Issuu on Google+

Libro de cuentos inventados

Andrea Barragan

EL CONEJO Y LA LIEBRE Érase una vez un conejo presumido, listo y bicho. Tenía una amiga, que era una liebre presumida, bonita y pija. Eran muy amigos. Vivían en un bosque encantado y maldito que era terrorífico. No podían salir porque estaba vigilado por dos ogros muy malos. Un día, decidieron hacer un plan. Acordaron despistarlos y perderlos en el bosque para poder salir. Por fin lo consiguieron. Pudieron vivir tranquilos y sin peligro. El conejo y la liebre se cuidaron y fueron grandes amigos para siempre.

Fin

Ángel Calvo EL CABALLERO DE GIRONELLA Una vez, en un pueblo llamado Gironella, había un caballero fuerte que siempre ganaba las guerras porque su madre, que era una bruja, le había hecho un encanterio. No lo podían matar. La bruja no era tan buena como el mago llamado Merlín. La bruja quería matar a Merlín pero nunca lo conseguía. Un día Merlín descubrió el encanterio y se rompió el hechizo. Mataron al caballero. Merlín tenía un hijo mayor. Al día siguiente Merlín se fue y no lo encontraron en ninguna parte. Su hijo lo encontró. Aquel día Merlín se tenía que morir. Cuando su hijo lo encontró Merlín se murió.

FIN

Ariadna Serra

EL PASTEL DE PASCUA Había una vez tres niños rubios que estaban buscando el pastel de Pascua. Pero su madre no les dijo donde estaba para que no se lo comieran. Un día, buscaron por toda la casa, en el baño, en la cocina y en las habitaciones. Buscaron, buscaron y no lo encontraron. Un día, cuando el hermano pequeño iba al baño vio un papel y dijo: - He encontrado el pastel de pascua. He encontrado el pastel. Dijo el hermano mayor. - Lo tenemos que dejar que el martes es el día de pascua. Pero la madre ya venia a buscar el pastel y los niños se escondieron en la bañera. Después bajaron a la cocina. La madre dijo: -¿Estáis preparados para comer el pastel? El niño pequeño respondió que sí. -¿Pero dónde está la abuela? - Ahora viene. -¿Dónde está el pastel? - Ahora lo traen. Comieron el pastel. FIN

Ariana Ganea

LA HIJA DEL CAMPESINO Había una vez en un campo, un campesino que tenia una hija. Una vez encontraron un cofre de oro debajo de tierra. Y no sabían que hacer. -Podríamos dárselo al rey. Dijo el campesino. -No, porque se pensará que lo hemos robado. Dijo su hija. - No te escucharé. Respondió su padre. El campesino se fue con el rey y le dijo: - He encontrado el cofre debajo de la tierra. Y el rey le dijo: - No te creo. Llamó a los guardias para que lo metieran en la cárcel. Un día, su hija se casó con rey . El rey tuvo pena del campesino y mandó que lo sacaran de la cárcel. Vivieron felices para siempre.

Fin

Bernadette Anglada

EL CERDITO Y LA GRANJA Érase una vez, un cerdito que se llamaba Cola, era bajito y siempre estaba cansado. Vivía en una granja. Sus amos siempre estaban con el cerdito Cola. Pero un día, el cerdito Cola se quería ir de la granja. Y se fue. Sus amos buscaron por toda la granja, y no lo encontraron. Dijeron: -¡Cola ven!¡Cola ven! Pero el cerdito Cola no quería ir a la granja. Los amos se fueron al bosque. Allí estaba el cerdito. Cuando vio a sus amos, corrió mucho hasta la granja. Los amos volvieron a casa, vieron al cerdito y dijeron: -¡OOOH! -¡Pero si el cerdito Cola está en casa! El corrió y corrió tanto como pudo hasta ellos. Se besaron mucho y mucho, y el cerdito Cola no se escapó nunca jamás.

FIN

Elena Raya

EL MISTERIO DE LOS ACCIDENTES Hace mucho tiempo, en un pueblo llamado Río Helado, se quemó una casa y murió un hombre. Todos creían que había sido un accidente. Al cabo de tres días, los policías se encontraron una mujer muerta en una vía de tren. Después de dos semanas, una familia con tres hijos y una hija, se fueron a dormir. Por la noche se sintió: - ¡Aaaaah! Todo el barrio se despertó y un vecino llamó a la policía. Cuando la policía llegó, ya era demasiado tarde. Con aquellos tres accidentes la policía no sabia que hacer. Llamaron a un detective especial. Cuando llegó el detective les dijo: - ¡Eso son accidentes! - ¿Pero por qué te ríes? Dijo la policía. - Perdón. - ¿Qué podemos hacer? ¡No puede morir más gente! - ¿Os habéis fijado? Todos los accidentes han ocurrido en el mismo sitio. Tenéis que poner cámaras de vigilancia. Así lo hicieron y no hubo más accidentes. Cuando la policía observaba que había un problema iba muy deprisa y avisaba a esa persona. Vivieron felices y comieron perdices. FIN

Eudald Gómez LOS ESPANTAPÁJAROS Había una vez, una granja muy grande donde vivían unas personas un poco mayores, Pablo y su novia María. Tenían un problema, los pájaros se comían las hortalizas del campo, como por ejemplo, los tomates y las patatas. Decidieron hacer dos espantapájaros y los pusieron, uno a cada lado del campo. Los pájaros ya se comían las hortalizas. El cabo de un tiempo, los espantapájaros estaban tristes. - ¿Por qué? Decía María. Se puso a pensar y supo que estaban tristes porque estaban separados. Los pusieron juntos y hicieron dos espantapájaros mas. Los pájaros no se comían las hortalizas y los espantapájaros no estaban tristes. FIN

Eylin Mariel Nina

EL

PERRO INVISIBLE

Había una vez, un perro invisible que se llamaba Bruno y le gustaba pasear y comer. Un día, Yasmín, la dueña del perro, que era una chica muy bonita, paseaba su perro invisible y se le escapó. Estaba preocupada y lo buscaba desesperadamente, con tanta pena, que lloraba mucho. Al día siguiente, apareció, lo abrazó mucho y le daba muchos besos. Le dio algo de comer para que no tuviese apetito. Bruno bebía desesperadamente. Un día, Yasmín tenía que bañar a Bruno, el perro no quería y se escapó. Yasmín, lo buscaba pero el perro estaba detrás. La mordió y le hizo mucho daño. Yasmín tuvo que ir al medico de emergencias corriendo. Yasmín no podía correr, siguió coja tres meses. Luego se recuperó para siempre.

Fin

Iván Gil EL ROBOT VALIENTE Érase una vez, en un planeta grande, un robot enorme que era muy bueno con la gente. Un día, el robot oyó una voz que provenía del cielo y apareció una nave espacial. No se veía nada. Cuando aterrizo se abrió una puerta enorme y salió un extraterrestre llamado Zarom y dijo: - Voy a destruir el planeta Nameq. -¡Nunca vas a hacer eso, no mientras yo este aquí! Dijo el robot. De repente Zarom disparó al robot pero estaba blindado y le devolvió el disparo. El extraterrestre murió pero había muchos extratrestres . De repente recibieron un mensaje del rey. Les dijo que dejaran el planeta en paz.

FIN

Judit Jubany

EL GATO AL REVÉS Había una vez un gato al revés que se llamaba Pol. Tenía la cola delante, la nariz detrás y muchas cosas cambiadas.Todo el mundo se reía de él, y claro... ¿Qué podía hacer? Había nacido así. Su madre, Mariona, le decía que no se tenía que preocupar por nada. Pero Pol, el gato, seguía estando preocupado. Pol, a la mañana siguiente, cuando estaba en el patio del colegio, vió un gato nuevo. Fue a verlo y le dijo: - Hola. ¿Eres nuevo en el colegio? - Sí. ¿Quién eres tu, gato cambiado? - ¡ Soy Pol y soy del revés porque he nacido así! ¿Te ries de mi como los demás? - ¡ No. Yo quiero ser tu amigo! - ¿Quieres jugar conmigo? - ¡Sí, vamos a jugar! Los dos gatos se fueron a jugar muy contentos y fueron amigos para siempre. Su mamá estaba muy, muy contenta de que Pol tuviera un amigo tan bueno.

FIN

Luana Abigaela

DENISA CON EL CABALLO Érase una vez en granja, una niña llamada Denisa que era una muchachita amable, juguetona y le gustaban mucho los caballos. Tenía uno que era alto, juguetón y rápido. Un día, Denisa llamó a su padre para decirle sí la subía al caballo. Su padre le dijo que sí. Denisa estaba muy contenta porque su padre la llevaría a dar una vuelta con el caballo. Pero el caballo estaba comiendo tuvieron que esperar. Después Denisa cumplió su deseo y se pudo subir a los lomos de su animal favorito para pasear . Así, Denisa y su padre estuvieron muy felices y contentos.

FIN

Marc Agustina

EL PEZ AHOGADO Había una vez un pez que estaba a punto de ahogarse y decía: - Socorro, socorro. Y no venía nadie. Solo le faltaba un minuto. - ¡Correr que me ahogo! Y sí, sí, se ahogó y lo llevaron al médico. Después lo llevaron a la tienda y lo vendieron por treinta euros. Se lo comieron muy a gusto porque estaba muy bueno y tostado. Fueron a comprar otro y se gastaron un dineral para nada porque compraron un pez pero no era como el primero. Estaban muy enfadados y no volvieron mas a esa tienda. Los tenderos se quedaron sin dinero y cerraron la tienda porque no ganaban suficiente. Porque se gastaron el dinero para nada, pero para nada, con peces que no eran buenos. Se enfadaron mucho y se fueron a otra tienda. Ellos decían: - Pescadores, pescadores, queremos pescado. Vendieron el pescado bueno a la gente del barrio. El pescado que no era tan bueno lo llevaban a otras tiendas. Cuento acabado pez ahogado.

FIN

Marc Rotllan EL PARTIDO FINAL Érase una vez un niño que jugaba a fútbol y se llamaba Jorge. Aquella semana hacían un torneo de fútbol. Se lesionaron tres jugadores, Javi, Marcos y Iván. Pero el equipo se clasificó. Tenían muchos problemas porqué les faltaban tres jugadores, y solo tenían una semana para recuperarse. Iba pasando el tiempo hasta que llegó el día. Solo se habían recuperado dos: Javi y Marcos. Iván no y solo faltaba una hora para el partido. Pasaban los minutos . Al final, Iván se recuperó y ganaron el partido. Dijeron: - ¡Hemos ganado la copa! ¡A por ella!

Fin

Noèlia Sánchez

UN DÍA EN EL BOSQUE Había una vez, una niña y un niño que tenían un perro. La niña se llamaba Marina y el niño Juan, su perro se llamaba Vilma. La niña era alta, bonita y simpática, el niño se sentía fuerte, atrevido y bonito. El perro era bueno, juguetón y muy valiente. Un día especial, los llevaron a un bosque muy grande. Poco después vino un monstruo, el niño, la niña y el perro empezaron a correr. Vino el padre, y les preguntó: -¿Por qué corréis? -¡Porque nos persigue un monstruo! -Deja en paz a mis hijos, monstruo estúpido. -¡Nunca os dejare en paz! ¡Ha, ha! Entonces vino toda la gente y dijo: -¡Déjalos en paz! Entonces el monstruo se fue corriendo. Nunca más los persiguió un monstruo. FIN

Núria Roca LA CASA DEL TERROR Había un vez un grupo de chicos y chicas que se fueron de campamento al bosque y se quedaron a dormir. Cuando llegaron, la maestra dejó hora libre. Por la noche, un chico del grupo tenía que ir al servicio y despertó a un compañero del grupo, y a otro, y a otro y a otro...Al final todos los niños y niñas estaban despiertos y fueron al servicio. Cuando estaban a punto de llegar vieron una casa muy grande. Por la mañana todos hablaron sobre la casa. Al final, llegaron a la conclusión que irían a inspeccionar la casa. A la hora de comer entraron y se les cerró la puerta. No podían salir. Vieron una mesa con comida muy buena, tenían curiosidad por entrar a una habitación pero había esqueletos. Todos gritaron y entraron a otra habitación. Jorge, un chico del grupo, dijo a sus compañeros: -¡Os lo había dicho que habría esqueletos y hombres lobo! Después entraron a una habitación que había hombres lobo. Al final, consiguieron salir de allí muy asustados. La maestra se puso muy contenta y les dijo: -¿Donde estabais? -¡Dentro de aquella casa. Hace mucho miedo! -¡Ja ja ja ja ja, es una broma. Todo es mentira, es el juego de miedo de esta noche, no lo digáis a nadie! - ¡De acuerdo! Lo pasaron muy bien en aquellas’’COLONIAS’’. Jorge no tuvo razón aquella vez. FIN

Pol Cubinsà

EL NIÑO QUE DESAPUNTARON DE FÚTBOL Había una vez un niño que se llamaba Pol. Era listo y jugaba a fútbol. Un día, lo desapuntaron y solo le quedaba un amigo. Un día su amigo se quedó mal de la cabeza y Pol siempre lo cuidaba. Le daba agua y comida. El pobre Pol se quedaba sin comida y ya estaba harto. Pero sabia que le tenia de dar porque era su mejor amigo. Un día Pol se quedó sin comido y a su amigo lo llevaron a una residencia. Allí le daban de todo y lo bañaban. Y cuento contado ya se ha acabado.

FIN

Pol Jodar EL POL QUE JUGABA AL FÚTBOL Había una vez, en Gironella, en el año 2009, un chico que se llamaba Pol. Era muy simpático y jugaba al fútbol. Él chico no marcaba goles y se preocupaba mucho. Todo el equipo marcaba goles pero iban perdiendo los partidos de fútbol. Un día, ganaron el partido gracias a Pol, porque marcó un gol de vaselina. Celebraron el gol y se sintió muy orgulloso. Los otros niños también se sentían orgullosos de el. A partir de Aquel día ganaron todos los partidos. -¡Por fin he conseguido marcar goles!

Fin

Andrei Raúl Oltean UNA AVENTURA EN EL MAR Había una vez, en un mar muy lejano del Polo Norte, un pez muy listo y pequeñito que vivía allí. Ese pez tenía mucha suerte porque vivía con sus padres y tenía muchos hermanos mayores que él. Siempre jugaba con sus padres y sus hermanos, pero todo cambió cuando un tiburón muy grande, se comió a toda su familia menos a el. El pobre pez , se quedó solo. Suerte que encontró una familia de pingüinos muy amables que le ayudaron a llegar hasta su primo y sus padres. Por el camino, se encontraron el tiburón que se que se había comido la familia del pececito. Aquel pez recordó lo que el tiburón había hecho a su familia y le dijo: -¡Puede que te hayas comido a mi familia, pero a mi no me comerás! El tiburón se puso a reir y dijo: -¡Ah sí! ¿Qué vas a hacer para impedirlo? ¡Estás indefenso sin nadie que te proteja! -En realidad, tengo un grupo de pingüinos que lucharán conmigo. -¿Qué pueden hacer unos pingüinos? -¡Mucho! Los pingüinos se presentaron pero cuando vieron a ese tiburón tan grande se escondieron. Cerca de ahí había una red de pescadores, el pez tuvo una idea. Llevó al tiburón dentro de la red, pero como el pez era tan pequeñito, consiguió salir por un agujero y los pescadores pescaron al tiburón. Después continuaron el camino y al poco tiempo llegaron a su destino. Todos se alegraron muchísimo al verse, y así, fueron felices para siempre. FIN

Rubén Fernández LA MARIPOSA FORZUDA Había una vez una mariposa que se llamaba Forzuda porque era muy fuerte. Se fue al castillo de la serpiente Furiosa. Pasó por las montañas heladas y se encontró al primer soldado sapo Saltarín. La mariposa Forzuda luchó contra él y al final lo ganó. La mariposa Forzuda vio a un amigo suyo, era oso Dey y le dijo: -Mariposa Forzuda ¿Dónde vas? -Al castillo de la serpiente Furiosa. -¿Puedo ir contigo?

Siguieron caminando, y se encontraron con el segundo soldado, que era cuervo Zen y les dijo: - Si queréis llegar al castillo de la serpiente Furiosa tendréis que luchar contra mi y el último soldado que será el siguiente.

Lucharon contra él, al final lo ganaron. Fueron a los Dientes de Caibar y se encontraron a dragón Forzudo, el hermano de la mariposa Forzuda que era malo. Pero vino el lobo Feroz y juntos lucharon contra el hermano malo y al final lo ganaron. Llegaron al castillo de la serpiente Furiosa. La serpiente dijo: -Habéis llegado bien. Luchemos. Lucharon contra ella y la lucha duró y duró. Vinieron los otros malos y el ruido...¡BUM BAM BIM! Todos lucharon mucho, demasiado y al final ganaron. Así vivieron en paz. FIN

Rut Sellas LA FRESITA QUE NO CRECÍA Hace muchos años, en un bosque, vivían una fresa y un fresón que tuvieron una fresita. Sus padres estaban muy contentos de haber tenido una fresita tan bonita. Pero cuando ya tenia 5 años, sus padres estaban muy preocupados porque su hija, la fresa, no crecía lo bastante y en la escuela se reían de ella. Pobre fresita, estaba muy triste por lo que pasaba. Un día de sol, la fresita decidió ir a ver al mago Merlín. La fresita dijo: -¡Hola Merlín! -Hola fresita. ¿Querías alguna cosa? -Sí, venía a preguntarte una cosa. -Dime qué es. -¿Tienes alguna poción mágica para que las otras fresitas no se rían de mi? -¡Me parece que sí! -¡Recétamela, recétamela! -Ahora mismo te la receto, pero primero, me tienes que prometer que me vas a escuchar muy atentamente. Si no me escuchas bien te vas a tomar mucha poción y no saldrá nada. -Te escucho. -Debes tomarte una gota para desayunar y otra para cenar. -¡Gracias Merlín! Adiós . -Adiós fresita. Suerte.

La fresita siguió las instrucciones de Merlín y al día siguiente cuando la poción hizo su efecto, sus padres no la conocían. Le preguntaron: -Fresita, ¿Qué te ha pasado que has crecido tanto? -Merlín me ha dado una poción mágica. Y en la escuela nunca más se rieron de ella y tuvo muchos amigos y amigas.

FIN

Tania Sotomayor EL CABALLO MÁGICO Érase una granjera, Blanca, que tenia una hija que se llamaba Ana. Vivían en un bosque grande y bonito cerca del pueblo. Ana quería un caballo blanco o negro. Un día Ana iba al colegio mientras su madre iba a comprar comida. A las tres de la tarde cuando Ana salió del colegio, su madre estaba trabajando en la granja. Ana llegó a casa y le dijo a su madre: -¿Hola mamá, me comprarás un caballo negro o blanco? Su madre le contestó: - Cuando sea tu cumpleaños. Llegó su cumpleaños y su madre fue sola a comprar un caballo blanco. Su madre llevaba el caballo al garaje y Ana no lo vio. A las siete de la noche, las dos cenaron juntas. De postre comieron el pastel y por último el regalo. Su madre lo fue a buscar. Ana lo vio y dijo: -¡Mamá es un caballo blanco! - Sí hija sí. Le contestó su madre. Ana y su madre se fueron a dormir. Por la mañana siguiente Ana fue a dar de comer al caballo. Cuando Ana entró vio al caballo muerto. Ana fue corriendo a decírselo su madre. Su madre le dijo: - ¿Ana eso es verdad? Ana le contesto: -Sí mamá. Por la noche, Ana fue a ver al caballo y de repente se dio cuenta que estaba vivo. ¡Era un caballo mágico! Desde ese día vivieron felices.

FIN


LIBRO CUENTOS INVENTADOS