Issuu on Google+

www.municipio-de-camaguey.com

el camagüeyano L I B R E

Ilustración: cuadro de Carmen De Yurre Peláez

Órgano del Municipio de Camagüey en el Exilio

Año XXIV • Número 2 • Mayo - julio 2008

Miami, Florida • EE.UU.

Sumario

2

Carta del director / Eduardo Peláez

3

Del presidente / Mariano Loret de Mola

4

el camagüeyano

Cartas

L I B R E

5

Órgano del Municipio de Camagüey en el Exilio

Camagüey, después del Huracán Ike. Testimonios y fotos

AÑO XXIV - MIAMI, FLORIDA Mayo - julio 2008 Número 2

6

Cuba: la transición o el desastre. (Primera Parte)

DIRECTORES EMÉRITOS Dr. Walfredo J. Rodríguez  Héctor D. Lavernia

Carlos Alberto Montaner

10

DIRECTOR Eduardo F. Peláez panchopel@aol.com

Miami era un pantano / Asdrúbal Caner Camejo.

11

SUB-DIRECTORA Enriqueta Bradshaw Fernández

Carta desde el Cielo

CONSEJO DE REDACCIÓN Dr. Hatüey Aguero Dra. Mirta Molina, Caruca Gallo

12

Camagüey, Patrimonio de la Humanidad

ASESORES Dra. Onelia Fonseca Dr. Eduardo Zayas-Bazán

Joaquín Estrada-Montalván

14

ADMINISTRACIÓN/CIRCULACIÓN Enrique Granda

Permiso de salida / Armando Álvarez Bravo

15

RELACIONES PÚBLICAS Nenita Betancourt

Felipe Pichardo Moya

ANUNCIOS Raúl Botifoll (305) 595-1646

16

Desde Camagüey… / Janisset Rivero

DIRECCIÓN ELECTRÓNICA camaway@bellsouth.net

18

REALIZACIÓN GRÁFICA Carlos M. Velázquez 305 270 6893 carlos@charlee.com

Salvador Cisneros Betancourt, Marqués de Santa Lucía Frank de Varona

20

IMPRESIÓN Jet Graphics & Mailers, Inc. (305) 264-4333

PINTORES CAMAGÜEYANOS: Carmen deYurre Peláez

24

DIRECCIÓN POSTAL P.O. Box 441915, Miami, FL 33144 Teléfono/Fax 305 266 6191

EVENTOS SOCIALES: Almuerzo de San Juan 2008 29

SITIO WEB

www.municipio-de-camaguey.com

Jesús R. Milanés, webmaster COLABORACIONES

El Camagüeyano Libre se reserva el derecho a editar las colaboraciones y a rechazar las que no hayan sido solicitadas o no reúnan los requisitos mínimos. Los temas deberán ser de interés específico para los camagüeyanos fundamentalmente, aunque podrán presentarse algunos de carácter más general. Se limita la extensión de los trabajos a un máximo de cuatro cuartillas, escritas a máquina a doble espacio, con márgenes laterales de una pulgada. Se recomienda el uso de un lenguaje respetuoso. Las opiniones expresadas en artículos firmados son de la exclusiva responsabilidad del autor.

Los asociados que no recibieran la revista, deberán reportarlo al P.O. Box 441915, Miami, FL 33144 Tel. (305) 266-6191

Ilustra nuestra portada un cuadro de Carmen de Yurre Peláez

“Hoyos negros” en el rescate de Ingrid Betancourt Emilio Bernal Labrada

30

AÑORANZAS / Hatuey Agüero

35

Buen Humor

34

COCINA / Caruca Gallo

36

SOCIALES / Mirta Molina

39

OBITUARIOS / Juan Castrillón El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 1

Carta del director Queridos camagüeyanos: Queremos dar nuestra más cordial bienvenida al señor Juan Castrillón y De la Vega, quien ha aceptado responsabilizarse con la sección de Obituarios. Estamos convencidos de que Juanito ayudará mucho con su talento al bienestar de la revista. Hablando de la revista, hace unos días me puse a hojear ejemplares viejos que tenía guardados cuidadosamente en un librero de mi casa. El más antiguo mostraba fecha de noviembre-diciembre 1992 —hace dieciséis años (parece que fue ayer). Nuestro Presidente era entonces: Daniel Castiñeira; nuestro Director: el Dr. Walfredo J. Rodríguez; el administrador: Dr. Carlos García Rodríguez; Circulación: Juan M. Espinosa Rodríguez; Tesorero: Bernardo Ballina Lera; Sociales: Bebita Coll; y la Coordinadora del Comité Femenino: Bertha G. García. Aparecían artículos firmados por Eliseo A. Guerra Romero, Luis Martínez, Mario Silva, Gaspar Pichardo, Luis Cruz Ramírez, Bebo Estrada, Rosa Leonor Whitmarsh, Bebita Coll y Máximo Sorondo. Me pasé toda la tarde hojeándolos, repasando caras conocidas, muchas de ellas ya desaparecidas. Pude admirar el trabajo admirable que hicieron los antiguos directores de la revista: Walfredo J. Rodríguez, Onelia Fonseca, Héctor (Otto) Lavernia y Eduardo Zayas Bazán. Decidí ordenar los números y volví a leerlos con detenimiento. Descubrí que mi colección dejaba mucho que desear; encontré saltos de fechas y números, y lo que es peor, no tenía ningún ejemplar de los publicados por la Sra. María Crespí, madre de Luis Agüero, mi querido amigo y compañero de aula de los Maristas, a quien inexplicablemente no he vuelto a ver ni a saber de su paradero en nada menos que 50 años. A la semana siguiente decidí llegarme por la oficina del Municipio, donde el señor Enrique De Granda custodia con mucho celo todos los ejemplares de nuestra revista desde el primer número publicado por María Crespí en el año 1967. Estuve sumergido toda la mañana en una fascinante clase de historia de Camagüey. ¡Qué experiencia más placentera! ¡Cuántos gratos recuerdos! Observé con curiosidad que los primeros números se llamaban solamente “El Camagüeyano” y abarcaban a todos los municipios de la provincia. María Crespí los continuó publicando aparentemente hasta el año 1989. Averigüé que Feliciano Sabatés, el muy querido y recientemente fallecido, entonces Presidente de nuestro Municipio, inscribió la revista en abril de 1986 con el nombre más específico de “El Camagüeyano Libre”, cosa que también hizo con el Municipio de Camagüey, agregándole “en el Exilio”. Invito y recomiendo a todo aquel que quiera obtener un dato, tener una referencia histórica, una fotografía de un amigo o familiar, releer una crónica de Carlos de Varona, Luis Martínez, Victor Vega Ceballos, Luis Pichardo Loret de Mola o de tantos otros ilustres camagüeyanos, a que pase por nuestra oficina y Enrique lo asistirá a encontrar lo que desea. El Sr. Bernardo Ballina, otro pilar de nuestro municipio, ya fallecido, se tomó el trabajo de recopilar y encuadernar los primeros números y el propio Enrique se encargó de continuar su labor. No hay duda de que existen dos o tres “Camagüeyes”, quizás muchos más: al menos el que dejamos atrás, el que hemos forjado en el exilio, y el que guardamos en el corazón. La colección de revistas que tenemos disponible les ofrece un pasaje para trasladarse a cualquiera de estos tres sitios. Elijan el suyo y les aseguro que no se arrepentirán.

Eduardo F. Peláez Director 2 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Del presidente Queridos Camagüeyanos MUNICIPIO DE CAMAGÜEY EN EL EXILIO P.O. Box 441915, Miami, FL 33144 Teléfono (305) 266-6191 camaway@bellsouth.net EX PRESIDENTES Francisco de Miranda Agramonte  Rolando Tomé Parés  Dr. Walfredo J. Rodríguez Rodríguez  Dr. Feliciano Sabatés Belizón Jorge Agüero de Zayas  Daniel Castiñeira Bormey Héctor Lavernia Hernández Jorge Fernández Rodríguez  Dr. Eduardo Zayas-Bazán Rosendo Castillo Batista Raúl C. Botifoll Ventura PRESIDENTE DE HONOR Enrique J. Carmona Arredondo  TESORERO EMÉRITO Bernardo Ballina Lera  PRESIDENTE Dr. Mariano Loret de Mola Vice presidentes Eduardo Peláez Leyva Darío Cosío Martínez Dr. Agustín Agüero Fernández Yolanda C. Gómez Director El Camagüeyano Libre Eduardo F. Peláez Secretario de actas: Ing. Ulises Betancourt Sanz Vice secretario de actas: Dr. Julio C. Castañeda Cardoso Secretaria de correspondencia: Dra. Mirta Molina de Rodríguez Vice secretaria de correspondencia: Caruca Gallo de Fernández Tesorera: Isabel Sánchez Ordaz, CPA Vice tesorera: Emma Betancourt Sánchez VOCALES: Jorge Fernández Rodríguez Ing. Luis Aguirre Mario Rodríguez Zaldívar Bertha Tomeu de Agüero Enriqueta de Varona de Peláez Godofredo Peláez Leyva Ana María Soler Galán Juan Castrillón Angel G. Larrúa Eida Zaldívar Carlos M. Marín Lucy Sánchez de Varona

Recientemente la ciudad de Camagüey fue reconocida por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Este reconocimiento es motivo de orgullo para nosotros los camagüeyanos y es también un aliento para que sigamos luchando por exponer y conservar nuestra herencia cultural e histórica. El Municipio de Camagüey ha propagado y tiene como uno de sus objetivos principales el mantenimiento de esa herencia, y por eso yo insisto en pedirles que nos ayuden para poder seguir utilizando nuestra institución y revista en esta bonita labor. La cooperación y participación de todos es de suma importancia. Mientras más camagüeyanos se involucren en las actividades del municipio, más fuerza tendrá nuestra voz y nuestro mensaje. Quisiera por este medio, a nombre del Municipio de Camagüey, darle mi más sentido pésame a la familia Sabatés por la muerte de nuestro ex presidente Feliciano Sabatés, tan querido y apreciado por todos, un verdadero baluarte de nuestra organización y un orgullo del exilio camagüeyano. Siempre lo recordaremos. Durante los recientes juegos olímpicos en China, pudimos observar cómo una de las dictaduras comunistas más férreas del mundo parece haber evolucionado hacia un sistema más similar al capitalismo, y pensé que en Cuba en un futuro no muy lejano pudiera suceder lo mismo. Me hice entonces una pregunta que quizás muchos nos habremos hecho: ¿Estaríamos nosotros listos para comprender esos cambios? ¿Estaríamos dispuestos a aceptarlos y a abrir nuestras mentes a nuevas ideas y caminos para de esta manera liberarnos totalmente de esa dictadura que nos oprime? Queridos camagüeyanos, les dejo con esa pregunta… ¿Tendremos los cubanos la paciencia y la sabiduría de los asiáticos para llegar algún día a ver colmadas nuestras esperanzas? Mariano Loret de Mola Presidente “Ser cubano es un orgullo; ser camagüeyano es un privilegio”

PRÓXIMOS EVENTOS Cena de Navidad

Viernes 12 de diciembre 2008 De 8:00 PM a 1:00 AM Big Five Club - 600 S.W. 92 nd Avenue BARRA ABIERTA

Venta de tickets

Yolanda Gómez 305 225 1938 / Lourdes Luaces 305 596 5673 / Nenita Agüero 305 279 4865 Queta Peláez 305 221 5626 / Oficina del Municipio 305 266 6191

AVISO IMPORTANTE la Junta Directiva del Municipio de Camagüey en el Exilio ha acordado hacer donaciones a las organizaciones no gubernamentales: Hijas de la Caridad, Alivia Foundation y Cuban Hurricane Relief Fund (Catholic Relief Services, Caritas, Cuba), para ayudar a los damnificados de los huracanes Gustav y Ike en su devastador paso por nuestra patria. Exhortamos a nuestros miembros del Municipio de Camagüey en el Exilio a que, a través de nuestra oficina o individualmente, contribuyan con esta ayuda humanitaria al pueblo de nuestra ciudad de Camagüey. Nuestras oficinas están abiertas los lunes, miércoles y viernes de 8:00 A.M. a 12 P.M. y nuestro número de teléfono es el (305) 266-6191. Estamos disponibles para brindar la última información que tengamos al respecto, así como recibirla de ustedes. El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 3

Cartas

Señor Director: Deseo tomar este instante para felicitarlos por una magnífica revista. Recientemente tuve la oportunidad de recibir de un amigo una copia de su revista, El Camagüeyano Libre. Encontré este titular muy interesante ya que la redacción incorpora temas de variedad los cuales hacen su lectura un placer. Además, la calidad del papel y el arte son de primera clase. Sinceramente, Rubén S. Rodríguez. Miami

Las cartas y los correos electrónicos deben incluir el nombre completo de la persona, ciudad y estado. No todas las cartas podrán ser publicadas, y las escogidas, puede que sean editadas por motivo de espacio y claridad.

CARTAS AL DIRECTOR El Camagüeyano Libre P.O. Box 441915 Miami, FL 33144

Dirige tu correspondencia a:

Por correo electrónico: camaway@bellsouth.net

As I write this it is still raining… I got the Camagüeyano… I love the cover… thanks for writing the article about my award. Cecilia Rodríguez. Lake Mary, Orlando

Por primera vez recibí la revista “El Camagüeyano Libre” a través de mi primo el Sr. Enrique de Granda. Los quiero felicitar por la calidad de la revista. No solamente por éso, sino también por los artículos llenos de patriotismo y de recuerdos que son los que mantienen vivas nuestras raíces. Ojalá todos los municipios de Cuba hicieran lo mismo, lo cual creo que haría más fuerte el deseo del regreso a la Patria. Sinceramente, Daniel R. Cutié de Granda. Miami

Querida Mirta: El almuerzo fue super divertido, la comparsa final, una lindísima sorpresa. Es siempre una inyección de alegría volver a encontrarnos con nuestros buenos amigos del tinajón... Cariños, María M. Taticchi, Weston, Fl.

Sr. Director del Camagüeyano Libre: (…) Espero sigan triunfando. Yo estoy bien, preparando para imprimir mi tercer libro. En septiembre, si Dios me ayuda y sigo con salud, cumplo 90 años. Atentamente, Luisa Palma Parreta, Culver City, California Hi Pancho: Me gustó mucho la pintura que escogieron para la portada de la última revista en la que exhiben las pinturas de Eduardo Menéndez. Lilia María Bailey, Miami Al Municipio de Camagüey en el Exilio y muy en especial al Editor de la revista El Camagüeyano Libre: Nuestro profundo agradecimiento por un homenaje tan especial. La familia Menéndez de Miranda CARTA ABIERTA AL DIRECTOR DEL CAMAGÜEYANO LIBRE Sr. Pancho Peláez, Director El Camagüeyano Libre Distinguido Señor: Fíjate que te digo distinguido, pues después de lo que me hiciste no te puedo llamar “Querido Pancho”. Como prometiste en la última edición del Camagüeyano, me llegó tu paloma mensajera, con el tan anhelado Camagüeyano debajo del brazo, mejor dicho debajo del ala, pero la pobre llegó a esta nevera en muy mal estado, toda desflecada o mejor dicho: toda desplumada, flaca, muerta de frio, con una tos persistente y con mal de estómago. Como yo soy tan bondadoso, la acogí en mi seno y como hacia mucho frio afuera la puse a vivir

en el cuarto donde duermen mis perritos. Pues te cuento que no sé si la palomita venía con moquillo, pero al día siguiente el perro Brownie amaneció muy mal y no sólo eso, el perro Sansón, también enfermó; el gato de mi hija Adriana que está de visita, también; y el canario de la vecina; la señora salvadoreña que hace la limpieza, también contrajo el mal, así como el señor mexicano que palea la nieve; mi mujer y yo; y hasta los peces en la pecera no paraban de toser. Y del mal de estómago, ni hablar… ¡pobre mi casa! (…) Bueno Pancho, ojalá la palomita te bautice la calva para que te parezcas a Gorbachev y por favor, no me mandes más regalos, pues me vas a matar. Que bárbaros, Uds. deben sentirse orgullosos de la labor tan fantástica que realizan. El Camagüeyano está fantástico: muy profesional, agradable de leer y muy interesante. Lástima no vivir en ese país llamado Miami, para poner un granito y ayudarlos, por esta razón es que te escribo, Pancho, para que no te quejes de que nadie te escribe. También aprovecho la ocasión para manifestarles qué momentos más agradables pasamos el pasado día de San Pedro al tener la dicha de compartir con Uds. un domingo maravilloso, lleno de música, alegría y cubanismo. Deberían de hacer un reportaje de esta fiesta el año que viene y que la Mega lo publique, para que los pobres que viven en nuestro Camagüey vean que en Miami sí se puede celebrar el San Juan y el San Pedro. Tatico Pujals, Chicago

FOTO PARA RECORDAR

Foto del número anterior: La historia deportiva de Camagüey, se inició en este Club; esta foto de su casa club, nos ha de recordar aquellos años vividos llenos de alegría y verdadera amistad. Tenemos presente en nuestra memoria, como una foto fija, las vitrinas que adornaban su salon principal, llenas de los trofeos ganados por este Club en distintos campeonatos deportivos. Correo: PO BOX 441915, Miami, FL 33144. Teléfono: 305-266-6191 Correo electrónico: camaway@bellsouth.net

4 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Edificio del Instituto de Segunda Enseñanza de Camagüey. Sus paredes albergan años de recuerdos y anécdotas inolvidables de varias generaciones.

Camagüey, después del Huracán Ike. Testimonios y fotos “… Cuando hablé con él por teléfono esta tarde desde Miami, me dijo que el Casino Campestre de Camagüey ha desaparecido, que hay mucha destrucción allá y que todos los ríos se han desbordado y hay agua por todos lados.” “Queridos primos, acabo de hablar con unos vecinos de mi casa en Vista Hermosa. El huracán acabó, el reparto está inundado hasta calle 8, el río de La Caridad esta tapando todo el Casino, hasta el teatro Alcázar de la avenida de La Caridad. Casi todos los árboles fueron arrancados, los postes de electricidad están en el suelo, las casas de Vista Hermosa les entró el viento por las ventanas explotándolas, arrancó los tanques de agua de los techos, están sin luz y agua desde ayer a las 7.00 pm. La mayor el teatro Principal voló por los aires. El reparto Florat detrás de La Vigía fue arrasado por el río, la ciudad está dividida por cuatro ríos desbordados.” “Amigo, para qué contarte, nuestro Camagüey quedó destruido. Si vieras, del Casino Campestre no queda nada en pie; de los barrios marginales, no queda nada; a la Catedral se le rompieron dos ventanales, a la Merced se le rompió una puerta, pero eso es lo de menos comparado a lo que ha pasado en realidad, aún no hay luz en muchos lugares y no hay nada que comer ni que comprar.” “Del ciclón te puedo decir que fue impresionante. Los camagüeyanos, al menos los más jóvenes, no estábamos acostumbrados a presenciar un fenómeno atmosférico de este tipo. Toda la madrugada del lunes 8 se sintieron fuertes rachas de viento que mantuvieron en vela a la mayoría de las familias de la ciudad de Camagüey. (…) En el parque Coppelia, donde se encuentra actualmente la cafetería las Cubanitas, casi todos los árboles quedaron destrozados y muchos fueron arrancados de raíz (…) Los principales teatros de la ciudad quedaron seriamente afectados. Sufrieron serios daños el teatro Principal, el Teatro Avellaneda y el teatro Guiñol, quedando los mismos prácticamente sin techo.” “Muchas personas perdieron casi todo lo que tenían

y hay muchas viviendas en mal estado. Todo el pueblo está muy preocupado por la recuperación después de este desastre natural, pero en medio de toda esta situación no falta el humor que caracteriza a los cubanos que ya dicen por ahí que viene hacia la isla otro ciclón con categoría 5, porque primero vino Gustav luego “Hay” (que es la forma en la que pronuncian los cubanos Ike) y que ahora viene uno llamado “No Hay”.” “Hola. Yo hablé también con mi familia. La gente no puede dormir del calor tan grande que hay. Todos coinciden en que esto ha sido lo más grande que jamás vieron. En la playa Santa Lucía el mar se encontró con la laguna de la salina. Las piscinas de los hoteles se llenaron de arena que el viento y el mar arrastró. El problema más grande es que, como no hay corriente, se están comiendo todo lo que tenían guardado. Hay muchos plátanos, pero pronto desaparecerán pues todas las plantaciones fueron arrasadas. En el mercado de Francisquito se cayeron las puertas y la gente se tiró al agua para llevarse todo lo que pudieron en contra de la policía que trató de impedirlo (esto no lo vieron mis ojos; son historias que me contaron.) También escuché que iban a repartir gas licuado para todo el mundo para que la gente pueda cocinar, y para los que no tenían mucho en el refrigerador, el gobierno les dio raspadura y pan.” (Estos testimonios han sido recibidos algunos a través de amigos camagüeyanos; otros así como las fotos, a través del blog “Gaspar, El Lugareño”.)

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 5

CARLOS ALBERTO MONTANER

(Primera Parte)

Cuba: la transición o el desastre

Carlos Alberto Montaner es escritor y periodista. Su columna semanal se publica en una veintena de diarios de Norte, Centro y Sur América. Montaner es presidente del partido Unión Liberal Cubana y VIcepresidente de la Internacional Liberal.

En 1950, Akira Kurosawa estrenó Rashomon, una inquietante película ambientada en el siglo XII, en la que cuatro protagonistas de un horrendo crimen aportaban sus versiones contradictorias sobre lo que realmente había sucedido. Para enfrentarse a la situación cubana actual y a su posible desenlace, tal vez sea un buen procedimiento adoptar la técnica del director japonés e intentar colocarnos en el papel de cada uno de los actores fundamentales de este viejo e inacabable drama. Fidel Castro, visión y misión Comencemos por Fidel Castro. Es el más vistoso, ubicuo e inevitable de todos los cubanos. Le dio sentido y forma a la revolución. Lleva medio siglo instalado en los titulares de toda la prensa y su pintoresca imagen es la más conocida de toda la fauna política planetaria. A sus casi 82 años, agoniza lentamente en La Habana devorado por un cáncer intestinal que hizo metástasis, y del que fue necesario operarlo (sin mucha fortuna) en verano del 2006. En diciembre del 2007, finalmente, aceptó que no podía volver a dirigir el gobierno, pero no se resigna a perder el poder: un poder que ha ejercido sin limitaciones ni contrapesos desde 1959. Ante esta situación, su hermano y heredero, el general Raúl Castro, cuando asumió la presidencia propuso consultarle todos los asuntos fundamentales que debe afrontar el país. Para formalizar el acuerdo, le pidió autorización al parlamento cubano que, de inmediato, se lo concedió, obviamente, por unanimidad, pero había (y hay) un problema fundamental: el Comandante no estaba dispuesto a quedarse como un consejero pasivo que ofrece sus recomendaciones humilde e incondicionalmente a sus herederos. Por otra parte, mientras gobernó, Castro jamás fue un líder dedicado a solucionar los problemas cotidianos de la sociedad cubana -más bien los agravaba con iniciativas enloquecidas como dotar a cada familia con una vaca enana-, sino fue un héroe épico, gallardamente empeñado en arreglar las injusticias del mundo, todas ellas derivadas, según su diagnóstico, del desventurado capitalismo y del comportamiento malvado y codicioso de las potencias capitalistas encabezadas por Estados Unidos, el flagelo de la especie humana. Como era previsible, de esa visión de sí mismo como un San Jorge tropical derivó la misión que le asignó a su gobierno: luchar en todos los frentes contra su enemigo americano y

6 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

el resto de los países que se opusieran a su cruzada. A lo largo de su prolongado paso por el poder, Fidel Castro envió sus ejércitos a África, incluida una larga guerra que duró quince años. Mandó una brigada de tanques a las alturas del Golam para enfrentarse a Israel en la guerra de 1973, y, mientras pudo, colaboró con golpes de estado en lugares tan extraños como Zanzíbar y Yemen, al tiempo que adiestraba y remitía guerrillas, terroristas y conspiradores a veinte naciones, convirtiendo a Cuba en un incansable foco subversivo. Su lema era muy claro: ‘el deber de todo revolucionario era hacer la revolución en cualquier lugar del mundo’. ¿Qué le queda a Fidel Castro de aquellos sueños de conquista planetaria y de su rol como temible factótum del tercer mundo? Le queda una construcción retórica basada en una lectura deliberadamente deformada de la realidad cubana. Según el panglosiano discurso de este Fidel Castro terco y crepuscular, la sociedad cubana es un paradigmático modelo de educación, igualitarismo y salubridad, en el que una población esencialmente culta y satisfecha disfruta de las ventajas del sistema puesto en práctica por él a partir de 1959. Esa sociedad, fundamentalmente feliz, que no desea cambiar nada, que no necesita consumir porque está dotada de una gran fuerza espiritual, además, ha conseguido resistir los embates del imperialismo norteamericano, se sobrepuso al ‘desmerengamiento’ del bloque socialista, y hoy, llena de ilusiones, construye junto a Chávez el socialismo del siglo XXI para prolongar por otras vías la vieja batalla contra el imperialismo y sus podridos agentes y secuaces. Para Castro, pues, la lucha no ha terminado, y la Cuba que le quiere legar a sus herederos es la que él construyó pacientemente: la revolucionaria, deseosa de clonarse incesantemente, la heroica, la que jamás se rendirá ni bajará la guardia. Y, en consecuencia, aunque senil y enfundado en un ridículo atuendo deportivo, ése es el mensaje con que tiñe cada una de sus intervenciones y consejos sobre los asuntos de Estado que le llegan a su lecho de enfermo terminal: ¡hasta la victoria siempre!

Raúl Castro o la lucidez inútil Para su hermano Raúl esto es un problema grave. El general Raúl Castro es otro tipo de persona. Nunca tuvo el menor inconveniente en darle un balazo en la cabeza a un adversario molesto, y jamás le quitó el sueño encerrar a un enemigo en una celda espantosa durante varias décadas (como hizo con Mario Chanes y Huber Matos, sus compañeros de lucha), pero es una persona realista. Fidel lo arrastró a todas las aventuras que le pasaron por la cabeza -el ataque al Moncada, la Sierra Maestra, la conquista de África-, pero él no es su hermano, y su sentido común y su experiencia le dejan ver con toda claridad que su papel como gobernante no consiste en enderezar los torcidos destinos de la humanidad, sino lograr que la

gente en Cuba pueda tomarse un vaso de leche después de sobrepasar la edad de los siete años, peligrosa frontera a partir de la cual la desnutrición parece que está oficialmente autorizada en el país. En efecto: cuando Raúl Castro mira la realidad cubana, al contrario de su hermano, lo que ve es una sociedad miserable, en la que abunda la prostitución, y en la que casi todas las personas practican el comercio ilícito o el robo para sobrevivir, con graves dificultades para alimentarse o transportarse, hacinada en unas humildes casas despintadas, llenas de goteras y mal iluminadas, que literalmente se están cayendo a pedazos, en las que la electricidad y el agua potable son intermitentes. Raúl Castro sabe que el sistema económico es sádicamente improductivo, que los cubanos perciben como una cruel estafa que les paguen en una moneda devaluada con la que no pueden comprar nada que valga la pena. No ignora que el nivel de infelicidad y desdicha de la población es altísimo, que los jóvenes sólo añoran largarse del país, y que todos viven fingiendo cínicamente unas devociones políticas que realmente no sienten porque las condiciones de vida materiales son espantosas. Por otra parte, Raúl Castro, supongo que embargado por la melancolía, tampoco desconoce que esa sórdida realidad material -parece que no toma demasiado en cuenta la emocional-, que no deja espacio a la esperanza, se alivia con medidas extraídas de la economía de mercado: suprimiendo el clientelismo y los subsidios, liquidando la esquizofrenia de las dos monedas, descentralizando y desideologizando la toma de decisiones, reintroduciendo los derechos de propiedad, aceptando la lógica de los precios, permitiendo que los cubanos pongan en marcha empresas privadas, otorgando incentivos de acuerdo con resultados, liquidando el igualitarismo y el paternalismo estatal, dos formas letales de corromper a la población, abriéndose realmente al mercado y a las inversiones extranjeras, aligerando la decrépita, ociosa y lenta burocracia, y poniendo fin al permanente estado de hostilidad entre la Isla y Estados Unidos, el socio natural que tiene Cuba para despegar económicamente en un periodo relativamente breve. Es verdad que todo eso significa el entierro sin gloria de la revolución, pero si la realidad es profunda y testarudamente contrarrevolucionaria, oponerse a ella no es otra cosa que dogmatismo, estupidez y voluntarismo, precisamente las actitudes que han hundido al país en la miseria y se han convertido en las señas de identidad de lo que allí llaman, pomposamente, ‘el proceso revolucionario’. Raúl Castro, en fin, que es una persona inteligente, sabe lo que hay que hacer para comenzar a arreglar el inmenso desaguisado provocado por medio siglo de disparates comunistas sumados a las excentricidades de Fidel, pero, al mismo tiempo, se da cuenta, como se dan cuenta todos los cubanos,

que sus objetivos y los de su hermano son contradictorios. Fidel insiste en matar el dragón con su lanza. Raúl, además de retener el poder (su objetivo prioritario), quiere que Cuba se convierta en un país normal y deje de ser una fracasada fábrica de utopías, sacrificios y frustraciones, aunque para ello tenga que ponerse de acuerdo con el dragón. Fidel Castro, tras su muerte, quiere dejarle a la humanidad el ejemplo de un país revolucionario que venció a todos sus enemigos y le enseñó a la especie humana el rutilante camino de la felicidad. Raúl Castro, tras su muerte, quiere dejar una sociedad razonablemente esperanzada, sin sobresaltos, capaz de transmitir la autoridad pacíficamente dentro de las estructuras partidistas, para que sus familiares y amigos no corran peligros innecesarios, y puedan, además, tomarse un vaso de leche aunque tengan más de siete años de edad.

Los reformistas silenciosos Raúl Castro, naturalmente, posee una correa de transmisión para ejercer el mando y, al menos teóricamente, la columna vertebral de ese mecanismo es el Partido Comunista, de donde supuestamente son o deben ser segregadas y supervisadas todas las estructuras del poder. Sin embargo, en la experiencia cubana, a lo largo de medio siglo, ninguna de las instituciones oficiales ha jugado el menor rol en el diseño de las directrices de gobierno. Cuba ha sido una autocracia, un triste sultanato comunista regido por la más repetida de las consignas revolucionarias: ‘Comandante en Jefe, ordene’. Allí ha mandado Fidel como le ha dado la gana, sin contención ni control, y cada vez que surgió un foco de autoridad remotamente crítico —la microfracción dentro del Partido, Carlos Aldana dentro del gobierno, el general Arnoldo Ochoa dentro del ejército—, lo ha cercenado de un tajo. Raúl heredó intacto ese poder, incluso con una variante que le favorece: él mismo controla directamente al gobierno, al partido comunista, a las fuerzas armadas y a los muy extendidos servicios secretos. No obstante, el talón de Aquiles de su régimen está en la sucesión: detrás de él no hay nadie. Él no tiene un Raúl que lo sustituya, como su hermano lo tenía a él. No existe en el país ninguna figura que aglutine al sector oficialista y al inmenso aparato estatal. Sus hombres de confianza -los generales Abelardo Colomé Ibarra y Julio Casas Regueiro, y el Dr. José Ramón Machado Ventura- son unos viejos y oscuros aparatchicks, competentes y leales, necesariamente provisionales, dada la avanzada edad que tienen, cuestionados por algunas zonas de la estructura de poder y desconocidos por la población, dirigentes, en fin, que no pueden contar con la obediencia del resto de las instituciones del país, y muy especialmente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y de los sindicatos, donde los parlamentarios, aunque hoy no se atrevan a abrir públicamente la boca (en

“Raúl, además de retener el poder (su objetivo prioritario), quiere que Cuba se convierta en un país normal y deje de ser una fracasada fábrica de utopías, sacrificios y frustraciones, aunque para ello tenga que ponerse de acuerdo con el dragón.”

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 7

Raúl heredó intacto ese poder, incluso con una variante que le favorece: él mismo controla directamente al gobierno, al partido comunista, a las fuerzas armadas y a los muy extendidos servicios secretos.

privado algunos sí lo hacen), están cansados de ser un afinado coro de papagayos amaestrados, dedicado a cantar alabanzas a sus preclaros gobernantes, mientras los líderes sindicales se avergüenzan de ejercer, en realidad, como los verdugos de las aspiraciones legítimas de los trabajadores. Por eso Raúl se propone reinstitucionalizar la revolución a toda marcha. Quiere que, tras su desaparición de la escena -calcula que le quedan unos cuatro o cinco años de vida útil para cumplir con esa tarea-, el Partido, como en China o en Vietnam, pueda asumir la dirección de la vida pública. Pero sucede que ese partido está, como todo el país, profundamente desmoralizado, ya no cree en las premisas ideológicas del marxismo (como no cree en ellas el propio Raúl Castro), y la inmensa mayoría de los cuadros y militantes desea cambios profundos que atentan contra la esencia del discurso revolucionario porque no excluyen la apertura política y el pluripartidismo. Eso se vio claramente en los miles de debates propiciados por el régimen a lo largo del año 2007: los militantes comunistas, o, simplemente, revolucionarios, quieren libertades. Libertades para viajar, vivir de acuerdo con sus preferencias sexuales, informarse sin controles y manifestar sin miedo sus criterios. Quieren libertades para estudiar lo que desean y trabajar en lo que quieran, incluidas actividades productivas privadas. Están cansados de ser tratados como menores de edad o retardados mentales. Por primera vez, la tolerancia y la aceptación del derecho a la divergencia se hicieron transparentes como un deseo compartido por la ciudadanía, incluidos los comunistas. En el discurso públicamente pronunciado el 2 de abril del 2008 en el Séptimo Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Eusebio Leal lo dijo sin ambages: el país se prepara para una nueva etapa. El país está lleno de expectativas y todas se orientan hacia el deseo de una intensa ampliación del ámbito de las libertades individuales. Sencillamente, el grueso de la militancia comunista está compuesta por reformistas que ansían un cambio profundo y radical, totalmente alejado de la dictadura inmovilista que les quiere dejar Fidel Castro como herencia, y también del exótico modelo chino o vietnamita con que Raúl Castro se entretiene durante sus noches de insomnio.

Los demócratas de la oposición Los demócratas de la oposición son el cuarto factor importante. Son varios millares dentro de Cuba, con unos doscientos cincuenta encarcelados —entre ellos veinticinco periodistas independientes—, empeñados en revitalizar la abatida sociedad civil, esparcidos por las principales ciudades del país, aunque el núcleo más voluminoso está en La Habana. Cualquiera pudiera pensar que son pocos para una

8 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

población de más de once millones de habitantes, pero, con la excepción de Polonia, Cuba es el país comunista con mayor número de opositores conocidos y organizados. Algunos grupos y personas, incluso, han alcanzado una gran notoriedad internacional: las Damas de Blanco, las Bibliotecas Independientes, Oswaldo Payá, Martha Beatriz Roque, Oscar Elías Biscet, Héctor Maseda, Jorge Luis García Pérez (‘Antúnez’), René Gómez Manzano, Vladimiro Roca, Oscar Espinosa Chepe y Elizardo Sánchez entre otros muchos. Lo que solicitan estos demócratas, y lo que se les niega mediante diversas formas de represión, incluidas la cárcel y las golpizas, es espacio para intercambiar ideas libremente, la posibilidad de hablar y publicar dentro del país, y la autorización para realizar actividades proselitistas. Aspiran, lógicamente, a participar en la vida política de la nación para poder alentar pacíficamente un proceso de transición hacia la democracia, pero hasta ahora sólo han conseguido una victoria parcial, aunque tremendamente importante: que el gobierno no haya podido aplastarlos ni silenciarlos totalmente, como sucedía en las primeras dos décadas de la dictadura. Esta limitación de la represión, en gran medida, se debe al reconocimiento internacional que han recibido los disidentes, apoyo que ha sido posible por las gestiones de los demócratas de la oposición externa, muy activos y eficaces en Estados Unidos y Europa. La estrategia de la dictadura frente a los demócratas de la oposición interna es la misma que el KGB desplegaba en la URSS frente a los opositores: primero, penetrarlos con decenas de agentes de la contrainteligencia, y, segundo, excluirlos de la vida pública mediante el manido expediente de calumniarlos y calificarlos como agentes pagados por los Estados Unidos para que traicionen a su país. En todo caso, no se trata de un argumento serio que realmente preocupa a la población, sino de una coartada para justificar la marginación y las represalias. A partir de esa premisa, los demócratas, siempre al alcance de una paliza o de la cárcel (2), no pueden participar como opositores en ninguna institución -sindicatos, organizaciones de masas, parlamentos, organizaciones estudiantiles o profesionales-, y les está vedada cualquier actividad pública. La consecuencia de esta marginación es obvia: la capacidad real que tienen de impulsar la transición hacia la democracia es muy débil, pero, en su momento, serán muy importantes cuando ese periodo se alcance. En cuanto a los demócratas de la oposición externa -que también suelen enfrentar las campañas de calumnias orquestadas por la policía política cubana y sus colaboradores, a veces acompañadas por episodios de estridente vulgaridad y violencia-, están limitados a cinco tareas esenciales que suele realizar con cierta eficacia, pese a los limitados re-

cursos que poseen: • Denunciar internacionalmente los atropellos de la dictadura. • Ayudar a los demócratas dentro de Cuba proporcionándoles aliento, recursos, análisis e informaciones. • Generar apoyo internacional para respaldar el cambio. • Impedir que el gobierno cubano pueda normalizar sus relaciones con Estados Unidos oEuropa sin antes amnistiar a los presos políticos y respetar los derechos humanos y civiles de los cubanos. • Estudiar y explorar las mejores vías para lograr una transición exitosa cuando llegue el momento de los cambios.

La triste mayoría silenciosa ¿Y qué papel desempeña el pueblo llano en todo esto? Quiero decir, los diez millones de personas que no forman parte del partido comunista, ni militan en la oposición, ni son militares, agentes de la Seguridad o dirigentes medios del aparato administrativo: nada menos que esas nueve décimas partes del total del censo cubano que sobrevive como puede en medio de la vorágine nacional. En realidad, ese pueblo llano, hoy dotado de una mínima pulsión cívica, tiene un escaso peso relativo. Ha aprendido a obedecer, aunque sólo sea aparentemente, como una forma de sobrevivir, adoptando lo que en Cuba llaman ‘la moral de la yagruma’, una planta cuyas hojas tienen dos caras totalmente diferenciadas. Mientras en la intimidad de los hogares o con los amigos de confianza la inmensa mayoría de ese pueblo llano critica en voz baja al gobierno, y lo califica de corrupto e incompetente, culpándolo de la miseria sin esperanzas que padece, no obstante, aplaude si se lo piden, desfila y grita consignas si lo convocan, y hace la cruz en cualquier boleta electoral que le pongan en la mano, aunque carezca de la menor convicción revolucionaria. Lo hace con la actitud mecánica y conformista, podrida por el oportunismo, de quien, para evitar males mayores, participa en un rito hipócrita vacío de cualquier contenido afectivo. ¿Sabemos lo que realmente desea ese pueblo? Sí, porque al menos ha habido dos encuestas imparciales (1), aunque celebradas en condiciones muy difíciles, y porque conocemos lo que pretende lograr cualquier población compuesta por seres humanos normales. Los cubanos, simplemente, en el terreno estrictamente material, quieren vivir mejor (3). ¿Qué es eso? Sencillo: tener viviendas mínimamente habitables, alimentarse razonablemente y con comidas variadas, poder tomar leche, comprar pan, huevos, carne o aceite sin racionamientos o precios prohibitivos, y adquirir zapatos o ropas sin tener que arruinarse. Las mujeres ambicionan cosas tan humildes como toallas

sanitarias, ropa interior, sábanas, toallas, colchones, almohadas, pañales infantiles desechables, útiles de cocina. Todos quieren tener libre acceso a papel higiénico, jabones, desodorantes. Anhelan poder arreglar y pintar sus viviendas sin tener que robarse los materiales. Sueñan con ciudades en las que las cucarachas y los ratones no les disputen la vía pública a unos transeúntes que tienen que caminar entre aceras y calles destrozadas, sorteando montones de basura hedionda y pestilentes salideros de las alcantarillas. Quieren poder adquirir automóviles, y si no tienen dinero para ello, al menos poder contar con sistemas de transporte humanos, y no esos vehículos atestados por cientos de pasajeros sudorosos y disgustados por el tiempo perdido a la espera de unos autobuses que parece que no llegan nunca. ¿Qué hace el gobierno para mitigar las infinitas necesidades materiales de una población, en general, sin grupos sociales medios, que vive como los sectores pobres de América Latina? Hace dos cosas: o silencia las quejas y las deficiencias y reitera el cínico discurso contra el consumismo occidental, o le entrega a la población dos sofismas políticos complementarios. Le dice (y ya nadie lo cree) que ‘la culpa es del bloqueo yanqui’, y le asegura que, pese a los síntomas, los cubanos viven en el mejor de los mundos posibles, porque, si no fuera por la revolución, la sociedad padecería una miseria como la haitiana y la población sería esclavizada por los norteamericanos o por los crueles cubanos exiliados -la mafia de Miami- que regresarían cuchillo en mano a sojuzgar a sus compatriotas y a echarlos de sus viviendas. Simultáneamente, una y otra vez el gobierno les recuerda a los cubanos que, también gracias a la revolución, hoy el país cuenta con una masa notable de personas educadas y con acceso a un extendido (aunque muy precario) sistema de salud. El pueblo llano, ¿cree, realmente, estas patrañas? Probablemente no, pero, con toda seguridad, esas campañas propagandísticas, repetidas hasta el cansancio por los medios de comunicación, sí han conseguido elevar el nivel de ansiedad de la población (especialmente entre los mayores de 60 años) ante ese eventual cambio de modelo económico que el país desea ardientemente, pero, al mismo tiempo, teme, porque su realidad material es muy endeble y carece de excedentes para afrontar lo desconocido con un mínimo de seguridad. Esa población, pues, sufre las consecuencias de un gobierno que ha sacrificado tres generaciones de cubanos y ahora se dedica a envenenarle la posibilidad de un futuro mejor. Eso, en parte, explica su parálisis, pero, aún en la mayor incertidumbre, no hay duda de que el pueblo llano anhela unas reformas profundas y definitivas que lo saquen de la miseria en la que vive.

Sencillamente, el grueso de la militancia comunista está compuesta por reformistas que ansían un cambio profundo y radical, totalmente alejado de la dictadura inmovilista que les quiere dejar Fidel Castro como herencia, y también del exótico modelo chino o vietnamita con que Raúl Castro se entretiene durante sus noches de insomnio.

[La segunda parte de este trabajo se publicará en el próximo número.] El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 9

C

uando cualquier cubano o latinoamericano llega a Miami, se sorprende de la laboriosidad, perseverancia, y status social de los cubanos. Pero aun es más emocionante el florecimiento de la cultura, las costumbres y el modo de vida cubano dentro de los propios Estados Unidos. Allí, en Miami está la patria que perdimos, la isla que nos arrebató por la violencia uno de los más brutales dictadores de Cuba y las Américas. Fidel Castro les quitó todo: fincas, fábricas, bancos, centrales azucareros, etc. Cuando comenzaban los trámites de salida definitiva del país, iba a sus casas una comisión de Bienes Malversados primero, y luego una comisión de los “factores” (CDR, PCC, FMC, etc) para hacer un inventario de todas las propiedades que poseían: joyas, zapatos, ropas, cuadros de pintura, lámpara, muebles, vasos y hasta cucharitas de café. No escapaba nada.

vo nada ni nadie. Y allí crearon “su Cuba” La “escoria del Mariel” —como les llamó el sátrapa de Birán— hoy tiene ingresos promedios de $37,000 dólares. En mi artículo “China: Bye Bye Karl Marx” escribí sobre los cubanos en EE:UU. “Llegaron a EE.UU., España y otras partes del mundo. En EE.UU., de acuerdo a su último censo, hay 300 mil empresas cubanas, con un volúmen de ventas de 90 mil millones (tres veces el PIB de Cuba). Constituyen sólo el 5% de los hispanos, pero tienen el 35% de las ventas totales del mundo hispano. Sus ventas están al nivel de las ventas de los japoneses asentados en EE.UU. y se han convertido en una de las comunidades más poderosas políticamente de ese país, junto a los judíos”. Ellos abrieron el espacio empresarial americano para otras comunidades de América Latina. Ni-

Y, desde luego, sus cuentas bancarias. Vivían, durante el tiempo de la espera de la salida, con un profundo desasosiego, de que algo del inventario se rompiera o se perdiera, porque eso podía significar la derogación del permiso de salida. Fueron objeto de inenarrables humillaciones. Se convirtieron en las primeras “no personas” del régimen comunista. Y las primeras víctimas de los paredones de fusilamientos del dictador. Salieron de Cuba con una mano delante y otra detrás. Con lo que tenían puesto, excluyendo relojes y joyas. Pero, lo único que no pudo quitarles, fue su sabio dominio en los negocios y en las leyes del mercado y su agresividad y voluntad para abrirse paso en la jungla económico-industrial y comercial de los Estados Unidos. Entre 1959 y 1967 llegaron más de 300 mil cubanos. Cuando llegaron, Miami era —según un amigo que allí encontré en 1995— “una finca con tres faroles”. Limpiaron pisos, fueron cocineros, barrecalles, empleados de tiendas, trabajadores de factorías y gasolineras, mecánicos y se desempeñaron en mil oficios más. No los detu-

caraguenses, que huyeron de los sandicomunistas, argentinos, mexicanos, colombianos, dominicanos, venezolanos y otros latinos, crean hoy, con los cubanos, unos 300 mil millones de dólares en sus negocios. Fueron ellos también, por medio de Gloria Estefan y Miami Sound Machine, los que inauguraron el multimillonario negocio de la música y la cultura hispana en los Estados Unidos. Han mantenido durante casi medio siglo lo más bello y duradero de la cultura cubana y, la han convertido en algo irreductible. No hay ninguna otra comunidad que haya logrado semejante triunfo cultural. Por eso digo, con extremo orgullo, que el exilio cubano —en EE.UU. y en todo el mundo— sus brillantes éxitos económicos, sociales y culturales, constituyen la más esplendorosa derrota sobre la dictadura comunista de Fidel Castro. Si usted, algun día, viaja a Miami y ve, en las tiendas y en los Mall, un cartel que dice “We speak English”, no se asombre. Detrás de ese cartel, está la mano industriosa de los cubanos. Saludos desde este angustiante destierro. Un abrazo para mis lectores

ASDRÚBAL CANER CAMEJO.

Miami era un pantano

Asdrúbal Caner Camejo. Es representante del PSC (Partido Socialdemócrata de Cuba) en Canadá.

10 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Asdrúbal Caner Camejo

El cielo, 6 de enero del 2008 Queridos camagüeyanos: Les escribo esta carta desde el cielo. Ha llegado al cielo la noticia de que en noviembre de este año la Iglesia declara que estoy en el cielo. En realidad ya estaba en el cielo desde el día en que fallecí, hace 118 años. Pero ahora la Iglesia ha reconocido el milagro que hice curando de un linfoma a la niña de 3 años, Daniela Cabrera Ramos, en 1999. Bueno, ya saben ustedes que el milagro lo hizo Dios, pero Él tuvo la amabilidad de que yo mismo lo enviara a nuestra querida Patria, a una niña camagüeyana. Por el cielo me paseo con San Juan de Dios, fundador de la Orden de los Hospitalarios a la que yo pertenezco, y hemos visto el Hogar de ancianos “Padre Olallo” de Camagüey, ¡qué maravilla!, ¡qué abnegación y cariño en los Hermanos que ahora trabajan!, ¡cuánta gente buena les ayuda! Dios se lo pagará. Durante estos años he seguido muy de cerca la

sioneros trabajan para dar a conocer el mensaje de Jesús; sigan así sin perder la esperanza. Su siembra dará fruto. ¡Cómo recuerdo los ratos de catequesis con los niños, cuántas ganas de aprender! Dentro de unos meses, en una ceremonia muy bonita, me harán BEATO, es decir,“oficialmente ya estoy en el cielo” y verán mi nombre en los almanaques que tanto les gusta; yo creo que me pondrán el 12 de febrero, el día de mi nacimiento, desde el cual Dios se me manifestó como mi “Papito”. Espero rogar otro milagro y así me harán SANTO. Pero pídanme algo con fe y sencillez, para que no me tenga que decir Dios que lo piden sin fe y con poca perseverancia. No se cansen de pedir. El milagro que más me gustaría enviarles es la conversión a la fe de Cristo de todos ustedes. Como Dios tiene mucho trabajo prefiero comentarlo con la Virgen María; ella está dispuesta a ayudamos. Sé que desde El Cobre escucha y consuela a todos los cubanos; hay días que tiene más trabajo que su Hijo.

Carta desde el Cielo vida de los camagüeyanos, sobre todo de los más pobres y enfermos. Me acuerdo mucho de los años que pasé con ustedes. No fueron momentos fáciles, pero el Señor nunca me dejó de su mano. Algunas tardes me reúno con aquellos hombres y mujeres que atendí y con tanta gente que me ayudó, todos están en el cielo. Era gente muy buena, amigos de Jesús y muy devotos de la Virgen de la Caridad. Tuve la dicha de ayudar a muchos a morir en la gracia de Dios. Con motivo de esta gran noticia de mi beatificación he recordado algunos momentos más importantes de mi estancia con ustedes, como las dos epidemias de cólera en las que el Señor me libró del contagio al atender a tantos enfermos y moribundos; cuando tuve la dicha de conocer al P. Valencia, éste sí es un gran santo; también recuerdo vivamente el Retiro espiritual que predicó San Antonio María Claret y en el que yo participé; el día que recibí y lavé el cadáver de Ignacio Agramonte, héroe de la Patria; los años que cuidé al Hermano Juan Manuel Torres, enfermo de lepra, el único que vivía conmigo; mi soledad al quedarme sin Hermanos de mi Orden. Por cierto, veo con tristeza cuántos camagüeyanos viven alejados de Dios, cuántos niños, adolescentes y jóvenes todavía no conocen a Jesús. Pero también veo con alegría cuántos catequistas y mi-

Les quiero aclarar una cosa: y es que yo no era “Padre” Olallo, simplemente, Hermano Olallo. Y como algunos me lo han preguntado, también les digo que en el cielo conocí a mis papás. Mi mamá, antes que abortar, prefirió dejarme en la Casa Cuna de las Hermanas de la Caridad. Ahora todos somos felices. Desde el cielo les mando mi bendición y mi agradecimiento por lo mucho que han rezado para que yo estuviera en los altares Yo no dejo de rezar por ustedes, especialmente cuando los veo en la Iglesia de San Juan de Dios, o visitando enfermos o practicando la misericordia. Hasta pronto, VENERABLE PADRE OLALLO

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 11

ONTALVÁN OAQUÍN

STRADA

Camagüey, Patrimonio de laJ Humanidad E -M

E

l Centro Histórico de la Ciudad de Camagüey (Monumento Nacional desde 1978) fue incluido en la Lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), por el Comité del Patrimonio Mundial el pasado 7 de julio en su 32a reunión. Reúno en este espacio: Primero el dictamen de la UNESCO y luego una síntesis de los argumentos que presentó la Ciudad requiriendo este reconocimiento. Adiciono algunos datos, que para algunos pudieran resultar novedosos:

El dictamen de la UNESCO La nota oficial que emitió la UNESCO al respecto dice textualmente: El Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, que celebra en Quebec su 32ª reunión, inscribió 13 nuevos sitios en la Lista del Patrimonio Mundial en la tarde y noche del 7 de julio. La inscripción de nuevos sitios continuará en la mañana del 8 de julio. Centro histórico de Camagüey (Cuba). Camagüey es una de las siete primeras poblaciones fundadas por los españoles en Cuba. Esta ciudad desempeñó un papel de primer plano en su calidad de centro urbano de un territorio dedicado esencialmente a la ganadería y la industria azucarera. Fundada en 1528 en su emplazamiento actual, la ciudad se fue desarrollando a partir de un esquema urbanístico irregular constituido por una red de plazas, plazuelas, calles serpenteantes y manzanas irregulares de casas, que es muy poco común en las ciudades coloniales de América Latina situadas en terreno llano. El centro histórico de Camagüey abarca 54 hectáreas y es un ejemplo excepcional de asentamiento urbano tradicional relativamente apartado de las principales rutas comerciales. La influencia de la arquitectura y el urbanismo de la Europa medieval es patente en el trazado urbano y las técnicas de construcción traídas a América por los albañiles y maestros de obras de los colonizadores españoles. En los edificios del sitio ha quedado plasmado, a lo largo del tiempo, el sello de numerosos estilos artísticos: neoclásico, ecléctico, neocolonial y “Art Déco”, principalmente. También hay algunas construcciones inspiradas en el “Art Nouveau” y el racionalismo.

Sobre los orígenes

Joaquín Estrada Montalván. Historiador. Creador del blog: Gaspar, El Lugareño.

La fecha exacta de la fundación de la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe (Camagüey desde 1903), es uno de los tantos misterios y leyendas que envuelven en un halo romántico y mitológico a Camagüey, su cultura y sus habitantes.

La tradición y el consenso otorgan al día 2 de febrero de 1514 el nacimiento del primer asenta-

12 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

miento poblacional, en la costa norte exactamente (al parecer) en Punta de Guincho, Nuevitas, de ahí lo de “Puerto del Príncipe”. Poco duró este primer emplazamiento, debido en lo fundamental al medioambiente natural del lugar que resultó ser adverso, para poder emprender con éxito la difícil empresa de crear, a partir de la nada, una próspera ciudad. Alrededor de 1516, se trasladaron los primeros principeños a la zona del cacicazgo de Caonao. En 1728, a consecuencia de una sublevación indígena que culminó en el incendio de la villa y la matanza de la mayoría de los indios, se trasladó el poblado a su emplazamiento actual: el cacicazgo de Camagüeybax, entre los ríos Tínimas y el Hatibonico, convirtiéndose de esta manera la originaria villa costera en mediterránea.

Principales características del Centro Histórico de la Ciudad de Camagüey. El Centro Histórico de la Ciudad de Camagüey es el mayor del país con “casi 10,000 edificios que abarcan aproximadamente, 320 manzanas, (...) y de éstos, 3500 presentan algún tipo de valor patrimonial que los hace objeto de conservación”. (Lourdez Gómez. Camagüey: Ciudad y Arquitectura) Un punto interesante a tener en cuenta en este tema, es que erróneamente al referirnos a la ciudad de Camagüey, le llamamos “ciudad colonial”, cuando en realidad las edificaciones que corresponden a ese período sólo alcanzan a ser alrededor de un 8% en el total del conjunto edificado, siendo las construcciones de estilo ecléctico de principios del siglo XX, las que predominan en el paisaje urbano agramontino. El trazado irregular de sus calles, que algunos nombran como de “plato roto”, es otra de las peculiaridades de la ciudad de Camagüey, “sólo el 14% de sus manzanas, pueden considerarse cuadradas o rectangulares”, y se encuentran ubicadas fuera del núcleo originario de la ciudad. Otra de las singularidades es la relativa inmensa cantidad de plazas, plazuelas y plazoletas: Las plazas mayores son cinco: La Plaza Mayor, La Merced, San Juan de Dios, San Francisco, y el Carmen. Las plazas secundarias son diez: Maceo, La Soledad, La Caridad, El Cristo, Santa Ana, Méndez, Habana, del Paradero, del Teatro Principal, y San José. Las plazuelas, entre otras: Las Cinco Esquinas del Ángel, Bedoya, Triana, Pintor, San Clemente, Juana Castillo, y Avellaneda (Lourdes Gómez, Camagüey: Arquitectura y Ciudad... pág. 26). Estos elementos y otros están minuciosamente descritos en el expediente que fue presentado

a la UNESCO, para solicitar la inclusión en el listado de los sitios reconocidos como Patrimonio de la Humanidad y que fue elaborado por un equipo de eruditos en la materia de la ciudad de Camagüey: • La irregularidad de las calles, que genera un amplio sistema de plazas y plazuelas, y convierte a la Zona en un caso único en Cuba y el resto del continente. • La abundancia y calidad de los edificios religiosos, elementos de estructuración urbana de la Zona junto a la plaza como núcleo, donde la torre del templo constituye el hito del barrio o feligresía, destacándose por sobre el resto del caserío de perfil bajo y lineal, lo cual le ha dado a Camagüey el apelativo de “Ciudad de las Iglesias”. • La gran unidad de la Zona Propuesta, dentro de una amplia diversidad y variedad de tipos y estilos arquitectónicos. La yuxtaposición de las diferentes etapas constructivas, le otorga integridad visual, cohesión y autenticidad desde el punto de vista arquitectónico; mientras que las calles estrechas y de trazado curvilíneo y los espacios de múltiples formas lo hacen desde el punto de vista urbano. • El barro, material local utilizado en la elaboración de ladrillos de construcción, tejas, pisos, tinajones y, más contemporáneamente, obras de arte, otorgan un color característico a la volumetría y ambiente del conjunto en la también conocida como “Ciudad de los Tinajones”. • La vegetación es un elemento que tiene gran presencia, a diferencia de otros centros históricos, en los patios de las casas y en espacios urbanos y espacios abiertos (Casino Campestre). • Los diferentes tipos de patrimonio: cultural y natural, tangible e intangible; y la persistencia de costumbres, tradiciones y leyendas que se reflejan en la cultura y el imaginario de la ciudad y le otorgan identidad y legitimidad. Los sitios cubanos que ya habían sido reconocidos anteriormente como patrimonio cultural o natural de la humanidad por la UNESCO son los siguientes: La Habana Vieja (1982); Trinidad y el Valle de los Ingenios (1988); el Morro de Santiago de Cuba (1997); el centro histórico de Cienfuegos (2005). El parque nacional Desembarco del Granma (1999); el parque nacional Alejandro de Humboldt (2001); el Valle de Viñales (1999); las primeras plantaciones de café del sudeste de Cuba (2000).

Archivo personal de Joaquín Estrada Montalbán.

A manera de conclusión Como expliqué al principio, básicamente, me limité a presentar los textos de la UNESCO y una síntesis de los elementos principales del expediente realizado para solicitar la inclusión del Centro Histórico de Camagüey en el listado de los Sitios reconocidos como Patrimonio de la Humanidad. Finalmente, espero que también disfruten de las fotos y agradezco al equipo del Camagüeyano Libre, la posibilidad de compartir estas líneas con sus lectores. Termino comentando que soy un fiel lector de la revista, incluso desde antes de incorporarme al exilio, gracias a una amiga que la recibía a través de su familia. Fuentes consultadas Álvarez, Luis. Letras de Puerto Príncipe, Camagüey, Editorial Acana, 2000. Gómez, Lourdes. Camagüey: Ciudad y Arquitectura (1514-1950). Camagüey, Editorial Acana, 2006. Oficina del Historiador de la Ciudad: Cuadernos de Historia Principeña 4. Camagüey, Editorial Acana, 2004. Website de la UNESCO: www.unesco.org. Website de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey: www.ohcamaguey.co.cu. Blog: Gaspar, El Lugareño.

Nota de ultima hora: La declaración del centro histórico de la ciudad de Camagüey como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por parte de la UNESCO, se divulgará oficialmente el 12 de noviembre próximo. El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 13

ARMANDO ÁLVAREZ BRAVO Armando Álvarez Bravo (La Habana, Cuba, 1938) es miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua, correspondiente de la Real Academia Española y la Academia Norteamericana de la Lengua Española y miembro de la American Translators Association. Poeta, ensayista, crítico, narrador y periodista es fundador y presidente del PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio. Surge a la poesía cubana en el marco de la Generación del Cincuenta. Entre su amplia obra sobresalen: El azoro (Poesía, 1964); Órbita de Lezama Lima (Ensayo, 1966), Relaciones (Poesía, 1973), Para domar un animal (“Primer Premio Internacional de Poesía José Luis Gallego/1981”, 1882), Juicio de residencia (Poesía, 1982), Las lejanías (Poesía, 1984), El prisma de la razón (Poesía, 1990), Naufragios y comentarios (Poesía, 1993), Trenos (Poesía, 1996), Autorretrato a trancos (Ensayo, 1996), Al curioso lector. Ensayos sobre arte y literatura. (Ensayo, 1996), Las traiciones del recuerdo (Cuento, 1996), Cabos sueltos (Poesía, 1997), Poesía en tres paisajes (Rastros de un merodeador nocturno, Noticias de Nadie, Sólo se puede confiar en la soledad) (Poesía, 1999), El día más memorable (Cuento, 1999), La belleza del físico mundo (Poesía, 2004) y A ras de mundo. Poemas escogidos, 1964-2006 (Poesía, 2007). Acaba de publicar: Los Poetas del PEN de Escritores Cubanos en el Exilio. Una colección de poemas.

Permiso de salida E s difícil inventariar todos los horrores que el totalitarismo castrista ha impuesto en casi medio siglo a las vidas de los cubanos. Ese régimen que ha arrasado con el país y que constituye el más monstruoso sistema de gobierno en la historia de nuestro continente, ha tocado a los cubanos en lo general y en lo particular. Cada uno de nosotros tiene una experiencia directa con matices muy particulares e intransferibles que son consecuencia de los desmanes de una bárbara e implacable autoridad represiva. Cada cubano, y cuántos han perecido en estas cinco décadas de tragedia y horror, tiene una historia que contar. La primera novela de Eduardo F. Peláez, “Permiso de salida. Escenas de un éxodo”, recién editada por Trafford Publishing, en Canadá, con portada de Carmen de Yurre Peláez, es una obra que se vuelca sobre el tema cubano desde la época de la clandestinidad de la lucha contra el castrismo hasta la época en que el autor abarca lo ocurrido a sus protagonistas y en la historia cubana y mundial en la última década del siglo XX. En su “Prólogo”, el novelista manifiesta: “Esta novela es una historia de amor donde se narran las vivencias de gente sencilla que experimentó una revolución sin haberla pedido y tuvo que optar por abandonar el país y luchar contra el desarraigo en la búsqueda infructuosa de su identidad”. Esa identidad que, a pesar de la experiencia de sus años sumidos en el horror de la cotidianidad en la Isla y en los años de libertad y posibilidad y arduo trabajo en el exilio, es una obsesión nacional sea cual fuere la capacidad de adaptación a uno u otro estilo de vida, tan distintos a ambos lados del mar. Los protagonistas de la obra son dos jóvenes, Felipe y Elena, que se hicieron novios cuando estudiaban en la Universidad de

14 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

La Habana y les sonreía un espléndido futuro. Ese futuro fue cercenado por la funesta toma del poder por el castrismo. Las vidas y haciendas de las familias de ambos se vieron enajenadas por la pérdida de sus bienes, de sus sueños y por las circunstancias que les impuso el implacable paso del tiempo que los separó y determinó que, a pesar de la solidez de su amor, vieran sus vidas convertirse en una nueva forma de existencia determinada por el totalitarismo, en el caso de Elena que permanece en Cuba, y de Felipe, que tras asilarse en una embajada sale al exilio, donde intenta infructuosamente seguir luchando por la libertad de su patria y reencontrarse con Elena. Peláez ha sabido estructurar con eficacia su novela y ha logrado destacar en capítulos que son emblemáticos de situaciones específicas, tanto personales como históricas, lo que es parte esencial de la experiencia cubana en estas décadas. De igual suerte, ha sabido dosificar, sin recaer ni en la exageración ni en el simplismo, la andadura de dos vidas paralelas a las que todo separa, comenzando por las difíciles y dolorosas decisiones que tienen que tomar Felipe y Elena y, por supuesto, por el imperativo del medio y las circunstancias en que tienen que vivir. En este sentido, ambos son exponentes de una de las tragedias que ha impuesto el castrismo a los cubanos: la separación familiar. Quiero destacar que el novelista, que ya retirado ha podido dedicarse a lo que siempre quiso, escribir, ha desarrollado su ficción afianzada en la historia, a partir de un real conocimiento de esa compleja historia y, no menos importante, de la compleja sicología del cubano enfrentado a la adversidad y a la posibilidad, en su ardua lucha por la supervivencia. Al tratar diferentes situaciones a las que sus protagonistas se han visto expuestos al paso del tiempo, no ha idealizado ni sus personalidades ni se ha constituido en juez de sus conductas, que ha

tenido la inteligencia de saber valorar en el contexto en que se producen. Es precisamente ese equilibrio el que otorga credibilidad a la narración. Son las sucesivas e inesperadas circunstancias a las que ambos deben hacer frente, sus decisiones que sólo los separan más cada día y van dando otro perfil a sus vidas, lo divergente de sus vivencias y, sí, el sentido de pérdida de lo que para ambos era esencial, lo que otorga a “Permiso de salida”, más allá de su desenlace, un singular valor testimonial con el que, salvadas todas las diferencias, es posible identificarse. En “Permiso de salida” topamos con una inesperada realidad, tanto en Cuba como en el exilio, en que se produce con distintas manifestaciones un singular fenómeno. Sin dejar de ser lo que es cada cual, cada personaje se convierte en otra criatura que asume, por gravedad, una identidad que nunca quiso ni imaginó y que es una suerte de resguardo ante la adversidad y sus desgarraduras al espíritu y la condición humana. Una identidad en que están en incesante rejuego, realidad y deseo, inmediatez y posibilidad, ausencia y presencia. El acierto del autor es haber logrado plasmar

la evolución de unos personajes que, por encima de su amor y su separación, el azar del éxito y de la renuncia, y la gravitación del encuentro en sus jornadas, han adquirido a golpes de destino, maneras singulares de ver y hacer frente a la existencia, sus demandas y sus cambios. De igual manera, el seguir siendo los mismos aunque actúen como lo determinan las circunstancias, ilusiones y desencantos que les ha tocado confrontar. Una novela como “Permiso de salida”, basada en las violencias de la historia, no es un cuento de hadas. Esa obra tiene por fuerza que ser tan veraz como ajustada a la sicología de sus personajes, especialmente sus protagonistas. En esta su primera ficción, Peláez ha elaborado su desenlace con real eficacia y autenticidad. Lo ha hecho así porque sabe que la criatura tocada por una historia tan crítica como atroz durante los mejores años de su vida es alguien marcado para siempre. Alguien que tiene que hallar una salida a su futuro o perderse para siempre. Corresponde al lector descubrir como Felipe y Elena hicieron frente a ese desafío en esta novela que recomiendo. Publicado el 05-31-2008 en Diario Las Américas

Felipe Pichardo Moya (Cuba, 1892 - 1957). Poeta, autor dramático, periodista, arqueólogo y primer editor y comentarista del Espejo de Paciencia, poema épico de Silvestre de Balboa Troya y Quesada con que se inicia al parecer la literatura cubana, fue hombre de gran talento e integridad intelectual. A los diecisiete años funda en la capital del país, en unión de su coterráneo Mariano Brull y otros como Chacón y Calvo, Salvador Salazar, Luis Baralt y Sánchez Galarraga, la Sociedad Filomática de Conferencias, y a partir de entonces desarrolla una amplia e incesante actividad cultural que lo lleva una y otra vez de la capital del país a su Camagüey natal. Entre sus obras se hallan El Camagüey precolombino: caverna, costa y meseta (1945), Los indios de Cuba en sus tiempos históricos (1945), Cuba precolombina (1956) y Los aborígenes de las Antillas (1956) publicado poco antes de su muerte por el Fondo de Cultura Económica de México. Entre sus obras de teatro se encuentran Alas que nacen, Agüeibaná, La oración y Esteros del sur. En 1942 dio a la luz su estudio sobre el Espejo de paciencia que acompañaba a la edición de este poema épico, y asimismo el titulado La cubanidad de nuestra poesía anterior a Heredia. Su obra poética se halla en su mayoría dispersa en revistas y otras publicaciones periódicas. Sólo en 1925 publicó La ciudad de los espejos y otros poemas, pero su obra ya había circulado ampliamente entre sus congéneres. Poemas suyos como “La comparsa” y “Filosofía del bronce” no constituyen excepciones temáticas en su obra, y por otra parte anticipan el apogeo ulterior de la poesía afronegrista. De su poema “La amiga muerta”, temprana muestra de intimismo, se cuenta que Federico de Onís, quien por entonces enseñaba en

la Universidad de Columbia, escribió en la pizarra este soneto y lo presentó a varios hombres de letra del continente como ejemplo de “gran poesía de lo cotidiano”. El soneto evoca otro poema muy posterior del gran poeta chileno Nicanor Parra donde también se evoca a una amiga muerta, aunque ésta sea una evocación muy a lo Parra, y recuerda sin dudas, al César Vallejo que escribe en “La violencia de las horas” (Poemas humanos) «murió mi cuñado (...) de quien me acuerdo/ cuando llueve y no hay nadie en mi experiencia». Por pura coincidencia Vallejo y Pichardo Moya nacieron el mismo año, pero el poema de este último antecede en muchos años al del peruano. Pichardo Moya se desempeñó igualmente como Jefe de Redacción de Gráfico, y Redactor de la Revista de Avance. Igualmente colaboró en El Heraldo de Cuba, Letras, Social y El Fígaro entre otras publicaciones de gran prestigio. A continuación publicamos "La amiga muerta"

La amiga muerta Aquí, bajo esta losa está su cuerpo. Breve Fue su vida, a manera de una vida de rosa. Murió, tranquilamente, una noche lluviosa: Veinte y ocho de agosto del novecientos nueve. Me acuerdo de ella cuando constantemente llueve Y de su última noche, tan larga y angustiosa: Una fiebre que sube... Un sudor... Una cosa... El cura... ¡Y una vida que deshoja leve! Así murió, a mediados de una larga semana, Y la enterramos un viernes por la mañana. Aún llovía. Era un húmedo tiempo de luna nueva. Dijimos todos: “Nunca, nunca la olvidaremos; Tan buena como era”... Y para que hoy pensemos En su vida y su muerte, es preciso que llueva. El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 15

Desde Camagüey…

Actividad contestataria en Camagüey en honor de Pedro Luis Boitel Una actividad contestataria fue realizada por el Partido 30 de Noviembre Frank País en la provincia de Camagüey en memoria de Pedro Luis Boitel, mártir del presidio político cubano. El evento se desarrolló en la tarde del 20 de junio en la sede de la organización, cita en la Calle 9 # 23, interior, entre Pasaje B y Segunda Avenida, donde se encuentra ubicada la Biblioteca Independiente 20 de Mayo, según nos informó Julio Cesar Campo Monje, delegado del partido en la provincia, en llamada telefónica. “A pesar del acoso que tuvimos de parte de la policía política y de las llamadas organizaciones de masas, se pudo realizar la actividad con los hermanos que pudieron llegar a la sede y logramos terminar el evento sin tener problemas”, manifestó nuestra fuente. Mario Hechavarria Driggs, periodista independiente.

Humillan a un Anciano por estar en contra del régimen El pasado 2 de julio, Eugenio Mulen Pérez fue a la bodega del batey Las Mercedes, en el municipio de Florida, para comprar los escasos alimentos que les corresponden como canasta familiar para ese mes. Allí, la bodeguera Mayelin Oviedo Marín, miembro de la Seguridad del Estado y del Partido Comunista, lo humilló y discriminó al no atenderlo y despacharle a todas las personas que llegaban, haciéndolo a él a un lado. Eugenio Mulen es un anciano enfermo, pero durante toda su vida ha estado en contra del régimen y formó a su familia bajo los principios anticomunistas, cristianos y patrióticos, lo que la dictadura no le perdona. Mayelin Oviedo tiene fama de ser extremadamente comunista, provocadora y malvada, manifestándolo públicamente, sobre todo cuando hay algún opositor al régimen presente en dicha bodega. Eugenio Mulen, ante la difícil situación de no poder resistir la humillación, se retiró sin poder comprar ningún alimento y se dirigió al opositor y sobrino suyo, Emilio Mulen, para pedirle que denunciara lo que él había pasado y para que en el futuro el nombre de esa indigna cubana apareciera en la historia como lo que es, un instrumento de la dictadura y una mala cubana. Informa vía telefónica a la oficina de Plantados, Emilio Mulen / Camagüey.

Vendedores Ambulantes

Janisset Rivero es Secretaria Nacional Adjunta del Directorio Democrático Cubano.

Esta ciudad se ha visto estremecida por operativos conjuntos de la policía y los cuerpos de inspectores, pródigos en detenciones, multas y decomisos contra personas de la tercera edad e impedidos físicos que para sobrevivir se vuelven “merólicos” en las terminales de ferrocarriles y de ómnibus, así como en el mercado paralelo. Los “merólicos” venden cigarros, caramelos, cucuruchos de maní, máquinas de afeitar, termos de café y cualesquiera otras cosas. Uno de ellos, la señora Maida Álvarez, fue multada en 400 pesos por vender confituras en la terminal de ómnibus nacionales y asegura que tendrá que seguir vendiendo para poder pagarla. José Agramonte Leyva / Camagüey

16 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Las fábricas clandestinas En la edición del 17 de junio del periódico Granma se informó acerca de la clausura de algunos negocios ilegales con agradecimiento para los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Asociación de Combatientes de la Revolución (ACR). El periodista Rolando Masvidal (AIN) hizo alarde del trabajo realizado: fueron confiscados y clausurados 13 talleres y 10 almacenes clandestinos, donde se “incautaron 1,938 platos, 1,575 pozuelos, 2,049 pellizcos para el cabello, así como maquinaria para la fabricación de objetos de plástico y de aluminio.” Más de 10 expedientes de instrucción se han abierto con 50 implicados y se impusieron multas de entre 500 y 2 mil pesos. Lo que no dice la prensa oficialista es que los cubanos tienen que recurrir a la ilegalidad, al desvío de recursos y hasta el robo en las empresas para obtener dinero con qué mejorar su vida. La mayoría de los productos de consumo se venden en las tiendas recaudadoras de divisas, a precios elevadísimos que impiden al trabajador que pueda obtenerlos con su salario. Por otro lado no hay derecho legal a montar negocios y en los casos autorizados son igualmente elevados los impuestos que se han de pagar. Así que los cubanos inventan sus maquinarias de manufactura casera para producir cosas que el pueblo no puede adquirir de otra manera. La policía política acude a los miembros del CDR para que denuncien a los negociantes clandestinos, pero mucho de ellos tienen su propio negocio para sobrevivir y aprovechan para librarse de sus competidores al son del estribillo popular: “quítate tú pá ponerme yo”. Para arremeter contra la industria y comercio del clandestinaje, el Grupo Operativo de Lucha Contra las Indisciplinas Sociales recurre igualmente a retirados del Ministerio del Interior (MININT) o de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que actúan como chivatos, testaferros o sicarios de la ACR. Pero la gente en Cuba sigue cantando que “en Cuba viven Alí Babá y los 40 ladrones; este es el país donde todo se roba, sin exclusiones”. Mike Lima / Camagüey

El alto costo de la vida Con salario promedio de 350 pesos, el cubano que todavía conserva su puesto de trabajo hace malabares para subsistir y enfrenta los astronómicos precios de productos alimentarios en el mercado interno. Una libra de frijoles cuesta 8 pesos y una de colorados, 12; la libra de garbanzos se vende a 17 pesos y la de arroz, a 6; por la libra de maní hay que pagar 13 pesos, y 10 por la de tomates, una libra de harina de maíz se adquiere a 4 pesos, una de boniatos, a tres; y una de calabaza, a un peso con 50 centavos. Un solo aguacate cuesta 15 pesos; un pepino, 5; un mango, entre 5 y 8 pesos; un quimbombó, un peso. La libra de melón está a un peso y la de guayaba, a 3. El litro de puré de tomate vale 12 pesos y un paquete de espaguetis (10 onzas), 15; una libra de aceite, 20 pesos. La libra de carne de cerdo se compra a 22 pesos pero si viene en chuletas sube a 27 y en bistec, a 30. La libra de grasa de cerdo se oferta a 15 pesos, al igual que la libra de hígado, mientras que la libra de jamón se vende a 30 pesos y la de carnero, a 20. En Camagüey estos productos se pueden comprar en dos mercados que combinan el conflicto para la vida y el riesgo para la salud. En el Mercado del Río, el más

Sueldo Mísero El bajo salario y las condiciones deficientes de protección e higiene del trabajo han espantado a las mozas de limpiezas en los centros hospitalarios. En el Hospital Clínico Quirúrgico Manuel Ascunce Doménech (Camagüey) hay más de una decena de plazas vacantes. Las mujeres no quieren este trabajo porque es notoria la falta de útiles de limpieza y guantes de protección. “No trabajo más mientras no mejoren las condiciones. Aquí estamos expuestas a adquirir una enfermedad por la falta de protección”, dijo una trabajadora de ese centro hospitalario. Una antigua trabajadora del lugar, Rosa María Rodríguez, puntualizó que “las jornadas son muy agotadoras por el deterioro de los útiles de limpieza. Hay que caminar un largo trecho para cargar el agua y esta es la única forma de fregar los baños”. Para cubrir el déficit de mano de obra, las autoridades solicitaron a la Dirección de Cárceles y Prisiones (MININT) que las reclusas de la penitenciaría 5, cercana a la tenebrosa Prisión Kilo 7, desempeñaran esa labor. Unas 20 mujeres reclusas trabajan ya en el centro asistencial a cambio de un sueldo mísero, del cual descuentan la comida, ropa y los útiles de aseo. El Estado ha resuelto la situación de esta forma, pero aún las reclusas recaban librarse de esta ingrata labor. Alejandro Cabrera Cruz / Camagüey

Obra Maldita El salón de espera de la estación ferroviaria de Camagüey fue abierto por fin al público, pero nadie

se atreve a decir hasta cuándo. Ha sido reconstruido en varias ocasiones, pero siempre se derrumba. ¿Los motivos?: El constante desvío de materiales y la invariable mala calidad de construcción. Otro ejemplo elocuente se observó en las obras de restauración de algunas policlínicas, en el Reparto Previsora, la Avenida Finlay y la Plaza de Méndez. Todas adolecen de filtraciones, obstrucciones en la red sanitaria y serios problemas eléctricos. Jorge Enrique Rives / Camagüey.

Restaurante al piso Medio centenar de personas transitaban el pasado 28 de junio por la acera del restaurante “La Volanta” (Camagüey) mientras oían de fondo música del carnavalesco San Juan camagüeyano. En pleno mediodía, el techo de “La Volanta” se desplomaría sobre ellos. Muchos lograron huir, pero algunos quedaron heridos y tres fueron hospitalizados. “La Volanta” está en el centro histórico, frente al parque Ignacio Agramonte, y es uno de los pocos restaurantes que aún brinda servicios en moneda nacional. Una brigada reconstructora de la Oficina del Historiador se afana en reparar el desastre, bajo la presión de afluencia de turistas al parque Ignacio Agramonte. Alejandro Cabrera Cruz/ Camagüey.

Represión Detenido de forma agresiva y abusiva el ex preso político y opositor Raúl Federico Caballero Rodríguez representante de Plantados en la provincia de Camagüey. En horas de la tarde, aproximadamente a las 2 p.m. del 14 de enero, se presentaron varios oficiales de la seguridad del Estado, unos 8 al frente del operativo, conjuntamente con la Policía Nacional uniformada y realizaron un registro en la vivienda del opositor. Se llevaron preso a Raúl Federico y varios documentos. La familia que estaba presente fue obligada a sentarse durante el operativo. La esposa, Gladys Castelló de 68 años de edad, quedó sin conocimiento debido a un ataque de presión alta por el susto y la mala impresión que le causó dicho asalto policial. Ella, por vía telefónica comunicó a la oficina de Plantados que están muy preocupados por su estado de salud ya que es hipertenso y tiene 86 años de edad y no saben en que situación se encuentra. También informa que lo llevaron al centro de investigaciones llamado Avellaneda. Gladys Castelló- Camagüey

Más represión La Seguridad del Estado, en la persona de un oficial que no quiso decir su nombre, se presentó en la vivienda del ciudadano Rolando García Reyes, sita en calle 3ra Transversal E/. 2da y final # 17, reparto Vista Bella, Ciudad de Camagüey. El objetivo de dicha visita fue quitarle un pulóver que él tenía, con la palabra “Cambio” impresa. También el oficial amenazó a García Reyes diciéndole que si lo volvían a ver con un pulóver que dijera Cambio tomarían otras medidas más drásticas contra él. Además, le cuestionó que dicho pulóver le fue dado por el activista defensor de los derechos humanos Ernesto Corría. Informa vía telefónica a la oficina de Plantados Ernesto Corría Cabrera, desde Camagüey.

Desde Camagüey…

popular, uno de sus dos accesos es un vertedero de todo tipo de desperdicios; el otro se encuentra al lado de un desagüe de aguas albañales al contaminado río Hatibonico. En ambos pululan vendedores furtivos, entre ellos inválidos en sillas de ruedas que ofertan: velas, hilo, bolígrafos, jabas, bolsas de leche, encendedores, hojas de seguetas o de afeitar, gomas de borrar, cámaras fotográficas, piezas para bicicletas, jabones, pasta dental, colchas de trapear y toda suerte de útiles que no pueden adquirirse en los establecimientos minoristas de comercio estatal. En estos mercados suele oírse de repente el murmullo: “agua, agua”. No se trata de que empezó a llover. Esa es la palabra clave que alerta sobre la llegada de policías e inspectores. Se arma entonces un verdadero pandemonio. Los inválidos ocultan sus ofertas y entablan animadas conversaciones. Todos disimulan pero siempre con el ojo avisor en la “monada” (así llaman a la policía). Otros corren hacia la vecindad a esconder su mercancía y salvar tanto el pellejo como el bolsillo de arbitrarias multas que darían al traste con el dinero “luchado”. La familia cubana paga un promedio de alrededor de 150 a 200 pesos de electricidad, más 1.30 por persona por el servicio de acueducto. Todo esto mensual. También paga un mínimo de 50 pesos por transporte urbano y mejor ni mencionar los precios de los escasos medicamentos que se pueden comprar con moneda nacional. La ropa y los zapatos son imposibles de adquirir con ese salario promedio de 350 pesos mensuales y ni hablar de ir a un restaurante o una pizzería, una cafetería, un cabaret o un hotel. Lugares que son de normal acceso en los países libres para cualquier ciudadano, en Cuba son algo inaccesible. Jorge Enrique Rives/ Camagüey

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 17

FRANK DE VARONA

Salvador Cisneros Betancourt, Marqués de Santa Lucía

Frank de Varona educador e historiador. Es Profesor Asociado de Florida International University.

A

pesar de haber sido dos veces presidente de la República de Cuba en Armas, luchado en las dos guerras de independencia y representado su provincia en el senado republicano, a este ilustre camagüeyano, Salvador Cisneros Betancourt, no le han dedicado extensas biografías y atención como a otros patriotas. El Marqués nos impresiona y nos enorgullece por su heroísmo, sacrificios y virtudes. Abandonó riquezas, bienestar, privilegios y a su familia en la lucha por la libertad de su patria. Nació en la villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, el 10 de febrero de 1828 en el seno de una familia noble y muy rica. Su familia era una de las más acaudaladas de Cuba siendo propietarios de muchos esclavos, fincas, colonias de caña e ingenios azucareros. Salvador Cisneros Betancourt fue el único hijo varón de los dos matrimonios de su padre, José Agustín Cisneros, Marqués de Santa Lucía. Heredó don José Agustín el título de marqués de un tío, el Presbítero Agustín Cisneros, y se lo legó a su hijo Salvador. La primera esposa de su padre fue Catalina Betancourt y Betancourt y tuvieron tres hijas, Francisca Javiera, María del Carmen y Ciriana Eusebia. Al enviudar su padre se casó con Ángeles, hermana de su primera esposa, y nacieron Salvador, Águeda y María Caridad. Viudo por segunda vez, el padre sostuvo relaciones no legalizadas con Francisca Hernández Llanes, con la que tuvo dos hijos más, Félix e Isabel, quienes fallecieron en la infancia. Muy joven, Salvador Cisneros fue enviado a estudiar a Filadelfia, Estados Unidos, por unos cinco años. Estudió ingeniería y aprendió a vivir en libertad en una democracia. Al regresar a Puerto Príncipe en 1846 a la edad de 18 años se enteró que su familia quería que se casara con Micaela Betancourt y Recio, hija de su tío Gaspar. Se rebeló contra esos planes pero en una visita a una finca vio a su prima Micaela, que tenía solamente 16 años. Como él mismo confesó años después, Micaela tenía “atractivos por su hermosura y candor, y no pudo por menos atraerme. No le fui indiferente, y en una hoja de naranja le hice mi declaración, a la que correspondió.” Los primos se casaron el 12 de diciembre de 1850. Tuvieron siete hijos, José Agustín, Carmen, María Ángela, Gaspar Alonso, Ángela Gregoria, Clemencia Catalina y Clemencia Irene. Desde muy temprano Cisneros Betancourt se opuso al abuso del colonialismo español y a la opresión que sufrían los cubanos. La falta de derechos de los nacidos en Cuba y la forma arrogante y despótica de gobernar a los cubanos hizo que Salvador se uniera muy pronto a los separatistas. Según su propio testimonio estuvo involucrado en la conspiración de Joaquín de Agüero y Agüero en 1851, que terminó con el fusilamiento de Agüero y otros patriotas camagüeyanos. Tenía 23 años y unos cinco meses de casado cuando fue arrestado en su casa el 4 de mayo de 1851, encarcelado, enviado al Morro de La Habana y deportado. Al llegar a España se fue a los Estados Unidos y a pesar del peligro regresó a Puerto Príncipe.

18 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Fue electo alcalde de Puerto Príncipe, cargo que desempeñó con gran honestidad. Siendo rico, fue generoso con todas las obras de caridad de su ciudad natal, lo que aumentó la admiración que todos le tenían. Fundó el Cuerpo de Honrados Bomberos de Puerto Príncipe y fue su comandante. Prestó servicios gratuitos de bombero hasta la época republicana. Fue presidente de la Sociedad Filarmónica de su ciudad natal, más tarde llamada Sociedad Liceo. Su espíritu progresista y emprendedor hizo que participara en las ferias ganaderas y agropecuarias. Cisneros donó los terrenos de esas ferias a Puerto Príncipe, que fueron destinados a un parque de recreo, hoy conocido como Casino Campestre. Parte de este extenso terreno fue cedido a sociedades de recreo y allí eventualmente se instalaron el Club Atlético Bernabé de Varona, el Camagüey Tennis Club y la Sociedad Maceo. De joven yo participé en actividades deportivas y eventos sociales en estos dos primeros clubes. La Sociedad Maceo se usó para personas de color. Gracias al Marqués, los camagüeyanos del exilio disfrutamos de niños o de jóvenes de este enorme parque en el medio de la ciudad y los que hoy viven en Camagüey tienen para su uso uno de los parques más grandes de toda Cuba, si no el mayor. En junio de 1866 se organizó en Puerto Príncipe una Junta Revolucionaria compuesta por el Marqués y por Manuel Ramón Silva, Carlos de Varona Torres y otros prestigiosos principeños. Al año siguiente, constituyó con Eduardo Arteaga, la logia masónica Tínima para poder conspirar contra España. Al enterarse que en Bayamo también se preparaba una revolución, Salvador Cisneros Betancourt y Carlos de Varona fueron seleccionados para reunirse con los bayameses. En la reunión los orientales le informaron su intención de levantarse en armas el 3 de agosto de 1868. El Marqués, junto con Augusto Arango, fue seleccionado para una segunda reunión con los orientales. Hizo un viaje a caballo hasta las Tunas y de ahí a San Miguel donde se reunió con Francisco Vicente Aguilera, Francisco Maceo Osorio y Pedro Figueredo. En esta reunión acordaron aplazar la revolución hasta 1869. Salvador Cisneros partió para La Habana para informar, entre otros, a Antonio Zambrana y al conde de Pozos Dulces. Trabajando en La Habana para regar la semilla de la rebeldía, lo sorprendió el alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868 en Yara. Regresó inmediatamente a Puerto Príncipe para apoyar al movimiento de independencia en Oriente. Salvador Cisneros, al frente de 72 patriotas camagüeyanos, se alzó el 4 de noviembre de 1868 en las márgenes del río Las Clavellinas. Ignacio Agramonte y sus amigos habaneros, como Zambrana, Sanguily y Luis Victoriano Betancourt, se unieron a los insurrectos. Algunos camagüeyanos insistieron en gestiones conciliatorias con España en una reunión en Las Minas el 26 y 27 de noviembre. Ignacio Agramonte exhortó a los patriotas a arrancarle a España, mediante la guerra, la libertad de Cuba. Salvador Cisneros también pidió por la continuación de la guerra para no permitir que los españoles concen-

traran todo su ejército contra los patriotas orientales. El Marqués participó en abril de 1869 en la elaboración de la Constitución de Guáimaro y fue nombrado presidente de la Cámara de Representantes. La Constitución creó un gobierno republicano y democrático con la subordinación del poder militar a la autoridad civil. Ahí fue elegido Carlos Manuel de Céspedes presidente de la República en Armas. El Marqués participó en numerosos combates con mucha valentía y serenidad. Al ser depuesto Carlos Manuel de Céspedes, Salvador Cisneros Betancourt fue nombrado presidente de la República en Armas el 27 de octubre de 1873, cargo que desempeñó hasta el 28 de junio de 1875. Este patriota es el único camagüeyano que ha alcanzado la presidencia de Cuba. Como otros patriotas de la Guerra de los Diez Años, Salvador Cisneros Betancourt perdió toda su fortuna. Su extensa familia sufrió inmensamente en la guerra. Su esposa Micaela, con sus hijos y muchos familiares, abandonaron sus lujosas casas y comodidades y partieron a la manigua. El Marqués recordó de esta época tan difícil escribiendo “Mi familia vivía constantemente amenazada e intranquila…” Explicó “en noviembre de 1869 éramos 25 de familia… todos estaban enfermos a excepción de Micaela, mi esposa y Carmita mi hija. Justamente en esa misma época murieron ambas, las únicas que estaban saludables.” Su familia anduvo errante, vistiendo harapos, huyendo del ejército español y sufriendo indecibles privaciones. A la muerte de su esposa, sus hijos Gaspar, Ángela y Clemencia quedaron al cuidado de su suegra y cuñada hasta que en 1870 los adultos regresaron a la ciudad. El Marqués envió a sus hijos a la finca Hato Viejo. Por falta de alimentos su pequeña hija Clemencia murió en esa finca. Entonces el Marqués envió a su hijo Gaspar a Nueva York y a su hija Ángela a Puerto Príncipe. A pesar de las muertes en su familia y la sangre derramada en diez años de guerra, el Marqués se opuso enérgicamente al pacto del Zanjón que puso fin a la Guerra de los Diez Años. El Marqués partió hacia el exilio en Nueva York donde continuó laborando por la independencia de Cuba. En esa ciudad, viviendo en la pobreza, vendía tabacos y cigarros en un pequeño puesto para ganarse la vida. Cuando comenzó otra vez la guerra de 1895 liderada por José Martí, Máximo Gómez y Antonio Maceo, el Marqués, con 67 años volvió a pelear en la manigua. Después de la muerte de José Martí, el 19 de mayo de 1895, el Marqués fue nombrado por segunda vez presidente de la República en Armas.

Desempeñó ese cargo del 13 de septiembre de 1895 al 13 de septiembre de 1897. Estuvo presente de presidente de la República en Armas cuando se redactó la Constitución en Jimaguayú. Dedicó sus esfuerzos a la formación efectiva de un gobierno civil y luchó contra la anarquía que había causado el fracaso de la Guerra de los Diez Años. Con la intervención de los Estados Unidos y secundados por el ejército mambí, España fue derrotada en 1898. El Marqués, siendo un patriota y nacionalista, se preocupó mucho por la soberanía de Cuba. Durante la intervención de los Estados Unidos fue electo por Camagüey como delegado a la Convención Constituyente donde participó en la preparación de la primera constitución de la república. Se opuso enérgicamente a la Enmienda Platt diciendo “…se va en oposición de su independencia absoluta…Cuba, aún cuando le pese a alguno, tendrá su soberanía y su independencia absoluta, cumpliéndose el juramento de independencia o muerte…” Pero por un voto de 15 a 14 de los cubanos de la Asamblea incluyeron en la Constitución de 1901 la Enmienda Platt que le daba a los Estados Unidos el derecho de intervenir en los asuntos internos de Cuba. Esto se debió a la amenaza de los Estados Unidos a prolongar su intervención militar en Cuba al no ser que esta enmienda fuera incluida en la nueva constitución cubana. No sería hasta el año 1934 que Franklin Delano Roosevelt la abolió y Cuba obtuvo su soberanía completa. Al inicio de la república, el 20 de mayo de 1902, el Marqués fue electo senador por su provincia de Camagüey sin pertenecer a ninguno de los partidos políticos. El fracaso de la república y la segunda ocupación de Estados Unidos llevó al Marqués a fundar la Junta Patriótica para agrupar a cubanos y salvar la República. Un año antes de morir creó el Comité Pro-Abolición de la Enmienda Platt. Salvador Cisneros Betancourt fue unos de los camagüeyanos más ilustres y generosos de nuestra historia. Vivió con honor y hasta el último momento, a edad muy avanzada, defendió enérgicamente la soberanía y los intereses sagrados de la patria. Murió en La Habana el 28 de febrero de 1914, a la edad de 86 años. Dejó parte de su fortuna al Consejo Territorial de Veteranos de Camagüey y a otras obras benéficas. Su ciudad nombró una calle y un colegio en su honor y la República de Cuba imprimió un billete de 500 pesos del Banco Nacional de Cuba con su imagen. Fue un patriota de gran integridad y honestidad y es orgullo de todos los camagüeyanos.

“Desde muy temprano Cisneros Betancourt se opuso al abuso del colonialismo español y a la opresión que sufrían los cubanos. La falta de derechos de los nacidos en Cuba y la forma arrogante y despótica de gobernar a los cubanos hizo que Salvador se uniera muy pronto a los separatistas.”

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 19

Carmen deYurre Peláez

Nació en La Habana, el 14 de octubre de 1942. Estudió en las Dominicas Americanas en donde se graduó de high school en 1960. No pudiendo proseguir sus estudios debido a la inestabilidad universitaria en aquellos momentos, trabajó como secretaria en el Conservatorio Internacional de Música, de donde también se graduó de profesora de Teoría, Solfeo y Piano. Por siete años realizó estudios de francés en la Alliance Francaise de La Havane. Del 1962 al 64 estudió en la escuela de Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana, donde disfrutó particularmente de varios cursos de Historia del Arte y de Literatura, pero fue forzada a descontinuar sus estudios por no haberse integrado a la Revolución. Antes de salir de Cuba a principios de 1969, trabajó como traductora y maestra de inglés y de piano, y cabe mencionar ocho meses haciendo labores agrarias obligatorias en una granja vivero para poder obtener su permiso de salida del país. Radicándose en Los Angeles, allí contrajo matrimonio y tuvo sus dos hijos, Suzanne Marie y Walfredo Ignacio Sabriá, y trabajó por 19 años como secretaria ejecutiva y analista de compensación en la compañía petrolera ARCO. Desde su llegada a Los Angeles, Carmen comenzó a tomar clases de arte por las noches en el LA City College y en escuelas nocturnas, lo cual continuó haciendo a través de los años. También estudió Management en la universidad California State L.A. Luego de su mudada a Miami en 1988, Carmen trabajó por 16 años con la firma de ingenieros PBS&J, donde alcanzó el puesto de Compensation Manager. Ya en esta ciudad, comenzó a estudiar arte más formalmente, primero bajo la tutela del pintor camagüeyano Ricardo Irizarri, y luego en el Miami Art Club donde tomó clases de retrato con el maestro Cosío; ahora con un joven y talentoso pintor cubano, Ismael Gómez Peralta, y también con el afamado maestro Baruj Salinas en el MiamiDade College. En el 2002, contrajo segundas nupcias con el camagüeyano Eduardo Peláez, vice-presidente del Municipio de Camagüey en el exilio y Director de esta revista. Al jubilarse, además de disfrutar más de sus nietos (8 entre los dos), Carmen se dedica a las aficiones que siempre había soñado poder realizar a tiempo completo –la pintura y la música. Algunas de sus obras han sido mostradas en varias exhibiciones del Miami Art Club y del Miami-Dade College.

20 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

—Ante todo queremos reiterarte las gracias por haber donado al Municipio el cuadro tan hermoso de nuestra Avellaneda. ¿Qué te inspiró a pintarlo? —Fue un placer donarlo al Municipio de Camagüey en el exilio. ¿A quién mejor? Desde niña sentí admiración por la Avellaneda, y recuerdo que al ver un retrato suyo en un ejemplar de La Edad de Oro, me impactaron su mirada un tanto altanera y sus facciones que me parecieron tan cubanas. Un día que visité las oficinas del Municipio, me sorprendió que no hubiera ningún cuadro de ella y se me ocurrió pintarlo. —No creo que existan retratos de la juventud de la poetisa. ¿Cómo lograste plasmar en el lienzo ese rostro tan bien definido? —No sé si existen, pero en mi research, no pude encontrar ninguno. Como yo quería situar a Tula en Camagüey andes de marcharse a España cuando apenas tenía 22 años, tuve que “rejuvenecer” sus rasgos partiendo de los retratos de ella en sus 40’s y también adelgazarla un poco. No sé si habré logrado un parecido, pero sí creo que logré plasmar algo de su actitud algo desafiante y de su nostalgia al pensar que abandonaba su patria. —En el cuadro podemos apreciar un típico patio camagüeyano y parece como que Doña Gertrudis está escribiendo un poema. ¿Qué nos puedes decir de esos detalles? —Sí, como te dije, yo quise situarla en su casa de Camagüey el día antes de su partida, por eso pinté el patio camagüeyano con colores muy alegres y a ella, dentro de la casa que pronto va a dejar, en la sombra, para resaltar su estado de ánimo. Aunque se dice que ella escribió su soneto “Al Partir” a bordo del barco que la condujo a España, yo elegí poner el título de ese poema en el cuaderno que descansa en sus piernas, como si ya ese día comenzara a concebirlo, y titulé el cuadro “Tula al Partir”. — Aunque naciste en La Habana y me has dicho que no conociste a Camagüey, ¿qué te ha llevado a pintar, además de la Avellaneda, esos cuadros de las iglesias de Camagüey, de sus calles y de Ignacio Agramonte? —A través de mi esposo Eduardo Peláez, quien no cesa de hablar de su terruño, he aprendido a conocer y amar a Camagüey, y hasta envidiar un poco las relaciones tan fuertes y duraderas que existen entre los camagüeyanos. Después de pintar “Habanera Morena” y “Estampas de mi Habana”, cuadros con sitios y personajes típicos de La Habana, decidí hacer algo parecido en “Camagüey en el Recuerdo”, donde además del tinajón y la casa colonial, hice una superposición de varias de sus iglesias colocando entre las nubes a su prócer, Ignacio Agramonte. También pinté “Parque Camagüeyano” que según él me cuenta era donde de niño jugaba a la pelota. —Vemos reflejado en tus pinturas un dolor profundo por la pérdida de la Patria. No solamente en el cuadro “Se prohibe vivir” que sirvió de carátula a la novela “Permiso de Salida” de tu esposo y nuestro Director, sino en muchas otras como “¡Basta Ya!” y “Mi Bandera Rota” ¿Es esa angustia o desarraigo un “leitmotif ” en tu obra? —Tienes razón, no he podido arrancarme a Cuba del corazón, al punto que “cubanizo” los paisajes de otras partes y aún algunos abstractos, colocándoles palmas, como en “Sol, Mar y Tierra”. Pero no siempre enfatizo el dolor; tengo uno muy simpático, “Fantasía Guajira”, donde a la palma le puse rostro de mujer con un arete de palmiche. —Aparte de la temática de Cuba, que sin duda cuesta mucho trabajo apartarse de ella, ¿qué otros aspectos has explorado en tu pintura? —Me encanta el retrato. Ya he pintado a tres de nuestros nietos (una al pastel y dos al óleo) y todavía me faltan cinco, pero me gusta pintarlos después de los 3 o 4 años, una vez que sus facciones se han definido. En

Se Prohíbe Vivir

¡Basta Ya!

Carolina y su Retrato

Mi Bandera Rota

Sol, Mar y Tierra

cuanto a explorar, como por naturaleza soy muy detallista, he estado haciendo excursiones en la pintura abstracta con el ánimo de expresar más mediante el color y la textura que mediante la línea. Donde mejor creo haberlo logrado es en “Tempestad”, un acrílico con collage donde quiero reflejar el caos en que se encuentran las ciudades de nuestra Cuba. El maestro Baruj Salinas, de quien he recibido clases, me ha enseñado a explorar esas técnicas modernas y no cesa de decirme “¡soltarse, Carmen, soltarse!” Creo que me atreví bastante en “Anfitriona de Vida” donde, queriendo reflejar el misterio de la creación de un hijo en el vientre de la mujer, sin que ella haga otra cosa que esperar, me adentré un poco en el cubismo. En realidad, me gustaría llegar a tener un estilo definido y propio, pero como empecé tan tarde a pintar en serio, todavía no he llegado a ese punto. Aunque me apasiona el arte moderno, hay temas como en el caso de “Tula al Partir” que prefiero tratarlos con un estilo más clásico. —¿Desde cuándo pintas? —En Cuba dibujaba de afición. Mi padre trabajó de caricaturista en una ocasión, y mi tía estudió pintura en San Alejandro, o sea que estuve expuesta al arte desde niña, pero no fue hasta que vine a este país que comencé a tomar clases de pintura y he estado pintando esporádicamente desde entonces, aunque no ha sido hasta después de mi jubilación que he podido dedicarle más tiempo. —¿Qué proyectos tienes para el futuro? —Seguir pintando intensamente mientras Dios me dé vida y salud, y como soy hábil con la computadora, continuar ayudando a mi esposo con sus labores en la revista. —Queremos decirte que te consideramos camagüeyana y te agradecemos mucho todo lo que haces por el Municipio y por nuestra revista. Te deseamos lo mejor y esperamos que sigas produciendo tu arte tan genuino y elegante. —Gracias. Es un verdadero honor que mi cuadro esté colgado en las paredes del Municipio y que aparezca en la portada de este número. El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 21

Carmen deYurre Peláez

Fantasía Guajira Parque Camagüeyano

22 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Estampas de mi Habana Tempestad

Habanera Morena

Camagüey en el Recuerdo Anfitriona de Vida

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 23

Almuerzo de San Juan 2008

El 29 de Junio, día de San Pedro y San Pablo, que marcaba el final de los carnavales camagüeyanos, nos reunimos en el Big Five Club, para celebrar nuestro almuerzo de “San Juan”. Con los alegres acordes de la orquesta de Pedro Bello, que se especializa en llenar la pista de baile, tuvimos una gran concurrencia formada en su mayoría por camagüeyanos residentes en Miami y por muchos otros que vinieron de los distintos puntos cardinales. Desde Puerto Rico, tuvimos entre nosotros a: María del Carmen de Quesada Bango, su hermano Rubén, y Martha, esposa de este último. También desde “La Isla del Encanto”, llegaron Eulogio Villena y su esposa Martha Elena Estrada. Viniendo desde Great Neck, New York, Gladys Branly y su esposo Gonzalo Guarton; desde Chicago, nuestro fiel asociado Ernesto (Tatico) Pujals, así como Joaquín Biosca y su esposa Josefina (Fifi) Elizondo; y desde Texas, nuestro siempre querido amigo Mario Silverio, así como también Oscarito Contreras con su esposa Peggy Carson. A mediados de la fiesta, nuestro Presidente, el Sr. Mariano Loret de Mola, después de felicitar a los Pedros y los Pablos, agradeció a los miembros del Municipio que hicieron posible tan linda y divertida fiesta, pidiendo además ayuda a los asistentes, para poder proseguir con esta tarea en años venideros. Seguidamente le agradeció a Carmen deYurre de Peláez, esposa de Eduardo Peláez, la donación de un lindo cuadro pintado por ella, con la figura de Gertrudis Gómez de Avellaneda, obsequiándole a su vez un libro sobre la poetisa, titulado: Las Ansias de Infinito en la Avellaneda. Después procedió Mariano a señalar diferentes libros recién publicados por camagüeyanos, como: “El Pez Volador” por Eduardo Zayas-Bazán, “Por qué no se desarrolla Latinoamérica” por Emilio E. Herrero, y

“Flor morada”

“Permiso de Salida”, por Eduardo F. Peláez. Más adelante, nuestro Presidente rifó el ya famoso Tinajón, del cual fue la beneficiada Elia (Pupusa) Anderson, quien mostró una gran alegría por habérselo sacado. También se rifaron varios libros de autores camagüeyanos, como: “Estampas cubanas” de Emilio Cosío, el cual fue obtenido por Silvia Zamora, esposa de nuestro amigo Pablo Zamora; “Permiso de Salida” de Eduardo F. Peláez, del cual Neida Valdesuso fue la agraciada; “Por qué no se desarrolla Latinoamérica” de Emilio Herrero, siendo el agraciado el señor Erasmo Don; “El Pez Volador”, de Eduardo Zayas-Bazán, cuya ganadora fue Inés Gómez; y Eduardo Morgalo fue el ganador de un libro sobre la Avellaneda, escrito por Florinda Álzaga justo antes de morir. Además se rifó un CD que ha obtenido valiosos premios en Estados Unidos, titulado “Amor sin Ti”, producto de la inspiración de Martha de Quesada, cuya ganadora fue Marta Álvarez. Carlos Marín también fue agraciado con una canasta llena de productos “Goya”. También se rifaron los bellos centros de mesa de bromelias. La fiesta prosiguió con un delicioso almuerzo y finalizó con una divertidísima conga, con varias farolas y muñecones bailando por todo el salón. Es la opinión de esta cronista que el almuerzo de San Juan fue un verdadero éxito, tanto por la concurrencia como por la diversión. Reproducimos a continuación fotos de este evento, tomadas por nuestro Secretario de Actas, el Sr. Ulises Betancourt, quien tan amablemente nos cede siempre su tiempo.

Oleo pintado por Carmen de Yurre y donado al Municipio de Camagüey.

Mesa de recibo. Carmen de Yurre, Agustín Hatuey Agüero, Eduardo Peláez.

Pedro Bello y su orquesta.

24 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Vista del Baile

Mirtha García del Busto de Godoy, Juanita Iraola Vda. de Miranda, María Cristina de Miranda, Nydia Agramonte, Gladys Gómez de Bravo, Ing. Jorge J. Bravo, Alberto Silva, Gladys Parrado de Silva, Oscar Loret de Mola

Luci Sánchez Vda. de Varona, Rafael Ernesto L. Luaces, Laura Elena L. Luaces, Daisy Sánchez L. Luaces. Jorge Fernández, Caruca Gallo de Fernández, Julio Castañeda, Erasmo Figueredo, Migdalia Figueredo.

Alcides Sánchez, Lilita Loret de Mola, Beatriz Loret de Mola, Magaly Garmendía, Lucy González Llanes, Rudy López, Martha Álvarez, Oneida Macklous, Nenita Betancourt, Ernesto Botifoll, Magdalena Vallés, Lucy González, Eduardo Sabatés

Almuerzo de San Juan 2008

Tessy Romagosa de Herrero, Emilio Herrero, Frank de Varona, Haydée Prado de Varona, Oscar Contreras, Peggy Carson de Contreras. Mario Sariol, Cessy Sariol, Margarita Molina Vda. de Babun, Juan Dias, Eidita Zaldívar.

Luis Sanz, Teresa (Tati) Botifoll, María de Socarras, Mercedes (Nena) Vergés de Sanz, Raúl Botifoll, Taisy Ramirez.

Amigos de Willy Larrúa que son de Oriente, Artemisa e Islas Canarias. Edit Santana, Carmina Ibarra, Douglas Ibarra, Tomás Moreno, Rosita Moreno, Rafael Santana, Carmen Sequeiro, Román Sequeiro, Herminita (Chiqui) Martínez, Willy Larrúa, Luisa González, Juan González.

Dr. Oscar Agüero, Malochi Loret de Mola de Agüero, Carlos Marín, Zulima Pérez de Marín, Silvia Rodríguez de Bertrán. Agustín Hatuey Agüero, Bertha (Nenita) Tomeu de Agüero, José (Pepito) Bertrán, Ofelia Mitidieri de Bertrán, Dr. Jorge Bertrán.

Alfredo Pérez Cano, Adys Melba de la Cruz de Pérez Cano, Dr. León de la Clínica Pasteur, Norma León. Rafael Baté, (Titico) Moreno, Neida Valdesuso de Moreno, Dulce María Cardoso de Moreno, Felipito Moreno, Manuel (Botabola) Cruz, Patricia Cruz

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 25

Iliana González, Josefina Cabezas, María (Cheín) Agramonte. Eduardo Sabatés, Eugenia Casals, Martha de Quesada, María Hortensia de Quesada Vda. de Carrillo

Marcela Loo, Miriam Pastrana, Fresolina Guerra de Miranda, Miriam Feliú, Mirtha Tejeiro de Moradiello. Armando Loo, Luis Pastrana, Luis Rodolfo de Miranda, Dionisio Suárez, Arturo Moradiello

María del Carmen de Quesada Bango, Pablo Zamora, Silvia Zamora. Josefina (Fifi) Elizondo de Biosca, Luis Castellanos, Adita Álvarez-Fuentes de Castellanos, Joaquín Biosca.

26 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Almuerzo de San Juan 2008

Dr. Miguel Angel Tomé Biosca, Angelita Loret de Mola de Tomé.

Muñecón típico de San Juan. (Foto cortesía de Tato González)

Ricardo Caces, José Pérez, .Johnny Monje, Jorge Fernández, Gregorio Calvo, Rafael Mir. Esther Bello de Caces, Hortensia Espinosa de Pérez, Beba Monje, Caruca Gallo de Fernández, Julita Betancourt de Calvo, Amadita Silva de Mir.

Miriam Peláez, Godín Peláez, Enriqueta (Queta) de Varona de Peláez, Rosa (Cunga) Parrado Vda. de Rodríguez. Francisco (Faiquito) Loret de Mola, Bertha Soler de Loret de Mola, Dr. Miguel Angel Tomé, Angelita Loret de Mola de Tomé, Mari Isasi de Collado, Domingo Collado.

Minerva Expósito, Amaro Expósito, Josefina Pardo, América Calvo, Eduardo Burón, María Eugenia Llorella de Burón, Iraida Contrera de Morales, Rafael (Tato) González.

Inés Gómez, Jorge Francisco, Noel Varela, Olguita Varela. Teresita Loret de Mola, Señora Capriles, Sr. Capriles, Mario Silverio, Gustavo Loret de Mola, Camilo Loret de Mola, Beatriz Loret de Mola, Manolo (Botabola) Cruz.

Vista de la conga. (Foto cortesía de Tato González)

Agustín Hatuey Agüero, Bertha (Nenita) Tomeu de Agüero.

Almuerzo de San Juan 2008

Georgina Betancourt Vda. de Acosta, July Acosta, María Cristina Acosta.

Rafael Ernesto L.Luaces, Daisy Sánchez de L.Luaces.

Beba Tomeu Galvis, Yayita Miranda, Nenita Pujal de Cabrera, Ray Rodríguez, Hilda Rubio de Rodríguez. Ernesto (Tatico) Pujals, Isabel de Balmaseda, Dr. René Balmaseda, Gustavo Garí. Martha Tomeu de Garí, Rafael Menocal, Elena Pichardo de Menocal.

La conga de la farola. (Foto cortesía de Tato González).

Mesa de Venta de Libros.

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 27

Ofelia Mitidieri de Bertrán, José (Pepito) Bertrán, Dr. Jorge Bertrán, Silvia Rodríguez de Bertrán, Mirta Molina de Rodríguez. Malochi Loret de Mola, Dr. Oscar Agüero, Zulima Pérez de Marín, Carlos Marín, Tenchita Comas, Luis Castellanos, Mario Antonio Rodríguez.

Josefina Vilardel de Irisarri, Ricardo Irisarri, Eduardo Dana, María de los Angeles Menéndez de Tatichi, Luigi Tatichi, Eduardo Morgalo, Corinita Agramonte de Morgalo, Ana María Correoso de Castrillón, Juan Castrillón, Josefina Dana.

Casilda Cabreras, Hilda (Tati) Varela, (Bobby) Jesús López, Elia (Pupusa ) Anderson, Alvio Ferrá. Miriam Gordon Mestas, María del Carmen Gómez, Alicia Romero, William.

28 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Almuerzo de San Juan 2008

Arturo Antonio Rodríguez, Rolando Branly, Pablo Hernández, Bobby de Varona, Dr. Gonzalo de Quesada, Gonzalo Guarton. Ana María Tomeu de Rodríguez, Elizabeth Branly, Susan, Margarita de Varona, Gladys Branly de Guarton.

Tenchita Comas de Torres, Alberto Loret de Mola, Zaida Núñez. Lilo Torres, Alicia Casas de Loret de Mola, Migna Sánchez Llorén, Beba Guerra de del Valle, Orlando del Valle.

Nancy Casares, Dr. Hector Quevedo, Amelia González de Álvarez, Dr. Hector Álvarez. Antonio (Toño) Villena, Fernando Ruiz, Olga Rodríguez de Villena, Gonzalo de Quesada, Carmen de Yurre de Peláez, Eduardo (Pancho) Peláez, María Dolores (Loly) Yaniz de García, Gloria Hidalgo, Jorge Mario García.

Julian (Chino) Vazquez, Angela Mariana Pares de Vazquez, Mercy Rodríguez de Trelles, Cecilio Trelles, Erasmo Don. Eulogio (Cayayo) Villenas, Martha Elena Estrada de Villenas, Martha Duque Estrada de Loret de Mola, Mariano Loret de Mola, Ruben de Quesada, Martha de Quesada, Yolanda Segarra de Don Sabala.

Camilo Loret de Mola, Beba Tomeu Galvis, Martha Tomeu de Garí, Bertha (Nenita) Tomeu de Agüero.

Nuestro idioma de cada día

emiliolabrada@msn.com

EMILIO BERNAL LABRADA

“Hoyos negros” en el rescate de Ingrid Betancourt

Emilio Bernal Labrada, miembro de la Academia Norteamericana y de la Real Academia Española, es autor de La prensa liEbre o Los crímenes del idioma. Pedidos a emiliolabrada@msn.com.

Un presentador televisivo cuyo nombre nos reservamos nos hablaba del suceso más grato y sorpresivo de los últimos días: el magnífico rescate de Ingrid Betancourt y otros rehenes (no «ex rehenes», como están diciendo) que, desde hace años, estaban en manos de un conocido grupo terrorista. Entrevistaba este señor a un experto cuando dijo: «Hay algunos HOYOS NEGROS en el asunto que quisiera que usted nos ayude a rellenar». No me imagino qué clase de «hoyos negros» serán esos, pero —seamos caritativos— nos parece que nuestro amigo confunde la gimnasia con la magnesia. En la astrofísica, un hoyo o agujero negro no es un vacío, sino al revés: un cuerpo astral de infinita densidad; por cierto, no necesita «relleno», pues su gravedad es tan intensa que absorbe todo lo que está a su alrededor, incluso la luz (por eso lo califican de «negro»). O sea que en el asunto que nos ocupa no hay «hoyos negros» de ninguna clase, sino algo totalmente distinto. Es decir, hay incógnitas que esclarecer, aspectos desconocidos o detalles aún no revelados. Sospecho que el «hoyo negro» —si en otro plano existe— debe encontrarse en el cerebro del señor locutor que pronunció esas palabras, puesto que solo así podría justificarse semejante contrasentido. Pero vamos a darle una mano al locutor, puesto que bien la necesita. Propongamos, pues, una definición acorde con el nuevo concepto: hoyo negro. Vacío cerebral peligroso que se forma entre comunicadores mediáticos, quienes pretenden disimularlo con un relleno de metáforas incoherentes y delirantes planteamientos pseudocientíficos. Se recomienda al afectado no conducir ni beber, ni menos transmitir noticias, so pena de mordaza por contagiar a los demás. Fríos —mejor, helados— como estamos de escuchar estas gotas de sabiduría de los medios informativos, pasamos a seguir comentando los curiosos detalles del idioma publicitario, que cada día nos deja más perplejos. Una cerveza que tiene por símbolo las Montañas Rocosas y que quiere identificarse, precisamente, con su refrescante clima, prefiere el nombre en inglés, «Rockies». Pero no le basta con eso, pues también las cambia de género, llamándolas «LOS Rockies». Pero prepárense, que ahora viene lo bueno: nos proclaman que «la lata tiene FRÍO INDICADOR». Ya sé. Ustedes se preguntarán qué indicación nos da el frío, ¿no? Bueno, pues nada. Lo que tiene la lata es todo lo contrario: «INDICADOR DE FRÍO». (Se pone azul cuando su contenido está bien frío.) O sea, amigos, si tomamos lo que nos dicen las noticias y la publicidad y lo paramos de cabeza, entenderemos claramente lo que nos quieren comunicar. El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 29

HATUEY AGÜERO

Añoranzas

NOTA: A nuestros lectores que tengan fotografías de actos, reuniones, deportes, familias o cualquiera otro evento de nuestro antiguo Camagüey, les agradeceríamos nos las enviaran para su posible publicación en esta sección. Necesitamos la fecha aproximada de la foto y la identificación del mayor número de personas posible. Todas la fotografías serán devueltas a los remitentes. Dirección postal: P.O.Box 441915 Miami, Fl. 33144

Equipo de natación relevo 4 por 50 metros del Camagüey Tennis Club, que resultó campeón en las competencias del año 1957. Estaba integrado, de izquierda a derecha, Omelio Sosa, José Iglesias, Luis Borrero y Mario Sariol.

Baile del día 25 de diciembre de l950 en el Tennis Club de Camagüey. Vemos alrededor de la mesa, de izquierda a derecha: Carlos Marín, Yliana Miranda, Fina Martínez, Manolo Pita, Yliana Peláez, Godito Peláez, Hortensia Miranda, Nena Loret de Mola, Apolinar Alzaga, Manuel Pita, Luis Guerrero, Hortensia Pita, Enrique Pita, Florindita Álzaga, Carlos Paisán, Raquel Miranda, Aurelio Barreto.

Si tiene una foto en formato digital, la puede enviar a: camaway@bellsouth.net

Aclaración. En el último número de la revista, en esta sección de Añoranzas, en la página 32, aparece una foto del año 58 donde están Francis Vázquez con tres amigas. Es muy posible que muchos de nuestros lectores no sepan de la trágica muerte de Francis hace ya varios años. Francis, hija de Ceciro Vázquez y Abigail Drake, falleció en Camagüey en un accidente de tránsito cuando la guagua en la que iba para su trabajo fue embestida por una locomotora en el cruce de la calle Rosario.

30 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Graduados de Bachiller en el curso 1952-1957, del Instituto de Camagüey. Son ellos: (1) Estrella Muñoz, (2) Mirian Cuán, (3) Raquel Paleu, (4) Eva Morales, (5) Hildelisa Betancourt, (7) Ofelia Sosa, (8) Gladys Obrador, (9) Amparo Ravinal, (10) Viviana Miranda, (11) Teresa Martín;(12) Gilda Suárez, (13) Inés Olivero, (14) Blanca Basulto, (15) Hélida Ramos, (16) Nidia Basulto, (17) Caridad Martínez, (18) Angela Mariana Parés, (19) Daisy Plana, (20) Samuel Savariego, (21) Alvaro Marrero, (22) Horacio Rodríguez, (23) Emiliano Bejarano, (24) Carlos Barrios, (25) Julio Funes, (26) Mario Alvarez, (27) Eduardo Recio, (28) Mario Meléndez, (29) Rolando Manero, (30) Lázaro Marín, (31) Rafael González, (32) Francisco Collado, (33) Carlos Betancourt, (34) Roberto Cruz Legrá, (35) Daniel Fernández, (36) Esteban Alvarez, (37) Pedro Porro;(38) Luis Martínez, (39) Manuel Oiz, (40) Ramón Ledo, (41) Rafael Ollet, (42) Arnaldo García, (43) Heberto Muñoz, (44) Daniel Agüero.

Fiesta celebrando los quince años de Ana Matilde Acosta de Varona, en la casa de su abuela paterna doña Corina Betancourt viuda de Acosta. Son ellas, de izquierda a derecha: Tesy Gorrita, Ester Moncada, Virginia Lobo, María Dolores de Miranda, Beba de Miranda, Josefina Borrero, Glorita Rodríguez, Martha Estrada, Matilde de Varona, Ana Matilde Acosta, María del Carmen de Quesada, Rosita Madrigal, Carmen Agüero, María Josefa Bango y María del Carmen Agüero.

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 31

Carroza en un San Juan Camagüeyano durante los años cincuenta; son las jóvenes Ana Hortensia Boán, Graciela Casas y Estela Montel.

Despedida de soltera de Gladys Marichal. Al fondo, de pié, de izquierda a derecha: Yolanda Espinosa, Mirtha Molina, Zulima Pérez, Belkys Rodríguez, Delia Villalobos, Yolanda Villalobos y Maribel Marauri. Al frente sentadas, Nízida Socarraz, Silvia Cueto, Yolanda Rodríguez, Elena Marauri, Gladys Marichal, Mirtha Payarés, Nora Fornaris y Mary Luarca.

32 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Simpática foto de Graduación de Primer Grado en el año 1961 en el Colegio Teresiano; vemos en ella a las hermanas mellizas, Teresa e Isabel Arrabal y en el centro a su prima Raquel Paez.

Equipo de Basket Ball del Club Atlético Ferroviario circa 1950. Vemos de izquierda a derecha: Luis Ramírez, delegado, "Pancho" Pereiro, los hermanos Rojas, “Paquito” Quevedo, y Cento, delegado. Al frente: “Wichinchi” Álvarez, “Maruco” de la Torre, Eddy Chattey y Belarmino Suárez.

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 33

Cocina ENSALADA DE KIWI Y VEGETALES 4 Kiwis 2 Pimientos (ajíes) amarillos 2 tomates de tallo 3 cdas de aceite de oliva extra virgen 3 cdas de vinagre ½ cdta de mostaza ½ cdta de miel 1 manojo de albahaca Sal y pimienta

Lave los pimientos, córtelos por la mitad y quítele las semillas. Áselos durante media hora en el horno a 360ºF, volteándolos hacia uno y otro lado. Métalos en una bolsita de plástico y déjelos refrescar unos 10 minutos. Pélelos y córtelos en tiritas. Lave los tomates, córtelos a la mitad y quíteles las semillas. Enjuague los kiwis y acomódelos en un platón junto con las tiras de pimiento asado y los pedacitos de tomate. Mezcle en un recipiente el aceite, el vinagre, la mostaza y la miel. Salpimente y vierta esta mezcla sobre la macedonia preparada. Espolvorée con hojitas de albahaca lavadas, escurridas y cortadas, y sirva de inmediato.

MOUSSAKA 1 berenjena 14 oz de carne molida 4 tomates maduros 1 cebolla 4 oz de queso parmesano rallado Una pizca de pimentón (paprika) Una pizca de chile (ají picante, guindilla) en polvo Una pizca de nuez moscada Una pizca de comino Harina (opcional) Aceite de oliva extra virgen Sal Lave la berenjena, córtela en rebanadas, espolvoréele la sal y déjela reposar por 1 hora. Sumerja los tomates en agua hirviendo unos minutos, enjuáguelos bajo el chorro de agua fría, pélelos, sáquele las semillas y córtelos en pedacitos. Corte la cebolla menudita y sofríala 34 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

CARUCA GALLO

en 2 cucharadas de aceite. Agregue los tomates, sálelos y sazónelos con todas las especias. Al cabo de unos minutos, añada la carne molida, sofríala, baje el fuego y cuézala a fuego mediano unos 20 minutos. Apriete la berenjena para eliminar todo el líquido y escúrrala. Si lo desea, pase las rebanadas por harina y fríalas en aceite. Pincele con aceite 4 moldes de “tamborcitos” y espolvoréeles sal. Llene los moldecitos alternando la berenjena, la carne molida y el queso. Hornéelos unos 35 minutos en el horno precalentado a 340ºF. Déjelos refrescar y voltéelos, sirviéndolos directamente en los platos.

“CREPES” DE FRUTAS 3 huevos 2 cdas de harina 1 taza (8 oz) de leche 4 cdas de aceite de oliva Azúcar 2 toronjas (pomelos) rosadas l papaya (fruta bomba) Licor Grand Marnier Mantequilla Bata los huevos, agregue 2 cucharadas de azúcar y bata más. Mezcle la harina con la leche y agréguelas a los huevos. Añada una cucharada del licor y bata todo. Ponga a derretir una bolita de mantequilla con el aceite en una sartén antiadherente, vierta un cucharón de la mezcla de harina y huevo, y fríala por ambos lados. Proceda de igual manera con el resto de la mezcla. Pele la toronja y reduzca la masa a bastones, recuperando el jugo. Pele la papaya, córtela a la mitad, sáquele las semillas y córtela en rebanadas finas. Acomode las crepas en cada plato, decórelas con los bastones de naranja y rebanadas de papaya. Vierta un poco de caramelo por encima y báñelas con el licor. Flaméelas y sírvalas de inmediato.

Buen Humor

Mensaje del contestador del Psiquiátrico Gracias por llamar al Instituto de Salud Mental, la compañía más sana para sus momentos de mayor locura. Si usted es obsesivo-compulsivo, presione repetidamente el número 1. Si usted es co-dependiente, pídale a alguien que le presione número 2. Si usted tiene múltiples personalidades, presione 3, 4, 5 y 6. Si usted es paranoico, nosotros ya sabemos quién es usted, sabemos lo que hace, y sabemos lo que quiere, de modo que espere en línea mientras rastreamos su llamada. Si usted sufre de alucinaciones, presione el 7 en ese teléfono gigante de colores que ud. (y solo Ud.) ve a su derecha. Si usted es esquizofrénico, escuche cuidadosamente y una pequeña voz interior le indicará qué número presionar. Si usted es depresivo, no importa qué número marque, nada conseguirá sacarlo de su lamentable situación. Si usted sufre de amnesia, presione 8 y diga en voz alta su nombre, dirección, teléfonos, cédula, fecha de nacimiento, estado civil y el apellido de soltera de su madre. Si usted sufre de indecisión, deje su mensaje después de escuchar el tono... o antes del tono... o después del tono... o durante el tono. En todo caso, espere el tono. Si sufre pérdida de la memoria a corto plazo, presione 9 Si sufre pérdida de la memoria a corto plazo, presione 9 Si sufre pérdida de la memoria a corto plazo, presione 9 Si tiene la autoestima baja, por favor cuelgue. Todos nuestros operadores están atendiendo a personas más importantes que usted.

El zoológico cubano Para nosotros, una persona bruta es un BURRO. Un hombre fuerte es un TORO. El que nos trae mala suerte es una LECHUZA. El entrometido es un SAPO. Del cobarde decimos que es un RATÓN, una GALLINA, una CUCARACHA. El que se echa para atrás es una JUTÍA o una GALLINA. El que no aprovecha las oportunidades, es como el CAMARÓN que se lo lleva la corriente. El homosexual es un PATO, PARGO, PÁJARO, o CHERNA. Un tipo belicoso es un GALLITO DE PELEA. Si hay frío decimos que está chiflando el MONO. El que imita también es un MONO. La mujer que es muy flaca, es un GRILLO. A los muy gordos les decimos BALLENA, HIPOPÓTAMO, RINOCERONTE. A los delatores les decimos los CHIVAS. La mujer bonita es un POLLO. El que nada muy bien es un PEZ. A los niños les gusta

jugar a la GALLINITA ciega. Del que se rebaja, decimos que se arrastra como una SERPIENTE. Hay quien trabaja como un MULO. Hay gente que habla como una COTORRA o un PERICO. Si nos tratan mal, nos tratan como a un PERRO. El feo parece un SIJÚ PLATANERO. Hay gente que come como un PUERCO. Y otros que se cuidan como GALLOS FINOS. Algunos caminan como TORTUGA. Ser fatalista es ‘parquear’ TIÑOSA. El que se hace pasar por bueno sin serlo es un ZORRO. Una persona muy alta es una JIRAFA. Un buen amigo vale más que una yunta de BUEYES. El que insiste mucho es como el PITIRRE. Hay gente que se hace el CHIVO loco. En boca cerrada no entran MOSCAS. El que no prospera, va p´atrás, como el CANGREJO. Un tonto en Cuba es un GUANAJO. Un hombre con ‘smoking’ está vestido de PINGÜINO. Del pícaro decimos que sabe más que las BIBIJAGUAS. Si corre rápido, es una LIEBRE. Por favor, no me culpen por esta descarga porque ” la culpa de todo la tiene el TOTÍ.“

Identificación de Abur Si hablase con un cubano que intercambiase el “usted” de vez en cuando con “vos” no tendría duda yo que se trata de un cubano de vieja cepa y que es, además, camagüeyano Y si acaso al saludarme me dijera “¿cómo andáis?” o tal vez “¿a dónde váis? o si a su conversación un “no seáis faino” añadiera, entonces sí que pudiera afirmar con convicción que es un cubano de ley, porque nació en Camagüey o bebió del tinajón… Y no habría riesgo siquiera de estar corriendo un albur si apostara a que el cubano de marras sin duda era de veras camagüeyano si al irse se despidiera con nuestro típico “Abur” Emilio Cosío Miami, Florida 1998

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 35

Sociales

MIRTA MOLINA

Agradecemos el envío de

fotos e información sobre nacimientos, aniversarios, graduaciones, bodas, bautizos, fallecimientos, 2

etcétera. 1

El Camagüeyano Libre ofrece gratuitamente este servicio a los asociados al Municipio de Camagüey en el Exilio. Deben dirigirse a:

Sociales El Camagüeyano Libre PO Box 441915

Cumpleaños en Puerto Rico

padres: Jorge Alberto Villena y su esposa. [1]

Reproducimos estas dos fotos del cumpleaños María Cristina Villena Odriozola, la cual cumplió recientemente sus 15 años. Para celebrar dicha ocasión, sus abuelos, Marta Elena Estrada y su esposo Eulogio ( Cayayo) Villena, le hicieron una fiesta en su casa, el 30 de septiembre de 2007, en la ciudad de San Juan, Puerto Rico, donde residen. En la foto aparece el abuelo “Cayayo” con su nieta María Cristina y en la foto siguiente vemos los rostros de María Cristina y su hermana Natalia Paola. Felicitamos a la linda quinceañera así como a los orgullosos abuelos y a sus

Cumpleaños Reproducimos la foto de Terry Towns Arriaza, la cual cumplió 18 años, el 19 de julio de 2008. La bella Terry, nació en New Jersey y actualmente vive en Scottsdale, Arizona con sus padres, Ana María Arriaza y Ricardo Towns. Terry es nieta de nuestros coterráneos Yolanda Socarrás e Higinio Arriaza. [2]

Picnic Como todos saben, el 9 de marzo se llevó a efecto el picnic anual del Municipio de Camagüey, en el parque Carlos Arbolella/ Robert King

Miami, FL 33144

O por correo

High. Fue en esta ocasión que aprovecharon para reunirse Dinorah Trujillo Pérez, quien se encontraba de visita en Miami, Nelsa Morciego, Miryam SariolBlanco, Kenya MorenoGutiérrez y Juan Blanco. Nos dice el grupo que pasaron un día maravilloso entre tantos coterráneos. [3]

Nacimiento Nos comunica por medio de un correo electrónico, nuestro amigo Ernesto Silva de Quesada, el advenimiento de su nuevo nieto Jonathan Parker Roberts Silva, el cual nació el 1º de junio, pesando 7 ½ lbs en la ciudad de Fort Worth, Texas. Jonathan Parker es hijo de Valerie Silva y Travis Roberts. En la foto que reproducimos, vemos al esposo de Valerie, el señor Travis Roberts, con el nuevo bebé y su primogénita Olivia Peiton Roberts Silva. Les deseamos muchas felicidades a los abuelos Ernesto Silva y Patty Lucius, así como a toda la familia. [4]

electrónico a:

camaway@bellsouth.net 2

36 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

3

4

Graduado

5

Desde Palm Beach Kristina y Patricia Edelmann visitaron a sus padres: Diego Edelmann y Dorita Martínez en su residencia de Palm Beach. En la foto vemos a Kristina con sus hijas Katie y Carolina en la piscina de la residencia de sus abuelos en dicha ciudad. [7]

El dia de los padres

Día de los Padres. Pedro nos envía una foto tomada en la terraza de su casa, en la cual aparecen: Pedro Porro, su segundo hijo José Enrique, José Luis y su esposa Vívian María y Jorge Salinas y su esposa Patricia Porro. ¡Te felicitamos Pedro! [5]

Quinceañera Recientemente fue el cumpleaños de Adriana Sirvén, la cual arribó a la dorada edad de 15 años. Adriana celebró su cumpleaños rodeada de su

El día 15 de junio, en su residencia de Washington DC., se reunió la familia de Pedro Porro para festejar el

familia en casa de una de sus tías quien le brindó su casa para dicha celebración. En la foto vemos a Adriana con sus padres, Antonio Sirvén y Auri Montenegro frente a su “cake” de cumpleaños. Felicitamos a Adriana y a toda la familia y de una manera muy especial a los abuelos por parte de padre: Martha y José Luis Sirvén. ¡Qué cumplas muchos más Adriana! [6]

Desde Orlando Durante la visita de Kristina y Patricia Edelmann en la Florida, todos los Edelmann viajaron a Orlando para llevar a los nietos a Disneyworld. En la foto vemos a Cole (10) y Carlie (8) frente a unas figuras hechas con “Lego”, durante este paseo. Cole y Carlie son hijos de Patricia. [8] 7

8

6

9

Anthony Sirvén se graduó de High School, y para celebrarlo, sus padres Antonio Sirvén y Auri Montenegro celebraron dicha ocasión con una comida íntima en su residencia. Anthony continuará sus estudios en FIU donde piensa estudiar la carrera de leyes. Felicitamos a a toda la familia Sirvén, incluyendo a los abuelos José Luis Sirvén y Martha Rodríguez, y le deseamos a Anthony muchos éxitos en su futura carrera.[9]

Los “Muchachos” del reparto El Retiro. Nos envía Eduardo Álvarez una foto en la que muestra una divertida reunión que tuvieron en casa de Nellita de la Herrán, para reunir a los “MUCHACHOS” del reparto El Retiro. De izquierda a derecha: Eduardo y Alejandro Álvarez Sánchez, Leo Burgos (en representación de su padre Wilfredo), Raúl L.Luaces, Modesto Burgos y Tony Pargas. Los felicitamos a todos y esperamos que el lechón que vemos en la foto haya quedado tan bueno como parece! [10]

TRAP ¿Que significa la palabra TRAP? Pues, este nombre, es el nombre que lleva una institución mundial cuyo director se llama Eddie Tuduri, y cuyas siglas

10

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 37

12

Desde Puerto Rico.

13

Hemos recibido una foto que compartimos con nuestros lectores en la que vemos a Mercy (Mechi) Trelles, con sus hijas Viviana y Carolina Chinni. [13] Nos dice Mercy Rodríguez (madre de Mechi y abuela de estas bellas jovencitas) que se reunieron en su casa el Día de las Madres. Muchas felicidades a la familia Trelles Todos residen en San Juan, Puerto Rico.

Compromiso 14

significan: “The Rhythmic Art Project”. A esta institución pertenecen adultos y esencialmente niños con algún defecto físico, especialmente niños con síndrome de Down a los cuales se les enseña esencialmente instrumentos de percusión y tambores. Eddie Tuduri reside actualmente en California. Sus padres vivieron muchos años en Camagüey, Cuba y emigraron como tantos otros cubanos a New York y Connecticut. Recientemente Eddie viajó a Siria donde el movimiento fue muy aclamado y del cual se habló mucho, tanto en la televisión como en la prensa escrita. Felicitamos a Eddie por sus éxitos, así como a todos los integrantes de TRAP. Para obtener más información conéctese con www.traponline.com.

Ha sido publicado en el periódico Chicago Tribune del 24 de julio de 2008, el compromiso de David Trino y Adriana Pujals. Adriana se graduó en Wayland Academy en Beaver Dam, WI., y recibió un Masters of Science en 2004 en “National Louis University” en Evanston, Actualmente Adriana trabaja en Chicago como “Substance Abuse Counselor” en la compañia “Latino Treatment Center.” Adriana es hija de Maria Eugenia y Ernesto (Tatico) Pujals, los cuales residen en Hawthorn Woods, Il. Su prometido, David ,se graduó en el “Carmel High School” en Mundelein, y recibió el título de “Bachelor in Computer Science” en el año 2000 de la Universidad de Evansville en Evansville IN. Actualmente está empleado en la compañía, “Slalom Consulting” como “Project Manager Consultant”. David es hijo de Victoria y

38 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

15

David Trino Jr., que residen en Gurne, Il. Adriana y David han sido amigos por aproximadamente siete años, pero llevan de novios un año y han fijado como fecha para su matrimonio en Chicago, el 11 de julio de 2009. Felicitamos a toda la familia, especialmente a nuestros asociados “Tatico” y María Eugenia y le deseamos a la feliz pareja muchos éxitos en el futuro. [14]

La Bisabuela En la foto que reproducimos vemos a la Señora Dora Tomé Vda.de Martínez, quien fuera la adorada esposa de Feliciano Martínez, dueños de la “Farmacia Martínez” situada en Cisneros, cerca del Puente de La Caridad. Vemos a Dora rodeada de sus bisnietos, unos hijos de su nieta Kristina: Katie y Carolina, y otros de su nieta Patricia: Cole and Charlie; las cuales son hijas de Dorita Martínez y Diego Edelmann quienes viajaron a Palm Beach para visitar a sus padres y a su abuela Dora. El bebito que tiene Dora en sus brazos, se llama Kyle Joseph, el cual nació el 15 de junio de 2008 y es hijo de Kristina. [12]

Cumpleaños Nos comunica nuestra asociada la señora Mercedes Roque que el 11 de Agosto celebró su cumpleaños, rodeada de muchos de sus familiares y amigos, la Señora Cary

16

Roque de Miranda de la cual reproducimos una foto. Felicitamos a Cary y le deseamos todo genero de dichas. [15]

Desde New Jersey Nos llegó desde New Jersey una invitación en la cual fuimos invitados para asistir al 60 cumpleaños de Juan Gutiérrez. Dicha celebración fue un evento de tres días de duración (del 8 al 10 de agosto) en la ciudad de New Jersey. El primer día comenzó con un paseo alrededor de la isla de Manhattan a bordo del crucero “Zephyr” donde se sirvió una elegante cena. Al siguiente día se continuó la fiesta con un gran “barbecue” en el “ Oak Tree Lodge”. En el último día de la celebración, los aficionados del golf pudieron disfrutar a sus anchas de este deporte para luego asistir a una comida deliciosa en casa del homenajeado. Juan hizo reservaciones en varios hoteles de New Jersey para hospedar a todos aquellos que no viven en el área el y se hizo cargo del transporte desde los diferentes hoteles al lugar del evento del día. Felicitamos a Juan por sus 60 años y le deseamos que cumpla muchos más. Se les pidió a los invitados que en lugar de regalos, hicieran una donación a “Special Kids of Toms River”. [16]

OBITUARIOS

JUAN CASTRILLÓN

OLGA DE VARONA Y PORRO

MAURICIO MONTEJO

ANDREA (KATTY) COMAS

En la ciudad de Camagüey, el pasado día 15 de julio, Olga de Varona y Porro entregó su alma al Creador después de una larga enfermedad. Olga era viuda de José (Pepín) Cabrera, quien falleciera en el 1970. Residió en el Central Francisco hasta quedar viuda, y con sus hijos fijó de nuevo su residencia en la paternal casona de Cisneros esquina a Raúl Lamar, en Camagüey. Era hija de Margarita Porro y Ángel Enrique de Varona Villardell. Enviamos nuestro sentido pésame a sus hijos Olga Margarita e Isabel, a sus nietos y demás familiares, así como a su hermana Matilde Varona, viuda de Acosta y a sus sobrinos Acosta de Varona.

Falleció en la ciudad de Miami el martes 17 de junio después de larga enfermedad nuestro querido coterráneo Mauricio Montejo. Fue velado en la Funeraria VanOrsdel de la calle 40 el día miércoles 18, a donde acudieron numerosos miembros de “Nueva Vida”, organización católica a la que Mauricio dedicó numerosos años de su vida. Al día siguiente se ofreció una misa de cuerpo presente en la Iglesia de St. Timothy y finalmente se le dio cristiana sepultura en el Cementerio Our Lady of Mercy. Le sobreviven: su esposa Blanca (Cuchi) González, sus dos hijos Mauricio y Julio Montejo; su cuñado Eugenio y esposa Rita María Díaz Saínz, su cuñada Magda González y esposo Brad Bell. Enviamos nuestras condolencias a la familia Montejo, a su viuda Cuchi, a sus hijos Mauricio y Julio, y demás allegados. Descanse en paz.

Katty falleció a los 79 años el día 15 de mayo en la ciudad de Miami. Era esposa amantísima de José (Pepe) Comas, hermano de Hortensia (Tenchita) Comas de Torres y su esposo el Dr.Lilo Torres, residentes en Weston, Florida. La sobreviven su esposo Pepe Comas y sus hijas: Rosalina Tysona, Gloria Abellos, Patricia Balseiro e Isabel Palacios; siete nietos y tres bisnietos. Descanse en paz Katty y nuestro sentido pésame a sus familiares.

JOSE LUIS CARDOSO MUÑIZ Nació en Camagüey el 20 de septiembre de 1931 y falleció en New Jersey, el 12 de mayo 2008, a la edad de 77 años. Casado con Margarita Álvarez, dedicó su vida en el exilio a laborar en la división internacional de Schering-Plough, retirándose en 1995 después de haber obtenido el cargo de Order Service Manager. Residió en Clark, New Jersey, adonde enviamos nuestro pésame a su viuda Margarita y a sus cinco hijos: Carlos, Javier, José Luis, Aurelio y René. Descanse en paz.

RAQUEL CAMPANO DE BOZA Después de un largo padecimiento cardíaco, falleció Raquel Campano de Boza el 26 de mayo de 2008. Raquel, quien se graduara en la Universidad de la Habana de doctora en Pedagogía, vivió muchos años en Camagüey. Fue ella la amantísima esposa del Dr. Ramón Boza Sariol. La sobreviven sus hermanos Mercedes, Manolo y Gastón Campano con su esposa Estrellita Roque; sus hijos Teresita, Javier, Lourdes María, Elena y Raquel Boza Campano; once nietos; sus nueras y yernos, así como muchos sobrinos y otros familiares. Después de un concurrido funeral el día 20, al día siguiente se concelebró una linda y sentida misa en la Iglesia Santa Martha, de Biscayne Boulevard, oficiada por tres sacerdotes y amenizada por bellas canciones interpretadas por el señor Estrada. Mucho hemos lamentado el fallecimiento de Raquel y pedimos al Señor, tanto por el descanso de su alma como por que llene de paz a sus familiares.

MARÍA ADELINA (NENA) LLANES FERNANDEZ Nena falleció el 31 de mayo en esta ciudad de Miami. Fueron sus padres José María Llanes y María Luisa Fernández, los cuales fueron conocidos y queridos colonos del Central Agramonte. Sus hermanos José Luis y Pancho, ya fallecidos, eran personas bien reconocidas en Camagüey. La sobreviven sus hermanas Anita Llanes Vda. de Boves y María Llanes Vda. de Schulz, además de varios sobrinos y familiares, a todos los cuales hacemos llegar nuestras condolencias.

ELBA CARNERO ORTIZ VDA. DE MIRANDA Entregó su alma el viernes 27 de junio de 2008 la Sra. Elba Carnero. Su cuerpo estuvo expuesto en la Funeraria Memorial Plan de Westchester el día primero de julio. Al día siguiente se celebró misa en su nombre en la Iglesia católica St. Brendan en Westchester, oficiada por el Rev. Padre Calderón. Seguidamente fue sepultada en el Cementerio Miami Memorial. Sobreviven a Elba sus dos hijos Martha y Beatriz que aún permanecen en Cuba; también su nieto Rolando Chávez, residente en Canadá desde su exilio en 1993. Elba era la mayor de las hermanas Carnero. Enviamos nuestra nota de dolor a sus hermanas Ofelia y Yolanda Carnero viuda de Gómez, actual vice presidenta del Municipio de Camagüey en el exilio. Descanse en paz.

GEORGINA SIVILLA RECIO VDA. DE SANZ Nacida en el seno de una conocida familia camagüeyana, Georgina se educó en la Escuela del Hogar en Cienfuegos, ocupando posteriormente el cargo de directora de dicho plantel en la ciudad de Camagüey. Se casó con Luis E. Sanz Pedro, ya fallecido, con quien tuvo cuatro hijos: Luis E., Carlos, Georgina y Jorge. Al salir al exilio, fijó su residencia en New York, donde desempeñó sus aptitudes especiales en la tienda Saks Fifth Avenue. Al fallecimiento de su esposo, se radicó en Carolina del Norte, donde falleciera el día 25 de mayo 2008. Enviamos nuestras condolencias a todos sus hijos y nietos. También a su cuñada Cuca Sanz Granda y a su sobrino, el Ingeniero Ulises Betancourt Sanz, secretario de actas de este municipio en el exilio. Descanse en paz.

DR. FRANCISCO (PACO) LORENZO LUACES El Dr. Luaces falleció en Jacksonville, Fl., el día 25 de abril, 2008, a la edad de 79 años, después de una larga batalla contra el cáncer. Paco había nacido en Victoria de las Tunas, Oriente, siendo sus padres Francisco L. Luaces Sr. y Concepción Roldán. Estudió en las Escuelas Pías y residió por muchos años en Camagúey, en la calle San Pablo. Se graduó de Veterinaria en la Universidad de La Habana en 1962. Casado con la Sra. Rina María Santos desde 1954, salió al exilio en 1968, radicándose inicialmente en Seattle, Washington. Al cabo de 7 años se trasladaron a la Florida donde residieron por 34 años, siempre laborando para el Departamento de Agricultura hasta su retiro en 1994. Nuestras sentidas condolencias a su viuda Rina María y a sus hijos Frank (Andrea), Felipe, María (Mark), Gregorio, Vicky (Phil) Schmitt y Elvia (René) García, y a sus siete nietos. Descanse en paz Paco L. Luaces.

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 39

OBITUARIOS Fe de erratas En el número anterior en la página 38 de esta sección sobre el fallecimiento de Margot Sánchez debe decir, en los nombres de sus nietos: Oscar Enrique, Alfredo y Maggie Agüero Loret de Mola.

JOSÉ (PEPE) GONZALEZ HIDALGO En la ciudad de Los Ángeles, California, falleció a los 87 años de edad, el señor Pepe González Hidalgo. Aunque había nacido en Manzanillo, provincia de Oriente, su familia toda —abuela, tíos, hermanos— se mudaron a Camagüey y se convirtieron en coterráneos nuestros. Pepe se graduó de maestro de Educación Física en Camagüey y desempeñó con maestría sus conocimientos en los colegios Orbea, Artes y Oficios, Salesianas, Pinson, y La Granja Escuela. También abrió un gimnasio que se llamo “Manzanillo”. Era un gran pintor muralista y en su casa de Los Ángeles produjo un mural alegórico a Cuba y a los tinajones camagüeyanos. Le sobreviven su esposa Adelita Benítez, su hijo José Erasmo, dos nietos y numerosos sobrinos. Pepe era muy alegre, cordial y cubano hasta la muerte, pero por desgracia es otro hermano más que muere sin ver la libertad de su Patria. Nuestro pésame, muy sentido, a todos sus deudos.

DR. FELICIANO ISIDORO SABATÉS BELIZÓN A la edad de 89 años, a consecuencias de un fallo cardiaco y complicaciones pulmonares, falleció el Dr. Feliciano I. Sabatés. Feliciano fue muy estimado en la comunidad cubana del exilio, habiendo sido un exitoso comerciante en Camagüey y también en Miami. Nació en abril de 1919 en la ciudad de Florida, próxima a Camagüey, hijo de José Sabatés Forgas y María Belizón. Cursó estudios en la Universidad de La Habana, obteniendo los títulos de Doctor en Optometría y Ciencias Comerciales. En el año 1944, contrajo matrimonio con la Srta. Georgina Tavio, con quien tuvo siete hijos: Feliz Jr, Yoyi, Silvia, José, Manty, Rosa y Arturo Sabatés Tavio. Con un espíritu emprendedor y decidido, descolló desde muy joven en todos los negocios de la familia Sabatés, como joyerías, farmacias y ópticas. Fue profesor y director de la Escuela de Comercio de Camagüey y del Club de Leones. Incansable defensor de los ideales democráticos para la Cuba del futuro, presidió el Municipio de Camagüey en el Exilio. Igualmente fue tesorero de los Municipios de Cuba y miembro de la Junta Patriótica. También participó activamente en organizaciones comunitarias como el Buena Vista Lyons Club y el Miami Beach Interamerican Lyons Club. Enviamos nuestro más profundo pésame a sus hijos, 9 nietos y 6 biznietos; también

a sus muy queridos hermanos: Mario, Eduardo, Feliz Nabor, Cesar y Cristina; y a sus numerosos sobrinos. Descanse en paz un orgullo del Camagüey querido.

PABLO RAÚL ALARCÓN, SR. Fallece a la edad de 82 años, Raúl Alarcón Sr., fundador de la mayor cadena de radio hispana en Estados Unidos, SPANISH BROADCASTING SYSTEM. Raúl nació en la ciudad de Ciego de Ávila, en la provincia de Camagüey. Poseedor de una voz profunda y una dicción clara, se destacó como empresario radial y logra, en los años 50, inaugurar una cadena de radio provincial denominada “Radio Cadena Agramonte”, localizada su casa matriz en la calle Avellaneda, en Camagüey. En el año 1960, luego de la confiscación de su empresa radial, emigra a Estados Unidos, asentándose en New York, donde comenzó de nuevo sus actividades radiodifusoras. Arduos trabajos le llevaron a construir una red Latina de radio que comprende 21 emisoras, un canal de TV, Mega TV, y portales de música. El día 12 de junio de 2008, después de larga lucha contra el cáncer, fallece en la ciudad de Miami. Enviamos nuestro sentido pésame a su viuda, Alma Alemán Villar, también camagüeyana y a su único hijo Raúl Alarcón, Jr. Descanse en paz.

DR. RODOLFO CAMPOS Ilustre galeno de larga trayectoria en su Camagüey querido, así como en el exilio, falleció el 30 de julio Rodolfo Campos, “CAMPITO” como todos lo conocían en esta ciudad de Miami, después de mucho batallar con el mal de Alzheimer. Los servicios funerales fueron en CaballeroWoodland. El Dr. Campos estuvo casado con Susana Horstman de Varona, ya fallecida. Ejerció como cirujano médico en la Clínica Carlos J. Finlay de Camagüey y se caracterizaba por ayudar a los más necesitados, prestando ayuda gratuita a las familias de pocos recursos. Ya en Miami, era bien conocido, querido y respetado por su gran ayuda a la comunidad. Enviamos un sentido pésame a su hija Josefina Beatriz y a su esposo, así como a sus hermanas Loló y Emma y a su cuñada Esther. Descanse en paz.

DRA. MARÍA GEORGINA QUEVEDO, VDA. DE ALLEN Conocida abogada e incansable activista comunitaria, la Dra. Quevedo-Allen

40 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

falleció el 6 de agosto en la ciudad de Miami a los 90 años de edad. Georgina nació en Camagüey en octubre de 1917, graduándose en la Escuela de Leyes de la Universidad de La Habana en 1939. Casada con el señor Wilfredo Allen, ya fallecido, en 1949, tuvieron dos hijos: Wilfredo y Jorge. María Georgina Quevedo tuvo dos grandes etapas en su vida. Primero en Cuba, como abnegada hija de Pedro y Dolores, amante esposa y madre, tenista, buena estudiante y magnífica abogada para defender los derechos de los más necesitados. Su segunda etapa la desarrolló en Los Estados Unidos, cuando junto a su esposo se dedicó a labores comunitarias. Sacó una maestría en Trabajo Social en la Universidad Estatal de la Florida. Fue fundadora de la Asociación de Mujeres Profesionales Cubanas, destacándose como incansable trabajadora social para el estado y para la Universidad de Miami. También cursó e impartió estudios en Barry College y en Florida State University. Enviamos nuestras condolencias a sus hijos Wilfredo (Willy) y Jorge, a sus respectivas esposas y a sus cinco nietos.

INÉS BOZA VDA. DE BETANCOURT A la edad de 103 años, en la ciudad de Belle Glade, dejó de existir el día 12 de junio a consecuencias de una embolia, la queridísima Inesita Boza viuda de Betancourt. Inesita nació en Camagüey el 20 de octubre de 1904. Contrajo nupcias con Ernesto Betancourt Betancourt, y juntos fueron los orgullosos creadores del primer edificio de 13 plantas que se construyó en la ciudad, “El Lugareño”, en el sitial que ocupara su antigua residencia solariega. La familia se exilió en Venezuela, donde murió Don Ernesto. Posteriormente se trasladaron a la Florida. La sobreviven sus hijos Rita Betancourt, viuda de Enrique Tomeu, y Ernesto O. Betancourt y su esposa María Antonia González de Betancourt, así como sus diez nietos: Enrique José, Rita Amy, Lilian e Inés María Tomeu, y por parte de Ernesto: Marietta, Ernesto Antonio, Jorge, Jaqueline, Inés Teresa y Gabriel Betancourt. También dejó 27 bisnietos, y 3 tataranietas. Un imborrable recuerdo ha dejado entre todos por su bondad, alegría y un inmenso amor a familia y amistades. Descanse en paz tan ejemplar dama camagüeyana.

Permiso de Salida Escenas de un Éxodo Por Eduardo F. Peláez

Los primeros años de la revolución sirven de escenario para esta historia de amor. Él, forzado al exilio, se enfrenta al desarraigo; ella, atrapada en Cuba, lucha por subsistir. Si desean adquirir un ejemplar de la novela, favor de enviar un cheque al Municipio a nombre del Municipio de Camagüey en el Exilio, PO BOX 441915, Miami, FL 33144 por $ 27.45 ($25 por el libro y $2.45 por el franqueo). Por cada libro que se venda, el autor hará una donación de $5 al Municipio.

www.permisodesalida.com

El pez volador

Eduardo Zayas-Bazán y Robert J. Higgs Una novela histórica sobre la cadena de eventos que llevó a Cuba al comunismo. Si desean adquirir un ejemplar de la novela, favor de enviar un cheque al Municipio a nombre del Municipio de Camagüey en el Exilio, PO BOX 441915, Miami, FL 33144 por $ 27.45 ($25 por el libro y $2.45 por el franqueo). Por cada libro que se venda, el autor hará una donación de $5 al Municipio.

www.eduardozayas-bazan.com Raúl R. López, P.A.

Raúl R. López ATTORNEY AT LAW

ROYAL OAKS PROFESSIONAL CENTER 7950 NW 155TH. STREET - SUITE 206

TEL. 305-818-0117

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 41

Sirviendo a Hialeah por más de ¡Ahora con más beneficios a usted!

• • • • • •

27 años!

100% financiamiento No pagos iniciales. Aprobación inmediata Bajos pagos mensuales 0 interés - hasta $ 25.000 de aprobación. Mejor que cualquier seguro dental. Cobertura total para toda la familia

Extracciones • Cirugía • Root canals • Blanqueamiento • Coronas •Puentes Limpiezas • Empastes • Dentaduras de dientas • Tratamientos de encías Emergencias •Walk-ins •Niños Aceptamos seguros! • UNICORN Financial • Care Credit •Capital ONE •VISA •Mastecard •Discover

305-822-9648 Palm Springs Dental Office (In the heart of Hialeah)

RAFAEL D. SIMBACO, D.D.S., P.A. Family And Cosmetic Dentistry

¡Consultas gratis! ¡Abierto sábados!

742 West 49th Street • Hialeah, FL 33012

Sentir Cubano TODO SOBRE CUBA

CUADROS • LIBROS • BANDERAS • FOTOS •MÚSICA JOYERÍA •MONEDAS • CERÁMICA •DOMINÓ •T SHIRTS GUAYABERAS •MESAS DE DOMINÓ Y MUCHO MÁS...

3100 SW 8 STREET MIAMI, FL 33135 TEL. (305) 644-8870 TOLL FREE: (877) 999-9945

Visítenos en el internet WWW.CUBANFOODMARKET.COM Más de 3000 productos Mercados de Especialidades Cubanas Envíos Gratis

ABIERTO DE LUNES A SÁBADO 10:00 A.M. A 7:00 P.M. ENVIAMOS ESPECIALIDADES CUBANAS A CUALQUIER PARTE DEL MUNDO (EXCEPTO CUBA) 42 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

Jorge M. Cabrera, M.D. DIPLOMATE, AMERICAN BOARD OF ORTHOPAEDIC SURGERY

Raúl E. Montejo JOINT REPLACEMENT GENERAL ORTHOPAEDICS LASER ARTHROSCOPY HAND/FOOT SURGERY SPORTS MEDICINE PEDIATRICS

6341 SUNSET DRIVE FIRST FLOOR SUITE SOUTH MIAMI, FLORIDA 33143 305-667-2242 FAX: 305-663-4442

Agustín J. Latorre, M.D.

305-591-9000 Fax: 305-624-3000

U. E. ANTÓN & ASSOCIATES

ACCOUNTANTS AND AUDITORS

GENERAL PRACTICE PAIN MEDICINE

6850 CORAL WAY # 401 MIAMI, FL 33155

6950 NW 12 St Miami, FL 33126

Urbano E. Antón

TEL. 305-667-4435 FAX 305-667-4498

9545 SW 36 Street Miami, Florida 33185

305-553-2390

Visite el sitio del Municipio de Camagüey en el Exilio

www.municipio-decamaguey.com

www.cubanfoodmarket.com

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 43

Carlos A. Sabatés M.D.P.A. Diplomate Amercian Board of Internat Medicine and Cardiology

(305) 443-9342 (305) 443-9350 747 Ponce de León Blvd. Suite 602 Coral Gables, FL 33134

Office Hours By Appointment

MARIO A. SABATÉS M.D.

Diplomate of the American Board of Ophtalmology Diseases and Surgery of the Eye Specialist in Corneal and Refractive Surgery 1385 Coral Way, Suite ·304 Miami, FL 33145 Tel • 305-865-3307 Fax • 305-854-3130

Medical Arts Bldg., Suite 312 1190 NW 95th Street Miami, FL 33150

2900 W. 12 Ave., Suite ·5 Hialeah, FL 33012 Tel • 305-888-0005 Saturdays Only

Ricardo V. Caballero, D.V.M.

CABALLERO ANIMAL CLINIC Suite No. 9 • 10760 W. Flagler St. • (108 Ave. y S.W. 2 St.) Sweetwater, Fl 33174 Telephone 553-1695

Ernesto R. Botifoll Imports Operations

6332 NW 97th. Avenue - Doral, Fl 33178 Tel. 305-591-7590 Fax 305-591-0590 E-mail: ernesto@amsmiami.com

Visite el sitio del Municipio de Camagüey en el Exilio

www.municipio-de-camaguey.com

44 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

AVISO DE BOTIFOLL ENVIADO POR CORREO

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 45

Ú N A S E a la

revolución informática Decídase a estudiar informática, Granda en un corto tiempo, lo prepara para la Internet. ¿Frustrado con su computadora? Le reparo su preciosa máquina. ¿Necesita un sitio web? Granda, con mucho gusto, se lo confeccionará.

Sr. Enrique Granda 305-596-0558

ORLANDO A. PUENTE M.D., P.A. DIPLOMATE, AMERICAN BOARD OF SURGERY FELLOW, AMERICAN COLLEGE OF SURGEONS GENERAL AND VACULAR SURGERY

PHONE 305-596-0600 FAX 305-598-7965

Ricardo A. Estrada Financial Representative

201 Alhambra Cir Ste 703 Coral Gables, FL 33134 305 448 5666 office 305 445 5704 fax 305 281 7241 cell rick.estrada@nmfn.com

46 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008

8955 S.W. 87TH- CT., SUITE 112 MIAMI, FLORIDA 33176

Professional Specialities Personal Planning Analysis Disability Income Insurance Fixed Annuities Education Planning Retirement Planning Retirement Planning Long Term Care Insurance Charitable Giving Wealth Accumulation Executive Compensation Business Planning Analysis Business Continuation Agreements Key Employee Protection Business Expense Protection Employee Benefits Qualifications Member - National Association of Insurance and Financial Advisors

CORTESÍA DE:

JOSÉ M. UGARTE, M.D. Fellow Diplomate of the American Academy of Family Practice Federal Aviation Medical Examiner Board Certified Family Practice Located at:

Ugarte Clinic West Side of the Hospital, Suite L. P.O. Box 1557 Kingsville, Texas 78364-1557 (361) 592-5101 • (361) 595-1661

¡Un saludo a todos mis hermanos camagüeyanos! CONTACT LENSES (305) 442-4422

Cosbelle International Silvia Botifoll-Argüelles

ENRIQUE J. SABATÉS, OPT.

PRESIDENT

F.N.A.0. BOARD CERTIFIED OPTICIAN A.B.0 & N.C.L.E. CERTIFIED REGISTERED CONTACT LENS FITTER BY APPOINTMENT (305) 442-4422 FAX (305) 442-0770

951 SW LEJEUNE RD. SUITE 206 CORAL GABLES, FL 33134

2905 NW 109 AVENUE MIAMI, FL 33172

TEL. 305-591-5683 FAX 305-591-5635

belleint@aol.com

Bertha G. García-Escrich, D.D.S. 24 HOURS SERVICE Raúl E. Montejo 6950 NW 12 St Miami, FL 33126 305-592-7000 - 305-591-9000 Fax: 305-624-3000 - 1-877-3DRYICE

GENERAL DENTISTRY

11890 SW 8th. Street • Suite ·300 Miami, Florida 33184 Phone (305) 551-8220 • 551-8200 • (305) 551-8200 Res.: (305) 448-0227 OFFICE HOURS BY APPOINTMENT

El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008 • 47

Municipio de Camagüey en el Exilio P.O.BOX 441915 Miami Fl. 33144 Teléfono/Fax: 305-266-6191

Solicitud para nuevos asociados NOMBRE DIRECCIÓN TELÉFONO

ESTADO

CIUDAD

ZIP

Correo electrónico:

DONACIÓN: Đ $ 35.00 Đ $ 40.00 Đ $45.00 Đ $ 50.00 Đ $ 75.00 Đ $ 100.00 Đ OTRA: Su donación anual al Municipio le da derecho a participar en los distintos eventos que ofrecemos y a recibir la revista El Camagüeyano Libre. Firma

Fecha

Cheque o Money Order a nombre de: Municipio de Camagüey en el Exilio P.O. BOX 441915 Miami, Fl. 33144 Las donaciones de los asociados se emplean exclusivamente para el mantenimiento de nuestra oficina y la publicación de la revista El Camagüeyano Libre. El fundamento de nuestra organización es mantener vivas nuestras raíces cubanas y la unión de las familias de nuestro querido Camagüey. Ser cubano es un orgullo, pero ser camagüeyano es un privilegio. Mariano Loret de Mola Presidente

IMPORTANTE

Rogamos a los asociados del Municipio que al cambiar de domicilio lo comuniquen inmediatamente al: Municipio de Camagüey en el Exilio P.O.BOX 441915 Miami Fl. 33144 Teléfono/Fax: 305-266-6191 Correo electrónico: camaway@bellsouth.net No basta con haber llenado en la oficina de correos la tarjeta al cambiar de residencia. Eso no funciona con las publicaciones. Para continuar recibiendo El Camagüeyano Libre, deben comunicar su nueva dirección a nuestras oficinas.

48 • El Camagüeyano Libre • mayo - julio 2008


camaguey_2008-03.indd