Issuu on Google+

a oposición entre razón y pasión es uno de los clásicos de la historia de la humanidad y muchos filósofos y pensadores desde la antigüedad hasta nuestros días le consagraron toda suerte de estudios. Durante el periodo que nos interesa en este programa, barroco y pre barroco, se consideraba que “el ser humano es un ser razonable” y que “la pasión es una sumisión irreflexionada e incontrolada a los deseos, asociada a la vez a la pasividad y al sufrimiento”. El sabio, habiendo plenamente realizado su naturaleza de ser razonable, debería poder vivir sin pasión. Las pasiones deberían entonces ser combatidas, y lo fueron, a través de la inquisición, durante mucho tiempo. Sin embargo en las artes, y sobretodo en la música, las pasiones (o afectos) ocupan un lugar fundamental, y sin ellas, solamente subsiste la “forma”, como sería el caso con un caracol y su concha. Por ejemplo, y solamente a modo ilustrativo (ya que cada compositor, región tiene sus preferencias) citamos aquí un extracto de “Der Vollkommene Capellmeister” en donde Johann Mattheson habla de las pasiones que debe suscitar y evocar la música. “Os será difícil concebir que inclusive en las más pequeñas, y poco respetadas, melodías de danza, los movimientos deben estar tan bien distinguidos como la luz y la sombra pueden serlos. Para dar una pequeña prueba se tendrá, por ejemplo, un afecto más elevado y más altivo en una Chaconne que en una Passacaille, en una Courante, los sentimientos van orientados hacia una ilusión tierna. Pero no hablo aquí de una Corrente italiana para el violín. En una Sarabanda, no encontramos sino un serio formalismo, la Entrée apunta a lo majestuoso y lo vanidoso, el Rigaudon, a la farsa amable, en una Bourrée, se busca el regocijo y un carácter benévolo, en el Passepied, la indecisión y la inconstancia, en la Gigue, el ardor y la prisa, en una Gavotte, la alegría jubilante y exuberante, en el Menuet, el placer moderado, etc.”

El Ensamble Paraguay Barroco Formados en gran parte por los profesores del "Conservatorio Itinerante" creado por Le Couvent, y dirigido por Judith Pacquier, con la eficaz intervención del violinista barroco Olivier Briand, la mayoría de los jóvenes músicos que componen el ensamble se beneficiaron con numerosas sesiones de perfeccionamiento organizadas tanto en Francia como en Paraguay, Perú, Chile, durante las grandes cumbres panamericanas de música barroca. Es entonces que Paraguay Barroco conquistó sus cartas de nobleza, tocando en varias ocasiones bajo la dirección de prestigiosos directores como Gabriel Garrido. Numerosas giras le permitieron ser rápidamente un verdadero embajador cultural de Paraguay, tanto en Europa como en toda América latina, o aún en Marruecos, en donde Paraguay Barroco fue invitado a título excepcional al Festival de Músicas Sacras de Fès, y donde fue considerado "LA revelación del festival". Pero es sobretodo en Sarrebourg, Francia, sede del Centro Internacional de los Caminos del Barroco, en donde las actividades del ensamble tomaron una dimensión excepcional, culminando con la película "Caminos Barrocos" (difundida por ARTE France et Allemagne) filmada por el realizador Olivier Simonnet en Yaguarón, así como en las ruinas de Jesús de Tavarangüe y de Trinidad, bajo la dirección musical de Gabriel Garrido. Consagrando todos sus esfuerzos a la música de los siglos XVII y XVIII y pudiendo dotarse de a poco de instrumentos de época, el ensamble aborda sin exclusiva todos los repertorios que van desde la música barroca y pre-barroca europeas hasta las obras de expresión más popular de América latina, cuyas raíces derivan directamente del inmenso corpus del barroco latinoamericano. Constantemente animado por una labor pedagógica, no solamente el ensamble Paraguay Barroco contribuye a la difusión de la música barroca, sino que, gracias a sus numerosos talleres de práctica instrumental y vocal, organizados en los medios sociales y culturales más diversos, crea sin cesar nuevas generaciones de jóvenes intérpretes aficionados. Está compuesto por músicos polivalentes que tocan dos, tres, a veces cuatro instrumentos, pero también cantan, bailan actúan, lo que les permite recrear la música barroca de manera original, respetando a la vez la interpretación histórica.

1

Los Músicos

Jessica Bogado, Soprano Empieza sus estudios musicales en el Conservatorio Nacional de Música de Asunción. Integró el elenco de ópera de la Universidad del Norte y Ópera Mercosur. Tuvo a su cargo varios roles importantes como Poppea (L’incoronazione di Poppea), Zerlina (Don Giovanni) y Rosina (Il Barbiere di Siviglia). Se une a Paraguay Barroco en 2009, participando de varios talleres de formación con Gabriel Garrido. Actualmente prosigue sus estudios en el Conservatorio Manuel de Falla de Buenos Aires. Alba Álvarez, Soprano Inició y concluyó sus estudios musicales con su madre en el conservatorio Josefina de Gehre, Encarnación. Se especializó en canto lírico con profesores como Atsushi Nishijima y Svetlana Evreinoff. Tuvo a su cargo los roles de Mimi (La Boheme), Violeta (La Traviata) y Drusilla (L’incoronazione di Poppea). Actualmente dirige el Conservatorio y el Taller de Ópera “Amadeus”, es integrante del elenco solista del Centro del Conocimiento de Posadas y preparadora vocal del proyecto “Fronteras Musicales Abiertas” Sara Arana - Violín Desde muy joven se interesa por la música. Ingresa al Conservatorio Municipal de Asunción Agustín Pio Barrios, en donde obtiene sus títulos de Profesor Superior de Violín, Lenguaje Musical e Historia de la Música. En 2009 pasa a formar parte del Ensamble Paraguay Barroco, al mismo tiempo que cumple con la función de primer violín en varias orquestas paraguayas (Orquesta del Congreso, Bach Collegium, OSN, Orquesta de la UNVES).

2

María Paz Ortiz - Violín Inició sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música Agustín Pio Barrios con Ada Antúnez, Miguel Ángel Echeverría, Silvio Rodríguez estudiando contrapunto, armonía y violín. Reforzó sus estudios con José Luis Miranda, Norberto García. En 2012 ingresa al Ensamble Paraguay Barroco, a la par que se desempeña como violinista del Bach Collegium, Orquesta del Congreso y Orquesta de la UNVES. Alfredo Yahari - Violín Se inicia desde muy temprano al violín en la Escuela de Música Herminio Giménez de Itá, en donde más tarde le tocaría ser profesor. En 2007, es uno de los primeros músicos seleccionados por Le Couvent para crear el ensamble "Jóvenes Músicos Barrocos de Paraguay", que luego se convertiría en "Paraguay Barroco". Benjamín Báez - Cello/Flautas Se inicia a la música a los 4 años en el Centro Evangélico de Estudios para la Adoración con el piano. En 2004 ingresa al Conservatorio Nacional de Música estudiando flauta dulce, piano y violín. En 2005 pasa al cello con Angela Osorio. A partir de 2007 toma clases con José Araujo, Miriam Santucci y Mikayel Haknazaryan. En 2009 se integra a Paraguay Barroco, y también forma parte de las orquestas del Congreso, el Bach Collegium y la UNVES. Regina Yugovich - Violín Inició sus estudios de violín en el Ateneo Paraguayo con Paulino Estigarribia y luego en el Instituto Municipal de Arte con Azucena Araujo y José María Calvo. Estudió con Esdras Rodríguez en Campinas (Brasil) y participó de varios talleres de violín barroco con Luis Ottavio Santos, Manfredo Kraemer, Hélène Houssel, y Hellmuth Rilling. Desde 2011 es violinista en el Bach Collegium, la Orquesta del Congreso y la Orquesta de la UNVES. Se une a Paraguay Barroco en 2012.

3

Alejandro Ledesma Juvinel - Viola Realizó sus estudios de música en el Conservatorio Nacional de Música y en el Conservatorio "Agustín Barrios". Fue integrante de la Orquesta Sinfónica Nacional y de la Orquesta de la Universidad del Norte. Actualmente, se desempeña como violista en la Orquesta del Congreso Nacional, Bach Collegium y la UNVES. En 2012 incursiona en la dirección escénica con La Serva Padrona. Integra Paraguay Barroco desde finales del 2012. Santiago Olmedo - Cello/Guitarras Egresado de la Escuela de Música Herminio Giménez de Itá, siguió cursos de perfeccionamiento en Santa Fe con Alberto Canto y en Buenos Aires con Marcelo Bru. A partir de 2007 participa de talleres con Tiziana Palmiero, Ronald Martin y Jennifer Vera y es seleccionado para integrar el ensamble "Jóvenes Músicos Barrocos del Paraguay", luego "Paraguay Barroco". Victoria Oviedo - Arpas (barroca y paraguaya) Empieza a estudiar arpa paraguaya con Marcos Lucena a los 13 años. En 2007 y 2008 viaja repetidamente a Europa representando a Paraguay con el grupo "Arpas Barrocas". Fue distinguida como "Visitante Ilustre" en Formosa y "Joven Destacada" en su ciudad, San Ignacio Guazu. Paralelamente a sus estudios de derecho, integra Paraguay Barroco desde 2009 con el arpa doble (única en Paraguay), que hoy maneja ya a la perfección. Alexandre Chauffaud - Teclados barrocos/Dirección Inicia sus estudios de piano con Diego Sánchez en Villarrica en 1996. En 2002 ingresa al CNR de Lyon (Francia) con Marie Christiane Pinget (clavecín) y Robert Ressicaud (órgano). Estudia igualmente con Aline Zylberajch, Laure Morabito, Etienne Baillot y Pierre-Alain Clerc (clavecin, continuo, gestualidad y retórica barrocas). En diciembre del 2008 funda el Ensamble Paraguay Barroco con Le Couvent.

4

El Ensamble Trondheim Barokk Con sede en la ciudad histórica de Trondheim, Noruega, el joven ensamble Trondheim Barokk reúne a toda una generación de músicos, principalmente noruegos, salidos de los mejores institutos de Europa y apasionados por el redescubrimiento de los repertorios olvidados y de las prácticas musicales durante el periodo barroco. Fundado sobre las cualidades personales de cada músico, el ensamble hace revivir la dimensión, individual y colectiva, que era la de la práctica musical en aquella época. Formado en 2009, Trondheim Barokk se instaló rápidamente en la escena escandinava actuando en Noruega así como en varios festivales internacionales, sin dejar de dedicarse fuertemente a un trabajo de difusión en Noruega, siendo así uno de los partícipes principales del desarrollo de la música antigua y de los instrumentos históricos en su país. Sus proyectos por venir (que transformarán poco a poco el ensamble en una verdadera orquesta barroca) están orientados hacia el encuentro de la música con otras artes, como la literatura o también la danza. El ensamble colabora regularmente con músicos franceses y es dirigido por el cellista Martin Wåhlberg y el laudista Erik Skanke Høsøien, pero también recibe a directores de gran prestigio, como Sigiswald Kuijken o Skip Sempé. Últimamente, Trondheim Barokk ha creado el ensamble “Trondheim Barokk Junior” que permite a niños y jóvenes músicos iniciarse a la práctica de conjunto bajo la tutela del “viejo” ensamble.

5

Martin Wåhlberg- Violoncello/Dirección Después de realizar estudios de violoncello moderno en el Conservatorio National de Région de Rouen (Francia) y el Conservatorio de Trondheim en noruega, se consagra completamente a la música antigua. Pasando por clases magistrales y la práctica de la música de cámara, siguió el curso de violoncello barroco en el Conservatorio Superior de Paris - CNR. Se dedicó por sobre todo, a partir de 2009, al ensamble Trondheim Barokk, fundado con el laudista Erik Skanke Høsøien. Un fuerte interés por la estética y la historia de las prácticas musicales lo lleva a efectuar investigaciones en el campo de la música y la literatura francesa y la música escandinava de los siglos XVII y XVIII. Erik Skanke Høsøien - Laúdes y guitarras Egresado de la Guildhall School of music and Drama de Londres, en donde hizo sus estudios de guitarra clásica y de la Staatliche Hochschule für Musik und Darsteelende Kunst en Trossingen en donde estudió laúd con Rolf Lislevand, es uno de los laudistas más activos en Noruega. Participó de talleres con músicos como Emma Kirkby, Jacob Lindberg o Christina Pluhar, se lo escucha regularmente como continuista en varias orquestas e instituciones de teatro de Noruega. Actúa también en varios ensambles, como la Capella Cravoviensis o el Ensamble Kapsberger de Rolf Lisveland en toda Europa. Es co-fundador, con Martin Wåhlberg, de Trondheim Barokk. Ingeborg Chrisitophersen - Flauta de pico/clavecín Recibió el premio de honor (Músico del Año) de la Sociedad Noruega de Artistas Músicos en 2003 y ganó el Campeonato Noruego para Jóvenes Músicos varias veces. Se especializa en flauta de pico y clavecín en Dinamarca y Bélgica. También es organista de la iglesia medieval de Nessoden, en las afueras de Oslo. Colabora estrechamente con la organización Concerts Norway, con conciertos en Noruega y en Bangladesh. Tocó como solista con la Norwegian Baroque Orchestra, Barokkanerne, la Orquesta Sinfónica Nacional de Ukrania, entre otras.

6

El Coro Polifónico Municipal de Villarrica El Coro Discantus fue creado en Villarrica en 1996 por la profesora Elsa María de los Ángeles Godoy quien lo dirigió durante sus primeros 15 años. Integrado por jóvenes y adultos amantes del canto y la música en general, su repertorio abarca obras que van desde el clasicismo hasta la música contemporánea pasando por el ineludible y riquísimo folklore de América latina. Cantaron bajo la dirección de renombrados directores de orquesta de Argentina, Venezuela y Paraguay, entre los cuales cabe destacar a José Luis y José Miguel Miranda y Diego Sánchez Haase. En 2011, Discantus se convierte en Coro Polifónico Municipal de la Ciudad de Villarrica, bajo la dirección de Alexandre Chauffaud. Es entonces que empieza a incursionar en la interpretación histórica de la música antigua, lo que lo convierte en un aliado clave para el Ensamble Paraguay Barroco, con quien ya compartió varios conciertos en Villarrica. El pasado 8 de octubre, organizaron su primer encuentro coral “Intercoros” a nivel nacional, encuentro que continuará realizándose anualmente apuntando a una mayor y mejor difusión del canto coral en Paraguay. Esta vez, el Coro Polifónico Municipal tiene un lugar privilegiado en “Pasiones Compartidas” y a su cargo la primera audición en Paraguay de varias obras corales, entre las cuales cabe destacar este sublime “Pópule meus” de Juan de Vega Bastán.

7

“Pasiones Compartidas” entre Viejo y Nuevo Mundo Del miércoles 20 al miércoles 27 de noviembre Miércoles 20: FADA/UNA Concierto didáctico a las 10:00hs. Ensayo público a las 17:00hs. Jueves 21: FADA/UNA Concierto didáctico a las 10:00hs. Ensayo público a las 17:00hs. Viernes 22: Catedral de Asunción. Concierto público a las 21:00hs. Sábado 23: Templo San Buenaventura de Yaguaron. Concierto didáctico a las 15:00hs Concierto público a las 19:00hs. Domingo 24: Catedral de Villarrica. Concierto público a las 20:00hs. Lunes 25: FADA/UNA Taller de formación a la interpretación histórica de la música barroca de 14:00hs a 17:00hs. Concierto público a las 20:00hs. Martes 26: FADA/UNA Taller de formación a la interpretación histórica de la música barroca de 10:00hs a 17:00hs. Miércoles 27: FADA/UNA Taller de formación a la interpretación histórica de la música barroca de 10:00hs a 17:00hs. Concierto público con los alumnos del taller a las 20:00hs.

8

Programa - Cantemus omnes Domino

Giacomo Carissimi

- Sonata decima a 5

Johann Rosenmüller

- Niña si encontrares

Anónimo, España s.XVII

- Lascia ch’io pianga

Georg Friedrich Händel

- No hay que decirle el primor

Anónimo, España s.XVII

- Plorate filii Israel

Giacomo Carissimi

- Königsberga

Adam Jarzębski

- Sonata para flauta nº 10 en mi menor (III, Piva) - Sonata “La Bernabea”

Johan Helmich Roman Giovanni Antonio Pandolfi

- Pópule meus

Juan de Vega Bastán

- Tarara qui yo soy Anton

Antonio de Salazar

- Eso rigor e’ repente

Gaspar Fernandes

- Tonada el Congo

Códice Martínez Compañón

- Los coflades de la estleya

Juan de Araujo

Presentación de las obras y compositores Cantemus omnes Domino/Plorate filii Israel Giacomo Carissimi, extractos del oratorio “Jephte” (ca.1650).

La palabra ���oratorio” parece haber sido empleada por primera vez para designar un género musical en 1640 por Pietro della Valle en una carta al teórico Giovanni Battista Doni. Derivada del verbo en latín “orare”, el término “oratorio” designaba en un principio un lugar propio a las devociones. A mediados del siglo XVI, Philippe de Néri fundó en Roma la Congregazione dell’oratorio que realizaba sus actividades devotas en San Girolamo della Cartità y luego en Santa Maria della Valicella. Poco después, las reuniones de oración fueron incorporando elementos musicales: se cantaban laudes y madrigales espirituales así como diversos motetes en diálogo.

9

La influencia de la nueva monodia acompañada y del estilo rappresentativo se manifiesta rápidamente: se busca relatar de manera más realista ciertos episodios de la biblia diferenciando los personajes, lo que dará lugar a l’historia o “historia sacra”, primera designación de lo que será el oratorio. Realizados sin representación escénica, recurriendo al coro, a veces acompañados por partes de violín además del bajo continuo, las historias sacras serán en este siglo XVII relativamente cortas, no sobrepasando la media hora, generalmente. Sin embargo, sus diálogos, sus características psicológicas y la deploración patética que constituye generalmente el momento más fuerte de la obra, la convierten a la vez en una hermana de la ópera y una lejana descendiente del drama litúrgico de la edad media. Sonata decima à 5 Johann Rosenmüller, “Sonate a 2, 3, 4 e 5 stromenti da arco e altri” (1682).

Si algún compositor merece un lugar privilegiado en un programa dedicado a las “pasiones”, es sin duda alguna Johann Rosenmüller. Se sabe muy poco de sus años de juventud, aparte el hecho de que probablemente tomó clases con el compositor alemán Michaël Tobias. Enseña durante diez años en la escuela Santo Tomás de Leipzig antes de ser nombrado organista en la iglesia San Nicolás. Su carrera, que se anunciaba brillante, termina brutalmente cuando en 1655 es arrestado y encarcelado con un grupo de niños cantores con los cuales se le acusaba de tener relaciones sexuales. Logra escapar y alcanzar Hamburgo antes de marcharse para Venecia en donde se instala como músico y compositor en 1658. De 1678 a 1682 es compositor en el Ospedale della Pietà, el célebre orfelinato en donde poco después Vivaldi sería nombrado Maestro de Conciertos. Todo apunta a que fue durante su estadía en Venecia que compuso estas Sonate a 2, 3, 4 e 5 stromenti (muy influenciadas por la música de Giovanni Legrenzi), aunque hayan sido publicadas más tarde en Nuremberg. Niña si encontrares Anónimo, Manuscrito Guerra, España, s.XVII

El manuscrito Guerra es una de las más importantes recopilaciones que tiene España de la música del siglo XVII. Copiado por José Miguel de Guerra y Villegas para la capilla de Carlos II alrededor de 1680, contiene 100 tonos humanos de diversos autores (Juan del Vado, José Marín, Juan Hidalgo).

10

Lascia ch’io pianga Georg Friedrich Händel, extracto de la ópera “Rinaldo”, 1711.

Esta aria es casi una de las más conocidas de toda la música barroca. Su compositor estaba tan satisfecho de ella que la encontramos también en dos de sus obras anteriores (“Almirena”, estreno en Hamburgo en 1705 y “Il trionfo del tempo e del Disinganno”, estreno en Roma en 1707). La volverá a utilizar en Londres en 1711 cuando, en su ópera “Rinaldo”, Almira se lamenta ante Argán quien le declara su amor: “déjame llorar mi cruel destino”. Todas estas representaciones fueron acogidas con tremendo éxito: un claro ejemplo de la universalidad de las pasiones. No hay que decirle el primor - Xácara Anónimo, España (Madrid?) s.XVII

A pesar de que la Xácara pertenezca al mundo informe y mal conocido de los géneros llamados “menores”, tiene una abundante bibliografía y numerosas especulaciones sobre su origen, estructura, sentido, evolución, lenguaje, relación con la música y el teatro… Un análisis exhaustivo tomaría centenares de páginas y aún así no sería suficiente. Nos contentaremos entonces con citar algunas definiciones que aparecen en el “Diccionario de Autoridades”, publicado por la Real Academia de España entre 1726 y 1739. La primera nos habla de una “compostura poética que se crea en el estilo del romance y en la cual se narra regularmente algún suceso particular y extraño”. Junto a esta primera definición, encontramos dos más que definen la Xácara como: “el son que se toca para cantar o baylar” y “una especie de danza, formada al son propio de la xácara”. Otra definición se refiere a los intérpretes y a las condiciones en las cuales suele darse: “la junta de mozuelos y gente alegre que de noche vagabundea haciendo ruido” y, finalmente, otra que hace referencia a las consecuencias de estos cánticos: “la Jácara es la molestia y enojo creado por los que cantan alguna xácara”. Se puede entonces deducir de estas definiciones que el mundo nocturno de las calles de Madrid en los siglos XVII y XVIII, con sus peleas, malvivientes, ladrones y prostitutas, está perfectamente ilustrado por éste género. Königsberga Adam Jarzębski - (a.1590-1648/9)

Adam Jarzebski nació en Warka, Polonia, probablemente en la última década del siglo XVI. La primera aparición de su nombre es en 1612, contratado

11

como violinista en la capilla real de Juan Sigismundo Hoenzollern, elector de Brandeburgo en Berlín, quien le concede un año de permiso para ir a especializarse a Italia. A su vuelta, sin embargo fue directamente a Varsovia, en donde fue contratado en la corte de Sigismundo III y más tarde en la de su hijo, Vladislao IV Vasa. Se conservan muy pocas obras de sus “Canzoni e Concerti a due, tre e quattro voci, cum basso continuo”, de las cuales esta Königsberga, a tres voces graves y de pura estética italiana demuestra un perfecto dominio del contrapunto. No se conoce la fecha exacta de su muerte, siendo la firma de su testamento, el 26 de diciembre de 1648, su última manifestación por escrito. Sonata para flauta y continuo nº 10 en mi menor, III “Piva” Johan Helmich Roman (1694-1758)

Es uno de los compositores más importantes del periodo barroco en los países escandinavos. Hijo del maestro de capilla Kohan Roman, y demostrando un enorme talento para la música desde muy temprana edad es contratado en la capilla real como oboísta y violinista. Un año después entra a la orquesta del King’s Theater bajo la dirección de Händel. En 1721, a la muerte de su padre, se lo vuelve a llamar de Stockholm para integrar la capilla real. Es conocido también como “el Händel sueco”. Incursionó, como su maestro, en todas las formas y todas las formaciones musicales. Su obra comprende misas, cantatas de casamiento, de coronamiento, un montón de sinfonías, sonatas y sonatas en trío. También le debemos los famosos assagi, pequeñas obras para violín solo en donde, como J.S.Bach, desarrolla y lleva a la cumbre todo el poder de expresión de un solo instrumento. Roman compuso una docena de sonatas para flauta y continuo de una de las cuales es extracto el movimiento “piva”, retomando así la apelación italiana de la gaita, cuyos rasgos típicos podemos encontrar a la vez en el bajo y en la melodía. Sonata “La bernabea” Giovanni Antonio Pandolfi (1629-1678/9)

Se sabe muy poco sobre Pandolfi, aparte del hecho que en 1660 y en 1669 publicó compilaciones de sonatas “da Chiesa e da Cámera” proponiendo un uso múltiple (varios instrumentos). Las sonatas de 1660, son todas características de un estilo “roto”, acercándose a la práctica improvisatoria de la época, por un continuo bastante sencillo, sobre el cual el violín (aquí, la flauta), desarrolla movimientos muy libres. Las doce sonatas de esta compilación llevan

12

cada una, una dedicatoria a diferentes compositores contemporáneos. En 1675, después de la caótica celebración de una misa solemne en Messina, donde era maestro de capilla, tuvo un desacuerdo con el castrato Giovanni Marquette, que se terminó por una apuñalada de parte del maestro. El castrato murió horas después. Pandolfi huyó entonces a Francia y luego a Madrid, en donde posiblemente haya estado hasta el final de su vida. Pópule meus Juan de Vega Bastán, s.XVII y XVIII

No se sabe sino muy poco sobre la vida de Juan de Vega Bastán. Alrededor de los años 1673 y 1680 fue nombrado compositor y maestro de capilla en la catedral de La Plata (hoy Sucre), puesto en el cual fue reemplazado por Juan de Araujo. El catálogo del Archivo Nacional de Bolivia solamente contiene tres obras que llevan su nombre: dos villancicos y un “Pópule meus”, motete para dos coros, a tres y a cuatro voces con continuo. Tarara qui yo soy Anton/Eso rigor e repente/Los coflades de la estleya Antonio de Salzar (1650-1715)/Gaspar Fernandes (1566-1629)/Juan de Araujo (1646-1712)

Antonio de Salazar nació en Sevilla. En 1688 desembarcó en nueva España (hoy México) para ocupar el cargo de maestro de capilla en la Catedral de Puebla, y más tarde en la catedral de México, en donde murió en 1715. Gaspar Fernandes era portugués. Fue contratado en 1599 como organista en la catedral de Santiago de Guatemala. En 1606 lo mandaron llamar de la catedral de Puebla para reemplazar a su predecesor, Pedro Bermúdez, y asumió el mismo año como maestro de capilla. Se quedó allí hasta su muerte. Nacido en Villafranca, España, Araujo desembarcó en Lima a muy temprana edad acompañando a su padre que era funcionario del Conde de Lemos, Virrey del Perú (1667-1672). Alrededor de 1670, fue nombrado maestro de capilla de la catedral de Lima en donde sucedió a su maestro, Tomás de Torrejón y Velasco y en 1680 en la catedral de La Plata (Sucre) en donde murió. Estos dos compositores merecen mucho más que tres líneas para resumir sus vida y obra, sin embargo, lo que interesa aquí es mostrar el alcance que tuvo este género que es el de las “negrillas” o “villancicos negros”. También conocidos como “guineos”, estos villancicos (ya muy cotizados antes y después de estos tres compositores en España y sus colonias) retratan

13

a los negros que llegaban de África a América latina con el comercio triangular, mediante una serie de clichés en el texto (palabras deformadas, mala pronunciación) y en la música (constante vacilar entre ritmos binarios y ternarios, respuestas entre solistas y coro, propios de la música africana). Tonada El Congo a voz y bajo para baylar cantando Anónimo, Códice Martínez Compañón, Truxillo, Perú, 1782/5

Jayme Baltazar Martínez de Compañón y Bujanda nació en navarra en 1783. Estudió derecho y filosofía antes de ordenarse sacerdote a los 23 años. Llegó a Lima en 1768 en donde ocupó sucesivamente importantes funciones hasta que el Papa Pío VI lo nombró obispo de la diócesis de Truxillo en donde asumió sus funciones en 1779. Dejándose llevar sin duda por la curiosidad y su espíritu observador, el nuevo obispo decidió explorar su vasta diócesis. Martínez Compañón efectuó entonces largos viajes en todo el norte de Perú entre los años 1782 y 1785. Esta visita de sus dominios espirituales le permitió reunir notas sobre los aspectos más diversos, incluyendo 1411 espléndidas acuarelas que ilustran sus descripciones (de las cuales 38 se relacionan directa o indirectamente con la música). Pero nos legó también 20 testimonios manuscritos de las expresiones musicales más características de las regiones visitadas. Es este conjunto de escritos que se acostumbró a llamar “Códice Martínez Compañón”. Contrariamente a lo que se podría esperar de parte de un religioso, además obispo encargado de supervisar la evangelización de las poblaciones autóctonas, y salvo algunas excepciones, no estamos para nada en el ámbito de la música sacra, sino más bien en el universo de la vida cotidiana, con sus fiestas y, a veces, sus depravaciones. Es particularmente el caso de esta Tonada el Congo. El Congo siendo el apodo que se le daba a los esclavos africanos, se encuentran varias alusiones sexuales disfrazadas en juegos de palabras en los versos: “cu(..) su cu (..)” y “el palo de la jeringa derecho va a su lugar”. Además, la palabra “cusucu” designa en quechua un instrumento de origen africano (también conocido como zambomba en España, o cuica en Brasil) cuya caja de resonancia está cubierta por una piel, la cual atraviesa una vara de caña. Frotando la vara con la mano mojada (movimiento difícilmente más sugestivo) se obtiene un sonido que puede servir de base rítmica para una danza o canto. Acuarela del Códice Martínez Compañón

14

Un cruce de caminos En sus jóvenes cincuenta años, la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" ha formado a miles de jóvenes paraguayos en campos tan diversos como variados. Desde su fundación, a principios del año 1960, seguida de una larga lucha bajo la dictadura de Stroessner por crear las diferentes carreras que hoy propone y hasta el acuerdo celebrado recientemente con la Diócesis de Villarrica del Espítiru Santo (que le permite disponer de amplios y cómodos locales en el Ex Seminario Diocesano), ésta Universidad no ha cesado de crecer. Así pasó de un plantel de 10 profesores, 120 alumnos y tres carreras (1961) a tener actualmente más de 3000 alumnos, 300 profesores, 5 facultades y 13 carreras. No solamente brilla en su misión formadora, sino que, a través de su Extensión Cultural constantemente está apoyando la perduración de varias instituciones artísticas (Coruci, Ars Barroca, Orquesta Filarmónica de la Universidad Católica, Escuela de Danza Paraguaya y Moderna, Asociación de Amigos del Arpa) demostrando ser una institución fuerte, confiable y abierta. Hoy en día Paraguay Barroco también beneficia de la ayuda de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" - Campus Guairá para todo lo que incluye gastos de promoción, publicidad y comunicación. Era inevitable pues que estas dos instituciones, la Universidad Católica y el Ensamble Paraguay Barroco, movidas por la misma búsqueda del enriquecimiento espiritual y el rescate de la obra de los misioneros en la antigua Provincia Jesuítica del Paraguay, no se encontraran en el cruce del camino, dando por fin así a nuestro riquísimo patrimonio musical barroco el lugar que se merece.

15


Folleto Gira Nacional Pasiones Compartidas 2013