoridad en el imperio y la región y, consiguientemente, de quienes, en su condición de súbditos, deben obedecer; luego, la disposición legal dada por la autoridad, misma que debe ser aceptada y puesta en práctica por los súbditos; y finalmente, los lugares geográficos en los que los actores: autoridad y súbditos se deben mover. Estos tres elementos nos ubican en el tiempo, el espacio y las circunstancias concretas en las que José y María, esposos Israelitas, creyentes en la fe heredada de Abraham y vivida en comunión con todo el Pueblo de Israel, deben cumplir lo dispuesto por la autoridad. Y, a su vez, nos permiten considerar que la persona creyente es, ante todo, respetuosa y cumplidora de la ley emanada de la autoridad civil; y, en tal virtud, la exigencia que supuso, no sólo para José sino para su esposa, el tener que peregrinar juntos desde Nazaret hasta Belén, con tal de cumplir con lo dispuesto; más aún, asumiendo María algunos riesgos, por encontrarse embarazada.

ticipantes en nuestro r a p s lo e d emos Reflexión ción conoc

de migra s concretas e d a d li a re - ¿Qué uienes han s hijos de q lo n e vecindario? s ia c s consecuen han sido la s le á u ¿C - igrantes na ante m ia st ri c ia migrado? il como fam mos hacer e d o p é u - ¿Q s? y extranjero nacionales

Porta Fidei, 14: Muchos cristianos dedican sus vidas con amor a quien está solo, marginado o excluido, porque precisamente en él se refleja el rostro mismo de Cristo.

32

Novena de Navidad

Compromiso Escribamos una carta a la persona o familiar más allegado a nosotros que está viviendo esta realidad, y enviémosla cuanto antes.

Peticiones A cada petición respondamos: Confiamos Señor en tu Palabra. • Para que nuestro corazón se abra solidario frente a nuestros hermanos migrantes y podamos descubrir en ellos el rostro de Dios. Oremos. Confiamos Señor en tu Palabra. • Para que todos quienes están lejos de su patria encuentren consuelo en el corazón de la comunidad cristiana. Oremos. Confiamos Señor en tu Palabra. • Para que quienes han vivido el abandono, producto de la migración de sus padres o esposos, encuentren en nosotros aliento y esperanza fruto de nuestro testimonio y fraternidad. Oremos. Confiamos Señor en tu Palabra. • Para que todos los países del mundo traten con dignidad a quienes han dejado su tierra y familia en busca de mejores días. Oremos. Confiamos Señor en tu Palabra. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Que el Señor Jesús, Rey de todos los pueblos de la tierra nos llene de su amor y misericordia, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final Novena de Navidad

33

Octavo DĂ­a

La Ira de Herodes Perseguidos a causa de la fe

34

Novena de Navidad

Monición Inicial Situaciones de familias en el mundo de hoy: - ¿En algún momento de nuestra vida familiar un ser querido ha sufrido persecución? - ¿Qué causas pueden motivar una situación de inseguridad, incertidumbre o angustia? - ¿Conocemos de otras razones, entre ellas religiosas, que pueden llevar a la persecución de las personas?

Villancico Oración para todos los días

Palabra de Dios: Mateo 2,7-9.12.16 Entonces Herodes llamó en privado a los magos, y les hizo precisar la fecha en que se les había aparecido la estrella. Después los envió a Belén y les dijo: “Vayan y averigüen bien todo lo que se refiere a ese niño, y apenas lo encuentren, avísenme, porque yo también iré a rendirle homenaje. Luego se les avisó en sueños que no volvieran donde Herodes, así que regresaron a su país por otro camino. Herodes se enojó muchísimo cuando se dio cuenta de que los Magos lo habían engañado y fijándose en la fecha que ellos le habían dicho, ordenó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y sus alrededores. Novena de Navidad

35

Monseñor Marcos Pérez, Obispo de Babahoyo. La intención principal de san Mateo al relatarnos los acontecimientos de la infancia de Jesús no es meramente histórica, tiene el propósito de trasmitir no una noticia más, sino una buena noticia. La estrella, según la creencia popular de aquel tiempo, anuncia el nacimiento de un personaje importante. Los magos representan a tantos pueblos paganos que habrían de rendir homenaje al Mesías. Mateo nos quiere decir que Jesús es el Salvador de todos los pueblos. No todos acogen esta buena noticia de igual modo. Herodes y Jerusalén se turban ante el nacimiento de Jesús y planean su muerte, los sabios paganos experimentan gran alegría y reconocen a Jesús como el rey de los judíos. La Sagrada Familia es perseguida, pero la mano de Dios está sobre ella para protegerla.

Reflexión

Durante esta novena debemos tener muy presente en nuestra oración a tantas familias que dan testimonio de fidelidad en circunstancias especialmente arduas. Familias numerosas que, viviendo a veces en medio de contrariedades e incomprensiones, dan un ejemplo de generosidad y confianza en Dios. Familias que sufren por la pobreza, la enfermedad, la marginación o la emigración. Recordemos muy especialmente a las familias cristianas que son perseguidas a causa de su fe. Que en este “Año de la Fe” el Señor las llene de fortaleza, para que en medio del rechazo, las dudas y temores, caminen hacia Dios, guiadas por la luz de la fe.

rticipantes Reflexión de los pa donde algún

en ayudar a las familias - ¿Cómo podemos r su fe? ia on uido por testim miembro es perseg Santos er de nuestros nd re ap os m de fe a - ¿Qué po os firmes en nuestra rn ne te an m ra pa s ecuatoriano índole? uciones de distinta pesar de las persec

Porta Fidei, 6: La Iglesia continúa su peregrinación en medio de las persecuciones del mundo y de los consuelos de Dios, asumiendo la cruz y la muerte del Señor hasta que vuelva.

Compromiso La renovación de la Iglesia pasa a través del testimonio ofrecido por la vida de los cristianos en sus familias. (Porta Fidei 6).

36

Novena de Navidad

Peticiones A cada petición respondamos: Niño Jesús, ayúdanos a testimoniar la fe. • Para que nuestras autoridades no den paso a leyes y otras normativas que atenten contra las manifestaciones de nuestra fe cristiana católica. Oremos. Niño Jesús, ayúdanos a testimoniar la fe. • Por los padres y madres de familia para que hagan de sus hogares espacios de expresión de fe. Oremos. Niño Jesús, ayúdanos a testimoniar la fe. • Por los hijos para que sin olvidar el principio de responsabilidad y unión familiar, se involucren en las actividades de nuestra comunidad cristiana y se vean enriquecidos en su fe por el servicio a los más necesitados. Oremos. Niño Jesús, ayúdanos a testimoniar la fe. • Por los más pequeños del hogar para que llenos de su ternura e inocencia, encuentren en estos momentos de unión familiar, armonía, alegría y reconciliación como actitudes de preparación al nacimiento del Niño Jesús. Oremos. Niño Jesús, ayúdanos a testimoniar la fe. Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición Que el Dios Padre que nos ha hecho hijos suyos en Jesús bendiga a nuestras familias, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final

Novena de Navidad

37

Noveno Día

Un anuncio de Fe Jesús nace en Belén

38

Novena de Navidad

Monición Inicial Hoy nace en nuestro corazón el signo más grande de nuestra FE, esperanza de salvación: Jesús, el Hijo de Dios, el Emmanuel. Esta Noche Buena, vivamos con mucha alegría el verdadero significado de la Navidad; junto al pesebre, revivamos la fe de María y José, los pastores, los ángeles que anunciaron este nacimiento. “¡Nos ha nacido un Salvador!”.

Villancico

Oración para todos los días

Palabra de Dios: Lucas 2,6-12 Mientras José y María estaban en Belén, le llegó a María el tiempo de dar a luz y tuvo a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no hubo lugar para ellos en la posada. En aquella región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, vigilando por turno sus rebaños. Un ángel del Señor se les apareció y la gloria de Dios los envolvió con su luz y se llenaron de temor. El ángel les dijo: “No teman. Les traigo una buena noticia, que causará gran alegría a todo el pueblo: hoy les ha nacido, en la ciudad de David, un salvador, que es el Mesías, el Señor. Esto les servirá de señal: encontrarán al niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre”.

Novena de Navidad

39

Monseñor Antonio Arregui, Arzobispo de Guayaquil.

Reflexión

Toda nuestra fe depende del relato de la Navidad que nos ofrece San Lucas. El año exacto fue el del censo que mandó el emperador César Augusto. El lugar, la ciudad de David, Belén, a donde acudió José para censarse. Allí, su esposa María dio a luz un hijo. Lo envolvió en pañales y lo recostó en el pesebre que los hospedaba. Ese Nacimiento provocó el canto de una multitud de ángeles, uno de los cuales anunció a los pastores que había nacido el Mesías, el Señor. El ángel dijo a los pastores que les traía una buena noticia. En el idioma de San Lucas, buena noticia se dice Evangelio. Esta noche, la Novena de Navidad culmina con el anuncio del Evangelio. Ha nacido el Hijo de Dios, el que crecerá y trabajará como hombre, el que morirá en la cruz y resucitará, para salvación nuestra.No se trata de un cuento para niños. Nada tiene que ver con una fábula. Es un hecho histórico, que marca la entrada de Dios en nuestro mundo. Indefenso, amable, admirable, como todo niño recién nacido. Pero es, al mismo tiempo, nuestro Dios y Señor, el que todo lo puede, el que nos ha dado la vida, la sostiene, ilumina y conduce a la eternidad. Lo creemos firmemente.

rticipantes; ¿cómo creen a p s lo e d n oción Reflexió alegría y em os los

d siempre trae espués de to de un niño, er a Jesús d to ac n n ie er v im l ac a El n y José eron María os hijos e superar? que se sinti n idad, nuestr tuviero qu av e u N q e d as ía m d le allá del este prob eranza, más para que en p er es ac y h s az o p em de ¿Cómo pod significado verdadero dado? su a n h ra le b o descu el mund e u q o iv st fe significado

Porta Fidei, 13: Con gozo y temblor dio a luz a su único hijo, manteniendo intacta su virginidad.

40

Novena de Navidad

Compromiso Animar en familia a vivir la Navidad con Espíritu cristiano, superando el comercio, la novelería, el simple regalo. Regalarnos amor, comprensión, amistad y fidelidad, en una palabra, FE.

Peticiones A cada petición respondamos: Gloria a Dios en las alturas. • Por nuestra Iglesia, para que por el misterio de la encarnación de Cristo, renueve cada día su ministerio apostólico. Oremos. Gloria a Dios en las alturas. • Por nuestras familias cristianas, para que seamos fieles testigos del amor de Dios en el corazón del mundo. Oremos. Gloria a Dios en las alturas. • Por nuestros jóvenes y niños, para que vivan con Fe esta navidad en su real dimensión de amor y generosidad por encima de toda la influencia comercial. Oremos. Gloria a Dios en las alturas. • Por nuestra comunidad cristiana, para que se reafirme nuestro compromiso y seamos cada vez más discípulos y misioneros de Jesús. Oremos. Gloria a Dios en las alturas.

Bendición Con nuestro compromiso cristiano renovado y la fe puesta en Jesús que nace, vivamos en familia el gozo verdadero de la Navidad, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Villancico Oración final Novena de Navidad

41

Oración Final Gracias, Señor, por permitirnos compartir con nuestros seres queridos, estos espacios de reflexión en torno a los momentos que precedieron el nacimiento de Jesús, nuestro Salvador. Que la preparación para la Navidad nos fortalezca en el espíritu de la fe. Padre, danos el don de encarnar a tu Hijo en nuestra vida como lo hizo la Virgen María. Y que el Espíritu Santo nos ayude a hacerlo visible en el mundo de hoy. Amén

42

Novena de Navidad

Villancicos Dulce, Jesús mío

/Dulce, Jesús mío, mi Niño adorado./ /Ven, a nuestras almas Niñito, ven, no tardes tanto. / /Del seno del Padre bajaste a humanaros,/ / deja ya el materno, Niñito, porque te veamos. /

/De montes y valles ven, oh deseado, / /rompe ya los cielos, Niñito, brota flor del campo. /

Ya viene el Niñito

Ya viene el Niñito jugando entre flores y los pajaritos le cantan amores. Ya se despertaron los pobres pastores y le van llevando pajitas y flores. La paja está fría, la cama está dura, la Virgen María, llora con ternura.

Ya no más se caen todas las estrellas a los pies del niño más blanco que ellas.

Niñito bonito, manojo de flores llora pobrecito por los pecadores.

Bienvenido seas /Bienvenido seas, mi Niño adorado, bienvenido seas, mi Niño de amor./

/Ángeles santos por mi adoradle, al Dios que amante nació en portal. / Tiembla de frío, entre pajas y heno, mi dulce dueño, mi tierno amor.

Verbo encarnado, flor de la altura, fragante y suave luz de Belén./ /Ángeles santos, por mi adoradle, al Dios que amante nació en portal. / /Tiembla de frío, entre pajas y heno, mi dulce dueño, mi tierno amor. /

Novena de Navidad

43

Entre pajas y el heno

Antón Tiruliru

/Alegría, alegría y placer, / /ha nacido ya el Niño en el portal de Belén. /

Duérmete niño chiquito que la noche viene ya. Cierra pronto tus ojitos que el viento te arrullará.

Entre pajas y el heno resplandece su belleza, con más brillo que los astros que en cielo se pasean.

Vengan pueblos, vengan reyes, vengan sabios y pastores; vengan todos a adoradle, prosternadas las naciones.

Claveles y rosas /Claveles y rosas, la cuna adornad, en tanto que un ángel meciéndole está./ /No lloréis Niñito, no lloréis mi Dios, si te he ofendido, te pido perdón./

/Al Niño pastores venid abrigar, que la noche es fría y empieza a llorar./ /De amores tu pecho abrasado está, lleguémonos presto su sed a apagar./

/Antón, tiruliruliru, Antón tirulirulá,/ /Jesús al pesebre vamos a adorar./

/Antón, tiruliruliru, Antón tirulirulá,/ /Jesús al pesebre vamos a adorar./

Duérmete niño chiquito que tu madre velará. Cierra pronto tus ojitos porque la entristecerás.

No se Niño hermoso /No sé Niño hermoso qué he visto yo en ti, que no sé qué tengo desde que te vi./

Tus tiernas mejillas de miel y carmín, tus labios hermosos cual rosa de abril, /tu aspecto halagüeño y el dulce reír, tan profundamente se han grabado en mí./ Si acaso algún día me atrevo a salir al prado florido por ver divertir,

44

Novena de Navidad

/doquiera que mire, te miro yo a ti y entonces de nuevo comienzo a decir./

Niño si el amor

/Niño si el amor te hace padecer/ /no vengas de noche, Niñito, ni al amanecer./

/Y si el campo es tu mejor vergel/ /porque en diciembre, Niñito, el invierno es./ /¡Ay titirilá, ay tiliriló!/ /Vaya una azucena, Niñito. Vaya qué primor./

Lindo Niño

Lindo Niño tus ojuelos, son dos astros de los cielos. Lindo Niño tus bracitos, son la red del canto amor. Lindo Niño, tu boquita, más graciosa que la rosa y tus labios encendidos más purpúreos que el clavel. Lindo Niño me arrebatas, lindo Niño yo te adoro, lindo Niño mi tesoro para siempre tú serás. Mil pintadas avecillas, os alaban sin cesar, con sus dulces melodías y sus cantos sin igual.

Gloria a Dios en las alturas donde ostenta su poder. Gloria a Dios en las alturas y a los hombres paz y bien. /De María, Virgen pura, ha nacido el buen Jesús./ Gloria a Dios en las alturas donde ostenta su poder. Gloria a Dios en las alturas y a los hombres paz y bien.

Duerme Niño

/Duerme Niño, duerme aprisa que la brisa fría está./ /¡Ay! No mira cual los cielos de los cielos viene ya./ /Duerme Niño, muy quietito, mi Niñito duerme ya./ /en el seno de tu gracia de tu gloria sin igual./

/Has venido, has nacido en diciembre en un portal,/ /haz que duerma, Niño hermoso, este humilde pecador./

Campana

sobre campana Campana sobre campana y sobre campana una, asómate a la ventana, verás al Niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén, que los ángeles tocan, ¿qué buenas me traéis?

Novena de Navidad

45

Recogido tu rebaño, ¿a dónde vas pastorcito? Voy a llevar al portal: requesón, manteca y vino.

Caminando a medianoche, ¿dónde caminas pastor? Le llevó al Niño que nace, como a Dios mi corazón.

Canción para la Navidad Navidad, es navidad toda la tierra se alegra y se entristece la mar.

¿Marinero a dónde vas? Deja tus redes y reza mira la estrella pasar. /Marinero, marinero, haz de tu barca un altar. Marinero, marinero, porque llegó navidad./

Noches blancas de hospital dejad el llanto esta noche que el Niño está por llegar. Caminante sin hogar, ven a mi casa esta noche que mañana Dios dirá. /Caminante, caminante deja tu alforja llenar. Caminante, caminante porque llegó navidad./

Ven soldado vuelve ya, para curar tus heridas para prestarte la paz. Navidad es Navidad, toda la tierra se alegra y se entristece la mar.

46

Novena de Navidad

/Tú que escucha mi mensaje haz en tu casa un altar. Deja el odio y ven conmigo porque llegó Navidad./

Noche de paz

Noche de paz, noche de luz todo duerme en derredor, sólo se escuch en un pobre portal de una doncella la voz celestial duerme mi dulce Jesús, duerme mi dulce Jesús.

Noche de paz, noche de luz ha nacido Jesús pastorcillos que oíd anunciar no te vais cuando entréis adorar que ha nacido el amor que ha nacido el amor. En el pesebre del Niño Jesús la tierra entera se llena de luz porque ha nacido Jesús esta canción de amor.

Tamborilero

El camino que lleva a Belén baja hasta el valle que la nieve cubrió, los pastorcillos quieren ver a su Rey.

Le traen regalos en su humilde zurrón, ropo pompóm, ropo pompóm; ha nacido en un portal de Belén el Niño Dios.

Yo quisiera poner a tus pies, algún presente que te agrade Señor, más tú ya sabes que soy pobre también y no poseo más que un viejo tambor ropo pompóm, ropo pompóm en tu honor frente al portal tocaré con mi tambor.

El camino que lleva a Belén yo voy marcando con mi viejo tambor, nada mejor hay que te pueda ofrecer, su ronco acento es un canto de amor, ropo pompóm, ropo pompóm; cuando Dios me vio tocando ante Él, me sonrió.

Tutaina

/Los pastores de Belén, vienen a adorar al Niño. La Virgen y san José los reciben con cariño./

/Tutaina, tunturumá, tutaina, tunturumaina, tutaina, tunturumá, turumá tutaina, tunturumaina./

/Tres reyes, vienen también, con incienso, mirra y óleo. A ofrendar a Dios su bien con el más grande tesoro./ /Vamos todos a cantar,

con amor y alegría, porque acaba de llegar de los cielos el Mesías./

El burrito de Belén /Con mi burrito sabanero voy camino de Belén./ /Si me ven, si me ven, voy camino de Belén./

/Con mi burrito voy cantando mi burrito va trotando./ /Tuqui, tuqui, tuqui, tuqui. Tuqui, tuqui, tuquita. Apúrate mi burrito que ya vamos a llegar./ (2 v) vamos a ver a Jesús.

Los Reyes Magos Llegaron ya, los reyes y eran tres Melchor, Gaspar y el negro Baltasar Arrope y miel le llevarán y un poncho blanco de alpaca real.

Changos y chinitas duérmanse que ya Melchor, Gaspar y Baltasar todos los regalos dejarán para jugar mañana al despertar.

El niño Dios muy bien lo agradeció comió la miel y el poncho lo abrigó y fue después que sonrió, y a medianoche el sol relumbró. Novena de Navidad

47

Vamos, pastores Vamos, pastores, vamos, vamos a Belén, a ver en aquel Niño la gloria del Edén (bis). Este precioso Niño yo me muero por El; sus ojitos me encantan, su boquita también.

La Virgen se está peinando entre cortina y cortina los cabellos son de oro y el peine de plata fina. Pero mira cómo beben los peces en el río...

El padre le acaricia, la madre mira en El, y los dos extasiados contemplan aquel Ser (bis). Vamos pastores…

En brazos de una doncella

Los peces en el río

Quisiera Jesús del alma, calentarte con mi aliento y decirte lo que siento en mi pobre corazón.

Pero mira cómo beben los peces en el río, pero mira cómo beben por ver al Dios nacido. Beben y beben y vuelven a beber. Los peces en el río por ver a Dios nacer.

La Virgen está lavando y tendiendo en el romero los pajaritos cantando y el romero floreciendo.

48

Pero mira cómo beben los peces en el río…

Novena de Navidad

En brazos de una doncella un Infante se dormía, y en su lumbre parecía sol nacido de una estrella.

Y al niño que está en la cuna los pañales le han robado; rin, rin, yo me remendaba yo me remendé, yo me eché un remiendo, yo me lo quité.

María, María ven acá volando que los pañalitos los están llevando.


NOVENA NAVIDA 2012