Issuu on Google+

Edición

DICIEMBRE

2008

1

484

Fundado en 1961 ISSN 0123-2894 Circulación Nacional Bogotá, D.C.

Semana de Aniversario

¡Cultura, Rumba, Condecoraciones!

Miembros del Curso Ariel Cortés Correa, viudas y familiares de compañeros fallecidos, a quienes les fue conferida la Medalla General Rafael Reyes en la categoría Bodas de Oro Profesionales.

Mensaje de Fin de Año El Presidente MG Juan Salcedo Lora, y la Junta Directiva Nacional de ACORE, les desea a sus Asociados una Navidad tranquila y un Año Nuevo pleno de felicidad al lado de sus familiares y amigos. El 2009 se avecina en el horizonte y con él, nuevas aspiraciones y metas para el bienestar de los Asociados, que con el apoyo de la Junta Directiva nos esforzaremos en complacer. Muy concurrida estuvo la apertura de la exposición de pintura.

Columnista invitado: el BG Leonardo Gómez analiza el fenómeno de pirámides.

5

Más de 600 Asociados celebraron en familia la Cena y el Baile de Gala.

Opinión: recomendaciones para neutralizar la guerra política.

6

Especial: 50 años del curso Teniente Ariel Cortés Correa. 1958 – 2008.

14

2

Actualizacion del AVODE, Auxilio Voluntario para Defunción

E

Mavor Roberto Rodríguez

n enero de 1964 se creó en ACORE el Fondo de Ayuda Mutua, como una entidad independiente de la Asociación, con el fin de auxiliar de manera inmediata a los beneficiarios del Acorado fallecido.

Treinta y nueve años después, en marzo del 2003, la Junta Directiva de ACORE, mediante la Resolución 309, cambió el nombre de este Fondo por el de AVODE (Auxilio Voluntario por Defunción) e introdujo algunas modificaciones que entraron a regir desde el primero de enero de 2005. Hoy el AVODE tiene 2.140 afiliados. Sus activos alcanzan un monto superior a los $2.500’000.000. El Auxilio Pleno por Defunción que se

entrega a los beneficiarios es de $16’614.000. En la última Asamblea General Extraordinaria de la Asociación, se decidió nombrar un comité especial para estudiar el Reglamento del AVODE y proponer las modificaciones que fueran necesarias, teniendo en cuenta algunas sugerencias y reclamos que han presentado algunos afiliados.

Proyectos El citado Comité viene preparando un proyecto que oriente la entidad con una visión de servicio más amplia y que, sin olvidar que es una entidad sin ánimo de lucro, funcione sobre una ecuación equilibrada y estable hacia el futuro, con el fin de presentarlo a consideración de la Asamblea General. Lo trascendente dentro de este proyecto es establecer un plan de cuentas y contable, sencillo, que esté al nivel de comprensión de todos los afiliados. En próxima edición estaremos informando sobre el mencionado proyecto en desarrollo.

3

Editorial

Hecatombe y márgenes de responsabilidad

A

CORE esta sentida en sus fibras más íntimas. Lo que suceda en el campo de las Fuerzas Militares nos atañe y nos preocupa sobremanera. Los vasos comunicantes son demasiado firmes para pensar siquiera que nos debemos mantener al margen de lo que allá suceda, de allá vinimos, son nuestros herederos y les dejamos una herencia de virtudes y valores en medio de una sociedad en crisis. No hay perfección en los actos humanos y es por ello que en la esfera de las responsabilidades a cada cual le toca sentir el peso que les corresponde. Quienes violen las normas disciplinarias o las penales, se deben hacer acreedores a las sanciones que los reglamentos y los códigos contemplan. No debe haber titubeos en ello y ACORE y sus Asociados son los primeros en aprobar la recta senda de las investigaciones. La responsabilidad de comando que se enseña desde recluta en los cuarteles que: “el comandante es responsable por lo que su unidad haga o deje de hacer” es suficientemente entendido por los militares. Afuera, en el medio civil y especialmente en el medio político, ello no significa ni representa medianamente lo nuestro. Allá primero se acomodan a cada circunstancia y a la manera del camaleón, priman los intereses personales, los fines políticos, en tanto que los valores pasan a una segunda instancia. Las responsabilidades en la milicia van en ascenso en la cadena de mando, pero tienen un comienzo y un final. De no ser así, a esta hora el ex presidente Belisario Betancur estaría acompañando a nuestros Asociados Arias Cabrales y Plazas Vega. Lo que haga un soldado afecta a su inmediato comandante y circunstancialmente sube en uno o dos escalones, dependiendo de que las instrucciones y los controles se ejercieran por quienes tienen esa obligación. Octubre y noviembre se cargaron de dura realidad y amarga experiencia. Toda

guerra es sucia y nadie quiere hacerla porque sí. En un momento de crisis al inicio de 1991, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares expuso al presidente César Gaviria las amenazas al Estado y a la democracia y apareció en el listado la corrupción. Fue la primera vez y causó extrañeza, pero fuimos los militares quienes analizamos desde ese entonces que la corrupción sería un fenómeno devastador de la sociedad. El tiempo nos ha dado la razón y hoy ese fenómeno agresivo destruye conciencias, rompe barreras morales, invade todos los espacios y hasta la justicia la vuelve pedazos. No es ajena la sociedad militar a la corrupción, si somos parte integral y muy importante de esa sociedad afectada. Hoy esa sociedad señala con su dedo acusador al Ejército, lo hace solapadamente, cree con ello lavar sus propias culpas y se declara inocente de todo cuanto a su alrededor sucede. El Congreso está diezmado por el fenómeno. Las grandes familias inclinan su cabeza por vergüenza. La clase política virtualmente desvertebrada. Ninguna institución es ajena a los impactos demoledores de la corrupción, en lo privado o en lo público. Pues bien, todos somos responsables de lo que en la parte baja de las organizaciones del eficiente Ejército ha sucedido. El Ejército necesita ayuda, mucha ayuda, para salir adelante, para continuar triunfando con esa cadena de éxitos que la Seguridad Democrática requiere para mostrar resultados. La ayuda debe llegar del Alto Mando y según la Constitución, ésa comienza con el Jefe del Estado que debe “dirigir la Fuerza Pública y disponer de ella como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la República”. Había coincidencia entre ese “Comandante Supremo” y Álvaro Uribe Vélez, puesto que el amigo leal y el conductor se fundían en la paz y en la guerra. El amigo se nos aleja en medio de la ira que

le produce el desconcierto y los fracasos y aparece en su reemplazo un detractor desconocido. La milicia se maneja con tino y energía, no mediáticamente como espectáculo para audiencias internas o internacionales. No para escarnio público con réditos políticos. Ni más faltaba que le diéramos lecciones al ilustre mandatario, de eso no se trata, sería hasta irrespetuoso, pero es altamente conveniente que sepa de primera mano lo que sufre y siente una Reserva lesionada. Creemos que no se pueden manejar las buenas o malas relaciones o la disciplina o los códigos desde las casas vecinas. Si la ropa sucia se lava en casa con mayor razón las manchas de la familia. Bien vale la pena recordar que la jurisdicción de la Cuarta División tiene 406.509 kilómetros cuadrados, en la cual cabría 20 veces El Salvador, plataforma de lanzamiento de un descrédito injusto. La extensión Divisional es mayor que la de muchos países del mundo, entre los cuales cabe destacar Paraguay (406,150), Siria, Uganda, Rumania, Reino Unido, (244,820), Ecuador (283,560), Italia (301,230), Polonia, Noruega, Vietnam (329,560), Alemania (357,021), Japón, Kosovo, Israel, El Salvador, Suiza, Dinamarca, Costa Rica, Bosnia y Herzegovina, Panamá, República Checa, Austria, Portugal, Hungría, Corea del Sur, Guatemala, Cuba, Bulgaria, Honduras, Corea del Norte y Nicaragua (139.682). Lo real es que a pesar de la inmensidad de jurisdicción, la División tiene un alto puntaje de éxitos en lo cual se destaca precisamente lo que tanto se alaba hoy: reinsertados en lugar de muertos. Hasta donde llega la información de la prensa, alias ‘Cuchillo’ no se fugó del cerco policivo por una infidencia, el operativo lo tomó por sorpresa y su mensaje es claro cuando reclama “a alguien” no haberle avisado. Es extraño que una vez más, grupos especiales policivos actúen en una jurisdicción de Fuerzas Militares sin coordinación, no hay que olvidar que en casos similares de descoordinación, como Guaitarilla y Jamundí, los resultados no pudieron ser más desastrosos. Estábamos ponderando hace unos meses las Operaciones Conjuntas con participación de las cuatro Fuerzas, vemos con tristeza que al parecer eso se acabó.

Calle 70 No. 4-24 PBX 345 0511 www.acore.org.co acore@cable.net.co Bogotá, D.C. Presidente MG Juan Salcedo Lora Director TC Efraín Martínez Rocchi Editor Periodista Carlos Castillo Lugo Consejo de Redacción BG Jair Perdomo Alvarado CN Carlos Prieto Ávila CO Gustavo Laíno Moreno CO Carlos Acosta Arévalo Gerente TC Rosa María Llovera Terradas Diseño Gráfico Johana Andrea Celis Suárez Publicidad y Digitación Erika Castro Rincón Fotografía: Álvaro Díaz Impresión: Editorial El Globo S.A. Calle 46 No. 103-59 Teléfono: 413 50 77 Nota: Los artículos no reflejan el pensamiento de ACORE. Son de exclusiva responsabilidad de sus autores y por razones de espacio podrán ser editados. La reproducción total o parcial de los artículos publicados en esta edición pueden ser utilizados con la referencia del periódico ACORE.

Olvidemos por ahora purgas y pirámides y celebremos la Navidad y Año Nuevo. ¡Felicidades!

Acorito

4

40 Años

40 años del Buque Escuela Gloria

L

a vida en el mar es una constante de retos que anima a sus tripulantes a saber que del trabajo en equipo depende el éxito de la navegación y el feliz arribo a puerto. Con esta concepción y llevando los sueños de más de 3.000 jóvenes que han adelantado su práctica marinera, como complemento a lo aprendido en las aulas, el Buque Escuela ARC Gloria cumple 40 años llevando una parte de Colombia a más de 180 puertos del mundo. La historia de esta insigne embarcación se remonta hacia 1966 cuando bajo el comando de la Armada del vicealmirante Orlando Lemaitre Torres se ordenó, por parte del gobierno, la adquisición de un buque de vela de tres palos, con el fin de destinarlo como Buque Escuela de la Armada Nacional. Su construcción fue llevada a cabo por la Sociedad de Construcción Naval Española, con sede en Bilbao, y se puso en ejecución en abril de 1967. El nueve de octubre de 1968, estando lista la embarcación, la unidad conformada por oficiales, suboficiales, cadetes y personal civil, zarpó a su primera singladura, soltando los cabos en el Puerto de Ferrol del Caudillo, en España, para luego arribar al puerto de Cartagena de Indias el 11 de noviembre de 1968. Desde entonces, ha sido el buque escuela insignia de los marinos de Colombia. En él se aprende y se practica la navegación costera y astronómica, la operación de equipos modernos de navegación y de comunicaciones, maniobra con velas y cabos, pitadas marineras y, en general, todas las actividades que se realizan en un buque velero. Con más 660.000 millas navegadas, equivalentes a dar 30 veces la vuelta al mundo, el Buque Escuela ARC Gloria, se ha convertido en el embajador flotante del país, dejando en cada puerto visitado la imagen de un pueblo noble y emprendedor como lo es el colombiano. Durante 40 años, en 70 países, el ARC Gloria ha ondeado el majestuoso

tricolor nacional colombiano, el más grande de cualquier velero del mundo, simbolizando en cada puerto, la grandeza y la pujanza inigualable de la cultura y las raíces colombianas. Convencidos que la lealtad y el conocimiento van de la mano, han sido varios oficiales de otras Fuerzas y de la Policía Nacional, los que han tenido el honor de navegar en el embajador flotante, entre ellos, el general Freddy Padilla de León, comandante General de las Fuerzas Militares, y el brigadier general Oscar Naranjo, director de la Policía Nacional. Los sueños embarcados en el velero, evocados por el vaivén de las olas, los ha presenciado durante 27 años el Jefe Técnico Blas Gaviria González, a quien cariñosamente le llaman ‘Blacho’, el contramaestre que más millas ha recorrido a bordo del embajador flotante y el hombre que ha dejado un legado a las generaciones de marinos que han sido sus alumnos.

Cadetes 2008 Bajo el mando del capitán de navío José Manuel Sierra González, el Buque Escuela ARC Gloria celebra sus 40 años de historia con una tripulación de 12 oficiales, 47 suboficiales, 11 Infantes de Marina y 74 cadetes. El pasado 6 de junio el crucero de entrenamiento No 64, inició su itinerario por aguas internacionales. En esta ocasión el buque recorrió los puertos Balboa (Panamá), Punta Arena (Costa Rica), Acapulco (México), Tacoma y San Diego (EEUU), El Callao (Perú), Valparaíso (Chile) y Guayaquil (Ecuador), y regresaron a Cartagena el 11 de noviembre, para conmemorar su aniversario. En San Diego de manera especial el velero participó, entre el 20 al 24 de agosto, en el Festival Of Sail San Francisco, junto a veleros de Polonia, Nueva Zelanda, Canadá y EEUU. En horabuena, para el buque insignia de Colombia en los mares del mundo.

5

Columnista Invitado

Las pirámides, resultante de una sociedad corrupta Brigadier General LEONARDO GÓMEZ VERGARA

Definitivamente el narcotráfico desmoronó los principios y valores que los abuelos grabaron con reciedumbre en el alma de sus hijos. Desde hace algunas décadas, prima el facilismo sobre el trabajo responsable y honesto. Lo importante, es hacer plata a como dé lugar.

L

os integrantes de la Fuerza Pública procedemos de esa sociedad colombiana que hoy se debate entre el dolor de haber perdido su dinero en la apuesta irresponsable de las llamadas pirámides y la incertidumbre de una pronta solución gubernamental a semejante bancarrota comunitaria, que está por verse. Un buen número de oficiales y suboficiales también, según informaciones provenientes de los mismos afectados, de conversaciones en voz baja y de señalamientos tácitos, cayeron en la trampa y llevaron a sus familias, a sus amigos y a sus compañeros de armas, a la desgracia. Inclusive, se dice que incautos y aventureros militares activos, llevaron dineros provenientes de sus anticipos de cesantías, única base real para asegurar una vejez sin carencias, después del ineludible retiro, a las captadoras ilegales de dineros que estallaron como burbujas apestosas. Se hipotecaron y mal vendieron propiedades, se hicieron “recolectas” familiares e incluso entre superiores y subalternos en unidades militares, con el deseo irrefrenable de lograr ganancias extravagantes a corto plazo. Todo se perdió en las alcantarillas que son las pirámides criollas construidas con dineros mal habidos. Llamadas desesperadas hoy se cruzan esos socios de facto, ante la debacle económica que les llegó como avalancha y que derrumba la estabilidad de sus hogares y la suya propia, sin hablar de que contribuye a ahondar el problema social que por esta misma causa, sume a Colombia.

Que el Estado falló, es cierto; que el Gobierno y sus organismos de control fallaron, también lo es. Pero eso no exime a cada persona envuelta en esta desgracia a responder por sus propios actos y sus consecuencias. No fue el Gobierno el que indujo a miles de hombres y mujeres a llevar sus haberes a las pirámides. Fue el instinto mafioso muy propio de estas tierras, fue el facilismo, fue el esguince que le hicieron esos entre incautos y temerarios a los valores y principios, lo que los llevó al abismo. Otro factor que contribuyó a esta tragedia absurda, es el desprestigio de la banca nacional. Cuántas personas humildes evitan el contacto con los bancos ante la certeza de que sus ahorros y el estipendio que reciben por su trabajo se esfuma ante los excesivos cobros por costos financieros, consultas de saldos, uso de cajeros automáticos, certificaciones, giros y el supuestamente temporal y tristemente célebre impuesto del ‘4x1.000’. Pero no es bueno desviarse del punto principal, puesto que en adelante el cruce de acusaciones entre Gobierno, Fiscalía, Superintendencia, banqueros, sociedad y gurús de todo pelambre, estarán a la orden del día. El punto es que perdimos el referente de la lógica ante los cantos de sirena de los avivatos que pulularon durante años sin control alguno. “De eso tan bueno, no dan tanto” y “Algo tiene el agua cuando la bendicen”, son dichos sabios de los viejos. Entre activos y retirados, es y será imposible hacer un balance de las dimensiones de esta colosal estafa; sólo conoceremos a cuenta gotas el drama de unos cuantos, porque muchos optarán por negar que “invirtieron” todo o parte de su capital en las captadoras ilegales para no quedar mal ante sus relacionados. Lo que si queda claro, es que otros promeseros perversos vendrán garantizando paraísos artificiales y serán

cientos y miles los que a pesar de advertencias y de la experiencia vivida, estarán dispuestos a entregar todo, a jugarse enteros, como reza el tango de “cabeza a cabeza” cantado el siglo pasado por Gardel. Solamente nos debe quedar la enseñanza que el trabajo honesto y el mantenimiento de principios y valores, son los bienes que nos permiten vivir con seguridad y felicidad. Estas son las enseñanzas que les debemos dejar también a nuestros hijos y nietos, que del facilismo solamente nos quedan dolores de cabeza, tristezas y remordimientos, que llevan a pleitos intrafamiliares y hasta a perder el hogar.

Vacaciones ACORE informa a los Asociados y al público en general que por vacaciones colectivas, la Sede de Bogotá atenderá hasta el 12 de diciembre, inclusive, y retornará a sus actividades normales el próximo 12 de enero de 2009.

6

Opinión

Recomendaciones

sobre la Guerra Política Coronel MARIO LÓPEZ CASTAÑO

Existe un clamor general en el ámbito castrense activo y en retiro sobre la pérdida de la Guerra Jurídica a raíz de la reapertura de las investigaciones penales en contra de ex miembros de la Fuerza Pública que en el pasado fueron calificados de héroes en el cumplimiento de sus funciones constitucionales. A este respecto, lo que se está perdiendo es la Guerra Política, cuyos componentes son la sicológica y la misma jurídica, las cuales tienen que interactuar en función del éxito de la Guerra Política, por cuanto aquéllas son interdependientes.

A

lgunas recomendaciones dirigidas a neutralizar las acciones de la izquierda en su acción política contra la Fuerza Pública y su Reserva Activa, son presentadas con la aspiración de poder contribuir a la búsqueda de la protección de los intereses institucionales. Debemos prioritariamente pasar de la retórica a los hechos; para ello es indispensable que los diagnósticos sobre la problemática institucional que resultan de los seminarios, congresos, mesas redondas y conversatorios que realizan todas las asociaciones de la Reserva, sean de conocimiento de los altos mandos Militar y Policial y que se traduzcan en exigencias documentales dirigidas al Gobierno, al Congreso, a las altas instancias judiciales y a todas las organizaciones de la Reserva de la Fuerza Pública. Sobre este particular, respetuosamente, se le recomienda al Cuerpo de Generales reactivar sus pronunciamientos de trascendencia nacional en solidaridad y respaldo político a los intereses institucionales de la Fuerza Pública y sus reservas.

Se debe partir de la necesidad de buscar el acercamiento político de la Reserva Activa con los altos mandos Militar y Policial, para que éstos, frente a su incapacidad constitucional de deliberar políticamente, obtengan el apoyo político de esa Reserva Activa que ya ha recuperado la totalidad de sus derechos políticos por haber llegado a su situación de retiro. ACORE, como el gremio de los oficiales en retiro de mayor renombre nacional e internacional, está llamada a seguir liderando la campaña encausada a contrarrestar los efectos nocivos de la guerra política en contra de nuestras instituciones. En este sentido, debe la Presidencia de ACORE darle continuidad a la reunión mensual de abogados de la Asociación, para que sean ellos los que adelanten la Guerra Jurídica como parte de la Guerra Política. Paralela a la Guerra Jurídica, debe ir aparejada la Guerra Sicológica en una sinergia que busque el éxito de la Guerra Política; para ello, debe orientarse la acción sicológica al incremento de los artículos

periodísticos para neutralizar los escritos de los corifeos de la subversión en el país y de la Coordinadora Continental Bolivariana (CBB) que buscan el desprestigio de la Fuerza Pública. Estos documentos deben tener amplia divulgación electrónica frente a los altos costos que demanda la publicidad periodística. No obstante lo anterior, ACORE podría seguir haciendo el esfuerzo económico para la difusión esporádica de comunicados en El Tiempo o El Espectador, señalando la protesta cuando algún miembro de la Institución Armada o de la Reserva Activa, sea objeto de alguna afrenta contra su dignidad. Acompañar espiritual y económicamente en términos de solidaridad de cuerpo, a todos los ex integrantes de la Fuerza Pública que están siendo investigados por hechos del

los procesos contra la Farcpolítica tengan el mismo auge y desarrollo. Para lo anterior, el grupo jurídico que mensualmente reúne ACORE, debe estructurar memoriales o derechos de petición a la autoridad judicial competente, según el caso. Además a instancias de ACORE, un grupo de abogados de la Asociación debe establecerse como una organización con personería jurídica para constituirse en parte civil en los procesos contra las Farc y la Farcpolítica con el fin de lograr las condenas y el resarcimiento de daños y perjuicios para sus víctimas. Finalmente, la campaña sistemática lanzada por la izquierda en sus diversas expresiones contra los intereses institucionales de la Fuerza Pública y de su Reserva Activa, no permite esperar una representación en el Congreso de la República de

A instancias de ACORE, un grupo de abogados de la Asociación debe establecerse como una organización con personería jurídica para constituirse en parte civil en los procesos contra las Farc y la Farcpolítica con el fin de lograr las condenas y el resarcimiento de daños y perjuicios para sus víctimas. pasado relativos al desarrollo de operaciones para el control del orden público. Así como la izquierda incrustada en organizaciones de derechos humanos y en las no gubernamentales (ONG), le exigen públicamente al gobierno y a los tribunales la agilización de las investigaciones contra los ex integrantes de la Fuerza Pública por hechos del pasado, igualmente las organizaciones de las Reserva deben presionar políticamente a esas mismas instancias para que

sus propias filas. Sabemos muy bien, que obtener una curul en el Congreso demanda tiempo, madurez política y apoyo unificado de todas las reservas, mientras esto ocurre, no podemos ser indiferentes ante la amenaza que nos acecha, y por ello, es urgente que los Conversatorios, iniciados bajo la tutela de ACORE, se constituyan en el punto de partida para el despertar de un espíritu de unión de las reservas, en un solo propósito, reducir la amenaza de la izquierda y proteger nuestros intereses institucionales.

7

Opinión

¡El libro del general Montoya! Brigadier General EDGARD PEÑA VELÁSQUEZ

Desconcierto, indignación y repudio, es lo menos que pueden generar las noticias sobre masacres cometidas por miembros del Ejército, quienes torpe y criminalmente habrían sacrificado las vidas de humildes jóvenes colombianos, sin que importara si estaban o no comprometidos en actividades al margen de la ley. General Mario Montoya Uribe

F

rente a tan grave acusación, los medios castrenses y quienes hemos tenido el honor de reseñar nuestro pensamiento en las páginas de su reflexión, no podemos guardar un silencio que podría tomarse como indiferente. Más aun, cuando de por medio está el sorpresivo retiro, sin fórmula de juicio, de casi una treintena de militares, anunciada por el Presidente de la República en un foro internacional, en que invocando la protección a los derechos humanos, llevó a la picota pública a uniformados de todos los niveles jerárquicos. Irresponsable, pero inevitablemente, la noticia, que dio la vuelta al mundo, incriminó a nuestro Ejército Nacional como la institución armada responsable del probable exabrupto, que, al parecer, se cometió en varias ciudades contra un número significativo de muchachos inermes. Los honores ganados en franca lid con las recientes actuaciones en la reconquista de la libertad de un importante grupo de secuestrados, incluidos los rescatados en la Operación Jaque y la liberación del ex congresista Jorge Lizcano -gracias a la presión militar- quedaron empañados por la sindicación de los horrendos ‘falsos positivos’ que han dado lugar a toda suerte de comentarios editoriales en los que terminaron pagando justos por pecadores, pues se habla de hechos criminales cumplidos por el Ejército, sin precisar que unos son los actos oficiales que comprometen a los organismos del Estado y otros los violatorios de la ley atribuibles a elementos que han desviado el desempeño de sus deberes.

Lo ocurrido nos conduce a algunas consideraciones: en primer lugar, la doctrina militar debe quedar incólume. Como siempre lo hemos sostenido, ante las graves y reiteradas acusaciones contra uniformados al servicio de la Fuerza Pública, las responsabilidades son estrictamente individuales y no pueden comprometer a los organismos de los cuales hacen parte, pues las conductas violatorias de la ley no interpretan los lineamientos institucionales, comprometidos en todo momento con los tratados internacionales, la Constitución, la ley y los reglamentos, como corresponde a un Estado de Derecho.

ficó la renuncia del general Mario Montoya, al comando del Ejército, y con ella, la sensación de una descomposición orgánica que no existe. Si se presentaron crímenes, estos no pueden catalogarse de Estado, sino imputables simplemente a sus autores, en abierta contravención de las instrucciones superiores. Cuando estas líneas escribo, escucho coincidencialmente, al periodista Juan Gossaín quien en R.C.N. se refiere a las semanales conferencias que mantenía el general Montoya con todos los comandantes de divisiones, brigadas y batallones, y que fueron impresas en un libro donde en cinco oportunidades se lee que “quien cause la muerte accidentalmente a un civil y no lo reconozca públicamente, es un co-

En segundo término, la sanción masiva a decenas de uniformados no le hace bien a la Nación, a sus instituciones, a sus leales servidores, ni a la justicia Las responsabilidades son estrictamente individuales y no pueden comprometer misma, mientras no se agoten los a los organismos de los cuales hacen parte, pues las conductas violatorias procedimientos que declaren la de la ley no interpretan los lineamientos institucionales, comprometidos en culpabilidad de los responsables, todo momento con los tratados internacionales, la Constitución, la ley y los debidamente rodeados de las ple- reglamentos, como corresponde a un Estado de Derecho. nas garantías de juicios revestidos de las formalidades constitucionales. barde; quien intencionalmente mate a un civil, a De ahí la vehemencia del comunicado del más de cobarde es un criminal”. ParadójicamenCuerpo de Generales y Almirantes en que se te, su retiro lo hace aparecer como si sus consigreitera la adhesión permanente al Derecho Inter- nas hubieran sido totalmente las contrarias. nacional Humanitario y las normas y principios Viene oportuna la sentencia del general Franque lo desarrollan, se declara el firme propósito cisco de Paula Santander: “Las armas nos han de depurar las filas militares y aplicar los correcdado la independencia, pero las leyes nos darán tivos necesarios, todo en aras de procurar la paz la libertad”. El profesionalismo castrense ha dado que aglutina nuestro obrar y en función de la argrandeza a Colombia, no permitamos que los monía que debe reinar entre los integrantes de la errores de unos pocos, la ligereza en los juicios de Nación. los hombres y las veleidades políticas, derrumben Un tercer aspecto, es el alto costo que signi- el pedestal que corresponde a los héroes.

8

Opinión

Carta al presidente

Álvaro Uribe Vélez Señor Presidente: Soy un soldado de la Reserva Activa del Ejército Nacional preocupado por la suerte de mi país, que a pesar de mi procedencia campesina, corrí con la fortuna de recibir una buena formación en valores y principios, en educación académica y militar y de poder expresar mis opiniones en el periódico de mi Asociación. Además no tuve, ni tengo ni aspiro a tener alguna influencia política como para lagartearme un cargo público. Por estos motivos me tomo la libertad de escribirle, aunque me anticipo a creer que son mínimas las posibilidades de que Usted lea esta carta. He sido uribista desde su primera campaña presidencial y estuve de acuerdo en que para Colombia era muy importante su reelección. El argumento de que cuatro años eran insuficientes para culminar la difícil tarea que Usted se impuso era cierto y convincente. Así mismo, creo que Usted saldrá adelante si decide lanzarse a la aventura de una segunda reelección, porque su alta popularidad ante un pueblo hastiado de violencia es tan grande que, a menos que ocurran cosas impredecibles antes de los próximos comicios electorales, tendrá suficiente respaldo para volver a ganar. Pero no se trata de eso, el caso es que una segunda reelección es negativa en sí misma e inconveniente tanto para Usted como para el país. Se necesitaría empezar por hacer otra reforma a la Constitución Política, con el desgaste de gobernabilidad, el costo financiero, la heredada politiquería, la oferta y pago de favores que eso implica. En segundo lugar, mermaría su capacidad de trabajo, porque Usted, con su lema de trabajar, trabajar y trabajar, acostumbrado a ser un triunfador, tendría que dedicar mucho tiempo a la nueva campaña en contravía de dar solución a los múltiples problemas del país. En tercer lugar, aunque podrían enumerarse muchos más, porque Usted le está diciendo al pueblo colombiano que, entre cuarenta y cuatro millones de habitantes, la única solución es su continuidad en el poder, lo cual es una ofensa. Si uno se remonta a la historia, encuentra varios casos en que los gobernantes quisieron perpetuarse en el poder, algunas veces con méritos para hacerlo, y, sin embargo terminaron mal. El más famoso es posiblemente el de Napoleón Bonaparte, quien después

Mayor RODRIGO ROJAS SUÁREZ*

de ser el adalid contra la monarquía que consideraba funesta para Francia, en presencia del complaciente papa Pio VII, se coronó a sí mismo emperador, porque se había vuelto tan ególatra que consideró que nadie era digno de colocarle la corona. En América Latina, para nombrar unos pocos, recordamos los casos de Trujillo, en República Dominicana; Batista, en Cuba; Pérez Jiménez, en Venezuela; Somoza, en Nicaragua; Noriega, en Panamá; Perón, en Argentina. Hoy son más recordados por haber sido derrocados que por haber gobernado bien a sus respectivos países. Tampoco nos olvidemos del folclórico y omnipotente Hugo Chávez, a quien tanto criticamos, que lleva diez años como presidente de Venezuela y está buscando la manera de volverse vitalicio, no queriendo siquiera pensar en que algún día él también caerá de la incierta nube desde la que hoy se considera dueño de su país. Señor Presidente: No se deje adular por cantos de sirenas, Usted no es la excepción a la regla. Puede caer en la tentación que le da el poder de considerarse imprescindible con todas sus inexorables consecuencias. Todavía no es tarde para que le hable a los colombianos con claridad, despeje el camino y al decir “no más”, tápele la boca a sus opositores gratuitos. Usted ha hecho un buen gobierno. Termínelo bien como lo empezó, dedíquese a gobernar el corto tiempo que le queda y apoye a un sucesor que dé continuidad a su ejemplar gestión. Los colombianos reconocemos su trabajo, lo recordaremos y le estaremos eternamente agradecidos. P.D. Los integrantes de la Fuerza Pública, en actividad y en retiro, confiamos en que antes de terminar el presente año, Usted, señor Presidente, Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas de Colombia, haga realidad su compromiso de realizar el segundo Consejo Comunal donde en forma definitiva nos fije de una vez por todas, el pago de la deuda heredada desde el presidente César Gaviria Trujillo sobre derechos legalmente adquiridos por Ley 4ª de 1992: Prima de actualización, nivelación salarial de teniente coronel hacia abajo, IPC inferior a los índices de inflación de 10 años y prima de actividad igual al 50% del personal en actividad. Esperamos que su compromiso no sea inferior a nuestros sacrificios que realizamos por la Patria. *rodrigorojass@hotmail.com

9

Opinión

Nuevos criterios e interpretación

en la aplicación de la Facultad del Retiro Discrecional para miembros de las FF.MM. Mayor LAURO VICENTE MUÑOZ SOTELO

Las causales de retiro para miembros de las Fuerzas Militares son establecidas en el Artículo 100 del Decreto Ley 1790 de 2000 y el 24 de la Ley 1104 de 2006.

S

egún el Artículo 100, el retiro del servicio activo para el personal de oficiales y suboficiales se clasifica, según su forma y causales: Retiro temporal con pase a la reserva (por solicitud propia, por cumplir cuatro años en el grado de general o almirante, por llamamiento a calificar servicios, por sobrepasar la edad correspondiente al grado, por disminución de la capacidad sicofísica para la actividad militar, por inasistencia al servicio sin causa justificada de acuerdo con el tiempo previsto en el Código Penal Militar para el delito de abandono del servicio, por incapacidad profesional, y por retiro discrecional); Retiro absoluto (por incapacidad absoluta y permanente o por gran invalidez, por conducta deficiente, por haber cumplido la edad máxima permitida para los servidores públicos de acuerdo con la ley, por muerte, o por incapacidad profesional). Para caso que hoy nos ocupa, el retiro discrecional, previsto en el Retiro temporal con pase a la reserva, el Artículo 104, del Decreto Ley 1790 de 2000, establece: “Retiro Discrecional. Por razones del servicio y en forma discrecional, se podrá disponer el retiro de los Oficiales y Suboficiales, con cualquier tiempo de servicio, previa recomendación del Comité de Evaluación para el efecto, el cual estará conformado por el Segundo Comandante de Fuerza, el Inspector General, el Jefe de Personal de la respectiva Fuerza y el Comandante de la Unidad respectiva a la cual pertenece. Cuando se trate de Oficiales se requiere previo concepto de la Junta Asesora del Ministerio de Defensa para las Fuerzas Militares. El acto administrativo se regirá por lo dispuesto en el Artículo 99 de este Decreto”.

Este artículo establece además: “Retiro. Retiro de las Fuerzas Militares es la situación en la que los Oficiales y Suboficiales, sin perder su grado militar, por disposición de autoridad competente, cesan en la obligación de prestar servicios en actividad. El retiro de los Oficiales en los grados de Oficiales Generales y de Insignia, Coronel o Capitán de Navío, se hará por decreto del Gobierno; y para los demás grados incluyendo los Suboficiales, por resolución ministerial, facultad que podrá delegarse en el Comandante General o Comandantes de Fuerza. Los retiros de oficiales deberán someterse al concepto previo de la Junta Asesora del Ministerio de Defensa para las Fuerzas Militares, excepto cuando se trate de Oficiales Generales o de Insignia, e inasistencia al servicio sin causa justificada, de acuerdo con lo previsto en el Código Penal Militar para el delito de abandono del servicio. El retiro se producirá sin perjuicio de la posibilidad de reincorporación, llamamiento especial al servicio o movilización, previstos en este Decreto”. Vistas así las cosas, la principal falla del acto administrativo emitido por la autoridad militar radica en el hecho de no justificarse la motivación del retiro. Sobre el particular la Corte Constitucional, mediante Sentencia T-569 de 2008, Expediente T-810.863 M.P. Rodrigo Escobar Gil, de fecha 29 de mayo de 2008, expresa: “La motivación de los actos en los cuales se toman decisiones fundadas en una facultad discrecional autorizada legalmente ha sido exigida como condición de un adecuado ejercicio de la discrecionalidad, tanto en Sentencia de Constitucionalidad como en Sentencias proferidas en Sede de Revisión de las decisiones judiciales relacionadas con la acción de tutela y respecto de distintos servidores públicos, entre

los que se cuentan los Agentes, Suboficiales y Oficiales de la Policía Nacional, los Agentes del Departamento Administrativo de Seguridad, los guardianes al Servicio del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, y, en fin, los Suboficiales y Oficiales del Ejército Nacional”. Dice la Corte, admás, “Como se ha visto, la Corte Constitucional ha reconocido la existencia del mismo derecho a la motivación del acto administrativo que ordena el retiro y, con independencia del nivel que ocupen las personas en estructuras jerárquicamente organizadas y del grado que tengan, la Corporación ha llamado la atención acerca de su observancia y, en situaciones concretas, lo ha protegido a Oficiales y Suboficiales de la Fuerza Pública, así como a Agentes de la Policía sin reducir o ampliar el ámbito protegido por el Derecho en función de la categoría de la persona afectada”. No basta, entonces, aducir, en abstracto y para un conjunto más o menos amplio de personas, “razones del servicio”, pues en cada caso el retiro ha de ser objeto del análisis y de la justificación que pongan al afectado en condiciones óptimas para controvertir el acto administrativo. La motivación es, así, un presupuesto del derecho de defensa, por cuanto sólo cuando se sabe a ciencia cierta cuál es la causa del retiro se puede recurrir o plantear con mayor acierto el problema ante los jueces competentes, cuya actuación se enfocará desde el principio en los motivos esgrimidos por la administración y no en desentrañar cuáles fueron esos motivos. Según la jurisprudencia destacada en la primera parte de estas consideraciones, “la discrecionalidad no puede ser asimilada a actuación secreta o inconsulta y la motivación, justamente, contribuye a que la persona directamente concernida se entere de aquello que le resulta de particular interés”. Con la aplicación del anterior procedimiento se evitará configurar un posible abuso de autoridad de parte del Superior.

10

De Interés

Asesoría Jurídica para Asociados El servicio de Consultorio Jurídico se presta en la Sede Nacional de ACORE, Calle 70 No. 4-24, los martes y jueves, de 9 a.m. a 12 m., para los Asociados residentes en Bogotá D. C. Los Asociados que residan en otras ciudades, pueden hacer sus consultas por vía telefónica,

• CONSTITUCIONAL

Derechos de Petición Tutelas Acción Popular Acción de Grupo

• FAMILIA

Capitulaciones Acuerdos de Divorcio Liquidación de Sociedades Abuso de menores Patria potestad, alimentos

comunicándose al conmutador 3450511, extensiones 105 y 108, en días hábiles. La asistencia jurídica comprende un portafolio de servicios en las siguientes especialidades:

• NOTARIAL

Divorcio Acuerdos matrimoniales Capitulaciones matrimoniales Capitulaciones patrimoniales Sucesiones

• PENAL

Inasistencia alimentaria Violencia intrafamiliar Lesiones personales Asuntos penitenciarios y carcelarios Penal Militar y Fuero Militar

• CIVIL LABORAL

Contratación Licencia judicial, bienes Prestaciones sociales militares Disolución y liquidación de sociedades. Pensiones, jubilaciones, Sucesiones Conciliaciones Impugnación de paternidad Asociado, el Consultorio Jurídico tiene para su servicio un grupo de 25 oficiales abogados con experiencia en las diferentes áreas del derecho.

Coordinadores del consultorio: Dr. Hugo Ramírez Cel.: 300 2110117

Dr. Lauro Vicente Muñoz Sotelo Cel.: 315 2348855

Salud para los veteranos de guerra

T

odas las especies experimentan cambios desde su nacimiento hasta la muerte. Por ello, no es sorprendente que disminuyan con la edad casi todas las funciones internas, cuyo pico máximo de eficacia se sitúa en la franja de los treinta años. A partir de esa edad se inicia un descenso gradual pero continuo. A pesar de esta pérdida, la mayoría de las funciones continúan siendo adecuadas durante el resto de la vida porque la capacidad funcional de casi todos los órganos es superior a la que el cuerpo necesita, el envejecimiento lleva implícito, sin embargo, una serie de alteraciones propias de esta etapa de la vida que constituye la vejez. En Colombia la expectativa de vida al nacer es de 73 años (estadística para el año 2006), lo cual indica que en los siguientes años tendre-

mos un incremento en la población de la mal llamada tercera edad, definida como todas aquellas personas mayores de 65 años. Por lo anterior es imprescindible que tanto los médicos, como los pacientes, conozcamos bien los problemas de salud que afectan a este grupo poblacional a el fin de brindar una atención integral y que sea el paciente el principal gestor de su bienestar. No existe ningún tratamiento eficaz en las manos de un médico sin la colaboración y entendimiento de quien está enfermo. En medicina hay dos especialidades encargadas del cuidado del envejecimiento, son ellas la geriatría y la medicina interna. Como médico internista y miembro activo del Ejército, pienso que es vital que brindemos una mirada especial a la salud de nuestros veteranos de guerra y sus familias, inte-

grados en asociaciones de retirados, ya que todos haremos parte de ellos en el futuro cercano o distante. Hay seis grandes problemas o síndromes geriátricos que constituyen las principales causas de enfermedad en esta población, estas alteraciones se ven agravadas por la presencia de enfermedades cardiovasculares y metabólicas crónicas como la hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedad coronarla (infartos de miocardio, angina), alteraciones de la glándula tiroides, obesidad etc., tan frecuentes en la vejez y en países como el nuestro. Los síndromes geriátricos son: • Alteraciones del sueño • Inmovilismo y caídas • Trastornos de la alimentación y deglución, confusión y delirio

Mónica Hernández Tel: 3450511, ext. 107 y 108.

Capitán LUIS EDUARDO PINO VILLAREAL*

• Incontinencia urinaria • Lesiones de la piel (escaras, úlceras). Seguramente el lector se identificará con alguno de estos problemas bien sea en su caso o en el de personas conocidas e inclusive en su propia familia. Por lo anterior, y con la cordial invitación del mayor general Juan Salcedo Lora, en los siguientes números de nuestro querido periódico de ACORE entraremos a hablar en detalle de estos síndromes, haciendo énfasis en las enfermedades crónicas que afectan a la población de la tercera edad y con el ánimo de resolver dudas y brindar un poco de conocimiento que nos permita asumir la vejez como una etapa gratificante y ante todo saludable. Los Invito a sugerir nombres para esta columna a través de mi correo electrónico. *docpino2@gmail.com

11

Opinión

El polígrafo, violación de la dignidad de las Fuerzas Militares

L

a decisión del Ministerio de Defensa de utilizar el polígrafo o detector de mentiras con los oficiales candidatizados para ascender a Teniente Coronel o Brigadier General, me causó la indignación que sé, comparten todos los oficiales de la Fuerzas Militares. No se puede partir de la premisa de que todos los oficiales son sospechosos de la comisión de delitos o violaciones de derechos humanos. No se puede ignorar el principio de presunción de inocencia de la Constitución Nacional, que en su Artículo 29 establece “Toda persona se presume inocente mientras no se la haya declarado judicialmente culpable”. En Colombia no existen normas ni leyes que autoricen su empleo y su implementación generalizada a un grupo homogéneo como el de un curso de oficiales próximos a ascender se constituye es una flagrante violación de la dignidad humana. Oficiales consultados aceptan que fueron sometidos “voluntariamente” al polígrafo, y que ante el deseo imperioso de ascender se vieron obligados a aceptar, a pesar de que les habían dicho que eran libres de rechazar esta prueba. Dentro de los mitos del polígrafo cuya característica es “ser un instrumento de gran sensibilidad y precisión, capaz de registrar de forma continua en un grafico las variaciones fisiológicas que se producen en el organismo de un individuo estimulado psicológicamente mediante determinadas preguntas”, es claro que el estado de ánimo o la reacción fisiológica ante lo desconocido puede causar alteraciones que hagan fallar la prueba.

Itinerario de una injustica MG. VÍCTOR ÁLVAREZ

Coronel GUSTAVO LAINO MORENO

R

Hoy se conoce que el polígrafo es utilizado por agencias de inteligencia, policías y empresas privadas de más de 90 países, pero casi en forma generalizada los científicos, psicólogos, psiquiatras, neurólogos y otros, coinciden que las bases científicas para confirmar su eficacia no son suficientes.

ecientemente llegó a mis manos el libro titulado Itinerario de una injustica escrito por el coronel Alfonso Plazas Vega, donde se puede concluir con mucha claridad lo siguiente:

En muchas cortes internacionales y en los altos tribunales de Estados Unidos, incluida la Corte Suprema de Justicia, rechazan el empleo del polígrafo por considerarlo como una herramienta que pertenece a lo que se denomina una manifestación de pseudociencia o falsa ciencia, definida como “cualquier esquema de enunciados, creencias y métodos erróneamente considerados como científicos”.

1. Cualquier lector desprevenido y sin conocimiento de los hechos puede deducir el perverso montaje que se ha elaborado en su contra.

El pasado 17 de septiembre los medios informaban sobre el proyecto de ley radicado en el Congreso por el representante conservador Oscar Fernando Bravo. Lo que buscaba era que los procesos penales la justicia contaran con una herramienta que les permitiera determinar si alguien estaba diciendo la verdad o está entregando falso testimonio. Quienes conocemos como opera el Congreso sabemos que dicho proyecto será hundido, primero, porque no se considera un procedimiento científicamente efectivo y, segundo, porque sería algo así como aprobar una “ley Haraquiri”.

Tal vez lo que molesta no es, que los “sospechosos” sean los integrantes de las Fuerzas Militares, lo indignante es que se no tase con diferente rasero a los demás funcionarios públicos del país. Si se debe mantener esta modalidad de herramienta, lo que se debe implementar es su utilización para los colombianos de todo nivel: ministros, congresistas, gobernadores y alcaldes, entre otros, con el pleno convencimiento de que una medida de tal estilo no gustaría, por las implicaciones morales que le traería al país reconocer que los verdaderos mentirosos no usan el uniforme militar.

Luego de la llamada a calificar servicios a cerca de una treintena de militares, entre ellos tres Generales, el senador Jorge Enrique Vélez pidió que la prueba del detector de mentiras se les aplicara a todos los miembros de la Fuerzas Militares, oprobio que no fue rechazado por ningún uniformado, ni militar en retiro, lo que validó tan deshonrosa ponencia, tal vez por el temor de no chocar con el pensamiento errado del legislador, que como muchos no entiende, que en Colombia los malos no son los militares, sino los guerrilleros, los narcotraficantes y los delincuentes de todo cuello, y que el país les debe a nuestras Fuerzas Militares el haber podido recobrar su tranquilidad, el tener un país cada día más seguro y garante del Estado democrático más sólido de Latinoamérica.

Muchos científicos han rechazado el empleo del polígrafo porque consideran que se puede preparar al candidato al detector, para que “pase” el examen y al evasor se le condiciona para responder acertadamente a un protocolo de preguntas específicamente elaborado para un propuesta correcta.

Los errores cuando son corregidos a tiempo engrandecen al culpable y le corresponde al Ministerio de Defensa, corregir tan crasa equivocación, cancelando el uso del polígrafo, pero si persiste en ello, presentando un proyecto de ley donde su utilización cobije también a todos los servidores del Estado.

2. La clara animadversión de la fiscal Ángela María Buitrago contra el coronel Alfonzo Plazas Vega y, naturalmente, de la presión ejercida por personajes de izquierda hacia los familiares de las víctimas que murieron en el Palacio de Justicia. 3. La “ceguera intencional” de la Fiscal al no reconocer las pruebas contundentes expuestas por los abogados de la defensa; como de quien era el comandante de la operación en la recuperación del Palacio. 4. El desconocimiento absoluto del sistema operacional de las Fuerzas Militares o, mejor, la mala intención al no reconocerlo. 5. La aparición de testigos falsos que a todas luces se deduce fueron preparados por ex miembros del M-19 y enemigos sistemáticos de la institución militar. 6. Aparece, en muchos otros casos, el famoso Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo defendiendo con claros intereses económicos e ideológicos a las personas que consideran victimas de los “atropellos” de los militares. La más clara conclusión de esta lectura, es la absoluta claridad de la inocencia en los cargos que se le imputan. Ojala este libro lo conociera la mayor cantidad de gente posible. Recomiendo su lectura esta disponible en la Librería Panamericana.

12 NUEVOS ASOCIADOS OCTUBRE Y NOVIEMBRE 2008 Los siguientes oficiales y beneficiarias han ingresado como Asociados de ACORE: CT Germán Enrique Acero Poveda Bogotá, D. C. Señora Luz Mary Alvis Vda. de Martínez Bogotá, D. C. Señora Mercedes Betancourt de Gómez Antioquia TC Jorge Tadeo Castañeda Garzón Bolívar Señora María Antonia Ceballos de Afanador Bogotá, D. C. Señora Blanca Eunice Cobos de Amorocho Bogotá, D. C. TE María Paulina Espinosa de López Bogotá, D. C. MY Luz Astrid Estupiñan Miranda Bogotá, D. C. CO Orlando Galindo Cifuentes Bogotá, D. C. TE Jorge A. Gámez Macías Bogotá, D. C. CO Jaime Omar Garzón Rubiano Bogotá, D. C. CN Jairo Humberto Guerrero Pardo Bolívar CO Jaime Hernández Hernández Bogotá, D. C. CO Carlos Herrera Giraldo Bolívar CF Mario Enrique Hoyos Falla Bogotá, D. C. CO Jairo Emilio Mejía Arguello Bogotá, D. C. TF Andrés Muñetón Celis Bogotá, D. C. Señora Rosa Elena Naranjo de López Santander CO Gustavo Plazas Jiménez Bogotá, D. C. Señora Luz Helena Ramírez de Millán Bogotá, D. C. CO Roberto Augusto Ramírez Villamizar Bogotá, D. C. TC Manuel Augusto Rojas Tirado Bogotá, D. C. Señora Yolanda Ruiz Vda. de Salazar Antioquia BG Lelio Fadul Suarez Tocarruncho Bogotá, D. C. CN Leonardo Tobón Córdoba Bogotá, D. C. CT Carlos Alberto Valderrama Amaya Santander CT Jorge Enrique Villamizar Martínez Bogotá, D. C.

AVODE MES DE OCTUBRE El Departamento Financiero informa que durante el año 2008 han fallecido treinta y dos (32) afiliados al Aporte Voluntario por Defunción y se han girado Quinientos treinta y siete millones quinientos veinte mil seiscientos cuarenta y un pesos moneda corriente ($537´520.641,00) por auxilios. Durante el mes de octubre, ingresaron las siguientes personas: Sra. María Helena Barrera Vda. de Rangel TC Luis Angélico Barreto Salinas MY Renso René Coronado Gámez CO Orlando Galindo Cifuentes Sra. Rosa Elena Naranjo Vda. de López Sra. Lucy Sánchez de Navarro Durante el año 2008 han ingresado ciento cuarenta y un (141) nuevos afiliados. Se invita a los nuevos afiliados, acercarse a la Gerencia del AVODE, para firmar el Certificado de Afiliación.

Con éxito finalizaron cursos de sistemas El pasado 31 de octubre, treinta Asociados recibieron un diploma, expedido por la Dirección de Educación Militar y el Sena, como reconocimiento por su participación en los cursos sistemas básico y avanzado, que fueron promovidos por ACORE, bajo la coordinación del teniente coronel Máximo Barrera.

Institucional AVODE MES DE NOVIEMBRE El Departamento Financiero informa que durante el año 2008 han fallecido treinta y dos (32) afiliados al Aporte Voluntario por Defunción y se han girado Quinientos treinta y siete millones quinientos veinte mil seiscientos cuarenta y un pesos moneda corriente ($537´520.641,00) por auxilios. Durante el mes de noviembre, ingresaron las siguientes personas: MY Marco Aurelio Fonseca Irragori Sra. Evangelina Gámez de Triviño TC Luis Alberto Pedraza Camargo Sra. Perdomo de Castro Olga Cecilia Sra. María Lucely Zapata de Conde Durante el año 2008 han ingresado ciento cuarenta y seis (146) nuevos afiliados. Se invita a los nuevos afiliados, acercarse a la Gerencia del AVODE, para firmar el Certificado de Afiliación.

In Memoriam Coronel Mayor Señora Señora Teniente

Germán Afanador Osuna Juan Ever Cossio Valencia Lorencita Dunoyer de Chávez Dora Inés Rodríguez de Sachica Álvaro Rojas Carrasquilla

Bogotá, D. C. Bogotá, D. C. Bogotá, D. C. Bogotá, D. C. Bogotá, D. C.

ACORE rinde homenaje a los oficiales, suboficiales, soldados y personal civil al servicio de la Fuerza Pública quienes, en cumplimiento de su deber ante la Patria, ofrendaron sus vidas durante el mes que termina, en aras de un país en paz.

Supervivencia en ACORE Para comodidad de todos los Asociados, la Supervivencia se podrá hacer en las oficinas de ACORE en el horario habitual de trabajo (lunes a viernes de 08:30 a 17:30); de todas maneras se requiere presentación personal. Lo anterior es vigente para Asociados y no Asociados, sin distingo de Fuerza ni Grado.

Visite nuestra página web:

www.acore.org.co

CONVENIO PARA PARQUEO A partir de la fecha, teniendo en cuenta los inconvenientes que tienen los asociados para parquear sus vehículos sobre la calle 70, al frente de la sede de ACORE, la Asociación ha suscrito un convenio con el Parqueadero Inversiones el Alto Bogotá Ltda., ubicado en la: Calle 69 No. 4 - 48 Teléfono: 235 9285 Para efectos de pago los asociados recibirán el 17% de descuento sobre la tarifa normal, previa presentación del carné de ACORE.

Avisos Clasificados CHOCOLATES FABI, para realizar tus pedidos comunícarse al teléfono 3232081. ARTE DULCE, lindas galletas pintadas a mano para toda ocasión. Teléfonos: 6122143 - 7536217 Celular 300 2162527. PALOS Y MONACHOS, exclusivos y originales diseños para decorar tus espacios favoritos. Punto de venta mercado de las pulgas (Usaquén), carrera 5 con calle 119. DETALLES EXCLUSIVOS, teléfono: 2568125 Celular 3134902941. TEJIDOS Maria Margarita Rueda de Sanchez 6036062 – 3002110588 . MUÑECOS DE NAVIDAD EN ARTE COUNTRY. Martha J. Benavides Garcia. Cel. 3127247079. ORIGINAL ES GALERÍA, Marquetería, Cerámicas. Bernardo Currea. 2566032 Cel. 3107934428. BIZANCIO ART GALLERY Gift Shop. Mauricio Gómez Durán. 2573449.

CIERRE DE EDICIÓN Fecha límite para la entrega de los artículos para la próxima edición: martes 20 de enero de 2009.

Gráfica

ESUFA

El MG Juan Salcedo Lora, presidente Nacional de ACORE, impone la condecoración de la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana al mayor Álvaro Mesa, del curso 32 de la FAC. La ceremonia se llevó a cabo en la Escuela de Suboficiales de la FAC Andrés M. Díaz.

13 V Foro Profesionales de la Reserva

El general Freddy Padilla de León, acompañó a los oficiales que asistieron al Quinto Foro Nacional de Profesionales de la Reserva, realizado en el Country Club de Barranquilla, del 9 al 11 de octubre.

14

Aniversario

Aquella Escuela Militar del siglo XX

50 años del Curso Ariel Cortés Correa Teniente coronel MODESTO BERRIO CANO

Aquella Escuela Militar creada en 1907 por los generales Rafael Reyes Prieto y Rafael Uribe Uribe y monseñor Bernardo Herrera Restrepo, fue para los cadetes de esa centuria su segundo hogar, inicialmente en la antigua sede de San Diego y posteriormente en su actual ubicación al noroccidente de la ciudad de Bogotá; su cuerpo de guardia cuya majestuosa construcción ha constituido siempre un bastión de la Patria, será recordado como la puerta de ingreso del recluta y el portal de salida de orgullosos Subtenientes marchando al compás del Himno Nacional en solemne despedida de la recia cuna identificada hoy con el nombre del prócer de nuestra Independencia General José María Córdova.

E

l origen del Curso Ariel Cortés Correa se remonta, en sus inicios, al 24 de febrero de 1955, fecha del ingreso como cadetes reclutas procedentes de todos los rincones de Colombia, para integrar la Compañía Juanita Escobar, al mando del capitán Arturo Gallego Londoño, calificado por sus cadetes como el mejor de los comandantes, férreo en la aplicación del mando y buscador incansable de la disciplina. En esa época se respiraba un ambiente nacional de puro sabor castrense, pues dentro del vacío político de 1953 surgió la figura del teniente general Gustavo Rojas Pinilla, quien se desempeñó como gobernante de la República hasta mayo de 1957; el Batallón Colombia había participado recientemente en la guerra de Corea, librada entre 1950 y 1953, y el territorio nacional se hallaba en medio de una guerra civil no declarada, liderada por cuadrillas del bandolerismo político, infundiendo el terror en Tolima, Caldas, Valle, Santander y Antioquia. La Escuela estaba dirigida por el coronel Iván Berrio Jaramillo, un militar a carta cabal, que con su corte de pelo estilo schuller, su voz pausada y contundente y su porte, infundían respeto y admiración;

como subdirector se desempeñaba el coronel Luís González Aristizábal, serio y locuaz en su mando; el Oficial de Detal era el mayor Camacho Leyva, recto en el cumplimiento de sus deberes administrativos y de un humor especial; fue el mayor Velásquez Mazuera, que manejaba el área de toda la Instrucción militar y era Inspector de Estudios el capitán Parada, hombre muy serio y preciso para un cargo de tanta responsabilidad. La planta de oficiales, a la postre los directos instructores militares, estaba constituida por hombres de acendrado espíritu militar, algunos de ellos veteranos de la guerra de Corea con una experiencia vivida en la guerra regular internacional y otros, en su gran mayoría, experimentados Oficiales curtidos en operaciones de orden público, ‘troperos’ como se dice en el argot castrense. De allí que fácilmente se pueda deducir la calidad del militar en formación, con base en una disciplina prusiana, fuerte y exigente, con un aprendizaje de la ciencia militar que abarcaba desde la guerra regular hasta la irregular pasando por todos aquellos matices que caracterizan al hombre de armas, al militar fuerte y rudo, pero respetuo-

so en el cumplimiento del deber. Sobre los oficiales que no eran comandantes o instructores directos, se puede afirmar que infundieron en otra forma el aprendizaje castrense en cada uno de los cadetes reclutas, antiguos y próximos a ascender en el transcurso de esos cuatro años de Escuela, como el Oficial de Servicio que puso en práctica un “servicio especial” de cambio de uniformes al regreso de una salida a la calle; el comandante del Bloque de Parada que exigía al máximo tanto en los ensayos como en la ceremonia misma; el comandante de la Compañía Bolívar (Curso Alcántara) vecinos de alojamiento de la Juanita Escobar, cuyos cadetes fueron testigos de anecdóticas situaciones en su relación de Compañía; el comandante de Compañía a quien se le observaba filmando a sus cadetes en todas las actividades y otros de quienes se derivaron diferentes aprendizajes. Durante la permanencia en la Escuela, la trayectoria de los cursos Ramón Nonato Pérez, Pedro Alcántara Herrán, Fray Antonio Mariño y Bodas de Oro General Gustavo Rojas Pinilla, formaron un hito en la historia del Curso Ariel Cortés Correa, desde su formación como reclutas hasta su ascenso al grado de alféreces. Los ‘Nonatos’, sus primeros formadores en el campo militar, en los cargos de brigadieres mayores, reemplazantes de pelotón, comandantes y reemplazantes de escuadra, inculcaron en todos ellos un acendrado espíritu militar que les dio la fuerza de voluntad para continuar en la carrera a la gran mayoría de cadetes, superando paso a paso todo obstáculo con la firme esperanza de alcanzar la tan anhelada estrella, olvidando muchas veces momentos aciagos como aquellos

cuando inmediatamente después del toque de silencio, se escuchaban diferentes voces de mando que ordenaban ejercicios de saltarines, curruca o paso de pista, en contraste con dulces melodías, cantadas a orden, por cadetes cuyas voces prodigiosas invitaban a otras añoranzas y agradables recuerdos. También hubo momentos de tedio cuando en lugar de continuar con la programada recogida, el Oficial de Servicio ordenaba sentarse en el piso de la Plaza de Armas para escuchar los discursos presidenciales que ocasionalmente eran transmitidos por la radio; en otras oportunidades se alegraba la hora del almuerzo con la lectura diaria del libro La hora 25, en la voz del cadete Arbeláez Arbeláez Hernán, creando la expectativa de la suerte del soldado Jean Moritz; caso especial fue el planeamiento y desarrollo del Plan Cangrejo, liderado particularmente por el mismo Arbeláez y en general por los cadetes antiguos de la Compañía Córdova, realizado durante una salida a la calle, en los principales sitios de reunión tanto en Chapinero como en el centro de Bogotá, con el objetivo fijo en reaccionar contra los detractores del gobierno nacional del general Rojas Pinilla, especialmente estudiantes que vociferaban constantemente ofensas con gritos de “abajo la bota militar”. Se diría que la vida del cadete en aquella época, con tantos “atropellos”, que para algunos fue razón suficiente para no continuar en la carrera, podría constituir un atentado contra los derechos humanos, o un abuso de autoridad en el concepto de otros, o simplemente un trato deshumanizado para con unos aprendices de la carrera de las armas, pero realmente, en concepto de quien escribe estas notas y de muchos otros compañeros: “Siempre el entrenamiento deberá ser más fuerte que la guerra misma”, “El aprendizaje del arte de la guerra es una ofrenda tan glorioso como la muerte por la Patria”, “El sacrificio por el honor militar y la abnegada lealtad para con jefes, superiores y compañeros”.

15

Medalla Rafael Reyes

Medalla General Rafael Reyes El Consejo de la Medalla General Rafael Reyes de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares, ACORE, en sesión ordinaria del día jueves 09 de octubre de 2008, acordó, mediante Acuerdo No. 126 de 2008, conferir la Medalla GENERAL RAFAEL

REYES en la categoría: BODAS DE ORO PROFESIONALES “50 AÑOS”, a los siguientes oficiales graduados en la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, y pertenecientes al Curso Ariel Cortés Correa:

EJÉRCITO NACIONAL CURSO ARIEL CORTÉS CORREA Decreto No. 2532 del 4 de diciembre de 1958 GN LUIS HUMBERTO CORREA CASTAÑEDA GN EDDI ALBERTO PALLARES COTES GN HERNANDO CAMILO ZUÑIGA CHAPARRO MG RAÚL ROJAS CUBILLOS MG JUAN SALCEDO LORA MG MANUEL SANMIGUEL BUENAVENTURA BG CESAR EUGENIO BARRIOS RAMÍREZ BG JOSÉ GREGORIO TORRES RAMÍREZ CO LUIS RODRIGO AGUIRRE CEBALLOS CO GENTIL ALMARIO VIEDA CO JOSÉ LUIS ARISTIZABAL ESCOBAR CO BLAS RÓMULO BASTO RINCÓN CO CARLOS ROBERTO CARRANZA RUIZ CO ARMANDO CIFUENTES ESPINOSA CO HÉCTOR JOSÉ CORREDOR CUERVO CO ORLANDO PAULINO FORERO NEIRA CO BERNARDO FORERO ORTIZ CO EFRAÍN GAMBOA CARRERO CO HÉCTOR LÓPEZ RAMÍREZ CO JOSÉ OMAR ORJUELA CARVAJAL CO CARLOS ALFONSO PINTO ACHURY CO LEÓN BENJAMÍN ROJAS RUGELES CO ZOILO SÁNCHEZ VELANDIA CO FRANCISCO JAVIER URIBE VARGAS CO ANTONIO JOSÉ VÁSQUEZ GARCÍA TC MODESTO BERRIO CANO TC GERMÁN CARVAJAL RUIZ

TC JORGE ENRIQUE CASILIMAS CASTAÑEDA TC JOSÉ IGNACIO CHAVES TORRES TC HERNÁN ALFONSO CONTRERAS SOLER TC NORMAN ECHEVERRY CARDONA TC LUIS MANRIQUE CRISTANCHO TC EFRAÍN A. MARTÍNEZ ROCCHI TC DANIEL ANTONIO PONTÓN LAVERDE TC HERNÁN RODRÍGUEZ RAMÍREZ TC RODOLFO TORRES SUÁREZ TC RODOLFO URIBE URIBE TC JAIRO VILLAMÍL GARCÍA MY JOSÉ JORGE E. AFANADOR PLATA MY JORGE CRISTOBAL ALBARRACÍN C. MY AUGUSTO HERNANDO ALEGRÍA DIAGO MY ERNESTO FLORENTINO ARTEAGA LÓPEZ MY ÁLVARO BÁEZ HERNÁNDEZ MY GILBERTO BEJARANO ROJAS MY MARCO ANTONIO CASTILLO BURGOS MY LUIS ARTURO CRISTANCHO AVENDAÑO MY LUIS EDUARDO GAMBA GARCÍA MY JORGE EDUARDO GARCÍA DELGADO MY JOSÉ LIZANDRO GARCÍA FLORÍAN MY MIGUEL HOYOS CALLE MY LUIS ALBERTO MARTÍNEZ ABRAHAMS MY HÉCTOR JOSÉ MAYORGA PINEDA MY EDGAR MORENO SUÁREZ MY CARLOS EDUARDO ORTEGA BOHÓRQUEZ

MY LUIS FERNANDO PARADA MARTÍNEZ MY CARLOS ANTONIO PÁRRAGA GALÁRZA MY NELO ALBERTO PÉREZ PLATA MY JAVIER ARMANDO RANGEL ORTEGA MY FRANCISCO JOSÉ RUIZ ANDRADE MY ALFREDO SALAZAR CASTILLA MY JOSÉ HELI SÁNCHEZ RODRÍGUEZ MY HERNANDO SANTOFIMIO CUELLAR MY HERNANDO SANTOS CARVAJAL MY PEDRO JAIME SEGURA ROSERO MY AUGUSTO VALDEZ SÁNCHEZ MY JORGE ENRIQUE VÁSQUEZ MOLINA MY GABRIEL VELA BUSTAMANTE MY PIO CENÓN VELLOJÍN BURGOS MY BERNARDO DE JESÚS VILLADA MOLINA MY HÉCTOR AMIN WAKED HERNÁNDEZ MY MANUEL JOSÉ ZAFRA ARIZA MY HERNANDO CARRASCO OSPINA MY LUIS ARTURO RIVEROS CASTRO CT RAFAEL ANTONIO ARDILA RÍOS CT OCTAVIO CAMELO TORRES CT JULIO EDUARDO GROSSO PERALTA CT PEDRO LUNA RUIZ TE ARNULFO CASTILLO FLÓREZ ST ALBERTO LINEROS DIMAS

ARMADA NACIONAL PROMOCIÓN XXV Decreto No. 1135/6 de julio 03 de 1958 CN GONZALO SOLER MANTILLA TF EZEQUIEL SERGE HERNÁNDEZ CC DIEGO JARAMILLO HERRERA

CO GABRIEL MARIO MORALES HERNÁNDEZ TC BENJAMÍN ENRIQUE URREA RABE

FUERZA AÉREA COLOMBIANA Curso No. 32 Decreto No. 1879 del 19 de septiembre de 1958 MG TIBERIO RENGIFO MERCADO CO HELIO FABIO RAMÍREZ RODRÍGUEZ CO LUIS CIPAGAUTA ARENAS CO PEDRO A. GIL ZARATE

CO PASTOR DUARTE HERNÁNDEZ MY RICARDO RUEDA GARCÍA MY ÁLVARO MESA MARTÍNEZ MY GONZALO A. ZAPATA PEREZ

MY ALFONSO TORRES RUEDA MY HUMBERTO BONILLA RIVEROS CT JAIME PARDO PETRELLI TE CARLOS A. SANTANDER AGUDELO

16

Semana de

50 años que El MG Miguel Ángel Díaz, primer Vicepresidente de ACORE, hace entrega al CO José Santos Pico, del certificado en reconocimiento a su activa participación en la Semana Cultural.

Palabras del MG Juan Salcedo Lora, en el acto conm Asociación de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militar Ariel Cortés Correa, en las instalaciones de la Es

E

l paso de los años deja su huella en la historia de los pueblos y en el corazón de los seres humanos. Hace 48 años un grupo insigne de Oficiales de las Fuerzas Militares, tuvo la grandiosa idea de crear una asociación que cobijara a los hombres de armas, que en su condición de retirados de las tres Fuerzas Militares, se reencontrarían para seguir unidos por esos vínculos fuertes y encallecidos que solamente se funden en los cuarteles. El 25 de noviembre de 1960 se cristaliza la idea de crear ACORE. Otros intentos se habían frustrado por desentendimientos. Dios todo poderoso, principio y fin de todas las cosas, permite que se cumpla este feliz aniversario, cuarenta y ocho después de fructífera existencia de la Asociación. Ese mismo Dios ha permitido también que nos reunamos una parte muy importante de un puñado de jóvenes que llenos de ilusiones egresara de estos claustros, casi en simultaneidad con ACORE. Dos años antes de la entidad nace para la historia del Ejército, el curso Teniente Ariel Cortés Correa, el 4 de diciembre de 1958.

La exposición de artesanías, elaboradas por Acoradas, llamó la atención de los asistentes

Hombres y entidad al servicio de la nación, los unos con las armas en la mano, la entidad con las armas en los armerillos del corazón. Los unos empuñando la espada, la otra empuñando la razón y la esperanza. La clausura de la Semana Cultural estuvo a cargo de la ‘Coral Armonía’, bajo la dirección de Marieta Sáchica.

La Asociación, hija e idea de nuestros maestros en la milicia, es igualmente de ceremonial sencillo, que pone todo el enorme potencial de los Asociados en la defensa de los derechos legales adquiridos dentro de las normas establecidas para las Fuerzas Militares, en términos de seguridad y beneficio social, que propende por el mejoramiento de las condiciones de vida de sus socios y beneficiarios. En ello casi hablamos por quienes no pueden hacerlo, por quienes solo pueden sentirlo, como se siente el peso de sus equipos y sus armas en el combate duro y cruel de las realidades colombianas. Interpretamos en sus ojos confiados el mensaje de petición de ayuda, que alguna vez sintiéramos quienes hoy formamos en las filas de Acore. Los del servicio activo cada vez sienten más el peso opresor de las circunstancias adversas, de la intolerancia, de la desconfianza, de la falta de apoyo, del desconocimiento de sus realidades humanas, de la indiferencia aguda de propios y extraños.

La Cena, previa al Baile de Gala, colmó las expectativas de los Asociados.

Hoy, casi se termina con el enemigo, pero se agigantan las recriminaciones y la guerra sucia. La guerra política intenta socavar las raíces profundas de unas instituciones sólidas.

17

Aniversario

dejan huella

memorativo del Cuadragésimo Octavo aniversario de la res, ACORE, y el Cincuentenario del Curso de Oficiales scuela de Cadetes General José María Córdova.

Es un todo estremecedor que conmueve el alma de quienes nacimos bajo el signo de las generaciones del estado de sitio y es tan rápida la sucesión de imágenes y tan extensa que da la sensación de que la paz no la conoceremos, ni la podremos ya ofrecer como el mejor regalo para nuestros hijos. Tenemos hoy unas Fuerzas Militares y una Policía más confiable, más profesional y más decidida a ponerle fi n a la lucha fratricida. Muchos son los jefes de las agrupaciones criminales que están en las cárceles o en los cementerios. Faltan muchos, pero repito, estamos confiados en la Fuerza Pública. Dos años después aparecería en el horizonte nacional ACORE, hombres e institución que no salimos a la vida publica en medio del sosiego y la tranquilidad. Salimos en medio de las tormentas de la violencia partidista, creciente y voraz que nada respetaba. Allí convergimos con juventud e ilusiones y nuestra naciente vocación en ese centro candente del ojo de la tormenta. Inmersos en la profundidad del vórtice dantesco de todos los conflictos. Hoy la tristeza nos invade porque las acusaciones injustas y los falsos testigos enjuician compañeros superiores, amigos y subalternos. Es el injusto premio por haber servido y sufrido para que la Patria viviera. Si esa es la cuota, también la pagaremos. Desde aquí el mensaje fortificante para quienes detrás de los barrotes de la indignidad, y esperan que la justicia por fi n aparezca. Medio Siglo de recorrido. Esposas, abuelas, hijos y nietos son el maravillo trofeo conquistado. Son las materializaciones de cada sueño forjado. Pasaron esos años y las canas y las lágrimas se entremezclan de dicha, júbilo, nostalgia y nuevas esperanzas para las generaciones venideras. Compañeros de ACORE, amigos entrañables y compañeras del Ariel Cortés Correa, respetable jefes y profesores, pidamos en nuestros corazones muchos minutos de silencio por los compañeros caídos, evoquemos repetidamente cada triunfo y cada satisfacción por el deber cumplido, unamos nuestras voluntades para seguir la senda del bien y la camaradería, dando gracias a Dios todopoderoso por habernos permitido ser Oficiales del Ejército, por habernos permitido ser amigos en las buenas y en las malas, por habernos concedido las esposas y los hijos que nos llenan de orgullo, en fi n démosle gracias por la feliz oportunidad de celebrar juntos cincuenta años del Curso Teniente Ariel Cortés Correa.

El general Freddy Padilla de León, impone la Medalla General Rafael Reyes, en la categoría Al Mérito, al estandarte de la Federación Colombiana de Suboficiales, Fecolsure.

Los integrantes del Curso Ariel Cortés Correa, luego de recibir la medalla del Comando General de las Fuerzas Militares, por sus 50 años de haber egresado de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova.

El general Freddy Padilla de León, saluda al MG Juan Salcedo Lora, luego de imponerle la medalla General Rafael Reyes, en la categoría Bodas de Oro Profesionales.

18

19

20

Cultural

Tertulia Cultural de ACORE LA ÚLTIMA TERTULIA DE 2008

Por los caminos de la poesía…

U

sando una frase manida, digamos que estamos en el principio del fin. Con noviembre, mes de los muertos, empieza a morir el año; esta vez, el año 2008. No así la Tertulia Cultural. Ella celebraba la última sesión del año. Y lo hizo con lujo de detalles. Qué reunión tan maravillosa: se gozó a lo grande y los espíritus de los asistentes maravillados al pasearse por los jardines de la poesía y los campos de la ensoñación musical, se llenaron de alegría indescriptible. La Tertulia esta remozada y después de una pausa prudencial, reanudó actividades con fuerza de juventud y con deseos de superación permanente. Tratemos de hacer un recuento, resumido desde luego, de lo ocurrido en esta noche de gala. Se abre la sesión con una canción nueva, vocalizada por Aidé Luque, acompañada por el cantautor Tono Ruiz. El tema central era el secuestro. Lo trató el general Gil Bermúdez, con un ensayo de dramatizado en que participaron otras personas. Lee una poesía de su autoría y como el tema es trascendente y doloroso, nos hace retroceder a través de cada verso, hasta los tiempos de los profetas bíblicos, hasta el mismo profeta Jeremías, cuando puso en los labios de la hija de Sión, aquellas palabras de lamento: “Mirad a ver si hay dolor como mi dolor...” La música fue abundante y exquisita. Canciones de la tierra… canciones de la patria chica y canciones de la patria grande. Canciones hermosas y frescas como el agua de los manantiales. Y es porque las estábamos tomando de la propia fuente de la producción. Los maestros compositores eran los mismos que las ejecutaban. Se lució, como tiene costumbre de hacerlo, el mayor de la Policía Germán Flórez, al traer

Regente Mayor Gilberto Trujillo Franco

un grupo maravilloso de amigos: Alberto Galvis, Hernando Roncancio, ‘Toño’ Ruiz, Julio César. A ellos, se que el maestro les hizo un tiple bueno, como reza la letra de algún bambuco. Muchas gracias por venir, muchas gracias por alegrarnos la vida. La poesía tuvo su turno, no muy abundante en esta oportunidad, pero sí de primera calidad. “Verde oliva”, fue el poema del coronel Ernesto Cortés Ahumada. El mayor Alonso Corredor, enamorado del romanticismo de la gran poetisa boyacense Laura Victoria, recitó uno de sus poemas. Si; ella: Gertrudis Victoria de las Mercedes Peñuela, la colegiala que a los 14 años escribió su primer poema erótico; la que se casó a los 16 años; la que dejó a su esposo porque más que con él estaba casada con la poesía; la que ganó los juegos florales en Girardot, en 1937, derrotando a otro gran poeta como lo fue Eduardo Carranza; la que con astucia y con valor saco a sus hijos del internado para viajar a México; la que en su cuaderno de colegiala escribió: Aspírame callado… Iniciaré mi entrega Sobre tu carne oscura Y me alzaré del fuego Santificada y bella Como se alza del mármol Una estatua desnuda Ella, la que a su hijo Mario le revela: ¡Pobre hijo mío, que heredaste mi alma Soñadora, romántica y enferma; Tu ignoras que con lagrimas de sangre Abonan sus jardines los poetas! Ella, la que termina su primer poema “en secreto” con la siguiente estrofa: Ven, acércate más. Para tu cuerpo Seré una azul ondulación de llama Y si tu ardor entre tu nieve prende, Y si mi nieve entre tu fuego cuaja, Veras mi cuerpo convertirse en cuna Para que el hijo de tus sueños nazca.

Plegaria del silencio (fragmento)

Mayor HERNÁN ARBELÁEZ ARBELÁEZ Señor: Te ofrezco mi silencio. Voy a callar mi voz; voy a cerrar mi boca para siempre, como mandan los sabios. Voy a aquietar mi lengua, y amordazar mis labios; para no difamar, ni maldecir, o hablar lo innecesario; para no ofender, ni herir, con la palabra a mis hermanos; para no responder injurias con injurias, ni tampoco calumnias con agravios. Pero también, Señor: Te ofrezco mi silencio, para dejar sentir la voz, de aquellos que sufren en secreto; para escuchar el llanto de los niños, que reclaman con hambre su alimento; la fatigada voz del desplazado, que huye temeroso del violento; y el último quejido que han lanzado, las víctimas selectas del sicario, en su accionar cruento.

Para poder percibir desde lo lejos el último anhelo de los secuestrados; el clamor de los huérfanos y viudas, y niños maltratados, que ahoga el grito de los desalmados. Señor: Te ofrezco mi silencio, para escuchar la oración de los soldados, que luchan y que mueren, muy lejos del calor de sus hermanos; o el lamento de aquellos que regresan, heridos o amputados. En fin Señor: Te ofrezco mi silencio, con gran fervor cristiano, para escuchar la voz de los humildes, que han padecido tanto, y no han sido escuchados. De aquellos que claman angustiados, de todos los confines, de la ciudad y el campo: ¡!!!!Que callen para siempre los fusiles, y regrese la paz a los arados.!!!!

Navidad en Paz El Departamento de Comunicaciones y la dirección del periódico ACORE, se unen al clamor nacional por una Navidad en paz y en libertad, y abogan porque todos los secuestrados de Colombia puedan celebrar en familia estas festividades de fin de año. Para todos y cada uno de los Asociados y a sus familias el más especial saludo de Navidad. Que la felicidad y la bienaventuranza estén presentes durante los 365 días del 2009.

21

Institucional

Manual de Gestión por Procesos Para el Direccionamiento estratégico con criterio empresarial de ACORE a nivel nacional y de Seccionales

E

l Manual de Gestión por Procesos ee define como una guía que visualiza a la Asociación como un todo o sistema e integra sus elementos organizacionales o subsistemas, para lograr la unidad de funcionamiento en el marco y la ruta de la calidad total PHVAE (Planificar, Hacer, Verificar, Asegurar, Evidenciar). La representación gráfica de los diagramas del Manual, simboliza la sincronicidad de un mecanismo de engranajes, todos con igual nivel de importancia para el correcto funcionamiento del sistema total. La estructura general del Manual está conformada por tres macroprocesos estratégicos: Direccionamiento Estratégico, Mejoramiento Continuo y Cooperación Interins-

titucional; cuatro macroprocesos de apoyo: Recursos Financieros, Medios de Comunicación, Talento Humano y Unidades de Auditoría y Control, y siete macroprocesos de misión: Servicio a los Asociados y Entidades Relacionadas, Organización Corporativa para la Gestión, Cultura Corporativa, Modelo Económico, Información Estratégica, Capacitación Continuada y Centro de Estudios, cada uno de los cuales a su vez consta de varios procesos fundamentales, procedimientos específicos e indicadores de gestión. La palabra macroproceso se refiere a agrupación de varios procesos relacionados entre sí. Los responsables del desarrollo de los macroprocesos se denominarán Grupos de Gestión, están

conformados por el mismo Cuerpo Directivo y Administrativo actual de la Asociación y actuarán bajo total integración vertical y horizontal como corresponde a las modernas técnicas de administración. La Misión es allegar todo tipo de recursos, financieros, académicos, tecnológicos, y de talento humano, nacionales e internacionales, para el Desarrollo Integral de ACORE y todos sus miembros, y preservar la memoria

institucional trascendiendo varias generaciones a través de una guía de gestión que sea ejemplo de dinamismo, flexibilización y mejoramiento continuo, en la búsqueda de la excelencia organizacional y como un importante legado hacia el futuro. El detalle del Manual podrá verificarse próximamente en la página web de la Asociación o solicitándolo al correo electrónico: rmlopez@ supercabletv.net.co.

Culminó Diplomado de Control Ciudadano Participativo

D

espués de tres meses de ardua labor académica, concluyó el II Diplomado de Control Ciudadano Participativo que brindó conocimientos a 34 nuevos Veedores Ciudadanos para ejercer labores democráticas para la participación, concertación, control y vigilancia de la función pública.

El capitán Efraín Ángel Cárdenas, presidente de Asoproética, entrega a uno de los 34 nuevos Veedores Ciudadanos el cartón que lo acredita como experto en labores democráticas para la participación, concertación, control y vigilancia de la función pública.

El diplomado fue clausurado, el pasado 4 de noviembre, por el vicerrector Académico de la Universidad Militar Nueva Granada, Jaime Alberto Duque Casas; la directora del Hospital Militar Central, coronel Nohora Inés Rodríguez; el director de la Oficina de Procesos Electorales del Ministerio del Interior y Justicia, William Gaitán Medina; y el presidente de Asoproética, capitán de fragata Efraín Ángel Cárdenas. Las prácticas de campo se lograron gracias a la participación de entidades como el Hospital Militar, el Archivo General del Ministerio

de Defensa Nacional, Sanidad Militar, la Caja de Retiro de las Fuerzas Militares, la Auditoria General de la Nación, la Comisión Ética de la Cámara de Representantes y la Contraloría de Bogotá. El diplomado, que se desarrolló gracias al apoyo de ACORE y la Universidad Militar Nueva Granada, contó en esta oportunidad con la participación de las oficinas de control fiscal de entidades distritales y del Fondo para la Participación y Fortalecimiento de la Democracia del Ministerio del Interior y Justicia. ACORE considera que la ejecución de este diplomado es vital en el proceso de formación y fortalecimiento de la capacidad líder que aportan los Oficiales en retiro de las Fuerzas Militares para ejercer, atender y promover acciones de control y vigilancia de las gestiones del Estado y de la inversión de los recursos, que son patrimonio de la colectividad.

22

Opinión CUARENTA AÑOS

Curso Cándido Leguízamo

NUEVAS ESTRATEGIAS SUBVERSIVAS

¿Protestas democráticas? ÁLVARO RAMÍREZ GONZÁLEZ

Mayor General EDUARDO SANTOS QUIÑONES

C

omo si se tratara de una acción fotográfica, no dejan de pasar las imágenes de la Escuela Militar y quienes fuimos sus Subtenientes hace 40 años. Mil escenas parecen revivir el pasado en mi memoria. Son hechos que hablan del tiempo en que recién entrábamos como Cadetes (ovejos y recabros); los días se nos iban en estudios, entrenamiento y servicios especiales; no faltaban marchas forzadas, como tampoco qué hacer en la noche por sanciones impuestas. Todas las cosas las hacíamos hombro a hombro y soportando fuertes embestidas especialmente los días viernes cuando llegaba la relación general con mi general Currea Cubides (q.e.p.d.). De todas maneras una luz de esperanza estaba muy pegada a nosotros para que pariera la estrella de Subtenientes que tanto anhelábamos. Proyectar nuestra carrera era tal vez uno de nuestros más queridos anhelos porque de por sí en nuestra familia y en la sociedad había todas las expectativas. Desde ese entonces, presurosos han pasado los años. Con pasión aún recordamos nuestras épocas de cadetes esperanzados y con muchos sueños hacia el futuro; qué fresca está aún esa imagen del recluta sudoroso; yo sé que aún todos conservamos en el corazón esa imborrable huella con la cual iniciamos ilusionados el camino de la vida para regar buena semilla heredada de nuestros comandantes; la responsabilidad nos fue invadiendo pero el tiempo se nos fue acortando. Hoy he pasado 40 años unido a esos valientes compañeros del Curso Cándido Leguízamo, que en su momento tomaron la bella decisión de ingresar a la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova, hecho con el cual no esperábamos más que lo que la Patria nos pudiera ofrecer y en concordancia, lo que nosotros como Oficiales pudiéramos aportar por esta tierra tan preciosa a nuestros afectos.

Tenemos un grupo homogéneo de personas con sus esposas, hijos y nietos, representando no solo en forma digna al Ejército sino haciendo gala de unión y compañerismo; somos entre otras cosas, admirados por otros cursos, dada nuestra infinita cohesión. Que estos 40 años consoliden hasta el final nuestra amistad y que no falte un Cándido que no asista, o por lo menos no se preocupe por las dificultades de los demás. Esta fecha también debe hacernos meditar con hondura sobre la propia historia trascendental del país, pues es que nosotros incluidos somos una constante de ella y no cabe duda que allí con la ayuda de todos, se ha constituido la Institución armada como herramienta y columna vertebral que ha hecho posible el crecimiento de la República. Permítanme evocar que en el compromiso y decisión verticales y en la plenitud de sus vidas guardando la fisonomía tradicional, cara y al servicio de la Patria, han dejado de existir varios de nuestros compañeros. Deseo llegar sentimentalmente a ellos y a sus familias hasta sus tumbas que guardan sus cenizas inmoladas como holocausto a la obscura y a veces torpe tragedia. Humildemente rindo homenaje a sus restos que reposan en la losa fría; rindo honor además a sus virtudes, su desprendimiento, sacrificio y entrega a esta causa común. Tengamos la seguridad de que la vida de ellos se fue para que la de nosotros pudiera realizarse. A mis compañeros decirles cuán valiosos son en mi vida; cuanto representan en mis sentimientos; que Dios les bendiga a todos y ese mismo Dios bendiga a esta Patria que todos hemos trasegado y defendido. Exaltaciones y alabanzas para el Curso Soldado Cándido Leguízamo en sus 40 años de existencia.

D

e hace un mes para acá el país empezó a vivir una misteriosa oleada de agitación que empezó en Bogotá, en las universidades Nacional y Pedagógica, y luego hizo metástasis en todo el país. Este tipo de revueltas estudiantiles no están precedidas o soportadas en ninguna lucha académica o de bienestar del estudiantado, sino revestidas de un marcado tinte político revolucionario. Adicionalmente, como elemento nuevo, los revoltosos están manejando una alta dosis de elementos explosivos, con el denominador común de que salen varios policías siempre quemados y heridos por estos ataques.

Son comunes también las arengas y los homenajes de estudiantes encapuchados a la memoria de ‘Raúl Reyes’ y de ‘Manuel Marulanda’, fallecidos jefes de las Farc, grupo calificado como terrorista por la mayoría de gobiernos del mundo. Fue notoria la conferencia de estos clandestinos personajes sobre este tema en la Universidad Distrital, en Bogotá, a la cual asistió como invitado Carlos Ossa Escobar, rector de esa institución; fue muy criticado, pero a él le pareció un acto demócrata, escuchar una perorata de discursos y arengas sobre la grandeza histórica de ‘Reyes’ y ‘Marulanda’, ¿dañina la marihuana, no? Con los indígenas de Colombia está ocurriendo exactamente lo mismo. Empezaron en el Cauca intentando tomarse a la fuerza fincas de propiedad privada. Este movimiento se ha esparcido por todo el territorio nacional.

Hoy tenemos marchas indígenas en Huila, Risaralda, Nariño, Tolima, Caldas, y por supuesto en el mismo Cauca. La violencia de estas revueltas no tiene ni justificación ni antecedentes. Han bloqueado la carretera Panamericana, han derribado decenas de árboles con motosierras, han arrancado las defensas metálicas de la vía, han derribado los postes de cemento de la luz y han hecho grietas en el pavimento para que los carros no puedan pasar. Pero también, han atacado camiones. No contentos con todo esto han atacado a la Fuerza Pública con explosivos. De la última revuelta salieron seis policías heridos, quemados, y uno de ellos con sus manos amputadas. ¿Será esto el libre ejercicio de la democracia y la protesta? Yo creo que no. La universidad pública colombiana no había crecido tanto en número de estudiantes, ni había vivido una época de expansión en programas y carreras ofrecidas como en el Gobierno actual; tampoco un presidente había hecho tantos consejos comunitarios en provincia y en territorio indígena, ni con tanta gestión efectiva materializada en obras, bienestar, salud, educación y paz. Pero parece que la nueva estrategia del terrorismo es contaminar, agitar y desbocar a estudiantes y a comunidades indígenas. Ojalá las fuerzas de extrema derecha no hagan lo mismo, pues toda acción genera su reacción y eso sería la guerra y ya hemos tenido demasiada. alragonz@yahoo.es

23

Opinión

La versión colombiana de las ‘maras’ Coronel CARLOS ACOSTA ARÉVALO

S

egún analistas militares se avecina el final del conflicto armado que viene asolando Colombia por más de cuarenta años. La desmovilización de las llamadas autodefensas promovida por el Gobierno que abrió la puerta para la extradición de buen número de sus jefes; la muerte de ‘Tirofijo’ y ‘Raúl Reyes’, máximos dirigentes de las Farc, el encarcelamiento de otros cabecillas de trascendencia, el creciente número de bajas en combate sufridas por esa agrupación terrorista y la desmovilización de miles de sus combatientes; el debilitamiento del Eln; y la desaparición de otros grupúsculos armados de izquierda; son, en teoría, el preludio de una paz, esquiva desde mediados del siglo veinte. Sin embargo, la historia reciente del posconflicto en Centro América advierte el surgimiento de un fenómeno mucho más peligroso que puede replicarse en nuestro país: las maras. El término ‘mara’ fue usado por las guerrillas durante la guerra civil en El Salvador para referirse a pandillas juveniles dedicadas, por lo general, al narcotráfico y al sicariato por encargo. En sus inicios estas bandas estaban dirigidas exclusivamente por salvadoreños, pero hoy las lideran e integran indistintamente jóvenes nacidos en otros países centroamericanos. En Estados Unidos, Canadá, Honduras, Guatemala, México, Australia y El Líbano, se han detectado estas pandillas juveniles que más que pandillas, son verdaderas familias, clanes siniestros integrados por muchachos tatuados, según la ‘mara’ a la que pertenezcan, y que como colectivo exigen de sus integrantes fidelidad sin límites, incluso mediante el sacrificio de sus propias vidas. Sus métodos de iniciación son verdaderamente violentos pues hombres y mujeres se someten, voluntariamente, a recibir palizas salvajes para ser aceptados. Su bautismo consiste en segar una vida y adquieren su estatus de jefes por su prontuario y pruebas de valor. La devoción que profesan hacia la organización está por encima de la que tienen por sus padres y hermanos, pues su verdadera familia es la mara. Reciben a cambio,

protección y raciones de droga que los convierte en dependientes de su hermandad. Las rivalidades entre organizaciones del mismo tipo están a la orden del día y las refriegas, así como su permanente accionar delictivo, superan la capacidad de las autoridades y no le temen a la policía. Solo la extradición asusta a los salvadoreños que integran las maras. Temen que al regresar a su país, sin la protección de sus pandillas, escuadrones de exterminio que asocian con fuerzas del Estado, los asesinen. Las víctimas históricas más conocidas de las maras son miles de inmigrantes ilegales mexicanos, quienes en su penoso tránsito hacia los Estados Unidos, son robados, mutilados y violados por estas hordas insensibles, sin Dios ni ley. Según Laura Inés Etcharren en su artículo ‘Las maras: panorama callejero centroamericano’, la mara Salvatrucha tiene más de 100.000 integrantes, hijos de los huérfanos de la guerra civil y de ex militares y ex policías víctimas del conflicto de los años 80. En Colombia, según estadísticas del Ministerio de Defensa, entre agosto de 2002 y enero de 2008, más de 46.000 combatientes ilegales abandonaron las armas, pero, seguramente, vendrán más desmovilizaciones producto de las continuas victorias militares de la Fuerza Pública sobre las agrupaciones al margen de la ley. La otra cara de la moneda está en el surgimiento de bandas como las llamadas ‘Águilas Negras’, compuestas por desmovilizados de todo tipo, delincuentes comunes y juventudes sin oportunidades, que serían la génesis de un proyecto similar en Colombia a las maras centroamericanas. Por otro lado, la Fuerza Pública, que hoy sobrepasa los 300.000 efectivos, en el posconflicto sería necesariamente reducida en forma dramática y buena parte de esos militares y policías desempleados irían a engrosar los cinturones de miseria en las ciudades, prevén los expertos. ¿Está el Estado colombiano en condiciones de garantizar ocupación para estos veteranos del conflicto? La sostenibilidad de los programas de reinserción no están garantizados en su totalidad; la comunidad internacional no acompaña los pro-

cesos porque no está convencida del real cese de hostilidades; la sociedad no está preparada para convivir con aquellos que la agredieron; tampoco es claro el compromiso del empresariado colombiano para promover proyectos productivos dirigidos a los reinsertados; y los más grave, la mayoría de los desmovilizados son, por lo general, analfabetas, sin más conocimiento que el manejo de la violencia. Por lo expuesto, esta población entrenada en el uso de las armas y sin muchos referentes de buena conducta, está expuesta, como ya se viene dando, al reclutamiento fácil por parte de milicias privadas de narcotraficantes y demás mafias delincuenciales, de obra de mano ‘calificada’ para sus fines criminales. Símil muy próximo a lo que pasa en Centroamérica. Otro ingrediente de este cóctel es el arsenal no entregado en los procesos de desmovilización, con los cuales las nuevas generaciones de narcotraficantes conforman regimientos privados para asegurar la cadena de producción, distribución y tráfico de narcóticos. Quedan así dadas las condiciones para el surgimiento interminable de filiales regionales de grupos de ‘Aguilas Negras’ y de un sinfín de empresas delictivas dispuestas a atraer a miles de desmovilizados. Amigo lector, le propongo desarrollar un ejercicio sencillo: ¿Estaría dispuesto a emplear a un reinsertado en su empresa o negocio? ¿Se sentiría seguro si los vigilantes de su conjunto residencial son desmovilizados de algún grupo armado? ¿Permitiría que sus hijos entablaran relaciones con ex combatientes de las Auc o de las Farc? ¿Compartiría con gusto la vecindad de apartamento con algunos de ellos? ¿Emplearía en servicio doméstico a confesas ex guerrilleras? ¿Cree que las universidades, privadas y públicas, recibirían a personas con prontuario terrorista? Creo no equivocarme si apuesto a que la mayoría de las respuestas apuntan al NO rotundo. Por miedos, justificados o no, compartidos por millones de colombianos que demandan a gritos la paz, pero que no están dispuestos a extenderles los brazos a quienes equivocadamente empuñaron las armas y los privaron de una coexistencia pacífica.

24

Opinión

Gran Crack: historia de una catástrofe que se repite Coronel LUIS ARTURO MERA CASTRO

E

n el interregno de la primera y segunda guerra mundial, el jueves 24 de octubre de 1929, se presentó el llamado ‘Crack’, o jueves negro, la gran depresión. La Bolsa de Nueva York sufrió una catástrofe, una hecatombe que provocó posteriormente la gran crisis bancaria, la industria, el comercio y al agro estadounidenses. Sus consecuencias se sintieron también en todo el mundo y perduraron incluso hasta la Segunda Guerra Mundial. Los felices años veinte, que fueron un tiempo de prosperidad y exceso en la ciudad de Nueva York, se caracterizaron por una especulación exagerada, ante la creencia que los citadinos se podían enriquecer con grandes inversiones en acciones haciendo subir sus valores. La prensa y la radio invitaban a comprar acciones cuya adquisición en gran parte se hacía con créditos bancarios sin presentir que se iban a arruinar. Efectivamente, la venta de millones de acciones en Wall Street, a precios mínimos que tampoco se vendieron, quebraron miles de empresas, muchos inversionistas y empresarios se suicidaron y el desempleo aumentó a niveles nunca vistos. Todos estos sucesos generaron la gran depresión de Estados Unidos.

De esto hace 79 años, pero la catástrofe se repite. En 2003 se presentó un descenso en los precios, hecho que dio anuncio a una posible deflación (caída generalizada del nivel de precios de bienes y servicios en una economía. Es el movimiento contrario a la inflación), por ello, la Reserva Federal bajó drásticamente al 1% los intereses lo que generó excesiva afluencia de dinero y facilidades de crédito; pero como el dinero así no generaba buenos dividendos a los bancos, éstos optaron por prestar sobre hipotecas obteniendo así mayores beneficios a pesar de los riesgos. Un año después, empezaron a subir los intereses, hasta que en el 2006 se agravó la situación. Esto generó que en octubre se presentara un nuevo ‘Crack’, igualmente en Estados Unidos originado por la denominada “concesión de hipotecas”. Los bancos autorizaron préstamos hipotecarios sin mayores garantías sobre los inmuebles, a personas no fiables con bajos ingresos o con empleos temporales, lo que generó moratoria en los pagos

hecho implicó que la finca raíz se desplomara, llevándose con ella a las aseguradoras.

cional latinoamericana, las empresas y la banca comercial de los respectivos países”.

Los bancos que operan a través de empréstitos entre ellos empiezan a desconfiar mutuamente, quiebran algunos bancos, paran los créditos o se restringen y se frena la economía cuya temperatura se mide con las cifras que arrojan los índices de negociaciones de quien lidera el comercio de las acciones del mundo: Wall Street.

¿Y Colombia? El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, asegura que a pesar de la crisis económica internacional, el país no ha entrado en recesión y tampoco presenta crisis financiera, debido a un mejor escenario fiscal interno. “Se preserva la confianza en la economía colombiana, este es el gran activo del país. Somos el segundo país con mayor inversión privada de América Latina con relación al Producto Interno Bruto (PIB)”.

El presidente George Bush logró obtener una ayuda para el sector financiero por US$ 700.000 millones, cifra que, según los entendidos, es la mitad de lo requerido; se estima que Europa necesita al menos US$ 300.000 millones. Es impredecible lo que puede pasar a nivel internacional porque el mundo entero está contagiado sin excepción; las bajas en las bolsas son diarias, muchas cierran antes de terminar el día para evitar mayores descensos, la inestabilidad está a la orden del día, los precios del petróleo fluctúan como nunca con actual descenso pronunciado. La entrada en recesión de varias de las principales economías de la eurozona dejó un ambiente negativo que se ha sentido en el ánimo de los inversionistas en los últimos días. Japón, por su parte, anunció el pasado lunes 17 de noviembre, que también su economía había entrado en recesión. En los mercados de valores, la atención está puesta en los departamentos de análisis y en sus previsiones sobre el alcance de la recesión. Por el momento, todo el mundo parece de acuerdo en que será grave, pues se anuncian caídas del PIB de más del 1% para el año próximo, y nadie se atreve a aventurar algún plazo. Lo más que se anticipa es que en 2010 vendrá “una lenta recuperación”. Así mismo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) previó una fuerte recesión en Latinoamérica en 2009, con bajas en las recaudaciones y aumento del desempleo, ante lo cual el organismo reorientará 6.000 millones de dólares, previstos para otras operaciones de asistencia en este contexto de crisis, a incentivar la producción de la región. Este dinero servirá para abastecer “transitoriamente a la banca comercial interna-

Colombia está mejor protegido contra la crisis mundial “por cuenta de un mejor escenario fiscal interno” a lo que se suma que la infraestructura y la inversión social hacen posible mantener la confianza en el país, ha asegurado el Ministro en varias oportunidades. Esperemos que todo esto sea cierto y que nuestro país vaya por la senda de los menos afectados por la crisis mundial.

Índices de medición El Dow Jones. Charles Henry Dow, hijo de un granjero, nació en Nueva York, en 1851, y falleció en 1902, quedó huérfano a los 6 años por lo que tuvo que trabajar como obrero pero su perseverancia y vocación hicieron que se convirtiera en periodista y reportero. Ejerciendo el oficio conoció a Edward Jones y con el fundaron la compañía ‘Dow Jones Company’, donde publicaban, en dos páginas, los precios de las acciones y balances de las compañías, lo que por entonces se consideraba como una intromisión pues fue sólo en 1934 cuando se emitió la Ley de Valores, que ordenó a las Compañías a presentar trimestral y anualmente los balances. Dow escribió en el Wall Street Journal, 255 editoriales en los que explicaba con gráficas el comportamiento de los mercados cuya compilación dio lugar a la que hoy se conoce como la Teoría de Dow, método que analiza con modelos matemáticos las tendencias de los precios hacia la baja o hacia el alza, conocido hoy como el índice bursátil Dow Jones. Fuente Enciclopedia Wikipedia

25

De los Medios

Pájaros tirándoles a las escopetas

Los integrantes del Movimiento Diecinueve de Abril (M-19) son los únicos y exclusivos responsables del ataque y la ocupación del Palacio de Justicia, al planear y ejecutar la Operación Antonio Nariño por los Derechos del Hombre, cumplida durante los días 6 y 7 de noviembre de 1985”. Ahí tenemos la primera conclusión a la que llegó el Tribunal Especial de Instrucción que se integró con el fin de esclarecer los hechos y determinar las responsabilidades en el salvaje ataque que el M-19, financiado por Pablo Escobar, adelantó contra las instalaciones de las altas cortes. Han pasado 23 años desde ese espeluznante día en el que un comando terrorista pretendió tomarse el poder político nacional, capturar al Presidente de entonces, pasarlo al banquillo de los acusados, condenarlo y fusilarlo en el marco de lo que llamaban “juicio popular”. Con el transcurso de los años, la realidad ha sido deformada. Los responsables de la aleve intentona golpista fueron amnistiados, mientras que quienes los contuvieron con las armas de la República se consumen en la cárcel, recordando una gloria del pasado que hoy se recubre con el manto de la ignominia. Los que dirigían a la organización terrorista se salieron con la suya. Primero fueron responsabilizados. Dos jueces los acusaron por homicidio, tentativa de homicidio, secuestro, falsedad, terrorismo e incendio. Gracias a esas paradojas de la vida y a la generosidad de un pueblo hastiado del desafío barbárico, recibieron una apresurada amnistía que les permitió bajar de las montañas del Cauca a ocupar los despachos públicos más significativos. El merecido calabozo les fue conmutado por sendos cargos diplomáticos que aprovecharon para

Ernesto Yamhure*

pulir, a expensas del erario, su discurso de odio y resentimiento. La impunidad de que fueron beneficiarios no satisfizo su voraz apetito de venganza. Ante todo, querían desquitarse de aquellos que les truncaron sus planes criminales. No había culminado su desmovilización cuando, apoyados por los colectivos y las comisiones de abogados al servicio del terror, comenzaron la más sigilosa e infame guerra: la jurídica. Los culpables, los victimarios, los secuestradores, los asesinos, los pirómanos, hicieron lo correspondiente para deformar lentamente la realidad. Su estrategia no tuvo límites: profanaron una fosa común; ordenaron la devolución irregular de unos cuerpos, dilatando a toda costa las prácticas de unas pruebas de ADN de otros más, porque saben que con los resultados de esos exámenes se acabará la fábula de los desaparecidos. Al fin y al cabo, ellos no están detrás de la identificación de unos restos óseos, sino de las multimillonarias indemnizaciones a que tendrían derecho los familiares de esas supuestas “víctimas de agentes del Estado”. Aunque toda esta locura en la que se ha convertido el proceso del Palacio de Justicia pareciera no tener una explicación convincente, esta semana el coronel Alfonso Plazas Vega, uno de los tantos héroes que durante los días de la toma se jugaron la vida para evitar que el Estado se desplomara, lanzó un documentado libro en el que no sólo demuestra su inocencia, sino que, con pruebas irrefutables, nos recuerda lo que algunos quieren hacernos olvidar: que en el M-19 recae la única responsabilidad de esa absurda hecatombe. * Tomado de El Espectador. 8 de noviembre de 2008

Las Fuerzas Militares

T

iempos felices, que por felices se fueron. Tiempos para la esperanza, transidos de fe. Cuando Colombia despertó de una larga pesadilla y creyó en su propio destino y se unió para la hazaña. Y ese espíritu nuevo se nutrió de las Fuerzas Militares, limpias y heroicas, que le hicieron frente al colosal enemigo que destrozaba las entrañas de la Nación. A partir de nada empezó la reconquista. Regresar a sus sedes más de 350 alcaldes, fugitivos en las capitales de los departamentos; recobrar las carreteras, perdidas por las pescas milagrosas; impedir que los pueblos de cualquier parte volaran en pedazos por los mortíferos cilindros de gas; combatir el secuestro, que cobraba cada año no menos de 3.500 víctimas; cerrar el paso a las hordas asesinas que convertían en masacres cualquiera deslealtad a su causa, parecían sueños inalcanzables, ideales para otra generación más venturosa. El pago del impuesto al patrimonio, decretado con una conmoción interior sin antecedentes, no fue un acto económico racional. Fue un voto por el futuro. No hubo una sola demanda para impedirlo, ni una sola queja salió de personas y empresarios suficientemente vapuleados por la desgracia. Y, al conjuro de esa fuerza superior, se fueron definiendo los perfiles del milagro. Cómo olvidar esas caravanas de automóviles que volvían a los caminos mancillados de la Patria. Y cómo olvidar esos pañuelos que flotaban al viento ante la presencia de un soldado, que estaba ahí, como guardián y como símbolo. Y cómo dejar caer de la memoria la reacción ante las noticias asombrosas de cada victoria, de cada avance, de cada consolidación de la conquista. Han pasado los años, y el colombiano del común no olvida ni renuncia. Y, por eso, sobre el sólido lomo

Fernando Londoño Hoyos*

de esa gesta, el Presidente mantuvo su prestigio de salvador y coloso. Es el premio que la Historia reserva para los grandes vencedores. Al tiempo, las Fuerzas Militares mantenían su prestigio, vecino con el mito. En cada encuesta nos parecía oír el eco atronador de una nueva ovación para el General Mora Rangel, cuando concurría a cualquier acto público. Un día al Presidente pareció parco el botín de la victoria. No era suficiente el terreno ganado, ni la desbandada enemiga. Debían caer los malvados que podrían mañana repetir su feroz acometida. Pues fueron cayendo, uno por uno. El Negro Acacio’, Martín Caballero, Lozada, Cristóbal, JJ, Simón Trinidad, Sonia y, más tarde, Raúl Reyes, Ríos, Karina, la lista interminable de las bajas enemigas, de las entregas forzadas, de los éxitos impresionantes. Nadie se atrevía a poner en duda el triunfo de esa cruzada magnífica. Eficaz y limpia, porque Colombia era testigo de excepción de la pureza de los medios, tanto como de la contundencia de los resultados. Hasta que todo cambió, sin que sepamos por qué. Entramos en el juego sucio de los enemigos políticos que, agazapados en la sombra, disparaban la furia de sus armas vencidas en la selva. Todo vino después de la operación Fénix, tan mal manejada victoria como cabría imaginar. Y de la Operación Jaque, que resultó peor. En las reuniones internacionales y en los conciliábulos enemigos perderíamos todo lo ganado. Sin disparar un tiro, nos dieron de baja tres divisiones del Ejército. Y sin que sepamos por qué, nos declaramos en derrota ante el mundo entero. La rendición de Breda es el cuadro de nuestras pesadillas. Rodilla en tierra, entregamos las llaves de la ciudad sitiada. * Tomado de El Tiempo. 19 de noviembre de 2008

26

Correo

CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO -CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO

De los detenidos militares Señor General FREDDY PADILLA DE LEÓN Comandante General de las F.MM Mi General, reciba un respetuoso y caluroso saludo de los soldados de su Ejército, que hoy en manos de la ignominia de los enemigos de la Institución con sentimientos de orgullo y honor, recurrimos al mas insigne y honrado soldado de la Patria, que sabemos acoge como suyos los dolores y sin sabores de sus subalternos. Para hacerle conocer los atropellos, injusticias y abusos que han cometido con nosotros y nuestras familias, y solicitarle como única persona que puede darle el giro a esta ignominia, su valiosa gestión para terminar con ellas. Mi General, creemos que usted nunca ha sido enterado de lo que estamos viviendo y que seguramente jamás Usted hubiera permitido, por ello pasamos a relatarle con la verdad absoluta algunos casos de tantos: 1. Para ingresar a las penitenciarias (La Picota), somos llevados a un sitio denominado: jaula; es un lugar con dos calabozos de 3x5 metros aproximadamente cada uno, con un sanitario y una ducha al aire libre, sin camas, ni colchones, ni divisiones, donde hacinan a todo el que llega sin distingo alguno, este lugar cuenta con un patio enmallado y en tierra de 4x10 metros aproximadamente, aquí también llevan a los internos que por su mala conducta o disciplina necesitan un castigo por parte del Inpec, estos sujetos son los que disponen de nuestras prendas y elementos personales, con amenazas de muerte, allí nos han tenido hasta tres días mientras nos asignan patio y celda. 2. Una vez dentro de los patios asignados, quedamos bajo el régimen penitenciario, como cualquier delincuente; dentro de este régimen existe un procedimiento que aten-

ta contra el honor y la dignidad de cualquier ser humano, en el cual se desnuda a la persona detenida para requisarlo, frente a los demás internos, llegando incluso a tener que agacharse y mostrar los glúteos desnudos para la requisa humillándolo en su integridad, mientras otros guardias en las celdas botan al piso y corredores las pertenencias, comida y objetos personales, dañándolos; hechos estos que han sucedido con la anuencia y supervisión del Subdirector del Inpec, coronel (r) del Ejército. 3. Nuestras madres, esposas, hermanas e hijas, para podernos visitar, deben venir en sandalias o pantuflas, sin medias, sin ningún arreglo, adorno propio de su feminidad. A la entrada se deben someter a un agravio de palabras o físico de las visitantes de los internos de los otros patios, a una requisa ignominiosa de la guardia que han llegado incluso a desnudarlas, las comidas y elementos que traen se las revuelven, ensucian y dañan o no las dejan ingresar. 4. Dentro de los patios somos asignados en celdas y pasillos con miembros de la guerrilla y paramilitares, infiltrados como funcionarios públicos, con un claro riesgo para nuestras vidas y la de nuestras familias. 5. Mi General, hemos perdido tanta consideración y respeto, que miembros de la Policía Judicial, han ingresado sin permiso de nadie o sin informar al comandante, a casas fiscales, a nuestros clubes, e incluso a la principal guarnición (Tolemaida) a esposas y llevarse detenidos a oficiales y suboficiales, estando uniformados y de servicio presidiendo relevos de guardia. 6. Estas irregularidades y atropellos han llegado incluso a la afrenta directa de la Institución, pues han capturado a comandantes de Unidades tácticas en ejercicio de sus funciones, transportados en vuelos especiales, como un delincuente peligroso, recluido en el Bunker de la

Fiscalía con sus uniformes e insignias para luego enviarlo a la cárcel común (La Picota).

“Más que la maldad de los malos, me preocupa la indiferencia de los buenos”.

7. Como forma de llevarnos a las cárceles comunes, se han presentado las argucias de algunos funcionarios judiciales, al decir que se reciben informaciones o llamadas de pretendidas fugas de los centros de reclusión militar, para remitirnos pabellones de alta seguridad y penitenciarias comunes por falta de seguridad en los otros centros.

“Honor y Patria”.

Lo anteriormente relatado, mi General, muestra el palpable abuso, odio, resentimiento e irrespeto hacia nuestras familias, la Institución y hacia nosotros mismos, quienes culpables o inocentes entregamos nuestra juventud y vida a los fines del Estado. Con estas inequidades que los detractores de la Institución realizan, lo hacen para mostrar a quienes aún en filas como la guerra jurídico-política puede tocarlos y mancillar su ímpetu y honor. Mi General, con todo respeto le solicitamos se aplique la vigencia de la Ley 65/93 y el Acuerdo 011/94. Mi General, no nos mire como casos individuales, le pedimos que lo haga como Institucional, esto es una bola de nieve, nadie podrá detener sus abusos, ya no les queda sino llegar a las unidades y sacar a los comandantes esposados a cárceles comunes; muy pronto veremos a Generales activos y retirados en cárceles comunes, porque ya hay Coroneles en ellas. Mi General, ¿dónde está nuestro fuero? ¿dónde esta la consideración a lo que fuimos, soldados de honor? Mi General, le pedimos que los que fuimos condenados sean trasladados a Tolemaida y los sindicados a centros de reclusión militar y unidades militares, y que NO nos humillen en los calabozos de la Policía, Sijin, DAS, CTI y Fiscalía o en jaulas dignas de la edad media de la inquisición, o fiel copia a las utilizadas por las Farc en las selvas de Colombia.

En representación de los soldados, suboficiales y oficiales detenidos en cárceles comunes. SLP. Sixto Sierra Bernal, SM Gustavo Alfredo Moreno, CO Víctor Hugo Matamoros. Señor Mayor General JUAN SALCEDO LORA Presidente ACORE Nos permitimos presentar un cordial y efusivo sabido al Señor Presidente de Acore, haciéndolo extensivo al personal que conforma tan prestigiosa Institución, deseándoles éxitos en la labor que tan acertadamente realizan. En nombre de la Asociacion Quindiana de Suboficiales Retirados de las FF.MM. “AQUINSURE” , Junta Directiva, Asociados y familiares y el mío, expresamos nuestro más sincero y profundo malestar por la forma como se ha venido menoscabando, la moral y el espíritu de cuerpo de nuestros soldados Suboficiales y Oficiales, que en cumplimiento de sus deberes en momentos críticos y estando al mando de operaciones para salvaguardar la honra, bienes e instituciones del estado, están siendo juzgados y procesados por la justicia ordinaria, por los políticos excombatientes de la izquierda y otros estamentos. Presentamos nuestra voz de de protesta y apoyo incondicional a nuestros compañeros señor general Jesús Armando Arias Cabrales, coronel Alfonso Plazas Vega y muchos más, que están siendo investigados por el hecho de haber defendido nuestro sistema político y democrático, pensamos y estamos seguros que su proceder y toma de decisiones en su momento, fue el más acertado y conveniente para el país. JAVIER PRIETO CARDENAS Presidente AQUINSURE

27

Opinión

Rusia-Venezuela ¿amenaza latinoamericana? Brigadier General EDGARD PEÑA VELÁSQUEZ

A

la noticia relacionada con el tranquilo y absoluto poder que ejercen las Farc sobre algunos municipios venezolanos donde cuentan con el respaldo de las Fuerzas Armadas del país vecino, se suma ahora la del peligroso coctel bélico que se alimenta de las relaciones Moscú-Caracas. Sobre el primer aspecto, cada vez queda en mayor evidencia la triste realidad de la acogida hospitalaria que brindan las autoridades chavistas a los terroristas colombianos. La entrega de víveres y pertrechos a los bandidos la pudimos apreciar hace un tiempo por parte de un alcalde que negó en todo momento la activa participación que revelaban las imágenes, pero día a día la cooperación, no solamente de un funcionario, sino en general de la administración nacional, se confirma plenamente con múltiples hechos comprobados. Los refugios de las Farc en áreas bajo su completo dominio, los internamientos de sus hombres en hospitales y sitios de recuperación, no admiten duda alguna, más allá de las expresiones cínicas del presidente venezolano. Su desmedido apetito armamentista que viene satisfaciendo en forma insensata, se ha potencializado con la compra de conciencias de jefes de Estado de la región que han declinado su soberanía a cambio del plato de lentejas que representa el poderío económico del que arbitrariamente dispone el mandatario venezolano en perjuicio de los intereses de su pueblo, único titular de esa riqueza dilapidada sin control. Pero más grave que todo lo anterior, es la peligrosa alianza que viene fortaleciendo Hugo Chávez con la insaciable potencia euroasiática, cuya rivalidad con los Estados Unidos de América, no deja de advertir al mundo que sus fricciones son una amenaza para la tranquilidad del planeta. Desde la crisis de los misiles de Cuba, en 1962, es la primera vez que se observa un despliegue de estructuras bélicas con capacidad nuclear de un país ajeno a nuestro hemisferio. Los

bombarderos TU-160 Blackjack, con capacidad para transportar 40 toneladas de carga, hacen parte del potencial nuclear de Moscú que posaron muy cerca de nuestra frontera, como quien respira en la nuca del enemigo. Adicionalmente, el crucero Piotr Veliki, con capacidad de lanzar misiles, crucero apto para el transporte de una cabeza nuclear a más de quinientos kilómetros, es otro de los juguetes que le facilita el Kremlin al inquieto teniente coronel, que ya había obtenido el suministro de otros equipos que van desde cazabombarderos SU-MK hasta misiles tierra-aire Tor M-1 y helicópteros M-1 35. Así las cosas, no vale la pena recordar adquisiciones anteriores, como los millares de fusiles sin suficientes soldados para operarlos, que pasan a ser infantiles instrumentos de guerra. Se abre, entonces, algo más que un mercado armamentista ruso en la América Latina, cuyo cuartel es, progresivamente, una bomba de tiempo llamada a provocar un sismo estratégico en estos países que siempre habían predicado la soberanía con diplomacia, antes que con estos agresivos recursos que encienden las alarmas naturales en un concierto de naciones que clama por la paz y la solidaridad de los pueblos. Son estrategias políticas que permiten recuperar la influencia de una potencia foránea en la América Latina, cuya puerta ha abierto la enloquecida ansia de poder al alcance de Chávez con su inagotable chequera carente de doliente. ¿Cuándo el pueblo venezolano hará una auditoría de los recursos que le pertenecen y que deberían aprovecharse para otorgar el bienestar y el progreso que la nación demanda? La célula hegemónica inseminada por el presidente de Venezuela en los países que siguen su orientación, crece en desmedro de las pacíficas democracias que rechazaban regímenes obsoletos, hoy repotenciados con la fatua llama de un socialismo del siglo XXI, que no sabemos a dónde nos conduzca.

Coronel Juan Carlos Salazar, nuevo Director de la Escuela Militar En Ceremonia especial y ante el mayor general Oscar González Peña, comandante del Ejército Nacional, el coronel Juan Carlos Salazar, del arma de Ingenieros, asumió la dirección de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova. “Nos aprestamos a incorporar próximamente a la Escuela y por primera vez, a mujeres cadetes, hecho que le da mayor alcance a la sociedad para continuar engrandeciendo las filas de nuestro Ejército”, resaltó el nuevo Director. Así mismo, el señor brigadier General Hugo Rodríguez Durán, quien hasta hace unos días era quien dirigía los destinos de esta Institución castrense, señaló que “que hay tiempos de sembrar, y tiempos de recoger, y que igualmente tiempos de llegar, como épocas de partir; de despedidas...”. El coronel Salazar, se encargará de continuar con la misión de consolidar el proceso de formación integral de los futuros oficiales, dentro del marco de los más altos estándares de calidad, responsabilidad, honestidad, preservación del medio ambiente, respeto por los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario y el fiel cumplimiento del mandato otorgado por la Constitución Nacional a la Institución Castrense.

PERIÓDICO ACORE Se les informa a los columnistas y colaboradores que el cierre para la Edición del periódico correspondiente al mes de enero de 2009 será el 20 de enero.

28

Salud

599 minutos ¿Cuál es el tiempo mínimo que cada persona debe dedicar a diversas actividades para conservar una buena salud?

E

l secreto de la larga vida consiste en dedicarle, como mínimo, el 40 por ciento del tiempo a la salud. Pero aquello no significa horas en un gimnasio, largas sesiones de aeróbicos, levantamiento de pesas o salir a trotar de madrugada; no, la buena salud no requiere sudor y lágrimas, sino esfuerzos moderados pero constantes y un buen reposo. Los profesionales de la salud generalmente recomiendan ciertos minutos al día para el mantenimiento de la porción del cuerpo en que se especializan. Efectivamente, cada parte del organismo demanda su tiempo; así como las neuronas exigen buen sueño y actividad mental, el corazón exige caminatas, los ojos movimientos y la espalda estiramientos. Siguiendo las recomendaciones más habituales y considerando de que se tiene un trabajo de oficina, de los 1.440 minutos que tiene un día, 599 hay que dedicarlos a la salud. Una cantidad que parece elevada, pero que a la hora de la verdad es fácil de alcanzar. Basta decir que el 80% de esos minutos deben dedicarse a dormir bien en la noche. Y eso no es nada imposible de lograr.

¡Cómo lograrlo? 480 minutos de sueño nocturno Dormir bien ocho horas consecutivas en la noche -480 minutos- repercute en varios aspectos de la salud mental. Está demostrado que existe una relación directa entre la buena calidad del sueño y la mayor capacidad de memorizar, el mejor estado de ánimo y la mejor concentración. En los últimos años también se ha estudiado la relación entre las horas de sueño y la obesidad. Según un artículo publicado en The International Journal of Obesity, la gente que duerme menos de siete horas al día -incluyendo los niños- tiene una mayor masa corporal que las que duermen más horas. La explicación puede ser que dormir poco

altera el metabolismo; provoca una reducción de la leptina, la hormona que produce la sensación de saciedad, e incrementa la grelina, la hormona que estimula el hambre.

de cinco minutos por cada 45 minutos frente al computador, e inclusive, hacer micro pausas de entre 5 y 10 segundos cada 5 ó 10 minutos de trabajo.

20 minutos de siesta

10 minutos de gimnasia mental

La costumbre de la siesta va camino de dejar de ser un sinónimo de pereza para comenzar a ser sinónimo de salud. Los expertos no se han puesto de acuerdo en cuál debe ser el tiempo ideal, pero la mayoría coincide en que 20 minutos después del almuerzo -suficientes para alcanzar un nivel de sueño profundo- aumentan la productividad laboral, el aprendizaje y la memoria. La virtud de la siesta es su poder reparador, pero no se debe abusar de ella porque puede conducir al insomnio en la noche.

Como si fuera un músculo, el cerebro necesita ejercicio para mantenerse en forma. El concepto de fitness mental viene achicando carrera desde algunos años, y se refiere a una serie de estrategias para retrasar la aparición de enfermedades neurodegenerativas o la pérdida de la memoria. En general, la gimnasia mental se basa en poner en actividad zonas del cerebro que han quedado en desuso, es decir, en hacer ejercicios para memorizar, realizar actividades que impliquen un aprendizaje y mantener viva la vida intelectual.

30 minutos de pausas visuales

10 minutos de ejercicio

Al igual que ocurre con la espalda y el cuello, los ojos también se afectan debido a las largas jornadas frente a un computador. Por eso, una faceta de las pausas activas son la pausas visuales, que consisten en 10 minutos de ejercicios aculares por cada tres horas frente al computador. Los ejercicios más recomendados son parpadear repetidas veces para humedecer los ojos, hacer rotaciones y alternar la observación de un objeto cercano y otro distante.

El tiempo mínimo necesario de ejercicio para mejorar la salud cardiovascular no ha sido ajeno a controversia. Una recomendación general es realizar caminatas rápidas de media hora al menos tres veces a la semana, pero incluso con menos tiempo el corazón ya empieza a ver los frutos del esfuerzo. El año pasado, un estudio con mujeres pos menopáusicas, publicado en la revista Jama, demostró que 10 minutos diarios de ejercicio eran suficientes para comenzar a ver los cambios, en especial cuando ellas eras sedentarias. Por supuesto, los beneficios aumentaron a medida que el tiempo de actividad era ampliado

40 minutos de pausas activas Según la Organización Mundial de la Salud, las personas que trabajan frente a un monitor de computador son las que más se quejan de dolores en la espalda, los hombros y el cuello. Los departamentos de salud ocupacional de las empresas deben promover las pausas activas, que consiste en realizar estiramientos de espalda y brazos, así como rotaciones de hombros y mañecas, cada cierto tiempo de trabajo. El propósito es que los vasos sanguíneos de los músculos se dilaten y permitan una mejor oxigenación .La recomendación de los expertos es realizar pausas activas

9 minutos para cepillarse los dientes La buena higiene oral no sólo previene las caries y la inflamación de las encías, sino que incluso se ha encontrado que previene enfermedades cardiovasculares, Por eso es clave tomarse tres minutos para un correcto cepillado después de cada comida, La idea es ser minucioso con todos los dientes y complementar con hilo dental. Tomado de Human Healh. Miami Fla.

29

Gráfica

Asociados de visita por México, Panamá y las capitales imperiales Un grupo de amigos de ACORE y Acorpol posa frente al Palacio de invierno de Catalina ‘La Grande’, durante una excursión que los llevó por las lejanas tierras de las llamadas capitales imperiales y la Ruta de los Zares.

Integrantes del Curso Ramón Nonato Pérez, en una parada en ciudad de Panamá

Curso de Equitación

E

50 años

l primer Curso de Equitación de la Escuela de Caballería cumple sus bodas de Oro. En la foto, mayor general Fernando Gómez Barros, comandante piloto de Avianca José Bestene; mayor de artillería Alirio Maya, ex campeón panamericano de tiro; teniente de caballería, equitador internacional Héctor Rodríguez; en primera fila. Teniente Henry Landínez, mayor Mario Montes, teniente Gustavo Martínez, y coronel de artillería Iván Rodríguez, en segundo plano. Fueron instructores el teniente coronel Gastón Zúñiga y el capitán Guillermo Squella. Maestros de equitación del Ejército de Chile, campeones que representaron a su país en juegos Olímpicos.

En México, un grupo de amigos decidieron desandar los pasos de la Ruta del Sol. Aquí, frente a la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, del Distrito federal, el BG Raúl Martínez, Aura de Martínez, Clemencia Varón, Juan Pablo, Lina y Mariana Maldonado.

30

31

32

Voluntariado ASORFAC ¿Qué es el voluntariado?

Es una fundación sin ánimo de lucro integrada por esposas de oficiales retirados de la Fuerza Área, fundado en 1994 bajo el auspicio de Asorfac. ¿Cuál es su misión? Ayudar a educar y nutrir a hijos de personal de bajos recursos de la FAC. Asistir a enfermos que requieran ayuda en el hospital militar ¿Cuáles han sido los resultados? En la actualidad tener en el programa de becas y almuerzos 105 niños. Visitar un promedio de 2400 enfermos durante el año en el hospital militar Para ampliar nuestra cobertura lo invitamos a apadrinar un niño donando una beca. Valor: $40.000 mensuales Nombres: Apellidos: Tel:

Cel.:

Consignar en la cuenta de ahorros N.00630096-1502 de Davivienda, o comuníquese con nuestras oficinas.


EDICIÓN 484 DIC. 2008